Idioma: Español
Fecha: Subida: 2021-10-01T00:00:00+02:00
Duración: 2h 13m 36s
Lugar: Apertura
Visitas: 660 visitas

Acto oficial de apertura de curso de las universidades públicas de la Región de Murcia

Curso 2020/2021

Descripción

Las Universidades Públicas de la Región de Murcia celebran el lunes 27 de septiembre, a las 11:30 h., en el salón de actos de la Facultad de Economía y Empresa, el solemne acto de apertura del curso académico 2021-2022.

Transcripción (generada automáticamente)

La. La. Doctoras y doctores sentados y si lo desea, dais cubrió. Se abre la sesión y se va a proceder al solemne acto de apertura del curso académico dos mil veintiuno. Dos mil veintidos de las universidades públicas de la Región de Murcia. Tienen, en primer lugar la palabra el doctor Don Francisco Antonio González Díaz, secretario general de la Universidad de Murcia, y la doctora Doña Rosa María Vadillo Amador, secretaria general de la Universidad Politécnica de Cartagena . 15 00:06:16,525 --> 00:06:17,475 Excelentísimo señor presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, rectores magníficos de la Universidad de Murcia y de la Universidad Politécnica de Cartagena , señora, señora consejera de Empresa, Empleo Universidades y Portavocía, presidente de los Consejos Sociales de ambas universidades, señor director general de Universidades, Excelentísimo y autoridades académicas judiciales, civiles y militares, estimados miembros de ambas comunidades universitarias, señoras y señores, en mi nombre y en el de la secretaria general de la Universidad Politécnica de Cartagena , le damos la bienvenida a este solemne acto de apertura del curso académico dos mil veintiuno. Dos mil veintidos de las universidades públicas de la Región de Murcia, como mandan los usos universitarios en los próximos minutos. Nos disponemos a exponer ante ustedes de manera sintética, los aspectos más destacados de la memoria académica y de actividades del curso anterior de ambas universidades como servicio público de educación superior, no sin antes agradecer a todo el personal de las dos universidades el trabajo realizado. Para posibilitar esta memoria y la organización de este acto, la adecuada prestación con calidad y excelencia de este servicio público impone contar con una adecuada estructura. La ue cuenta con veinticinco centros, incluyendo los adscritos, una Escuela Internacional de Doctorado setenta y ocho departamentos, cuatro institutos universitarios, dieciséis centros de estudio y ocho escuelas de plástico de práctica profesional, además de cincuenta y uno servicios universitarios y todo ello repartido en los campus de Espinardo, La Merced, San Javier Lorca y Ciencias de la Salud. Por su parte, la Universidad Politécnica de Cartagena se estructura en diez centros, dos de ellos adscritos, una Escuela Internacional de Doctorado, quince departamentos, un instituto universitario y decimonoveno y servicios universitarios en este caso repartidos en tres campus campus Alfonso trece Campos muralla del Mar y Campus estas estructuras dirigidas por los órganos de gobierno y representación de las universidades constituyen el soporte para, en primer lugar, impartir, docencia, uno de los pilares básicos de las instituciones universitarias. En efecto, la docencia representa de modo indisociable a la investigación, la razón de ser primera de las universidades. Desde esta perspectiva, la oferta de un catálogo de títulos que verdaderamente desde esta perspectiva a la oferta de un catálogo de títulos que verdaderamente responda a las necesidades de la sociedad es un objetivo prioritario de las dos universidades públicas. En grados, la Universidad de Murcia ha ofrecido cincuenta y cinco, dos de ellos bilingües y ocho programaciones conjuntas de estudios oficiales. La Politécnica de Cartagena, ofertó diecinueve grados, cuatro de ellos bilingües y un programa conjunto de Grad en marzo, en, Máster y Doctorado la Universidad de Murcia ofreció setenta y uno programas de másteres oficiales y, tres programaciones conjunta de Máster y treinta y cinco programas de doctorado. Por su parte, la Universidad Politécnica ha ofrecido veintiocho programas de másteres oficiales, una programación conjunta de máster, así como ocho programas de doctorado en la Universidad de Murcia durante el pasado curso se implantaron el grado de Ciencia y Tecnología geográficas y el grado en gestión de la información y contenidos digitales, así como los doble grado siguientes, Ciencias del Deporte y Nutrición, Química, Ingeniería, Química en Infantil y Primaria, a nivel de máster. Se implantó el Máster en Ingeniería Química, el Máster Universitario en Dirección y Gestión en Comercio Internacional y el Máster Universitario en Gestión de Riesgos en las Organizaciones a nivel de doctorado se incorporó al programa Interuniversitario de doctorado. En Ciencias de la visión lópez, en el curso dos mil veinte. Dos mil veintiuno. Se implantó el grado en Diseño Industrial y Desarrollo de Producto y el Doble Grado entre Ingeniería Mecánica y Diseño Industrial y desarrollo del producto. También se implantaron nuevos planes de estudio correspondientes a los grados de Ingeniería Civil de Ingeniería de los recursos minerales y energía. Además, se implantaron tres nuevos másteres. Máster en metodología para el desarrollo de proyectos de infraestructuras, Máster en Ingeniería de Minas y Máster en Industria cuatro puntos, y un programa conjunto entre el Máster en Ingeniería en Ingeniería autonómica y el Máster en técnicas avanzadas de Investigación y Desarrollo Agrario y Alimentario. En cuanto al Programa de Doctorado, en la upct, se implantó el pasado curso. El doctorado en Administración y Dirección de Empresas como programa universitario. Junto con los estudios oficiales citados. Ambas universidades cuentan con una completísima oferta de estudios propios de posgrado y cursos de especialización, participando de ellos más de catorce mil estudiantes en el caso de la Universidad de Murcia, con treinta y ocho títulos de máster y trece cursos de especialista; y en el caso de la upct con dos títulos de Máster trece Curso de Especialista y treinta y siete de formación específica. Todo lo anterior requiere una permanente actualización de nuestro personal docente. Así en la ue se concedieron doscientos treinta y seis proyectos de innovación docente, destacando la participación del pd en más de doscientos cincuenta actividades de formación a través del centro de formación y desarrollo profesional por su parte, la upf ha concedido veintiocho proyectos de investigación y mejora docente con diversas actividades de formación, en las que han participado ciento treinta profesores. Como no podía ser de otro modo, el marco de estas enseñanzas se realiza dentro de unos altos estándares de calidad. En este sentido, en la humo, durante el pasado curso escolar, la nca ha verificado el programa docente para la evaluación del profesorado de la Universidad de Murcia; asimismo, las Facultades de Ciencias del Trabajo y de Comunicación y documentación han obtenido la acreditación institucional de la nca y la Facultad de Informática ha renovado la certificación de su sistema. Esta última facultad, junto con la de Química ha conseguido sellos internacionales de calidad para sus gradas en la upf, con las acreditaciones de calidad obtenidas. Son seis los títulos que tienen sello internacional, tres títulos de grado y tres títulos. De Masters a lo anterior se suma la actividad del aula trescientos seis matriculados, que por motivos de sobra conocidos se impartió en formato online por primera vez en la upct, en el curso dos mil veinte dos mil veintiuno. Por petición de los alumnos que manifestaron su deseo de que no se impartirán las clases en formato online, se decidió posponer al siguiente curso académico las clases. En la Universidad de Mayores también destacan en ambas universidades las actividades de la Universidad Internacional del Mar. Con lo dicho, basta para comprobar cómo en el ámbito de la docencia las universidades de Murcia y Politécnica de Cartagena ofrecen actualmente a la sociedad, de manera respetuosa y coherente con los principios de especialidad y complementariedad, un mapa de títulos que cubren perfectamente las demandas regionales de formación superior universitaria. En segundo lugar, nos ocuparemos de los estudiantes en la Universidad de Murcia. El número total de estudiantes matriculados en títulos oficiales fue de treinta y dos mil quinientos cincuenta y dos. En la Universidad Politécnica de Cartagena , un total de cinco mil cuatrocientos diecinueve estudiantes, la proporción por sexos fue de un sesenta por ciento de mujeres en la Universidad de Murcia y de un treinta por ciento en la Universidad Politécnica de Cartagena . 172 00:13:53,525 --> 00:13:54,975 En cuanto a la cifra de ingresados, seis mil setecientos cincuenta y ocho en ambas universidades, en todos sus títulos oficiales, representando un incremento aproximado del doce con seis por ciento respecto al respecto al curso dos mil diecinueve, dos mil veinte, un sesenta y uno por ciento de mujeres en la humo y un veinticuatro por ciento en la upct para muchos de estos alumnos. La realización y finalización de sus estudios ha sido posible gracias al sistema general de becas y ayudas al estudio. La uno obtuvo doce mil ciento veintinueve becas del Ministerio, por un importe, por un importe total de casi veintiocho millones de euros. Por su parte, en la upct las becas concedidas por el Ministerio ascendieron a mil trescientos sesenta y ocho, lo que representa un aumento del trece con veinticinco respecto al curso precedente por un importe superior a dos con siete millones de euros Además, ambas universidades han han complementado estas ayudas estatales con un sistema de becas propias y a la excelencia tan importante como la financiación de los estudios mediante el sistema de becas. Consideramos la empleabilidad de los estudiantes con diferentes acciones que se canalizan, esencialmente, a través de. Por un lado, las estancias de formación práctica en empresas e instituciones externas, que se ha materializado en dos mil doscientos ochenta y nueve, en La uno y quinientos ochenta y cuatro en la Universidad Politécnica de Cartagena ; y, por otro, la participación en actividades de orientación y fomento del emprendimiento, en las que participaron cinco mil setecientos veintinueve universitarios en La uno y mil ciento setenta, en la upct, gestionadas a través de sus respectivas oficinas de emprendimiento. Seguidamente hablaremos de los pilares básicos de la institución universitaria pública. La investigación, funciones esencial de la Universidad, la cual ha rendido importantes frutos en la Universidad de Murcia. Se han leído ciento noventa y cuatro tesis doctorales. Cincuenta y dos Convención Internacional en la upct. Se han defendido cincuenta y dos tesis doctorales, diez convención internacional. Con relación a la producción científica de la humo, debemos destacar que se han publicado dos mil cuatrocientos veinte artículos en revistas, noventa y siete; libros, seiscientos noventa y cuatro capítulos del libro y mil setecientos treinta comunicaciones a congresos. En cuanto a la upct, el número de publicaciones en revistas indexadas, en el hueco, alcanzado las cuatrocientos noventa y siete en la Universidad de Murcia, los proyectos de investigación del curso dos mil veinte, veintiuno ascendieron a cincuenta y siete nacionales y regionales, con una financiación de casi seis millones de euros y a doce europeos e internacionales, con más de dos con cinco millones de euros. Por su parte, los investigadores de la Universidad Politécnica han liderado cuarenta y dos proyectos entre nacionales y regionales y doce proyectos internacionales, con una financiación superior a tres millones de euros y uno con seis millones respectivamente. En cuanto al número de sexenios de investigación concedidos en el curso veinte, veintiuno al personal docente e investigador, la Universidad de Murcia ha obtenido doscientos once; en la Politécnica de Cartagena, el número de sexenios concedidos ha sido de cincuenta y siete. Otros aspectos destacados en la investigación son los siguientes. Por un lado, la participación de la humo y, junto al resto de organismos públicos de investigación de la Región de Murcia, en la convocatoria de planes complementarios del Ministerio de Ciencia e Innovación en Ciencias Marinas y agroalimentación, coordinados por la Dirección General de Investigación e Innovación, y financiada con veinticinco millones de euros con cargo a los fondos de la Unión Europea. Por otro lado, la puesta en marcha de la convocatoria de recualificación del sistema universitario español ha dotado a la Universidad de Murcia, con un importe de nueve millones de euros y a la upct con uno con nueve millones de euros provenientes de los fondos. Además, la Universidad Politécnica de Cartagena aprobó un plan de apoyo a la y más de dos mil veintiuno, dos mil veinticuatro en transferencia tecnológica y del conocimiento particular menciones que hacer al especial esfuerzo en mejorar los ratios de ambas universidades. Desde la Oficina de Transferencia de Resultados de Investigación de la Universidad de Murcia, se han gestionado seiscientos diecinueve nuevos contratos, artículos ochenta y tres, luego con empresas, obteniéndose un ingreso de más de cinco millones de euros, la concesión de cuatro patentes, alcanzando el número de patentes vigentes ciento veintisiete y se mantienen en activo catorce empresas de base tecnológica, de ellas dos nuevas. Además, se han concedido doscientos doscientos uno, serie de, transferencias en la Universidad Politécnica de Cartagena . 