Idioma: Español
Fecha: Subida: 2021-05-03T00:00:00+02:00
Duración: 19m 12s
Lugar: Espinardo - Facultad de Informática - Salón de Actos
Lugar: Jornadas
Visitas: 741 visitas

'Economía y pandemia: ¿una relación circular?

Ildefonso Méndez Martínez

Descripción

La Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i), perteneciente al Vicerrectorado de Transferencia y Divulgación Científica de la Universidad de Murcia (UMU), y en colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, presenta la segunda edición de las jornadas COVID-19. Una actividad que tiene el objetivo de seguir informando a la sociedad sobre las investigaciones que se están produciendo en el seno de la UMU en relación a la crisis sanitaria del coronavirus.

Transcripción (generada automáticamente)

Muchas gracias, Aurelio, y ahora, retomando las últimas palabras de tu ponencia, nosotros también nos adaptamos a lo que nos toca ahora, y nuestro próximo ponente, que es Ildefonso Méndez Martínez, profesor titular de Economía Aplicada, va a realizar su intervención a través de The Sun, en este caso, de una de las plataformas. Os sigo recordando que podéis poner preguntas. La verdad es que haya un montón, un montón de preguntas a que la mesa redonda promete ser de lo más interesante y sin más, pues doy paso a Alfonso. Muchas gracias. El crecimiento económico español es mayor que el de la media europea en dos períodos expansivos, claro, esto es así, pero la otra cara de la moneda es que las recesiones son más profundas, porque los excesos durante las expansiones son más prolongados porque las bases reales del crecimiento económico en expansión son menos sólidas a veces más especulativas, como con la burbuja inmobiliaria, y eso lo que hace es crear un crecimiento mayor que el promedio europeo durante los períodos expansivos, pero un crecimiento muy efímero, que viene con sobre ajustes, como siempre, muy dolorosos durante las recesiones, que es justo cuando llega al inicio de esa tímida recuperación. Desde la crisis de 2007 la crisis de la además, España tiene dos problemas crónicos. Que desde el retorno de la democracia a este país no se han podido o no sean querido afrontar un problema de calidad del sistema educativo, un problema estructural de relaciones laborales que condiciona el funcionamiento del mercado de trabajo y que condiciona la productividad y condiciona el crecimiento económico, el sistema educativo. Bueno, permitirme algunas reflexiones a tenemos un sistema educativo en lo que tiene que ver con Infantil, Primaria, Secundaria y Universidad, pero probablemente el efecto va en cáscara, pero demasiado a tradicional, demasiado poco adaptado a los tiempos que corren. Un sistema que puede hacer, bueno aquello de que el que mucho abarca poco aprieta. Tenemos una eso en la que se dan aproximadamente 150 horas más de clase por curso que en el promedio de la ocde y, sin embargo las competencias adquiridas en evaluaciones externas y Copisa confirman cada tres años cuando se hace el examen, que nuestros chicos están por debajo del promedio comunitario del promedio de la ocde y de la posición relativa que les correspondería por renta per cápita; correspondería como país en competencias adquiridas aplicables a la vida real en matemáticas, ciencias y comprensión lectora. Lo ustedes como indicadores adelantados de la productividad futura de esos trabajadores. Tomen como indicador adelantado de conocimiento general de lo que ustedes consideren, pero las perspectivas que se dibuja no son buenas. Un mercado de trabajo con un sistema de regulaciones y relaciones laborales también anquilosado, que propicia que cada recesión a la que llega la economía española no sólo sea más intensa que la del conjunto europeo, sino que la destrucción media anual de puestos de trabajo en cada recesión bate récords; recesión tras recesión, la última recesión destruyó en promedio por año, más empleos que la precedente, y eso a su vez que la precedente. Sin duda, esa mayor intensidad creciente, casi bipolar del crecimiento económico español, es una mala noticia para el bienestar de las personas que viven en España, porque si lo traduce en el ámbito estrictamente personal, nadie en su sano juicio querría estar eufórico cuando todos están alegres y en una profunda depresión, cuando todos están tristes. Esos dos problemas de relaciones laborales para las que la economía ha propuesto distintas soluciones, por supuesto hasta la fecha absolutamente ignoradas por la clase política son necesarias, por tanto, contemplar las reformas en esas dos áreas. Un sistema educativo y un mercado de trabajo que garantice una mayor renta permanente de trabajadores, sobre todo los más jóvenes que garanticen menos oscilación, cíclica, que garantiza mayor estabilidad de la economía, mayor productividad, mayor movilidad de la mano de obra, mayor competitividad todas las palabras que acaben invitado y que se suelen utilizar en un debate económico suelen hacer claro que consideremos, además que estamos