Idioma: Español
Fecha: Subida: 2017-11-14T00:00:00+01:00
Duración: 4m 31s
Lugar: Videotutoriales
Visitas: 4.652 visitas

Riego arterial de la cabeza del caballo

Transcripción

En este vídeo vamos a describir las principales arterias que intervienen en el riesgo de las estructuras tanto musculares como viscerales que hemos descrito   en la cabeza de las distintas especies. Utilizaremos como modelo una cabeza de caballo replecionada con látex rojo en sus arterias. El riego de la cabeza se produce  principalmente por esta arteria que tenemos aquí   que es la arteria carótida común, que sabemos  que discurre por el cuello y que cuando llega   a esta zona del tránsito cervicofacial se nos  va a dividir en una arteria carótida externa    y en una arteria carótida interna. Antes de esa división ya tenemos una arteria desprendida de la arteria carótida común   que es la arteria tiroidea craneal. Esta arteria tiroidea craneal, como su nombre indica, da irrigación a la glándula tiroides, aquí vemos su lóbulo derecho, y desprende dos arterias que intervienen en la irrigación de estructuras relacionadas con la laringe y con la faringe. Se trata de la arteria laríngea craneal  y se trata de la arteria faríngea ascendente.   Podemos ver estas arterias en relación con  los músculos cricofaríngeo y tirofaríngeo. Si continuamos el trayecto de esta arteria,  ya esto que tenemos sujeto con las pinzas   corresponde a la arteria carótida externa. Esta  arteria carótida externa ha desprendido hacia   la fosa del atlas, la arteria occipital. Y la  que nos interesa resaltar es esta arteria de   gran tamaño en el caballo que es el tronco linguofacial. Si analizamos ese tronco linguofacial, por debajo del hueso estilohioides vemos que la primera arteria que desprende es la palatina ascendente. Esta arteria palatina ascendente se va distribuyendo entre los músculos estilofaríngeos caudal, entre los músculos palatos y pterigofaríngeos  llevando irrigación a esa zona de la faringe   y también a la zona del paladar blando. El tronco linguofacial termina dividiéndose en dos arterias importantes. La arteria lingual y la arteria facial. La arteria lingual es, como su nombre indica, la que va a penetrar en el interior de la lengua y se va a describir como arteria profunda de la lengua.   La arteria facial conocemos que es una arteria que va a discurrir por la escotadura   de los vasos faciales, se va a  hacer lateral, va a distribuir el riego para todas   las estructuras superficiales de la cabeza, pero  antes de emerger por esa escortadura de los vasos   faciales emite la arteria sublingual. Una arteria  que va a discurrir sobre el suelo de la boca   para dar irrigación a las estructuras ya estudiadas.  La arteria carótida externa desprende otras que se han estudiado ya en Anatomía I como puede ser la arteria auricular caudal o la arteria temporal superficial   de donde se desprende la arteria transversa de la cara.   Pero aquí nos interesa concretar que, una vez desprendida esa arteria temporal superficial, la continuación de la arteria carótida externa es este gran tronco que vemos aquí    que es la arteria maxilar. Esta arteria maxilar la vemos penetrando en el caballo   por este agujero, por el agujero alar caudal y saliendo por el agujero alar rostral. En su trayecto destacamos como rama importante de la arteria maxilar la arteria alveolar inferior.   Esta arteria alveolar inferior la vemos aquí desprendida puesto que ha sido extraída del agujero mandibular   por donde penetra hacia el canal mandibular para dar irrigación a la arcada dentaria inferior.   La arteria maxilar, una vez sale por el agujero alar rostral, termina dando ramas como es la arteria bucal, que se dirige hacia la mucosa del carrillo, tenemos también lo que es la arteria infraorbitaria que acompaña al nervio en infraorbitario penetrando ya en el canal del nervio infraorbitario que vimos  en relación con el seno maxilar y terminar como   arteria palatina descendente. Esa arteria palatina  descendente, mediante una serie de ramas como la   arteria palatina menor, la platina mayor y la  esfenopalatina, son las arterias que van a dar   irrigación a toda la zona del paladar duro y  cavidad nasal y, por supuesto, paladar blando.

Intervienen

Francisco Gil Cano

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Francisco Gil Cano

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Vídeos de sistemas viscerales de Anatomía Veterinaria (+información)