277 00:18:40,530 --> 00:18:42,470 Se ha mantenido una importante actividad con empresas e instituciones a través de los cuatrocientos tres nuevos contratos, artículos ochenta y tres, con un importe total contratado de cuatro con siete millones de euros, lo que representa un montante del cincuenta y seis con siete por ciento superior al del curso pasado. Las empresas de base tecnológica suman un total de diez en activo, de ellas nuevas, y se han concedido dos patentes manteniéndose en activo cuarenta y cuatro a finales del curso pasado. Además, los sexenios de transferencia concedidos han sido sesenta y uno. Respecto a la transferencia del conocimiento a la sociedad en la Universidad de Murcia destacan los siguientes. Proyectos divulgativos de la Unidad de cultura científica. Murcia, que combina divulgación científica y Turismo Castro -ciencia a través de trece vídeos; se enseña el progreso científico y tecnológico de platos típicos de la gastronomía de la Región de Murcia y MasterChef, certamen que promueve el interés por la química y fomentar las vocaciones científicas entre los estudiantes de diferentes etapas escolares. La divulgación científica ocupa también un lugar destacado en la Universidad Politécnica de Cartagena a través de los proyectos que desarrolla la Unidad de cultura científica. Algunos son los siguientes. La participación de investigadores de la upct en la codirección, de proyectos estudiantes de Bachillerato de toda la región, el proyecto de ciencia ciudadana, que se dará ser, se desarrolló en los institutos en torno al problema de los microplásticos. Este proyecto ha llevado su labor divulgativa y de concienciación a festivales de música como o La Mar de Músicas se han realizado también otras acciones como ingeniosa nos en los hospitales de la región cafés conciencias. Con el colectivo Cartagena piensa concurso tesis tres tesis en tres minutos. En relación a las cátedras, la Universidad de Murcia ha incrementado su número el pasado curso en seis con un total de cuarenta y cuatro y un incremento de un doscientos cincuenta y dos por ciento en el curso dos mil dieciocho a dos mil veintiuno, lugar destacado en la upct merece también la Catedral integrada, actualmente por cuarenta y cinco. Concluida la referencias a estos pilares esenciales de la universidad indicados, al inicio, otros aspectos y acontecimientos que también merecen ser destacados en este acto son los siguientes. El fomento del aprendizaje de idiomas en el servicio de Idiomas de la Universidad de Murcia se ha ofrecido formación lingüística en ocho idiomas, con un total de ciento cuarenta y seis cursos y dos mil trescientos veintiseis alumnos. El servicio de Idiomas de la upct, por su parte, ofertó sesenta y ocho cursos en diferentes niveles de formación, lingüística en cinco idiomas, con la participación de quinientos noventa y tres estudiantes; los servicios de idiomas de ambas universidades, con el fin de garantizar la seguridad de los usuarios, ha mantenido durante el curso veinte veintiuno la docencia modalidad online, esta circunstancia, resultado ventajosa para muchos de sus alumnos. Se ha visto aumentada la actividad, tanto en cursos como en certificaciones en el fomento de la proyección exterior, como consecuencia de la pandemia en ambas universidades se ha frustrado muchas de las movilidades planificadas desde el área de Relaciones Internacionales de la Universidad de Murcia. Se constata, entre otras acciones, la participación de setecientos sesenta y ocho personas dentro de los trece programas de movilidad. La upct por su parte como miembro integrante de la alianza Universidad Europea de Tecnología formada por ocho universidades europeas, ha continuado avanzando en el curso dos mil veinte, veintiuno en su proceso de constitución de un súper campus europeo, y para ello trabaja en la definición de sus primeros títulos comunes en ingeniería laboratorios europeos de investigación, políticas comunes, inequidad, inclusividad y diversidad, y la creación de una red internacional de socios comunes. De hecho, a partir de todo el trabajo desarrollado a lo largo del curso veinte veintiuno, los rectores de las ocho universidades reunidos en Chipre, firmaron la semana pasada cuatro. Convenios para la creación de la oficina Erasmus común de planes de estudios comunes de la Junta de Estudiantes común y de los equipos internacionales de coordinación. Además, los estudiantes, las universidades del consorcio, firmaron un acuerdo para la organización de la junta de alumnos. Aparte de todo este trabajo, el Servicio de Relaciones Internacionales de la upct ha intensificado de manera muy destacable su actividad en el curso veinte. Veintiuno. Contando con nueve programas de movilidad implicándose un total de cuatrocientos sesenta y dos estudiantes en el fomento de la movilidad nacional, dentro del programa se el número de estudiantes de ambas universidades públicas desplazado a otras universidades nacionales asciende a trescientos sesenta y tres, siendo receptores de ochenta y nueve estudiantes que decidieron incorporarse a nuestras aulas durante el curso dos mil veinte dos mil veintiuno. En cuanto a proyección deportiva, el servicio de actividades deportivas de la un servicio de Promoción Deportiva de la upct han ido retomando progresivamente y en la medida que las autoridades sanitarias no han autorizado la actividad deportiva. Ambas universidades han mantenido el programa de apoyo a deportistas de alto nivel durante el curso veinte, veintiuno con setenta y ocho alumnos en La uno y ocho alumnos en la upct. En lo que respecta al fomento de la universidad digital, ambas universidades continúan desarrollando múltiples aspectos relacionados con este ámbito, a modo de ejemplo, saltamos que la Universidad de Murcia durante este curso, con la aprobación del plan de transformación digital y del plan operativo de administración electrónica, sigue siendo referente nacional en su proceso de transformación digital. Además, se han implantado nuevos servicios, como el automotriz en primer curso y con motivo de la pandemia se se han habilitado cuatrocientos noventa y uno espacios docentes para la emisión en streaming de las clases en lo que tenga el curso dos mil veinte, veintiuno se desarrollan los trabajos de implantación progresiva de la firma digital en la gestión económica y la contratación de una plataforma pública que permitirá una gestión digital de toda la actividad administrativa en el ámbito docente. Se ha puesto en marcha de forma plataforma, de creación, gestión y publicación de contenidos interactivos y secuenciales. Además, se ha pasado de diez a ciento treinta y seis espacios docentes con instalación para la emisión en streaming de las clases y se ha concluido con el proceso de mejora implantación del sistema de votaciones electrónicas. También habremos de referirnos esta memoria. La dotación en infraestructuras. Ambas universidades han realizado un esfuerzo importante para adaptar sus instalaciones a la normativa, facilitando la impartición de la docencia presencial en la Universidad de Murcia. Debe destacarse el esfuerzo realizado por el Vicerrectorado, de planificación de infraestructuras y deferencia para la apertura de la de Ciencias de la Salud, la creación de una sala de vistas como sala de simulación para las titulaciones de la Facultad de Derecho y una nueva línea de transporte, la veintiseis al campus de Ciencias de la Salud. En el curso dos mil veinte veintiuno se firmó con la Armada española la concesión de a favor de la Universidad de Murcia y de la Universidad Politécnica de Cartagena del uso y gestión del edificio del antiguo de la Comisión Naval de Regatas de Cartagena. López dedicará el espacio a los centros, de la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y Edificación, además en la Politécnica de Cartagena se han finalizado las obras de modificación del espacio expositivo del antiguo cuartel de Instrucción de Marinería para despachos, y se han habilitado en este edificio nuevas aulas de informática y otros espacios de trabajo para la Escuela Técnica Superior de Arquitectura y Edificación. Toda esta actividad académica reseñada sería realmente imposible sin nuestros recursos materiales y humanos. El primero de ellos se plasma en los presupuestos. El presupuesto total de ingresos de la Universidad de Murcia para dos mil veintiuno se elevó a más de doscientos treinta millones de euros, y el de la upct para este mismo ejercicio ascendió a algo más de sesenta millones de euros. Ambas universidades se han implantado y presentado a la comunidad autónoma de la Región de Murcia. El sistema de contabilidad analítica, lo que nos permitirá ser de las primeras universidades de España en dar regularmente cuenta de sus costes y ayudará sin duda a la toma de decisiones. El segundo de estos recursos esenciales son los recursos humanos, las personas, dado que los estudiantes ya nos hemos referido anteriormente, dedicaremos una línea se de ambas universidades. Comenzaremos con el personal docente investigador. El pdi de la ume se compone por dos mil seiscientos cincuenta y uno. Personas, a las que se suman cuatrocientos diecisiete como personal investigador, mientras que el pdi de la upct lo integra un total de quinientos sesenta y ocho miembros, más un personal investigador de cincuenta personas. En este capítulo debemos hacer mención a la ejecución de las ofertas de empleo público de los años dos mil diecinueve, veinte y veintiuno, con las que se ha permitido la promoción académica y consolidación del profesorado, acreditado por la nca y del personal de administración y servicios. En cuanto al colectivo que conforma el país en la Universidad de Murcia, lo componen un total de mil ciento noventa y ocho personas, de las que un sesenta y cuatro por ciento son mujeres y en la upct este colectivo integrado por trescientos ochenta y uno personas, de las que un sesenta por ciento son mujeres. Finalmente, haremos una breve referencia a la proyección social de nuestras universidades públicas, importantes aspectos que quedan reflejados en una completa oferta de servicios y programas culturales de voluntariado asistenciales, además de los valores y principios en materia de igualdad entre mujeres y hombres, transparencia y de responsabilidad social en el que ambas universidades se hallan inmersas y comprometidas fomento de la cultura. La oferta cultural de nuestras universidades públicas ha permitido a los miembros de ambas comunidades universitarias y por extensión al resto de la sociedad murciana, y, a pesar de las restricciones de aforo, participar durante el curso pasado en diferentes aulas talleres, exposiciones o audiciones musicales. Respecto a la actividad solidaria y responsable, en la ue destacamos, en cuanto a apoyo a la discapacidad, el desarrollo del programa Todos, Somos campus de formación para el empleo e Inclusión universitaria, que han cursado diecisiete jóvenes con discapacidad intelectual. De manera específica se quiere destacar en la humo. La apertura de la Oficina de Atención Social; un servicio para atender a estudiantes en situación de vulnerabilidad social o económica. La participación en actividades de voluntariado asciende a casi ochocientos personas en la Universidad de Murcia y más de cuatrocientos en la Universidad Politécnica de Cartagena , con un total de horas de voluntariado superior a las seis mil. En particular, en la Universidad. En la Universidad Politécnica de Cartagena destaca el proyecto semilla que encauza toda la actividad de voluntariado, colaborando con distintos agentes de la sociedad y enfatizando esa con esa colaboración con las personas mayores y niños. En riesgo de exclusión social, además destaca el trabajo del Servicio de Atención al Estudiante, que, en colaboración con el servicio de informática, han ayudado a paliar dificultades tecnológicas derivadas del cambio del modelo de enseñanza. Entre las actividades de la unidad para el de la unidad para la igualdad entre mujeres y hombres de la Universidad de Murcia, cabe destacar por su trascendencia la elaboración, negociación con la representación sindical y aprobación unánime del segundo plan de igualdad de Estado de esta universidad. Destacar también, por lo innovador, la convocatoria de los premios de los mejores trabajos de fin de grado y Trabajos de Fin de Máster en materia de violencia de género, y de los premios a tesis doctorales sobre violencia de la mujer, así como debemos también destacar por su alcance institucional la celebración en el mes de mayo del decimocuarto Encuentro de la Red de unidades de género para la Excelencia universitaria. Por su parte, la Unidad de Igualdad de la Universidad Politécnica de Cartagena ha llevado a cabo diferentes acciones en el curso veinte, veintiuno, entre las que destacan cursos de formación en igualdad, edición de libros para centros educativos en materia de igualdad y contra la Violencia de Género; concesión de varios premios en actividades relacionadas con la violencia de género e impartición de charlas en centros educativos y realización de campañas de publicidad contra abusos sexuales y violencia de género en los centros de la upct. Por todos es sabido que la actividad docente e investigadora se ha visto fuertemente alterada debido a la irrupción de la covid diecinueve, pero en este contexto las universidades públicas de la Región de Murcia han adoptado una serie de medidas que han permitido al estudiante continuar con su formación al profesorado, desarrollar su actividad docente e investigadora y al realizar una gestión eficaz, medidas comunes a ambas universidades y, entre otras, cabría destacar un reglamento extraordinario de exámenes online, seminarios de docencia online, posibilidad de registro y defensa de tesis telemática de las tesis doctorales, herramientas de apoyo al teletrabajo, entrega de ordenadores, cámaras y tarjetas sin estudiantes con dificultades económicas veinticinco seres ebau, convocatoria para necesidades de investigación sobrevenidas por la formación corporativa virtual, ampliación de plazos y contratos a investigadores, etc. De manera particular, hay que destacar la puesta en marcha en la uma del proyecto ningún estudiante atrás con más de doscientos ochenta mil euros para tres trescientos trece ayudas de matrículas y de manera similar en López sin subvencionar matrículas a estudiantes con problemas económicos derivados de la pandemia, con una partida específica de quince mil euros. Además, ambas universidades han apoyado este colectivo de estudiantes a través de un sistema de becas propias. No queremos dejar de señalar que detrás de muchas de las medidas adoptadas ha sido fundamental el apoyo de las diferentes administraciones. Gracias. A la Administración General del Estado, gracias a la Administración regional y gracias a los ayuntamientos que han demostrado una gran cercanía con nuestros estudiantes. Asimismo es justo reconocer el esfuerzo del Profesor de profesorado del país en la implantación de estas medidas en su desarrollo y desde luego el compromiso del estudiante en su seguimiento y disfrute y cumplimiento. Esta memoria quedará incompleta sin que se rindiera un sentido recuerdo a los hombres y mujeres de ambas universidades que nos han dejado para siempre. Durante