en un maravilloso experimento único en la historia de la humanidad, como es un proceso de integración económica en el que un conjunto de más de dos países, dos o más países han compartido moneda con lo que eso supone, sobre todo en términos de cesiones o de total cesión de política monetaria, regulación o armonización de la política fiscal, etc. Es decir, el margen de actuación autónoma a las autoridades españolas, pues evidentemente es inferior en la España hoy de la zona euro, de lo que era en lo que hubiera sido si no estuviéramos en la zona euro. Ahora bien, eso es una crítica a la integración europea, ni muchísimo menos. La integración europea ha traído beneficios importantes a la economía española. Hará lo que sí que es una crítica. Es a la llamada endógena ida de las reformas. Dicho de otra manera. No es casualidad que el euro entrase en vigor en un momento expansivo de la economía, porque lo que se pretendía desde la clase política, con todo el acierto del mundo, es que la gente no una nueva moneda con una recesión, y de esa manera lo que se hace es aprovechar cómo va creciendo la bola para hacer cambios estructurales profundos, para que sean percibidos como positivos por la ciudadanía. Eso el proceso de construcción, sin duda, porque es la primera vez en la historia de la humanidad que un conjunto de países llega tan lejos en un proceso de integración económica. Pero eso no es excusa para no para que pueda o no es óbice para que no podamos decir. Yo vivía y debamos decir que no se preparó el futuro adecuadamente que las a instituciones que debían a contribuir a mejorar o a paliar los efectos de una profunda crisis como la que hemos vivido no solo con el estallido de la burbuja inmobiliaria, sino posteriormente con la que no estaban bien diseñada, no estaban preparadas. No teníamos mecanismos adecuadamente definidos, con calma en un período expansivo, antes de que llegase la tempestad, para a sanear, entidades financieras con prácticas financieras no muy ortodoxas o para poder hacer todo tipo de ajustes en esa economía global. Dicho eso, las condiciones iniciales por tanto de España han sido muy desfavorables, como lo han sido desde históricamente cada recesión en comparación al promedio europeo. También es verdad que esa mayor intensidad del crecimiento económico es propia de países menos desarrollados, como lo sigue siendo España, frente al promedio europeo. Permítame hablar también de la importancia de basar las políticas en la evidencia científica. Estamos en la universidad, a veces 1, sobre todo en Ciencias Sociales. Me van a permitir que compartan con ustedes una reflexión, a es verdad que las ciencias sociales carecen de laboratorio. Es verdad. Por tanto, que nuestras previsiones o nuestras identificaciones causales a veces no son tan robustas como nos gustaría, o están condicionadas al contexto territorial o al momento histórico que las identifica y no se pueden extrapolar todo esto es verdad, pero siendo cierto eso no es menos cierto que la economía ha propuesto más soluciones de las que la sociedad permítanme aquí poner a prueba de alergia y la inhibición de impulsos. Hace unos años fui a hacer unas pruebas de alergia a la Arrixaca y estaba ahí pacientemente sentado con mi brazo a desnudo, con las galletas puestas, esperando a ver si las gotitas adecuadas producían determinadas redacciones, y el médico que atendía un señor avanzada, muy amable para hacer tiempo. Me pregunto yo estoy que se dedica. Dice yo soy profesor de Economía sea y me dijo bueno no no parece que ustedes los economistas sepan mucho viendo cómo está el paro y viendo cómo está el país no era otro momento recesivo en ese momento. Por eso hablo de la prueba de alergia. Inhibición de impulsos tuve que inhibir el impulso de enfadar -me con el facultativo, pero la respuesta que le di yo creo que expresa bien la impotencia, que a veces sentimos los investigadores en economía cuando creemos, dentro de toda la humildad, una disciplina observacional -social como es la economía, haber encontrado la respuesta a un problema. La respuesta era la siguiente. Bueno, si ustedes los médicos diagnósticas en recetas en los políticos y esto no les escuchase a ustedes, ustedes tampoco parecería muy listo, verdad? Probablemente ese es el gran problema, que la mayor parte de las políticas que se han puesto en marcha no están basadas en la evidencia. Hoy día sabemos y hay estudios que ratifican que los países que han logrado atajar con mayor celeridad, minimizando por tanto el impacto en el crecimiento económico, en el empleo y en el bienestar social a largo plazo, el impacto de la comida han sido países que han actuado, actuado con rapidez, con contundencia, con medidas firmes, decididas, no intentando mirar únicamente el inmediato, el corto plazo en los costes económicos que se puedan producir, sino buscando el bien global de a la recuperación o del control o de la inmunidad de rebaño o de la limitación de movimientos de una manera más exhaustiva posible