Idioma: Español
Fecha: Subida: 2017-11-14T00:00:00+01:00
Duración: 4m 49s
Lugar: Videotutoriales
Visitas: 7.615 visitas

Glándulas salivares del perro

Transcripción

En este vídeo vamos a repasar las glándulas  salivales que existen en el perro.   En esta preparación conservada mediante la técnica de  plastinación podemos observar bajo el pabellón auricular, como en todas las especies, la conformación de la glándula parótida. Es una glándula de un tamaño bastante menor al del caso del caballo, tiene una forma característica de V, está en relación con esa concha auricular y su conducto se va formando a partir de una serie de ramificaciones procedentes de los lobulillos de la glándula que van discurriendo en dirección rostral   para formar este conducto parotídeo. Este conducto parotídeo, a diferencia del caballo, discurre por la superficie del músculo masetero. También va  a alcanzar el vestíbulo bucal y a la altura   del cuarto premolar del maxilar va a desembocar  en la papila parotídea que ya conocemos.   Este conducto va franqueado por los ramos nerviosos  del facial, el ramo dorsal y el ramo ventral.   Una diferencia importante respecto a las  glándulas que hemos estudiado en el caballo es que también en superficie queda conformada con un aspecto redondeado la glándula mandibular. Recordamos que esta glándula ocupaba un plano más profundo en el caso del caballo. Esta glándula salival mandibular es una glándula salival mayor va envuelta por una cápsula fibrosa que en este caso se ha retirado y la vemos perfectamente flanqueada por los dos grandes troncos venosos que conforman la vena yugular. Se trata de la vena maxilar dorsalmente y  la vena linguofacial ventralmente.    Esta glándula no hay que confundirla con estos nódulos linfáticos que le acompañan en esta zona que son los nódulos linfáticos mandibulares, los que conforman el linfocentro mandibular. En este plano de disección donde se ha retirado la mandíbula, podemos ver de nuevo la glándula parótida, vemos la yugular externa con las dos venas que la conforman la maxilar y la linguofacial, vemos la cápsula que envuelve a la glándula mandibular que ha sido seccionada en toda esta  parte y podemos apreciar entre estructuras profundas   la conformación del músculo milohioideo, la sección  del pterigoideo medial, la lengua y el vientre   caudal del digástrico. Pues bien estas estructuras  nos van a servir para situar la glándula sublingual   monostomática. Se trata también de una  glándula sublingual mayor que no describíamos   en el caballo. Esta glándula, en el caso del perro,  tiene una parte caudal que incluso se queda   unida a la glándula mandibular envuelta por la  cápsula fibrosa pero después vemos que en relación   con el músculo pterigoideo medial va conformando  una serie de lóbulos que se van distribuyendo   rostralmente. En esta preparación podemos apreciar  quizá mejor esa conformación. Vemos la glándula   mandibular ,vemos el músculo digástrico, el  músculo milohioideo, el músculo pterigoideo medial   y vemos cómo la glándula sublingual va saltando  por encima de este músculo digástrico y van   formando estos lóbulos que forman parte, repito, de  esa glándula sublingual monostomática.    El conducto de esta glándula sublingual monostomáica es un conducto que va a recorrer también la zona del suelo de la boca acompañando al conducto mandibular y ambos conductos mandibular y sublingual mayor   van a desembocar en el espacio prefenular, concretamente en estas elevaciones de la mucosa que también ya conocemos con el nombre  de carúnculas sublinguales. Para terminar el estudio de las glándulas salivales en el perro    indicar que las glándulas que hemos estudiado en el caballo como glándulas bucales dorsales que estaban en la superficie dorsal del músculo buccinador,   en esta especie se concentran y forman  un gran conglomerado glandular que es la llamada   glándula cigomática. Esta glándula cigomática  como podemos ver en estas preparaciones está   justamente debajo del globo ocular, debajo de  la pepriórbita en relación con la fosa pterigopalatina   y cubierta por el arco cigomático que  aquí ha sido seccionado. Esta glándula cigomática   dispondrá de un conducto, el conducto cigomático,  que también va a desembocar en el vestíbulo bucal   pero una papila más caudal a la papila parotídea que es la papila cigomática. En algunas preparaciones se puede observar ya muy rostralmente a lo que es la los lóbulos de esta glándula sublingual monostomática unos pequeños lóbulos que van situándose a nivel de receso sublingual y que constituten la glándula sublingual polistomática de mucho menor desarrollo que en el caballo.

Intervienen

Francisco Gil Cano

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Francisco Gil Cano

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Vídeos de sistemas viscerales de Anatomía Veterinaria (+información)