este último curso académico, recordaremos su amistad, su dedicación, sus ilusiones compartidas y su compromiso con la universidad. Debemos concluir que todo lo destacado en esta memoria representa una visión sintética, que trata de englobar los frutos del trabajo cotidiano de estudiantes, profesores, investigadores y personal de administración y servicios a lo largo de un curso académico, sin duda, un curso muy especial que comenzó con incertidumbre pero con esperanza, y que ha demostrado que la crisis sanitaria solo se puede abordar desde las capacidades que surgen del conocimiento de la investigación y de la creatividad, pero también en esta memoria se destacan las cosas que nos define, que para nosotros, como universitarios, son importantes y de las que nos sentimos verdaderamente orgullosos y comprometidos y por la que seguiremos trabajando en este curso académico dos mil veintiuno, dos mil veintidos, que hoy se inaugura alcanzando una presencia del cien por ciento en nuestra docencia y actividades, pues la universidad pública presencial representa el modelo más igualitario, más garantista y que contribuye al desarrollo personal y proyección social del individuo. Muchas gracias. A continuación, tiene la palabra del doctor Don Cristóbal Belda, Iniesta, director del Instituto de Salud Carlos tercero, para pronunciar la lección inaugural del curso académico dos mil veintiuno dos mil veintidos, que lleva por título sars CoV. Dos. La ciencia frente al espejo. Buenos días. Intentaré cumplir con los veinticinco minutos de tiempo máximo que me han que me han pedido si es cierto que con la mascarilla. Hay cierto nivel de hipoxia que probablemente puede nublar mi cerebro. Durante la exposición y a lo mejor los nuevos indulgencia me lleva un pelín más de tiempo me permitirán comenzar estos minutos de reflexión que vamos a compartir con el recuerdo a las personas y familias que han sufrido esta pandemia, ante todo con el de los que han dado su vida involuntariamente después, con el de todas aquellas personas que en la multitud de facetas con la que se presenta habitualmente la catástrofe han subido, han sufrido las consecuencias personales, sociales, económicas y laborales del enésimo. Recuerdo, que la naturaleza nos proporciona sobre nuestra insignificancia. Finalmente, me permitirán recordar muy especialmente a aquellas personas que saturan los ángulos muertos de nuestra civilización, esos rincones que están ocupados y compartidos por los de siempre, por los de toda la vida, pues es sobre ellos sobre quienes se ceban las desgracias incluso aquellas que, como ésta, comenzaron sin distinguir entre espíritus fortuna, son tan invisibles como los fuimos nosotros en tierra de Egipto. Permítanme tenerles en mente durante todos estos minutos. Excelentísimo señor presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. Señores Señor Rector. Magnífico. De la Universidad de Murcia Señor Rector; Magnífico de la Universidad Politécnica de Cartagena, excelentísimo señora consejera de Empleo de Empresa y Empleo, Universidades, y Portavocía, señores, presidentes de los Consejos Sociales Excelentísimo, señor presidente de la Asamblea Regional de Murcia, señor delegado del Gobierno, en la Región de Murcia Excelentísimo más ilustres y más autoridades. Señores miembros de la comunidad universitaria, señoras y señores, es evidente que no ha tenido muchos problemas para elegir el tema sobre el que quiero reflexionar esta mañana ni tengo que convencerles de que me hubiera gustado hablar del cáncer, mi especialidad y de cómo la oncología de profesión está cambiando la vida de los pacientes del futuro, pero imaginara que como director del Instituto de Salud Carlos tercero mi esfuerzo y dedicación están centrados en conseguir que la ciencia sea una de las herramientas centrales para hacernos salir de la pandemia originada por el virus sars -CoV dos. En consecuencia, es inevitable que les hable de la ciencia vinculada a esta pandemia, pues al fin y al cabo, ha sido la ciencia la que a lo largo de la historia de la Humanidad ha desentrañado los misterios que nos han asolado, nos han aterrizado aterrado y nos han oscurecido como seres humanos. La esencia de los elementos que componen la naturaleza de las cosas y los acontecimientos que se generan a partir de ellas escapan con frecuencia al mero análisis por los sentidos, no es mi intención posicionarse en un debate ya caduco entre racionalidad y observación, pues fue evidente. Hace siglos que la combinación de ambos con el adecuado reposo y la reflexión nos permite, descifrar la intimidad de muchos de los hechos que nos rodean. Al final, la ciencia, junto con las artes, son los destilados de la razón confirmados a través de la experimentación, que a su vez vuelve a ser cuestionada por la propia razón, en un círculo virtuoso que en principio no tiene fin previsible. La aparición del virus sars -CoV dos y su explosión pandémica no ha sido ajena a este círculo. La velocidad de los hallazgos y la sofisticación de las soluciones nos han maravillado incluso como científicos. Por ello, a lo largo de los siguientes minutos me gustaría descifrar con ustedes algunos de estos hallazgos que la ciencia ha puesto a nuestros servicios como humanidad en los últimos meses y cómo esos mismos hallazgos han sido objeto de sospechas, ocasionalmente dirigidas por la maldad y siempre por la ignorancia, al fin y al cabo, en el desarrollo de esta pandemia la paradoja de la tolerancia, de pop ha tenido una enorme presencia y, como siempre, con consecuencias vitales para aquellos que no tienen defensa intelectual frente a la fama. El día once de enero de dos mil veinte la República Popular China hizo pública la primera secuencia de rne que constituía el genoma del virus, que posteriormente se conoció como dos este virus parecía ser la causa de un conglomerado de neumonías que se habían identificado desde diciembre de dos mil diecinueve en un mercado de animales vivos en la ciudad de Buján, a partir de ese momento las autoridades sanitarias mundiales y científicos de diferentes países fueron analizando las diferentes propiedades biológicas y sus consecuencias epidemiológicas sobre las poblaciones. En el Instituto de Salud Carlos tercero, el que por aquellas fechas era el subdirector general responsable del Centro Nacional de Microbiología, hizo referencia a este virus en las primeras semanas del mes de enero de dos mil veinte. Pocos días después del citado anuncio, con el tiempo ya transcurrido, y las consecuencias conocidas por todos nos puede parecer poco relevantes, esta observación para los conspiranoicos puede resultar incluso de sus teorías, pero la mayoría de los intelectuales nos haríamos una nueva pregunta que despertó el interés de un microbiólogo de gran experiencia en un centro ya acostumbrado desde hacía treinta años a ese tipo de alarmas. En mis conversaciones posteriores con él me confesó que el parecido con la epidemia de veinte años antes le había generado cierta perplejidad invierno. Mercado de animales vivos y neumonía. En esos mismos días, dentro de nuestro laboratorio de máxima seguridad, una de nuestras investigadoras más relevantes revivió, una muestra congelada, hacía casi veinte años el virus sars, causante de la epidemia del año dos mil tres. Se preguntarán por qué era necesario bucear en el pasado infeccioso y descongelar aquella muestra o lo que es peor, que hacía aquel virus congelado, junto con el virus de otra pandemia, otra epidemia, perdón-causada por coronavirus, que fue el mes cuyo mecanismo de transmisión era el contacto entre camellos y humanos, que también estaba presente. En aquel laboratorio de máxima seguridad me explicó la secuencia del virus sars -CoV dos, fue comunicada, como he dicho, por las autoridades chinas junto con las herramientas para poder diseñar unas sondas que permitieran su día su identificación, es decir, su diagnóstico, las sondas por sí mismas necesitan de un mecanismo de precisión que acote la veracidad de sus hallazgos. Ese sistema de precisión incluye un control negativo y un control positivo. El control negativo estaba claro cómo hacerlo lo saben muchos de ustedes que se dedican a las ciencias experimentales, agua. El control positivo fue aquel virus que teníamos congelado desde hacía veinte años; así pues, el Instituto de Salud Carlos tercero, diseñó las primeras sondas orientadas al diagnóstico de la presencia de este virus, estando disponibles sólo unos pocos días después de aquel anuncio y, además con el adecuado control positivo al fin y al cabo. El Instituto de Salud Carlos tercero es la última barrera científica de la capacidad diagnóstica en enfermedades raras, infecciosas poco habituales, desconocidas, o, como era el caso en aquel momento descubiertas en los días previos desde la ventana que observan en el estadio positiva al Instituto de Salud Carlos tercero. Comunicó el primer caso en España, pasadas las diez de la noche del día treinta y uno de enero de dos mil veinte, tratándose de un paciente alemán, ingresado en el hospital de la isla de La Gomera. Nueve días más tarde, un nuevo caso se identificó en Palma de Mallorca. Ambos casos eran casos importados, y hasta esa segunda semana del mes de febrero no había evidencia alguna de casos no importados. Esta tendencia se mantuvo incluso hasta los días veinticuatro y veinticinco de febrero, fechas en las que se comunicaron la presencia de casos importados del norte de Italia en varias ciudades españolas, esta vez ya dentro de la Península. Sin embargo, el día veintiseis de febrero en el Hospital Virgen del Rocío en Sevilla se confirmó el primer caso de transmisión comunitaria. Ese día cambió nuestra historia reciente. El día veintinueve de febrero habíamos confirmado más de cincuenta casos, el cinco doscientos treinta y siete al día siguiente, seis de marzo, trescientos sesenta y cinco, veinticuatro horas más tarde, cuatrocientos treinta, el ocho de marzo, quinientos ochenta y nueve, y el nueve de marzo se alcanzó la cifra de novecientos noventa y nueve contagiados. El día en que se decretó el estado de alarma, catorce de marzo de dos mil veinte, había un total de cinco mil setecientos cincuenta y tres infectados con una tasa de doce con veintitres casos por cien mil, al igual que en siglos pasados. En los siguientes días se rompió la cadena sustancial, primero en Madrid y luego en otras ciudades, y el confinamiento fue lo único que pudo provocar la extinción de facto de todas las cepas de sars CoV dos que habían entrado durante aquellas semanas en la rotura de la cadena asistencial. Se ha ejercido una importante crítica poniendo en el centro de esta ruptura a la propia estructura de nuestro Sistema Nacional de Salud. Es evidente que el Sistema Nacional de Salud, como cualquier creación administrativa humana, incluso las que suponen la concreción tangible de un derecho de los pueblos, es sujeto de involución, es sujeto de empeoramiento, lo cual no solían la reforma como elemento consustancial al ejercicio de la política sanitaria. Las sociedades avanzan, y los elementos y los retos sanitarios evolucionan conforme se resuelven los males que aquejan, o aparecen, nuevos retos en función de la propia modulación, de los hábitos sociales e individuales. Así pues, permítanme partir del supuesto de que es habitual y necesario reformar, mejorar la coordinación y, en definitiva, evolucionar nuestro Sistema Nacional de Salud. Pero pongamos en un contexto global. Lo sucedido en nuestro país y comparamos con otros países. En los que su sistema sanitario está más centralizado que en España, u otros países en los que su sistema sanitario está más descentralizado o simplemente países en los que no existe ese sistema sanitario, hagamos la misma comparación con países en los que la estructura financiera del sistema se sustenta en modelos o con otros países en los que su sistema se adapta a los modelos diseñados durante la Segunda Guerra Mundial por los deberes y, una vez que veamos cuáles han sido las consecuencias sanitarias del país, de la pandemia sobre todos esos países, entonces intentaremos ver si la estructura del Sistema Nacional de Salud español está en el epicentro estratégico de las consecuencias regresamos a la estructura del virus, que también va de callejones sin salida, la secuencia del virus se obtuvo en muy pocos días, gracias a dos claves fundamentales. La primera era la combinación de los factores que hemos comentado anteriormente. Invierno, mercado de animales vivos y neumonía, pues orientada a los científicos, expertos hacia un coronavirus. El segundo fue la disponibilidad de nuevas técnicas de secuenciación genética de nueva generación, que ya estaban disponibles en muchos laboratorios y hospitales del mundo. También en España, inicialmente cinco de los siete pacientes analizados, empujan presentar una pcr positiva que hacía sospechar la presencia de un miembro de la familia de coronavirus, aunque aquella pcr era genérica para identificar familias virales en su ánimo de disección. Los científicos emplearon técnicas de meta genómica sobre muestras de un único individuo. Estas técnicas permiten la secuenciación de prácticamente todo el material genético, contenido en una muestra biológica. Este tipo de análisis, que tiene cierto parecido con el cubismo, se sustentan la fragmentación de todo ese material genético y su reconstrucción por superposición de elementos más o menos idénticos. Evidentemente, los fragmentos obtenidos en aquellas muestras tendrán más áreas de material genético humano que habrá que descartar y quedarnos solamente con las regiones no compatibles con origen humano. Aplicando esta tecnología, se analizaron más de diez millones de lecturas fragmentos, constituidos por varios núcleos nucleótidos, de los que mil quinientos ochenta y dos no se correspondían con secuencias humanas, como ya se disponía de la secuencia completa del virus causante del de la epidemia de dos mil tres, se comprobó que al menos mil trescientos setenta y ocho lecturas de las mil quinientos ochenta y dos. A las que me he referido anteriormente se correspondían y eran idénticas a las del de la epidemia de dos mil tres, con aquellos datos diseñaron una serie de peces que permitieron identificar un nuevo coronavirus de veintinueve mil ochocientos noventa y uno nucleótidos con una similitud cercana al ochenta por ciento con el virus causante de aquella epidemia de dos mil tres, acababan de descubrir el chasco dos, esto se puede hacer en unas semanas, si