en el corto plazo para lograr frenar la expansión de la epidemia claro en economía. Además, sabemos que existe no solamente el capital físico, que son las máquinas, el capital humano, que es el conocimiento, sino que también existe un capital cívico que tiene mucho que ver con la definición de Putnam de capital social, pero que en economía ha recibido entidad propia gracias a la investigación de importantes economistas académicos recientes, investigación recién, que es el capital cívico del capital cívico. Es ese conjunto de normas sociales que determinarán en qué medida una sociedad tiene o no un problema de frío, es decir, en qué medida existe una conciencia colectiva que hace que los individuos sientan no sólo responsabilidad hacia su círculo más cercano o familia, sino hacia el conjunto de la sociedad? Esto tiene que ver con el fraude a la hora de pagar impuestos, tiene que ver con la actitud que no toma sobre lo público colectivo, y lo que tenemos como evidencia es que España y los países de la Europa mediterránea son países que destacan sobre todo por su reducido capital y por tanto en países de la Europa mediterránea, con un capital cívico reducido, en los que la proporción de personas en la encuesta mundial de valor y responden a diga usted si está de acuerdo con esta afirmación yo soy mejor que la mayoría de mis conciudadanos. Las proporciones más altas de respuesta afirmativa se encuentran de nuevo en la Europa mediterránea. No parece muy buena idea confiar en la madurez y responsabilidad social. En el caso de una pandemia. Qué podemos concluir de la investigación excelentemente resumida por el historiador económico Beltrán, Tapia. En el blog nada es gratis. Recientemente, permítanme leer esta frase. A en términos económicos, la experiencia de la gripe, de 1918, se refiere a España, muestra que la dicotomía economía y pandemia es falsa; es la pandemia en sí la que reduce la actividad económica, no las medidas para atajarla. De hecho, en el largo plazo se ha constatado que los territorios y regiones o comunidades autónomas que más rápido, con mayor contundencia y mayor coordinación y determinación, atajar la expansión de la pandemia son las que más crecieron de manera sostenida a largo plazo, independientemente del posible efecto negativo en el crecimiento económico en muy corto plazo. Cuáles van a ser los efectos a largo plazo, perdurará algo? Volveremos a un mundo como el que era? Miren, lo realmente importante es que la relación entre pandemia y renta o economía no solamente tiene un efecto directo, que se va a poder observar recientemente o en breve; a cuando los ERTEs se levanten o cuando se levanten las ayudas del info de otra naturaleza, sino que tienen un efecto intergeneracional, puede tener un efecto indirecto y éste es a día de hoy el que más. Nos preocupa a los investigadores en economía de la educación, como es el área en la que pertenece un servidor. Lo que más nos preocupa es que hay una serie de medidas que a lo mejor han sido inevitables, como por ejemplo los confinamientos Aquiles indicó que un confinamiento de tres meses como el que se tuvo que realizar a partir de marzo del año pasado ha supuesto, y esto sí que es un coste inevitable, porque había que parar la pandemia; ese coste en el corto plazo es inevitable, pero no tiene por qué serlo en el largo plazo. Ha supuesto una pérdida del seis por 100 en desviación estándar del aprendizaje acumulado por nuestros estudiantes. Alguien dirá. Bueno, un seis por 100 en desviación estándar, no mucho bueno, es aproximadamente el que se para en competencias en pisa o en sitios en Primaria, a España de la media de la ocde, y, por tanto, estamos hablando de un efecto importante. Tres meses de pérdida de hábitos educativos, de asistir a clase, de mayor incertidumbre, y de mayor ansiedad en los adultos. En los niños han tenido un coste notable y pueden seguir teniendo un coste en el futuro si no se ataja sobre todo las consecuencias que esto tendrá en desigualdad, porque vienen cuando hablamos de los efectos de la comida. En educación hay tres colectivos, sobre todo que son especialmente vulnerables, de los que, por desgracia escuchó hablar poco sobre los efectos de esta pandemia. El primero son los chicos de este siglo iba a hablar, y hay que hablar más. Los chicos y chicas que vienen de hogares en riesgo de exclusión social saben ustedes que a los cuatro años de edad estos chicos tienen hasta un tercio más de problemas de autorregulación, es decir, de memoria de control y Vittorio, de flexibilidad cognitiva, de planificación. Eso es en buena medida lo que explica su fracaso escolar y su mayor propensión al abandono educativo temprano, y que la pobreza se transmite de generación en generación. Hemos pensado en el efecto que esta pandemia tiene en los niños que tienen una valoración de dificultad específica de aprendizaje, o vea que tienen un componente de disfunción, ejecutiva, importantísimo, que necesitan hábitos, predictibilidad, no quedó más