solo hay que tener la combinación de la inteligencia científica y la inteligencia clínica con las adecuadas capacidades tecnológicas de ahí que los centros de salud pública de más relevancia del mundo combinen estos tres elementos además estos investigadores evidenciaron una morosidad superior al noventa y seis, por ciento, con una región codificante, para una errónea polimerasa dependiente de rne, a procedente de un coronavirus aislado en una variedad de murciélago, en esencia, esa coincidencia, estableció el con genere más cercano, por este nuevo virus y el conjunto del análisis de sus características genéticas, permitió establecer, su taxonomía dentro de la familia de los veta coronavirus. Además, la proteína es su afinidad por el receptor, hace dos en células humanas, ya había sido establecida en dos mil tres, en los estudios que caracterizaron al coronavirus causante de la epidemia de dos mil tres, la principal diferencia fue que la proteína es del nuevo coronavirus, era más parecida, es decir, tenía mayor oncología con la del murciélago y menos con el virus de la epidemia, causante de dos mil tres. En esta de positiva pueden ver en la figura de arriba la estructura de los tres virus anteriormente indicados. El primero de ellos es la secuencia genética del sars CoV dos tiene una nomenclatura diferente, pero estamos hablando del mes de febrero del año dos mil veinte, la inmediatamente inferior a la obtenida del murciélago, la última, la secuencia del de dos mil tres, la proteína es también conocida como proteína o proteína de la especula, es uno de los elementos que emplea el virus para unirse a las células humanas; esta proteína ese es relevante en tanto que es sobre la que se diseñan los anticuerpos, que bloquean la actividad del virus, o al menos, el desarrollo de enfermedad grave. Otra proteína de interés. Es la proteína del núcleo, cuando alguno de ustedes les hacen, y estoy hablando para aquellos que no forman parte de la biomedicina de forma directa. Cuando les hacen un análisis de anticuerpos y ya se han vacunado, lo que van a encontrar es la proteína, es cuando les hacían un análisis de anticuerpos para ver si habían pasado la epidemia. Lo que les hacían era un análisis de proteína. Si combinamos los dos tipos de análisis, proteína en proteína, ese podremos saber quién está vacunado, quien no estaba vacunado, quien ha pasado la infección y quien no ha pasado la infección en aquellos primeros trabajos sobre esas dos, se generó una secuencia genética que fue depositada en una base de datos internacional de acceso público y libre aquellas secuencias del virus, contenían fragmentos que ya estaban identificados en otros seres vivos, pero fueron algunos fragmentos previamente identificados en el h y v uno. El virus causante del sida lo que terminó por alimentar una falacia de composición muy habitual en los ejercicios habituales, la falda de la barbarie frente a la erudición. Aquella falacia quizá tuvo algo más de resonancia. Cuando un receptor de un Premio Nobel fomentó la sospecha en algún medio de comunicación analizamos la composición de la sospecha, por un lado hay una afirmación que es cierto. El virus sars CoV dos tiene, es decir, tiene secuencias de otros virus en el interior de su genoma. Por otro lado, hay técnicas de laboratorio que utilizamos habitualmente todos los días en muchísimos laboratorios de investigación del mundo, que permite insertar secuencias de un genoma. En otro genoma. La conclusión, si unimos las dos por un elemento de confirmar confirma lo que termine indicando para aquel que genera la falacia es que el virus podría haber sido diseñado en un laboratorio en esta modalidad de falacia que los filósofos conocen muy bien, se sustentan la combinación artificial de dos proposiciones, que son ciertas, por separado, y generan una conclusión falsa consecuencia de la conjunción artificial de esas dos proposiciones. La falsedad, más allá del mecanismo de composición, es fácilmente identificable a través de un análisis de alineamiento de las secuencias sospechosas pretendidamente insertadas allí por las fuerzas del mal en esta figura extraída de que el trabajo se observa y lo pueden ver en la tabla de abajo, que existen al menos cien secuencias genéticas que hay dentro del sars CoV dos, que tienen un elevado parecido, con otras secuencias genéticas encontradas, en otros seres vivos, tales como genes en mamíferos, insectos y en bacterias; es más, esas secuencias sospechosas de haber sido insertadas dentro del genoma del sars CoV dos también tienen otra enorme dispersión en virus que van desde los Bacterio fagos a la gripe, hasta virus eucariotas -gigantes. En resumen, las inserciones sospechosas están ampliamente representadas en multitud de organismos vivos, incluidos los virus, y son productos de los mecanismos de evolución de las especies. Al fin y al cabo, las sospechas sobre su diseño no deja de ser una evaluación una evolución poco sofisticada de los defensores del creacionismo y cualquier estudiante de doctorado puede identificarlas. Tal y como hemos comentado anteriormente, la proteína es su afinidad por el receptor, ya había sido establecida en el año dos mil tres. La principal diferencia que tenía, como hemos dicho, es que esta proteína se tenía mayor con la del murciélago y mejor y menor con la del de veinte años antes, una gran parte de la búsqueda orientada a identificar fármacos, que actúen frente a este germen han estado dirigidos a bloquear la interacción entre esa proteína ese y el receptor humano al que se ancla y termina produciendo la infección y los problemas que todos conocemos. Un trabajo muy interesante que fue algo más allá de esta proteína, se publicó en el primer cuatrimestre de dos mil veinte en el que un grupo de investigadores, veintiseis de las veintinueve proteínas, minerales y exploraron, las interacciones que esas proteínas podrían tener en un sistema celular humano, aquí les muestran dos de las figuras más representativas de aquel estudio, en esencia, si me permiten la simplificación, introdujeron las diferentes proteínas del virus dentro de células humanas, y la conformación molecular del contacto entre esas proteínas virales y las moléculas del interior de una célula humana. El objetivo de aquel experimento, más allá de la generación de conocimiento ejemplifica uno de los sistemas más sofisticados de búsqueda de fármacos que se ha desarrollado hasta la fecha, así los investigadores partían de un elemento clave. Si una proteína humana interacciona con una proteína del virus y resultara que tenemos una medicina que bloquea esa proteína humana. Quizá tendría sentido explorar la eficacia de esa medicina como tratamiento frente a la infección viral. Aquellos investigadores encontraron sesenta y seis proteínas humanas con potencial para ser farmacológica; veintinueve fármacos ya comerciales con posibilidad de ser eficaces, doce en ensayos clínicos, y veintiocho en fases preclínicas. Este trabajo reveló las actividades que muchos estaban realizando, que no era otra que el reposicionamiento inteligente de fármacos. Desde promovemos algunos de esos estudios en los que la gigantesca capacidad de computación del Centro Nacional de Supercomputación, enfrentó librerías de millones de productos a las posibles estructuras, proteínas del virus, en búsqueda de posibilidades de tratamiento. Este reposicionamiento de fármacos de los esfuerzos más importantes que se realizaron las primeras semana de la pandemia, en concreto algunos de los fármacos hay identificados, ya estaban siendo explorados en la práctica clínica. Cómo fue la hidroxilo rutina que mis compañeros de la Facultad de Medicina se acordarán pie permítanme pagar ni un minuto en este fármaco puedes nos puede revelar algunas de las carencias de ciertos planteamientos sobre el reposicionamiento de fármacos, la sordina, es un fármaco que se emplea tanto para el tratamiento de esta infección de malaria como para ciertas patologías autoinmunes tales como el lupus o la artritis reumatoide in vitro, es decir, dentro de un entorno de un entorno controlado y líquido, es capaz de bloquear la biología de múltiples familias virales, entre ellas a los de los coronavirus. En concreto, al principio de la pandemia se sabía que este fármaco era una buena, era un buen inhibidor de la actividad de los virus. A uno y mes, incluso al inicio de la pandemia covid diecinueve, se demostró que era un buen inhibidor del sars, CoV dos en células, pero seis. Estas células son un entorno habitual de experimentación, farmacológica, con virus en tanto que proceden de un primate y son carentes, constitutivas de interferón. Esta carencia es muy importante, en tanto que el interferón es uno de los mecanismos que tienen las células eucariotas para defenderse de las invasiones virales, por lo que, para que evitar un resultado este artefacto por la producción celular de este interferón es necesario utilizar sistemas celulares en los que está conducir condición. La producción de interferón esté ausente, las células seis, cumplen esta característica al carecer de esta condición. Por tanto, son excelentes herramientas para hacer experimentos de replicación viral, en presencia y ausencia de fármacos, pero de igual manera cualquier extrapolación de la eficacia de este sistema in vitro a sistemas complejos con inmunidad existente es, como mínimo, una hipótesis a explorar. El problema surge cuando los experimentos para testar su eficacia en humanos están dirigidos por la urgencia de responder a una pandemia sin tratamiento efectivo. Es más conocido de aquellos trabajos que transportó demasiado rápido. Los datos in vitro a datos en humanos fue el que publicó el grupo de diez a uno, que empleó y algo más de treinta pacientes combinándolos en seis personas. Con nuevamente mis compañeros de la Facultad de Medicina se acordarán de cómo combinamos al principio la hidroxilo rutina. Con la la combinación de la urgencia por ofrecer una solución, y los datos in vitro fueron la base sobre la que se diseñaron aquellos esquemas, nadie pudo demostrar que aquellos esquemas fueran eficaces en los ensayos clínicos posteriores, siendo los metaanálisis, sugerentes de que aquella combinación entre aquellos fármacos podría incrementar la mortalidad en los pacientes es evidente. Es evidente que los sesgos inherentes a cualquier experimento son la base sobre la que se terminan por por construir conclusiones sustentadas en el azar. De ahí que los científicos intentamos controlar estos sesgos en diferentes momentos del labor del experimento. En la investigación clínica sobre la infección, dos, el control de sesgos se enfrentó a una situación nueva. Teníamos una enfermedad nueva, de rápida evolución y cuyas características clínicas no podíamos aprender ni de los libros ni de nuestros mayores, que es la forma en la que los médicos aprendemos a ejercer la medicina. Por eso, cualquier resultado que obtuvieron o sobre cualquier análisis de uno, dos, tres o diez pacientes podría ser producto de la simple e implacable evolución de la enfermedad, o mucho más frecuentemente de aquello fue un excelente caldo de cultivo para aplaudir, para la proliferación de las pseudoterapias, la más reciente vinculada al uso del ozono en el supuesto cierto grado. De perplejidad, simplemente una aclaración. El ozono, cuando se administra dosis tóxicas y repito no tóxicas, se consume de forma inmediata, es decir, carece de efectos biológicos a dosis mayores. Cuando lo utilizamos, como en los quirófanos, el concepto no tóxico, carece ya de aplicación. Cualquier científico de las áreas de conocimiento que exigen la experimentación se enfrenta a un enemigo de enorme poder lanzar este enemigo nos exige una serie de planteamientos que permiten reducir su impacto sobre los resultados experimentales a niveles que, arbitrariamente consideramos como como aceptables. En este sentido, los errores más frecuentes a los que nos enfrentamos se denominan errores tipo, uno y tipo dos. El error tipo uno, supone rechazar la hipótesis, nula cuando en realidad ésta es correcta en términos médicos sería la posibilidad de considerar al enfermo a considerar a una persona como enferma cuando en realidad está sana o en su versión jurídica considerar culpable a alguien que es inocente. El segundo de los errores acertadamente denominado tipo dos es el que se comete cuando el investigador no encuentra una diferencia entre los grupos analizados, aunque en realidad esa diferencia, si existe, como ustedes pueden ver, ambos errores y por tanto nuestra capacidad de controlar los ese se sustenta en la existencia de dos grupos, uno experimental y otro control que actúa como referencia sobre la que explorar las diferencias. Todo ello nos lleva a que los grupos control, que era necesario incluir en los ensayos clínicos, tenían que ser simultáneos en el tiempo al grupo experimental para evitar los sesgos que el aprendizaje o el desconocimiento pudieran provocar, sobre la comparación de los resultados entre control y experimento, por añadidura, en los ensayos clínicos es necesaria la asignación de participantes empleando métodos matemáticos de autorización y estratificación para evitar lo que se conoce como sesgo de selección, el cual supone la distorsión del análisis estadístico de las diferencias por factores vinculados a las características de los participantes, siendo estas características previas a su propia inclusión en el experimento, cuando estas características y otras que voy a omitir por no seguir presionando, su indulgencia no se reúnen. La calidad de la investigación es débil y, por tanto, el espacio que juegue al azar en cualquiera de sus condiciones es mayor que el propio beneficio que se propone para el producto explora en esta de positiva. Me gustaría compartir con ustedes un documento de enorme valor en la historia de la ciencia en general y, en concreto, en la historia de esta pandemia en la parte inferior. Izquierda del área positiva, siempre utilizando su visión como referencia, pueden ver el cuaderno de laboratorio de Robert, más allá de la nostalgia que muchos de nosotros nos genera ver un cuaderno de laboratorio. Quiero mostrarles las bandas de las fotos de esos tres genes son, está esa y eso. Allí estaban los primeros terapéuticos y estamos hablando del año mil novecientos ochenta y nueve, momento en el que muchos de nosotros nos estábamos matrícula, en el primero de nuestras respectivas carreras, mil novecientos ochenta y nueve, en la primera partícula de rne, que funcionaba como Medici las vacunas que se han desarrollado como herramienta central para la lucha contra esta epidemia han tenido que someterse a todos los requisitos de calidad. Experimental anterior mente expuestos, como ha ocurrido durante todas las pandemias de la historia, al desarrollo de las vacunas y su uso masivo en la población, son el principio del fin de las epidemias, y en el caso del sars CoV dos no ha sido diferente, aunque la aparición de la tecnología como herramienta para el diseño ultrarrápida de vacunas específicas ha sido clave para reducir ampliamente los tiempos de fabricación y exploración clínica de la efectividad de estas. Esta tecnología, cuyo desarrollo se inició en los años sesenta del pasado siglo veinte, aprovecha de forma magistral el mecanismo natural de la traducción para que nuestras células produzcan, los antígenos que nuestro sistema inmune emplea para general protección frente a las consecuencias de esta infección. Permítame utilizar un símil militar, es decir, esta plataforma, entrega a nuestras células la información necesaria para descodificar los planos del virus que nos permiten saber qué tipo de misiles biológicos tienen que fabricar nuestras células y dónde dispararle en forma de anticuerpos contra este virus. La principal ventaja que ofrece esta tecnología es la velocidad de desarrollo, pues se acorta mucho en el tiempo. En el caso del sars CoV dos, la primera vacuna se diseñó cuarenta y ocho horas, después de estar disponible la secuencia genética del virus a lo largo del mes de mayo, y algunos tuvimos la oportunidad de que se nos presentara, directamente, se fueron comunicando los primeros resultados, y, en diciembre de ese mismo año se comenzó la vacunación masiva de Occidente, y desde entonces hemos asistido al impresionante impacto que el uso de las vacunas han tenido sobre las personas con mayor riesgo de desarrollar las formas se ve curiosamente la forma en la que cada Estado de la Unión ha decidido emplear las vacunas que progresivamente, iban llegando, ha generado cierto nivel de controversia en el público general. Aquí debemos aclarar cuál es el procedimiento por el que se autoriza la comercialización de un producto y el mecanismo por el que se utiliza de forma efectiva dentro de un sistema sanitario. Son dos aspectos diferentes que están vinculados, pero son diferentes. En relación con las vacunas, la Agencia Europea del Medicamento es la autoridad que autoriza, valga la redundancia su comercialización. Tras el análisis de calidad y resultados o de investigación clínica prevé posteriormente el uso específico en cada país, depende de la situación epidemiológica concreta de cada país y está vinculado a una decisión que en España corresponde a la Comisión de Salud Pública. Esta es la motivación por la que en la técnica de todas las vacunas se indica claramente en el punto cuatro. Uno, y siempre aparece en el punto cuatro, uno de su ficha técnica textualmente. Esta vacuna debe utilizarse conforme a las recomendaciones oficiales, es decir, la agencia autoriza la comercialización y las recomendaciones oficiales, aparecen promulgadas por la Comisión de Salud Pública en un territorio sobre el que ejerce sus competencias oficiales en cualquier caso, desde el inicio de la campaña de vacunación. La letalidad del virus en los grupos más vulnerables ha caído diez veces frente a la letalidad original de las primeras semanas, de la pandemia esto ha sido mucho más evidente en las poblaciones más vulnerables. Y es la diferente vulnerabilidad que tienen las personas junto con la incidencia del virus en cada momento. Lo que define uno de los elementos sobre los que se constituye la toma de decisiones, de recomendar o no el uso de una vacuna para poder autorizar el uso de una vacuna en un grupo de población concreto, la comparación entre protección frente a enfermedad muy grave o muerte, debe ser siempre mayor que el riesgo de tener efectos secundarios muy graves. En este sentido, en el caso del sars CoV dos es este riesgo era cambiante con la evolución de la incidencia y con la edad de las personas, pero se daba la paradoja de que la probabilidad de tener adversos muy graves con algunas plataformas de vacunación era inversamente proporcional a la edad de los sujetos, a vacunar este hecho y la contabilidad que se obtuvo sobre la población real, una vez que se fue administrando algún tipo específico de plataforma de vacunación, provocó que el equilibrio entre riesgo y beneficio de las vacunas basadas en adenovirus, en ciertos grupos de edad, se modificara hacia el riesgo, es decir, hubo que suspender su administración por un problema de seguridad muy grave. Esta decisión dejó atrapadas a cientos de miles de personas que habían recibido la primera dosis de aquella vacuna, pero que con la suspensión de su uso no tenían horizontes regulatorio para completar su vacunación. Algunos países de nuestro entorno tomarán la decisión de emplear una segunda dosis de vacuna de rehenes en una plataforma diferente a la vacuna, basada en adenovirus, que habían recibido como primera dosis estas personas para completar la pauta de vacunación de aquellas. Pero España tomó una decisión inédita en su historia nos pidió a los científicos que generamos evidencia que ayudará a la autoridad sanitaria a tomar una decisión. Piensen que en aquel momento el suministro de vacunas era muy limitado y el uso de unas vacunas para un grupo suponía la priorización frente a otros grupos, es decir, para hacer lo que hicieron nuestros vecinos, había que retirar vacunas que eventualmente se podían utilizar en personas vulnerables y asignar las como segunda dosis a las personas atrapadas por la suspensión. Para hacer eso como mínimo teníamos que saber que no era peligroso para esas personas y que la combinación al menos iba a ser mejor que no hacer desde el Instituto de Salud Carlos tercero, o lanzamos, el ensayo clínico, conviva- donde exploramos la eficacia en producción de anticuerpos de esas dos posibilidades, es decir, las dos posibilidades reales que existían, una vez que se había suspendido el uso de aquella vacuna, es decir, ere o no administrar una segunda dosis; o administrar una segunda dosis utilizando una plataforma diferente en lo que se conoce como un esquema más de cien personas participamos en una logística demencial. Mientras nuestras familias, amigos y conocidos nos preguntaban qué hago con la segunda dosis no podíamos contestar la pregunta, el ensayo nunca incluyó aquella pregunta como objetivo y se centró en la respuesta inmune, pues para obtener información sobre eficacia. Se necesitarían meses de experimento. Teníamos tanto tiempo o, lo que es peor, tenía sentido un ensayo de meses de duración con vacunas, cuya eficacia ya se había demostrado. Tras cuatro semanas infernales comunicamos que los títulos de anticuerpos se disparaban a niveles desconocidos hasta la fecha cuando se empleaba esa combinación, como segunda dosis; es decir, cuando una plataforma con otra plataforma presentamos los resultados en las agencias reguladoras más más exigentes del mundo a petición de las mismas y a principios de junio, la revista The Lancet publicó los resultados. Habían pasado menos de sesenta días desde que el Instituto de Salud Carlos tercero comenzó a escribir aquel ensayo clínico. Acabamos de abrir el camino a la vacunación meteoróloga frente a esas dos, y las consecuencias de acceso a la vacunación para millones de personas serán incalculables, pues hay muchísimos países que no disponen de los recursos ni las capacidades logísticas. Para reservar una segunda dosis del mismo tipo de vacuna para sus ciudadanos, sobre todo cuando el acceso a las mismas sigue estando muy restringidos, lo habíamos conseguido en términos de reputación internacional en nuestro país, quedó embutido en un debate político que era completamente ajeno a nosotros, aunque luego supimos de dónde surgió, se utilizó la palabra mezcla para referirse al esquema de Terol, lo cual tuvo cierto calado, a pesar de ser una frivolidad impropia. No había mezcla posible, pues, la eliminación de la primera dosis, lo que denominamos impedía que la administración de la segunda dosis, ocho semanas después mezclara nada, es decir, no hay día. No había ninguna posibilidad de coexistencia física entre las dos plataformas de vacunación. Es más, como ustedes saben sufrir, la infección es uno de los mecanismos de vacunación más habitual. Qué significaba eso? Que cualquier vacuna que se administrará al diez por ciento de la población que ya tenía anticuerpos lo cual sabíamos por el estudio en el cómic, lo que había hecho era combinar dos plataformas de vacunación, una infección natural, otra, cualquier plataforma de vacunación artificial, que utilizara nosotros simplemente lo hicimos de forma artificial. No fui capaz de comprender la reacción de aquellas personas que de forma hasta de forma tan vehemente cuestionaban algo que no comprendían o que simplemente no habían leído. Es evidente que tuvieron un impacto en la población muy superior a la que pudimos tener los científicos, pero sabiendo los efectos secundarios por los que se había suspendido el uso de aquella vacuna. En ese segmento de edad, al menos nosotros pudimos dormir tranquilos. Los efectos secundarios y voy terminando de las vacunas han sido siempre objeto de especial interés para los investigadores y la población, pues se trata de compuestos, que deben administrarse a personas sanas para protegerlas de una enfermedad a la que no sabemos si alguna vez habrán tenido que enfrentarse. Por tanto, la seguridad es de especial relevante. Este aspecto, este aspecto, la seguridad, ha sido también un excelente lugar para la barbarie? Pues a pesar de los datos incontestables, que la ciencia ha ido poniendo a los pies de los ciudadanos, todavía quedan reductos de ignorancia; con resultado de muerte; nos tenemos que ir al año mil novecientos para entender lo que significa y lo que podría significar esa barbarie. En aquel año. En España hubo doce mil muertos por sarampión, seis mil quinientos por viruela, más de once mil por fiebre, tifoidea, ocho mil por difteria, mil doscientos por escarlatina, cuatro mil setecientos por tosferina , y mil ochocientos por septicemia legal, es decir, las madres, dando a luz la mortalidad hoy día de esas enfermedades son una anécdota. Sin embargo existen movimientos que cuestionan los métodos que han permitido la erradicación de estas enfermedades y que promueven el regreso al medievo sanitario. Ahora hacen referencia al impacto sobre la fertilidad derivada de la vacuna, del sars, CoV, dos como argumento para frenar la vacunación. Este mismo argumento fue el que grupos religiosos extremistas utilizaron en África y en Asia para impedir la vacunación de los niños, frente a la poliomielitis, curiosa cercanía intelectual, y fue en los años sesenta, el mismo argumento que se utilizó frente a las vacunas que iban borrando las secuelas de muerte, destrucción y terror de miles de años de oscuridad. Estos éxitos son tan cotidianos como disponer de agua corriente o de cobertura para el dispositivo móvil. Por eso lo que tenemos es una enorme tendencia a disfrutar de sus beneficios sin reflexionar sobre las causas y herramientas que han promovido y que han permitido que nuestros hijos vivan más de cinco años y esa falta de reflexión conduce al olvido, y el olvido es uno de los elementos requeridos para cuestionar directamente la herramienta. Una de las viñetas más descriptiva de esta situación es aquella, en la que un grupo de personas portando antorchas iluminando un camino en el que dos personas sin antorcha, comentan lo innecesario de la recomendación de llevarlas ante la adecuada iluminación presente, sin detenerse a observar el motivo de la iluminación que disfruta la ciencia, la razón, el progreso y el humanismo son los valores esenciales que han permitido controlar una buena parte de la naturaleza y explorar los límites del ser humano. La pandemia que estamos viviendo y los diferentes mecanismos que se han activado para su validación han sido una clara consecuencia de esos cuatro valores razón ciencia progreso y humanismo hemos revisado como la genómica ha sido capaz de descifrar en semanas un virus desconocido, y cómo las nuevas herramientas de diseño de vacunas obtuvieron en cuarenta y ocho horas la secuencia teórica que anticipaba una esperanza para todas y para todos. Hemos analizado cómo los nuevos mecanismos de búsqueda de fármacos frente sars CoV dos y las bases más elementales de los diseños experimentales, que sustentan su eventual uso en seres humanos. En definitiva, hemos visto las maravillas que producen el talento y la erudición. Cuando se rodean de esfuerzo, trabajo y dedicación, esos mismos valores nos han permitido ver las debilidades, nuestros, flamantes sistemas sanitarios, y quizá nos han orientado hacia su solución, pero de forma tan predecible como los movimientos circulares en dinámica de fluidos. Hemos observado que la historia se repite durante las catástrofes y charlatanes bebedores de cloro y antivacunas, ocupan espacios, otrora reservados al entretenimiento, y no esos planteamientos serían tan insignificante como las personas que los, si no, tuvieran consecuencias sobre la vida de quienes no tienen el privilegio de la defensa académica. Como hemos visto, las falacias lógicas y ha argumentado Rivas, que han rodeado cada uno de los avances científicos. Que han permitido controlar la pandemia han sido atacados con las mismas estructuras de razonamiento con las que se atacó al primer ser humano, que intentó comprender la naturaleza son fácilmente identificables -irrebatible, pero las ideas y los planteamientos científicos, cuando son incomprensibles por los sujetos que se beneficiarán de ellos, exigen un acto de fe en la erudición sobre quién los plantee. Este dilema que nos percibe, nos persigue desde tiempos inmemoriales; supone sustituir las divinidades por los científicos en una paradoja de proporcionalidad; cuestionable. Comencé con el recuerdo de aquellos que no pudieron ni pueden tener defensa alguna frente a la desgracia. Quiero terminar estos minutos, dirigiendo aquellos que dais que comenzó a sanar vuestros. Primeros pasos dentro de la erudición, tener en cuenta que las generaciones, una tras otra, han mirado al espejo y viéndose reflejadas una y otra vez. La ciencia es lo único que os permitirá romper ese espejo, intentar uno nuevo, o simplemente comprender los motivos por los que al otro lado nunca, hasta Galicia, pero hagáis lo que hagáis salir a la calle y explicación, pues son los pueblos, los hombros de los gigantes, a los que para cambiar el horizonte. Muchas gracias. La. La. A continuación, hace uso de la palabra la doctora doña Beatriz Miguel Hernández rectora, magnífica de la Universidad Politécnica de Cartagena . 