remedio que ir. Ha fundido negro en la educación en marzo del año pasado, perfecto, pero que estamos haciendo para compensar. Eso es la pregunta que nos deberíamos hacer y, por supuesto, permítanme que, como orgulloso padre de un niño con autismo, me pregunte también a qué estamos haciendo para que los niños que más necesitan de la educación que más necesitan de las autonomías necesitan de los hábitos de la repetición que más seguridad les da a los niños con necesidades educativas especiales, que son los grandes olvidados de esta situación, porque además, como bien pongo la formación online, para ningún niño es un sustitutivo perfecto de la formación presencial, es una condición necesaria, pero, por ejemplo, perfiles con dificultades de aprendizaje, necesidades educativas especiales o familias, que por rentas no pueden acceder a una adecuada conexión a internet y que más son los primeros a los que los poderes públicos les tienen que garantizar esa condición necesaria que no es suficiente. Y por qué no es suficiente? No es suficiente, porque lo que más se pierde de tres meses de clases no son contenidos. Eso se pueden recuperar. Son hábitos y los hábitos tienen que ver con el funcionamiento ejecutivo y tienen que ver con las habilidades. Hoy día toda la investigación que hacemos en educación lo que nos dice es que las habilidades son la clave para que de verdad nuestros chicos en una generación como la que vivió en que no tienen tantos hermanos, yo cuando hablo de Educación con mi padre siempre me cuenta mi hijo. Esto para mí no era un problema. Lo de las habilidades éramos 11 en casa, había una tribu; en casa, todo el mundo compartía todo el mundo cuidaba todo el mundo, tenía responsabilidades; los efectos que la caída en la fertilidad, el acceso a tecnología a edades tempranas. El menor tiempo de calidad con los progenitores puede tener en esas habilidades cruciales para la empleabilidad y para el bienestar, porque estamos en una pandemia; estamos en un momento de ansiedad, de frustración y que es más importante que saber esas habilidades, esas funciones ejecutivas, esa pérdida de hábitos es lo que de verdad puede minar el futuro de los chicos. Hay una pregunta para ir terminando porque me han dicho yo soy muy obediente que esté 15 minutos hablando que reflexiona también sobre la pregunta de. Si saldremos más fuertes, pues mire, o mirar a después de mucho pensarlo. Como no me quería extender mucho, he procurado resumirlo de una manera a contundente. No sé porque creo como investigador que no saldremos más fuertes, porque creo que las medidas que se están implementando no responden a la necesidad real, a la evidencia científica de las políticas que se deberían de estar implementando desde el punto de vista educativo desde el punto de vista social, desde el punto de vista económico, en muchos casos tampoco son las que recomienda la evidencia empírica, porque pensamos a veces que con un ordenador y con una conexión wifi ya no pasa nada cuando en realidad se están perdiendo hábitos. No es lo mismo mantener la atención sostenida un tiempo desde casa y hacerlo desde el colegio donde está la tribu, el grupo, que es el mecanismo de regulación básico, y estamos dejando atrás a muchos chicos que no merecen esa situación. La pandemia es eso. Esto, más de un economista académico está haciendo muchos vaivenes ahora, aprovechando que no es endógena el efecto y que por tanto, nos viene sobrevenido y, por tanto, puede suponer un experimento natural en el que identificar el efecto de muchas otras políticas, pero mi reflexión en la siguiente, si queremos que los efectos de esta pandemia no se mantengan en el largo plazo y no se traduzcan en un a día de hoy inevitable por inadecuadas políticas implementando la desigualdad intergeneracional, lo que tenemos que hacer es para basar las políticas en evidencia que existe y como lo intente razonar al alero. Bueno, es verdad no somos una ciencia social bueno es verdad no tenemos laboratorio bueno es verdad la identificación causales más dificultosas buenos verdad la extrapolación pero oiga a pesar de todo ello hay gente que nos dedicamos mañana, tarde y noche, e intentar aportar algo, y ese, algo la mayoría de las veces no se escuche. Muchas gracias por su atención.

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Carmen Pilar Martinez Fernandez

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Desmontando la Covid-19 2.0 ¿Cómo ha evolucionado la pandemia desde sus inicios? (+información)

Descripción

La Unidad de Cultura Científica y de la Innovación (UCC+i), perteneciente al Vicerrectorado de Transferencia y Divulgación Científica de la Universidad de Murcia (UMU), y en colaboración de la Fundación Española para la Ciencia y la Tecnología, presenta la segunda edición de las jornadas COVID-19. Una actividad que tiene el objetivo de seguir informando a la sociedad sobre las investigaciones que se están produciendo en el seno de la UMU en relación a la crisis sanitaria del coronavirus.