1479 01:20:40,020 --> 01:20:42,980 Señor presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, Señor Rector Magnífico de la Universidad de Murcia, señora consejera de Empresa, Empleo Universidades y Portavocía, señores presidente del Consejo Social de las universidades de Murcia y Politécnica de Cartagena, señores secretarios generales de las universidades públicas de la Región de Murcia, señor director del Instituto de Salud Carlos tercero, rectores de las universidades de Murcia y Politécnica de Cartagena, señor presidente de la Asamblea General regional, señor delegado del Gobierno de la Región de Murcia Señora almirante, de Acción Marítima, señores diputados y senadores, señor eurodiputado, señor director general de Universidades, miembros de los consejos de dirección de las universidades públicas de la Región de Murcia, decanos, directores de centro, excelentísimo autoridades civiles y militares, miembros de las dos comunidades universitarias. Señoras y señores amigos, todos muy buenos días a todos y, en primer lugar, felicitar al doctor Belda por su claridad científica, poniéndonos tanto el carácter de este pequeño enemigo al que nos venimos enfrentando, como la capacidad que ha tenido la comunidad científica de enfrentarse a él. Creo que ha sido una lección magistral y que nos ayudará a todos a saber en qué situación. Nos encontramos si al comienzo del curso es siempre un momento muy especial, en esta ocasión lo es mucho más alumnado, profesorado y personal de administración y servicios. Todos volvemos a las aulas, a los laboratorios, a las oficinas y a los campus con una ilusión renovada. Han sido tiempos muy difíciles, hemos tenido que adaptarnos a las circunstancias que nos ha impuesto la pandemia y sus consecuencias; hemos tenido que tomar decisiones para que la universidad pudiera superar las adversidades y seguir cumpliendo con sus funciones a la Universidad Politécnica de Cartagena , no la para nada ni nadie fechas Allen, mar. Es muy importante, como ya se ha subrayado, que gracias. A la ciencia se han conseguido vacunas en un tiempo récord en marzo de dos mil veinte. No podíamos imaginar que en este momento en España la boca, la población vacunada con la pauta completa, supere el setenta y cinco por ciento y en general en la Unión Europea un setenta por ciento de la población adulta. Señores, no ha sido por azar, ha sido porque había una investigación previa sobre el coronavirus en animales y sobre técnicas de rne para el tratamiento de otras enfermedades. El conocimiento estaba ahí. Sólo hemos tenido que adecuarlo al problema concreto. Si pensamos que la ciencia no necesita tiempo, inversión, fracasos, nuevos, ensayos es que desconocemos por completo el método científico. Necesitamos una apuesta firme y decidida por la investigación, qué ha de reflejarse en un aumento de la inversión y la apuesta a largo plazo por la carrera científica de nuestros jóvenes investigadores, y eso solo se podrá lograr si aumenta la cuantía y frecuencia de las convocatorias públicas y competitivas de los proyectos de investigación y ayudas pre y post doctorales que, en nuestro caso la comunidad autónoma gestiona a través de la Fundación Séneca. La ciencia. Señoras y señores, no lo olvidemos, se desarrolla y tiene lugar en gran medida en las universidades. Hemos invertido en sistemas de docencia, en streaming. Hemos cambiado nuestro modelo educativo, hemos conseguido no ser foco de contagio, pero lamentablemente en algunos momentos lo hemos tenido que hacer con muy poca ayuda y en ocasiones bajo una lluvia de críticas y mucha incomprensión, y, sin embargo, aquí estamos siendo modelo de adaptación y resilencia. Los cambios de modelo requieren compromiso, inversión económica e implicación social. Si no, el resultado será dudoso. La sociedad es inconstante. Nos acercamos a la universidad, a su conocimiento y su ciencia en los momentos de crisis y lo olvidamos. En las épocas de bonanza y tranquilidad, la transferencia del conocimiento al servicio del arroyo social y tecnológico supone años de investigación, trabajo e inversión no se puede ingeniar ni transferir. Si no se cuenta con el conocimiento previo, hay que apostar firmemente por la investigación, sí o sí y ya aquí no valen titubeos lo repito alto y claro. Vivimos en la sociedad del conocimiento, pero olvidamos que para manejar todo ese caudal de conocimiento. Necesitamos una sociedad crítica y formada, capaz de gestionar esas ingentes cantidades de información. Por lo tanto, sólo podremos triunfar en esta nueva aventura. Si existe apoyo en todos los niveles educativos, la Universidad cuenta con la base de conocimiento para realizar una contribución crítica y constructiva al desarrollo sostenible social, nuestra responsabilidad en el ámbito de la educación, desarrollando un pensamiento crítico e incorporando los principios. La ética y los valores del desarrollo sostenible, inclusivo e igualitario es indudable este año en la upct hemos aumentado el número de estudiantes de nuevo ingreso gracias a las campañas de impulso de las titulaciones stem, sobre todo entre las mujeres, contando con el apoyo de la Real Academia de Ingeniería, y de todo nuestro personal y estudiantes. No se trata de que todas nuestras jóvenes se conviertan en ingenieras. Se trata de que al menos se planteen la posibilidad de serlo, pero en este fomento de vocaciones no se nos olvida que en esta región tenemos un elevado abandono escolar en los años no universitarios. El sesenta por ciento de los alumnos que repiten curso en España son varones, no nos puede extrañar entonces, que hoy el número de mujeres que alcanzan una titulación superior en nuestro país supere ampliamente el de los hombres. Permítanme decirlo con estas sencillas palabras. En nuestras aulas no sobra ninguna chica, pero nos faltan muchos chicos. No entraré en las decisiones ni actuaciones que implican estos datos, solo levantó la voz de alarma porque no podremos llegar a una sociedad del conocimiento, con este alto abandono escolar ni con esta falta de varones universitarios. Además, siempre me gusta señalar el carácter tremendamente europeísta de la Universidad Politécnica de Cartagena cumplimos ya veintitres años a orillas del Mediterráneo. Nuestra upct destaca por su gran implicación en el programa Erasmus Plus. Se intenta intensa participación en proyectos internacionales de los programas Horizonte veinte veinte, y Life entre otros y muy reciente, con nuestra participación en el estimulante y ambicioso proyecto europeo cargado de futuro que es del European University of Technology, nuestra un Te Plus, en el que nos hemos embarcado con otras siete universidades Unidas en la diversidad y con el lema Zuma hace veinte años, se decidió que nuestra universidad se integrara en el entorno urbano de Cartagena para que la relación universidad, sociedad fuera más estrecha, nos instalamos en magníficos edificios cuya finalidad constructiva nunca fue la de albergar espacios universitarios. Aunque los arquitectos hicieron un gran trabajo en la readaptación, el paso de los años ha demostrado que fue insuficiente. Nuestros edificios no son sostenibles energéticamente y teme, que no lo serán nunca por su grado de protección cultural, somos úteros en tecnología y no la podemos implantar en nuestros edificios a la upct. Se le asignó la conservación del patrimonio arquitectónico de la región sin incluir ningún presupuesto. Para ello. Muestra extrema es la cesión del Cerro de San José; recientemente hemos abierto la nueva residencia de la upf, que próximamente inaugurará, y lo hemos hecho con una sensación bastante agridulce. Como funcionario público. No me gusta tener que privatizar un servicio público, pero las las necesidades del nuevo espacio en la Asamblea regional para que nuestros diputados puedan trabajar y la falta de fondos públicos para redactar, readaptar el edificio. Nos abocaron a esta salida; solución digna, pero no por ello deseable. Espero que el futuro no nos lleve a repetir operaciones de este calado en el resto de los edificios de López, una mis palabras previas al debate, que se abre ante la universidad, que queremos para el dos mil treinta. Desde el Ministerio de Universidades tenemos encima de la mesa diversas normas y un anteproyecto de ley que viene a cambiar el modelo actual de universidad; una ley que vulnera la independencia universitaria; una ley que no viene a solucionar problemas sino a complicar nuestra gestión. Nacimos con dos misiones, la docencia y la investigación, pero hemos visto cómo se nos han añadido otras, como la transferencia, la internalización y la divulgación. Como todas ellas, se han visto fuertemente afectadas por la reciente crisis sanitaria que ha afectado a la movilidad y a la economía en este nuevo curso que iniciamos, sigue requiriendo de nuestra cautela y responsabilidad ante la situación sanitaria. Doy la bienvenida a todos los estudiantes que se incorporan en su primer año universitario, a la Universidad Politécnica de Cartagena y al alumnado del resto de cursos felicito a todos los que el curso pasado consiguieron sus títulos de grado, master y doctorado en la upct, quizás con más trabajo, esfuerzo y dedicación que en otras circunstancias desde aquí un saludo afectuoso a todos. Aquellos compañeros que este año alcanzaron su jubilación y a las familias de aquellos que lamentablemente nos abandonaron. Terminaré mi intervención como ya lo he hecho en actos previos reivindicando el papel de una universidad pública como garante de formación, investigación y conocimiento y parte activa y fundamental de la sociedad sostenible a la que todos debemos aspirar. Dice Eduardo Galeano. La utopía está en el horizonte camino dos pasos, ella se aleja a dos pasos y el horizonte corre diez pasos más entonces para qué sirve la utopía para eso sirve para caminar caminemos pues buen camino a todos y muchas gracias. A continuación tiene la palabra el doctor Don José Luján Alcaraz. Rector. Magnífico, de la Universidad de Murcia. Excelentísimo señor presidente de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia, señora rectora. Magnífica de la Universidad Politécnica de Cartagena señora consejera de Empresa y Empleo. Universidades y Portavocía. Señores Presidentes del Consejo Social de la Universidad de Murcia y del Consejo Social de la Universidad Politécnica de Cartagena, señores secretario generales, señor y señora secretario general de las universidades públicas de la Región de Murcia, señor director del Instituto de Salud Carlos tercero, rectores Lozano Teruel, Cobacho Gómez y Díaz Morcillo, señor presidente de la Asamblea Regional de Murcia, señor delegado del Gobierno Señora almirante, de Acción Marítima. Miembros. De la Mesa de la Asamblea Regional. Señor presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, señor fiscal superior del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, señores diputados y senadores, señor eurodiputado, subdirector general de Universidades. Miembros de los consejos de dirección de las universidades públicas de la Región de Murcia y de la Universidad de Alicante. Medalla de oro, Don Tomás Zamora, Doctor Honoris Causa Don Tomás Fuertes, decanos de canas, directores, defensores universitarios, secretario del Consejo sociales y directivos de los consejos de estudiantes de ambas universidades. Excelentísimo, autoridades miembros de la comunidad universitaria. Señoras y señores, aunque como todos ustedes saben, desde el pasado día seis nuestras aulas y campus acogen de nuevo a miles de estudiantes y poco a poco vamos recuperando el pleno disfrute de la vida universitaria. Es en el día de hoy cuando de manera formal y solemne inauguramos este curso académico dos mil veintiuno, dos mil veintidos y lo hacemos como es costumbre abriendo nuestras puertas para acoger en este salón de actos a quienes representan a la sociedad murciana, en sus diferentes estructuras organizativas, desde la representación institucional y política propiamente dicha, hasta las más variadas entidades representativas de la sociedad civil, y es que el acto de apertura de curso tiene un significado muy concreto que yo quiero recordarles en este momento y que no es otro que el de rendición de cuentas de la Universidad ante la sociedad a la que pertenece a cuyos servicios fue creada y es sostenida. Por eso es parte esencial del mismo. La lectura de la memoria del curso anterior momento hoy protagonizado brillantemente por el profesor González Díaz y la profesora Abadillo Amador, secretario y secretaria general respectivamente de la Universidad de Murcia y de la Universidad Politécnica de Cartagena , nos presentamos ante ustedes en efecto, para darles cuenta no solo del uso y destino que nuestra dos universidades damos a los fondos con que la sociedad nos sostiene, sino muy principalmente de la medida en que estamos siendo capaces de responder a las expectativas expresadas por los ciudadanos con su decisión mantenida ya por más de un siglo en esta región de dirigir y sostener una universidad pública. La memoria es frágil y las cosas se olvidan fácil y rápidamente, más aún en estos tiempos en los que se está conformando lo que Bruno Patino. Llama a la civilización de la Memoria de pez y, sin embargo frente al raro instinto de olvidar, resulta siempre conveniente recordar nuestra propia historia, porque solo así entenderemos el presente y construiremos el futuro. Por eso me gustaría volver cien años atrás al solemne acto de inauguración del curso académico. Mil novecientos veintiuno, mil novecientos veintidos y concretamente al discurso que bajo el título la Universidad de Murcia y el organismo social universitario pronunció allí el rector Don José el Estado. Se trata de un discurso extenso, ochenta y seis páginas, en el que se hace una encendida defensa de la razón de ser de la que entonces se conocía como Universidad literaria de Murcia. Junto con el pronunciado por dos por Don Andrés Vaquero, Almansa. En el acto de apertura del curso académico- mil novecientos quince mil novecientos dieciséis e inauguración de la Universidad propiamente dicha, este de los constituye el principal documento fundacional no jurídico de nuestra universidad, ya en mil novecientos quince Baker o el comisario regio, se había referido al movimiento espontáneo del que surgió la aspiración de una universidad para la Región de Murcia. Pero eso lo Tau quien desarrolla ampliamente la idea del nacimiento de la Universidad de Murcia como fruto de un empeño colectivo. La voluntad popular afirma. Reclamaba ante todo, sobre todo y a pesar de todo su universidad, y con tanta enérgica tenacidad. Añade que el Gobierno, que por entonces regía los destinos del país se vio precisado a fundar y a satisfacer así aquella unánime aspiración regional que se manifestó entonces con una fuerza irresistible arrolladora. Hoy cien años después, cien cursos académicos después, creo que podemos afirmar con orgullo que aquella determinación de nuestros antepasados ha dado fruto, y aquí está la Universidad de Murcia, y, junto a ella, la Universidad Politécnica de Cartagena , que no se olvide, que es rama fecunda del tronco común desgajada en mil novecientos noventa y ocho, dispuestas a continuar, siendo, por decirlo otra vez, con palabras del Estado, instrumento esencial para la vida próspera y para el porvenir de la Región de Murcia. Ambas universidades iniciamos el nuevo curso académico con grandísima ilusión y también con prudente respeto al adentrarnos en lo que Muñoz Molina llama, en su último libro El mundo de después lo hacemos, desde luego, con la decidida voluntad de dejar atrás los terribles momentos con que la pandemia nos nos hace herido tanto en nuestras vidas personales y familiares como en nuestros empeños universitarios. Queremos volver a estudiar, a enseñar, a investigar, sin más preocupación que el esfuerzo que esas nobles actividades exigen. Queremos volver a compartir los espacios universitarios como escenarios de encuentro y relación, pero también vemos claramente que este mundo de después va a ser muy distinto del que dejamos atrás. Han cambiado demasiadas cosas en muy poco tiempo enfrentar. La pandemia ha exigido acelerar procesos que en otras circunstancias hubieran tomado décadas la producción en cuestión de meses de una vacuna que los más optimistas no veían posible antes de varios años; es quizás el mejor ejemplo de ello, pero también la abrupta y masiva incorporación de las tecnologías de la información y de la comunicación, la digitalización y la inteligencia artificial. En todas las dimensiones de nuestra existencia. La generalización del teletrabajo, la acelerada desaparición de oficios tradicionales y la aparición de otros nuevos en un horizonte que vislumbraba desde hace años. Pero ahora de alguna forma el futuro nos ha venido a buscar. Exige que estemos a la altura en todos los ámbitos en que se manifiesta la fuerza creadora de los seres humanos y es en este momento, y ante semejante empresa, cuando la Universidad debe aparecer como agente fundamental de transformación en la sociedad del conocimiento, la autorización sobre la universidad del futuro es un género clásico entre nosotros y cada generación parece verse en la obligación de imaginar la suya. Ese es el propósito con el que crue presentó en enero pasado universidad veinte, treinta propuestas para el debate; un documento que pretende mostrar las que para la Asociación Española de rectoras y rectores son las posibilidades de mejora de nuestro sistema universitario. Por citar solo algunos ejemplos de los retos y desafíos a los que hay que enfrentar hablaré de la necesidad de que la formación universitaria tenga más en cuenta las características y expectativas del tejido socioeconómico en el que cada universidad se desenvuelve, el valor de las competencias transversales, la exigencia de una forma oferta formativa de postgrado, amplia, flexible y ligadas competencias profesionales, la demanda creciente de una formación permanente, entendida como aprendizaje a lo largo de la vida. La revolución que, tanto para la innovación docente y la configuración del mapa de estudios como para la propia organización y desarrollo de la institución representa la transformación digital, el reto siempre permanente y nunca habían enfrentado de la internacionalización, o, en fin, el compromiso social de unas instituciones que deben actuar siempre alineadas con los Objetivos de Desarrollo Sostenible. Este horizonte de cambios, retos y desafíos exige también reformas en la arquitectura normativa e institucional de nuestras universidades. La demanda de una nueva ley estatal reguladora del sistema, es ya antigua, bien mirado, viene haciendo falta desde que la gran recesión truncada a las expectativas generadas por la llamada, los Lou, una reforma que, como todos ustedes saben, fue concebida en el contexto de expansión y crecimiento económico anterior a dos mil ocho; sin embargo, las draconianas medidas de contención del gasto público decretadas a partir de dos mil diez anularon por completo el impulso del impulso renovador de la reforma, y colocaron a las universidades públicas españolas, a los pies de los caballos, y me permiten la castiza alocución. Se esperaba de ellas que construyeran la universidad del siglo xxi con menos recursos de los que habían dispuesto al acabar el siglo veinte, la precarización de las plantillas del profesorado, y el aumento del coste de la educación universitaria pública para las familias, o la falta de inversión en I mas D mas i fueron las inevitables consecuencias. Desde luego la universidad pública española necesita de una nueva ley que dinamiza su transformación, pero no parece que esa ley sea la perfilada en el anteproyecto de Ley Orgánica del sistema universitario. Por lo pronto y para poner las cosas en su sitio, habrá que saber que si el actual anteproyecto se convierte en ley, tal y como está redactado sus disposiciones, no serían efectivas antes de dos mil veintisiete en la mayoría de universidades españolas, entre ellas la de Murcia. Así resulta de lo previsto en su disposición transitoria primera, de modo que si no se cambia durante el próximo lustro seguiremos aplicando la Ley Orgánica de Universidades de dos mil uno en su versión de dos mil siete, pero es en el fondo donde el anteproyecto del oso es más criticable. De hecho, si la iniciativa legislativa del Ministerio de Universidades tiene valor actual es porque abre el debate sobre la necesidad de una reforma durante este curso, veintiuno veintidos, hablaremos mucho de la misma y eso ya es en sí mismo un avance, pero solo eso, el documento presentado como anteproyecto en primera lectura no parece tener más ambición que el de concretar una reforma menor de la London. Baste para justificar esta opinión decir que resulta imposible descubrir el texto qué modelo de universidad propone una reforma especialmente oscura e incluso contradictoria en materias, por ejemplo, como autonomía y gobernanza, pero lo que es más importante es que no hay en ella un verdadero compromiso financiero; al revés, la lectura detenida de la memoria de impacto económico y presupuestario produce el mayor de los desasosiego, las medidas de reforma o carecen de ese impacto económico o si lo tienen, éste se deja en el alero de las comunidades autónomas. El problema de las universidades públicas españolas es estructural e históricamente económico. De ese problema deriva en otros, es verdad, pero el problema primordial es cómo ha sido a lo largo de nuestra historia económico. Obviar tal circunstancia. Cuando se emprende un proyecto de reforma es tanto como condenarlo al fracaso. En dos mil uno, cuando se aprueba la Ley Orgánica de Universidades, había en España once universidades privadas, hoy hay treinta y cuatro. Visto el éxito de la iniciativa privada en el sector de la educación superior universitaria, cualquier persona no avisada podría pensar que, al igual que las privadas, también las públicas, podríamos atender mejor a la generación autónoma de ingresos, y es verdad que podríamos hacerlo y con mucha ventaja y éxito, con solo igualar precios con aquellas. El problema es que no podemos hacerlo porque somos un servicio público, de modo que, en puridad, quien ofrece estudios superiores universitarios y gratuitos a los ciudadanos son los poderes públicos, a cuyo efecto se valen de las universidades como entes instrumentales. De lo que digo se siguen dos con dos coronarios principales, el primero entre las universidades públicas y las universidades privadas. No existe ninguna clase de competencia. Hay concurrencia en los ámbitos de la docencia, la investigación y la transferencia, pero no hay competencia para que se diera esta última sería preciso que unas y otras ofrecían sus servicios al mercado. Sin más restricción en la fijación de los precios que la ley de la oferta y la demanda, y también y ésta no es cuestión menor, con sujeción al derecho privado, entienda si bien no digo que esto debería ser así, lo que digo es que por no ser así es evidente que no hay verdadera competencia entre universidades públicas y privadas, y el segundo corolario es mucho más importante todavía y consiste en que el sostenimiento, por tanto, de las universidades públicas mediante una financiación suficiente para que las mismas las mismas, puedan desenvolverse adecuadamente. Es una obligación inherente a la decisión pública de crearlas de la misma forma que no hacerlo es al fracaso. La presentación en estas últimas semanas de las entregas anuales de diferentes ránking. Es universitarios, ha puesto una vez más encima de la mesa el lugar, el mal lugar que las universidades españolas ocupan en general y la de Murcia, como una de ellas en particular. Sin embargo, y sin perjuicio de que en otra ocasión hablemos de ránking con más detenimiento, yo les invito a que dediquen al asunto algo más de los nueve segundos de los que habla Patino en su hora ya citada, que se pregunten por ejemplo, por la naturaleza pública o privada de las universidades, por los datos de por la riqueza, por la inversión en I mas D mas i de los distintos países y sobre todo por el presupuesto con que cuenta cada una de las universidades. Ya sé que se ha dicho muchas veces tantas que es casi un lugar común pero permítanme que lo vuelva a repetir. La primera universidad del mundo, en el ránking de Shanghai y la Universidad de Harvard dispone de un presupuesto anual que es igual a la suma de los presupuestos, de las de la mitad de las universidades públicas españolas, la mitad de las universidades públicas españolas y ello para impartir doce docencia solo a veintidos mil estudiantes, pero tampoco hace falta irse tan lejos, solo doce universidades españolas se sitúan entre las quinientos mejores de ese ránking en dos mil veintiuno. Yo les invito a que consulten sus presupuestos y los comparen con los de la Universidad de Murcia, que está entre las ochocientos primeras, pero también les invito a que consulten qué financiación recibe del Estado. Cada una de sus respectivas comunidades autónomas confieso que no dejó sentir cierto malestar al tener que insistir una vez más en estas cuestiones, pero como rector es mi obligación hacerlo, incluso a sabiendas de que no soy original. No me sirve de consuelo, pero lo cierto que todos quienes me han precedido en el cargo lo han tenido que hacer en algún momento y también me consta que las autoridades responsables de la financiación de la Universidad pública, tanto estatales como autonómicas, no solo entienden bien que, como decía Marco Aurelio, en este particular de la educación, es menester gastar asiduamente, sino que son igualmente sabedores de que, como también dijera los en el discurso antes citado, la difusión de la cultura presidió siempre el desenvolvimiento de la riqueza y es la que primordialmente ha determinado la prosperidad industrial, o, dicho de una manera más simple y directa. Saben bien que los países ricos lo son porque supieron invertir a tiempo en ciencia y en educación, mientras que los pobres esperan a ser ricos para hacerlo, esperan y siguen esperando, como los locos de Samuel que esperaban a Godot. Afirmó una vez más, en definitiva, que la educación superior universitaria debe tener el reconocimiento que su alta misión exige, y una vez más reclamó que las universidades públicas se doten de financiación suficiente y estable, que necesitan para desplegar verdaderamente sus potencialidades, y nuevo con una fuerza que me da saber cómo todos ustedes saben que la universidad pública es un bien estratégico para la sociedad. Siempre lo hemos sabido, es verdad, pero en estos últimos meses eso se nos ha hecho muy evidente. Conforme poníamos en los investigadores nuestras esperanzas de victoria frente a la covid diecinueve, por eso quise que el tema principal de este acto de apertura fuese también una vez más, porque nunca será bastante la valoración de la ciencia y de las personas que la hace, porque es precisamente la fe en su trabajo y la certeza de que sus investigaciones son indispensables para construir un mundo mejor, donde seamos capaces de vencer el hambre, la enfermedad, la pobreza y la desigualdad, lo que llena de legitimidad nuestras pretensiones de reconocimiento social y político, y por eso, a primeros de agosto, al tiempo que le felicitaba por su nombramiento como flamante director del Instituto de Salud Carlos tercero, le pedí al doctor Belda, Iniesta, que. Asumiera la tarea de impartir la lección inaugural de este curso académico dos mil veintiuno. Dos mil veintidos su condición de ingresado en nuestra facultad de Medicina su alto su actual responsabilidad al frente del principal organismo público de investigación biomédica y salud pública en España y la vinculación del mismo con él y Arrixaca que, como ustedes saben, es el Instituto de Investigación Biosanitaria, constituido entre la Universidad de Murcia y la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia. Son tres factores que le hacían especialmente idóneo para ello. Sólo la historia, cuando se escriba con la distancia y perspectiva que esta ciencia exige dará cuenta verdadera del sufrimiento y del horror con que la humanidad ha enfrentado la pesadilla de la covid diecinueve y también narrará cómo la ciencia una vez más nos ha salvado. Escribía en mil novecientos sesenta y dos, sesenta y dos Arthur declarar que cualquier tecnología suficientemente avanzada es indistinguible de la magia, y la verdad es que eso es lo que puede parecer. No pueden parecernos los métodos, los procedimientos, las técnicas y los hallazgos científicos modernos; por ejemplo los que han permitido disponer en muy poco tiempo de vacunas eficaces contra la covid diecinueve. Gracias a ellas. Podemos estar hoy aquí reunidas tantas personas, gracias a ellas, nuestras vidas recuperan poco a poco la alegría y la esperanza, y estamos tan contentos que sólo vemos el resultado final, el desenlace feliz del drama, que se produce repentinamente como ordenado por un Deus -Ex, Machina, solo que en la vida real las cosas no suceden, como en el teatro clásico, poniendo la ciencia frente al espejo. El director del Instituto de Salud Carlos tercero no ha explicado muy bien. Hay tanto y tanto trabajo detrás de los hallazgos. Hay tantas y tantas horas de laboratorio de despacho, de seminarios de congresos, hay tantos miles de personas colaborando por todo el mundo que lo que parece magia es en realidad un milagro. El milagro de la ciencia y terminó ya lo haga haciendo hablar nuevamente a los cien años después, porque con él quiero insistir en la idea de que la Universidad de Murcia, la Universidad y la Universidad de Murcia, la Universidad Politécnica de Cartagena son cosas que jamás acaban de hacerse, que nunca se completa y por eso os exhorto a quienes hoy aquí nos honra con vuestra presencia, representando a la sociedad, a la que la universidad sirve para que no dais entrada en vuestro ánimo, a ese concepto de universidad, que se limita a considerarla como algo inmediatamente útil, como algo destinado a satisfacer determinadas necesidades de índole individual y nada más es preciso. Decía los Tau que mira un poco más lejos, que muestran horizontes ensanche y que trata de ver a vuestra ciudad y a vuestra región, no solo como lo que hoy se nos presenta, sino como quisiera que fuera para vuestros hijos y que al hacerlo tengáis. La clara conciencia de que nuestras universidades públicas son un poderoso instrumento al servicio de la aspiración compartida de un futuro mejor, muchísimas gracias por su asistencia. Gracias también un año más a las personas encargadas de la organización del acto al grupo de cámara Arts; Quartet a todos ustedes y para nuestro profesorado; investigadores, estudiantes y personal de administración y servicios. Mis mejores deseos para este nuevo curso académico -dos mil veintiuno, dos mil veintidos. Muchísimas gracias. Rectores magníficos de las universidades de Murcia y Universidad Politécnica de Cartagena , presidente de la Asamblea regional, delegado del Gobierno y consejera de Empresa y Empleo Universidades y portavoz almirante de Acción Marítima presidente del Tribunal Superior de Justicia de la Región de Murcia, fiscal superior de la Región de Murcia, presidentes de los Consejos Sociales de Universidad de Murcia y de la Universidad Politécnica de Cartagena autor de la brillante elección inaugural diputados nacionales senadores diputados regionales eurodiputado director general autoridades civiles y militares miembros de la Junta de Gobierno, claustros y comunidad universitaria. Señoras y señores, pocos cursos han sido tan complicados como los últimos dos, sin embargo, lo habéis superado con esfuerzo y sacrificio, con mucho sacrificio, con plena convicción de que era posible de que el curso de la pandemia no iba a arrestar al trabajo cotidiano en la formación de las nuevas generaciones de universitarios. Es cierto que hubo que descubrir otra forma de relacionarnos, esto tuvo una especial incidencia en los jóvenes privados del ambiente de la vida universitaria tradicional, que las clases se convirtieron en muchos casos en no presenciales, incorporando nuevas tecnologías, exigiendo un mayor esfuerzo a todos, a profesores y alumnos. Hoy afrontamos un curso que debe ser distinto, que lo es ya desde su inicio la precaución, la cautela, la responsabilidad de toda la sociedad en la Región de Murcia. Lo ha hecho posible posible. Es otro curso, en pandemia, el virus sigue ahí pero afortunadamente hemos logrado reducir su incidencia. La vacunación nos ha permitido recuperar en gran medida la normalidad, volver a la mayor presencia posible. Un alto número de alumnos ya está vacunado, con la pauta completa los jóvenes murcianos lo están por encima de la media nacional, y seguiremos trabajando para que todos logren pronto su inmunización. Es imprescindible si queremos poco a poco volver a la normalidad. Contamos para ello con vuestra colaboración, con la colaboración de las universidades de la Región de Murcia, y por eso instalaremos en los próximos días unidades móviles de vacunación en las universidades que así lo soliciten. Facilitando a aquellos estudiantes también a profesores y a todo el personal que aún no se hayan vacunado la posibilidad de hacerlo. Este es el camino que nos permitirá dejar atrás la pandemia, porque es urgente que afrontemos nuestra recuperación como país. Es esta una tarea a la que debemos contribuir todos y en la que las universidades tenéis un papel esencial que va más allá del plano formativo como promotoras de avances que han de ser vanguardias nuestra sociedad, desde el Gobierno de la Región de Murcia, apostado decididamente por ello. Nuestras universidades están plenamente conectadas a las políticas públicas y precisan una correcta y adecuada financiación, conscientes de ello, y pese al desastroso sistema de financiación autonómica que no relega a la cola de las regiones españolas, reafirmamos nuestro compromiso con la Universidad de Murcia y con la Universidad Politécnica de Cartagena . 2181 02:01:07,020 --> 02:01:08,980 Por ello hemos hecho un esfuerzo importante para actualizar las dotaciones para el funcionamiento general de las universidades públicas. Hemos considerado por primera vez el crecimiento vegetativo real de cada una de ellas, el incremento de las cotizaciones sociales y los incentivos a la investigación y la transferencia. Hemos incrementado la dotación para los contratos, programas con cada una de las universidades públicas como financiación complementaria ligada al cumplimiento de objetivos. Hemos compensado la minoración de las tasas de expedición de títulos de grado atendiendo a una antigua reivindicación, se estudiantes. Del mismo modo, el proyecto Interuniversitario Campus Mare Nostrum, se ha intensificado con nuevas líneas de apoyo y seguimos apostando por la promoción y la extensión universitaria junto con la movilidad internacional, sin olvidar, por supuesto, el apoyo a las personas más desfavorecidas, con menos recursos para evitar que las razones económicas no sean un factor de exclusión de los estudios universitarios. Nuestras universidades tienen que afianzar su calidad, generar y atraer talento y pulsar la investigación de excelencia y transferir al sector productivo todo su potencial innovador. Además, la situación derivada de la pandemia ha propiciado una fuerte aceleración del proceso de transformación digital en multitud de sectores. En este sentido, uno de los más afectados ha sido el de la educación superior. Los informes más recientes lo sitúan como el segundo en el que más se ha acelerado la transformación digital por detrás del sector bancario. Por ello, hoy querría anunciarles que en el marco del Fondo acordado por la Unión Europea, vamos a proponer la declaración como iniciativa de interés público y estratégico, la digitalización de las universidades, porque consideramos un objetivo prioritario para la Región de Murcia. De esta forma podremos incluir el proyecto para ser financiado con cargo a los fondos europeos. Las nuevas demandas sociales están marcando el rumbo del ecosistema universitario español. Nos encontramos en un verdadero punto de inflexión en el que nuestras universidades deben transformarse digitalmente o podrían dejar de ser competitivas. Las administraciones. Hemos de tener en cuenta el papel fundamental que juegan las universidades como del futuro talento de nuestra región y, por eso, indiscutiblemente apoyarlas en sus procesos de transformación digital. La consecución de este reto implica la movilización de importantes recursos económicos que superarían los treinta millones de euros durante los próximos cuatro años. Tenemos que hacer evolucionar los campus universitarios para dotarlo de las infraestructuras y los medios técnicos que permitan dar el salto tecnológico necesario para las nuevas demandas de los profesores, de los investigadores y de los estudiantes. Es estratégico, es salvaguardar la excelencia y la calidad de la enseñanza. Pero adaptado a las nuevas demandas y necesidades de los ciudadanos y de las empresas. Precisamente ese el de la colaboración entre los sectores educativo y empresarial. La colaboración público -privada también es un reto que nos marcamos hace ya varios años y que ha dado muestras más que sobradas de que es el camino adecuado. Posibilitar la mejor salida laboral a los egresados es algo que no podemos disociar de una formación de excelencia, capaz de hacer a los profesionales del mañana desenvolverse en un mundo competitivo y cada vez más global, y para ello, para ello es fundamental apostar por una formación en la que se reconozca y se valore el esfuerzo; un modelo universitario que se aleja enormemente del que diseña el anteproyecto de ley orgánica del sistema universitario, aprobado por el Consejo de Ministros. Consideramos que esta ley en su actual redacción, no responde a las necesidades y a los cambios que precisa la universidad española. Así lo hemos hecho saber con una serie de alegaciones en las que hemos expresado que la elaboración de este primer texto ante el proyecto de ley orgánica debe ser objetivo y debe ser objeto de un debate reflexivo objetivo, serio y profundo en el seno de las propias universidades, al tiempo que hemos denunciado la elaboración unilateral por parte del Ministerio de Universidades. Hemos trasladado también nuestro parecer sobre la carga ideológica ciertamente exagerada, que presenta el anteproyecto y que consideramos que no contribuye a la búsqueda de consensos, tan necesarios e imprescindibles, diría yo, a la hora de establecer normas que van a regular con carácter básico la educación universitaria en España. La universidad española precisa de un cambio profundo que permita una institución centenaria y señera, adaptarse a nuevos tiempos y realidades nuevas en un mundo globalizado, marcado por la sociedad y la economía del conocimiento; y esto esto no se puede hacer de cualquier modo, necesita consenso, exige consenso y que se dé voz a las universidades, a las comunidades autónomas, a la sociedad. Al fin y al cabo no compartimos el texto porque la autonomía de las universidades sale escasamente reforzada. La gobernanza se hace más política y menos profesional en la financiación ni se concreta ni se determinan sus fuentes. La suficiencia y estabilidad financiera de las universidades públicas es fundamental, como bien decía los rectores, por el cumplimiento de sus funciones, por lo que es imprescindible concretar las fuentes de financiación. Con la actual redacción del anteproyecto de ley el profesorado universitario no refuerza su capacidad y competencia, y no se abordan los problemas claves del sistema universitario, la regeneración de plantillas, la temporalidad en el empleo y la calidad de los recursos humanos, la captación del talento y la internacionalización como factores clave del cambio. La Región de Murcia defiende la conveniencia de aprobar antes de la ley una estrategia nacional del sistema universitario que permita entre todos diseñar la ruta para alcanzar los objetivos previstos, que no deben ser otro más que hacer de nuestro sistema universitario, una fortaleza y la base para un cambio profundo en la sociedad y en la economía española. Asimismo, hemos ratificado nuestro apoyo como Gobierno al jefe del Estado, pidiendo que se mantenga la fórmula tradicional de expedición de títulos universitarios oficiales por el reactor o rectora de la Universidad en nombre de Su Majestad el Rey. La tradición histórica en España es que los títulos universitarios se expidan en nombre del jefe del Estado, lo que no limita en modo alguno la autonomía de la Universidad, sino que refuerza la importancia del título; en definitiva, y no tendré más en ello, todos debemos contribuir a una mejor universidad y ésta no debe estar sometida a me hubieran ex políticos o asistir sin voz ni voto a que en ella se experimente como desgraciadamente ha sucedido en el resto de niveles educativos, una sucesión normativa que no contribuye a esa excelencia, que debe ser su principal paradigma. El curso dos mil veintiuno, dos mil veintidos, se inicia con la ilusión de recuperar el contacto, cercano, la posibilidad de asistir a clases presenciales; la seguridad de que será mejor que la anterior, también en los resultados, que se darán en todos los ámbitos de la universidad, formativos o de investigación. También en la contribución de nuestras universidades a devolver a la Región de Murcia al liderazgo que no sabemos capaces de alcanzar el cómic, nos ha situado frente a un espejo, como bien planteaba en su magnífica lección inaugural. El doctor Cristóbal Belda, Iniesta, al que quiero felicitar por su excelente intervención y por el gran trabajo que desempeña cada día al frente del Instituto de Salud Carlos tercero, es sin duda un orgullo contar con murcianos de su categoría en todos los ámbitos, también los más complejos, en aquellos en que la vida zanjó la pandemia no se ha puesto en jaque como sociedad, y si hubiera estamos venciendo es porque contamos con científicos cualificados, con avances técnicos, que nos hacen más fuertes; vencer a una pandemia es y creo que estarán de acuerdo conmigo, una consecuencia de la excelencia de nuestras universidades. La obligación de quienes desempeñan una responsabilidad institucional es ser útiles a la sociedad, ser una herramienta que facilite su desarrollo, apoyarnos en los mejores técnicos para tomar cualquier decisión. Se ha demostrado que es el camino correcto y la excelente formación que han recibido es un extraordinario logro de las universidades. Les animo a seguir en esa línea marcada por el éxito. Mi compromiso del Gobierno de la Región de Murcia es seguir escuchándoles y trabajando, porque así sea. Muchas gracias. En nombre de su Majestad el Rey declaró inaugurado el curso académico dos mil veintiuno. Dos mil veintidos en las universidades públicas de la Región de Murcia, puestos en pie. Cantemos juntos el grado de Amos y Tour. La. Dos. La se levanta la sesión.

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Francisco Fernando Galvez Martinez

Comentarios

Nuevo comentario