Idioma: Español
Fecha: Subida: 2021-05-03T00:00:00+02:00
Duración: 16m 57s
Visitas: 23 visitas

Economía, ¿no es para mujeres?

NAUKAS Murcia 20 de Mayo 2019

Descripción

NAUKAS, el mayor evento de divulgación científica en español, celebró su novena edición en el Teatro Romeo de la ciudad de Murcia (20 de mayo, 2019).

Bajo el lema “Murcia y Vida” las más de 800 localidades se llenaron para escuchar a expertos y divulgadores científicos que con amenidad y rigor demostraron que la Ciencia interesa.

Esta vez, en unas huestes por las que suelen abundar expertos en Química, Física, o Matemática, también la Historia Económica ocupó su lugar. Susana Martínez-Rodríguez presentó la charla “Economía, ¿no es para mujeres?”, una reflexión sobre el papel de las mujeres que han escrito la historia de la Economía, y sobre las situaciones de desigualdad que aún siguen existiendo.

Transcripción (generada automáticamente)

A continuación, voy a presentar a Susana Martínez, que me comentaba entre bambalinas que cuando era pequeña le echaron de baile, y por eso estudió Historia de la economía. Quiero que la recibe con un fuerte aplauso. En 1.875 Mary era una excepción en la economía. Victoriana fue una de las cinco primeras mujeres que será admitida en la Universidad de Cambridge. Fue la primera en pasar los exámenes finales de Economía y, como era tan brillante fue invitada a ser profesora de Economía en un proyecto que había incorporado a las mujeres en la universidad con 25 años la vida de sonríe estaba soltera, vivía independiente de sus padres. Tenía una profesión que le apasionaba y un futuro prometedor por delante. Yo creo que ella sabía que estaba haciendo historia. El año siguiente en 1.876, se convirtió en la señora Marchionne y su futuro cambio marcial sería la postre, el economista más famosa de toda esa época. Un primer momento, como ya era también profesora de Economía, siguieron colaborando, juntos, escribieron y con Amics, pero ella paulatinamente fue dejando paso a otra faceta a su faceta como señora de Alfred. Es cierto que continuó con su profesión como profesora de Economía, también de historia tutora de alumnas, pero paulatinamente se va centrando en colaborar con su marido; ayudarle a revisar textos, editar, editar otra vez volver a editar, en la obra más importante de Malasia; hay una bonita dedicatoria en la primera edición en la que alaba la colaboración de Mary en la segunda, y la tercera edición. Esta dedicatoria es más pequeña y a partir de la quinta desaparece, es que a ya era muy puntilloso con la propiedad intelectual, pero con la suya en los últimos años de vida de la de este autor con una salud ya muy quebradiza. Ella se dedicó a trabajar en todos los manuscritos, para que salieran a la luz antes de que falleciera, una vez que Marsal desapareció y se centró básicamente en su legado, en mantener su legado, y también volvió a seguir centrada en su labor de tutor a su labor de mentora, de jóvenes promesas; de la economía de jóvenes, que querían seguir una profesión, cosa que ya no hizo en plenamente. En 1927, la Universidad de Bristol le concedió un doctorado honorario por su empeño. Por su labor en romper las cadenas que había para que las mujeres entraran en la universidad, hoy en día las facultades de Economía y Empresas, un caladero de mujeres, según datos del Ministerio, más del 53 por 100 son las mujeres estudiantes que tenemos en ade, con negocio, administración e incluso también derecho porque nos da un gran número aquí en nuestra casa. En la Universidad de Murcia alrededor de un 45 por 100 de todos los estudiantes que hay en la Facultad de Economía y Empresa son también mujeres, y muy pocas de ellas saben todo lo que le deben a la señora marcha. Veréis es verdad que la economía, ese tipo de interés, es producción distribución, es teoría estadística, pero es que la economía, sobre todo una ciencia social y la ciencia social tiene en la historia su mejor registro y aquella teoría, que es por la historia que soporta la historia es aquella que funciona y la tenemos ahí la historia, para verificarlo en los próximos minutos. Yo os voy a contar por qué la economía no es amable con las mujeres, y quizás el problema está en que cuando empezamos a explicar economía decimos algo como esto. El padre de la economía es Adam Smith, Adam Smith es el padre de la economía clásica defensor del libre mercado, defensor de la libre competencia y dejó muy claro que la fuente de toda la riqueza es la actividad y el trabajo del hombre. Hombre, después de este padre vinieron otros, los economistas clásicos, el marxismo, que siempre tiene un papel relevante, aunque le pese el neoclasicismo, el que viene sí mismo, todos ellos son padres de la economía y de una forma se abreviada podemos decir que 250 años de Economía se puede sintetizar en esta figura cruel y yo de verdad, pensamos que la economía es sólo esto, de verdad, en 250 años no hay ninguna mujer. Junto a estas manos visibles, hay otras manos invisibles que han escrito la economía. El éxito de la economía en el siglo decimonoveno, que se consolida como una ciencia social, debe mucho al papel de la divulgadora. Si el papel que muchas de estas mujeres tuvieron para asentar la economía como una ciencia moderna, muchas de estas primeras economistas no fueron a la universidad porque no les estaba permitido, pero tuvieron un papel fundamental para asentar, difundir en cierta manera la eran algo así como las náuticas de la época. Os voy a poner solo dos ejemplos. La señora más antigua del gorrito y más set antes de ser economista. Fue química escribió un libro, lo que se denominaba, conversación política lejana mi a principios del siglo XIX, en el que estableciendo un diálogo entre dos mujeres un hombre una mujer sino entre dos mujeres discutida, conceptos de Economía, conceptos de Hanga Smith con textos de David Ricardo, porque ella era también una era una era una conocida de David Ricardo y tuvo la oportunidad de desarrollar los conceptos económicos con el otro ejemplo Martino, que también está en la fotografía Martino, logró algo inédito para la época y fue vivir de lo que escribía escribió 25 novelas con conceptos económicos donde desgranaba las principales ideas de Adam Smith y, sobre todo ella un Stuart 1.000 fue capaz de vivir de los derechos de autor. Algo que incluso hoy en día muchos economistas relevantes pues no han conseguido la economía escrita por mujeres, como digo, en principio del siglo decimonoveno fue algo así como de divulgación porque no tenían acceso a la universidad, pero a medida que accedieron a la universidad a medida que fueron incorporadas en las aulas tuvieron que pasar los mismos requisitos que hombres y, por tanto, el nivel de exigencia era igual y, como el talento estaba igualmente distribuido. También hicieron aportaciones relevantes. La última de las fotografías John Joan Robinson, fue una colaboradora de Jaume Kings y a la postre se convirtió en una representante de la economía neoclásica. Sus aportaciones fueron originales, escribió sobre el papel del capital en el crecimiento, en el desarrollo económico, el papel de la competencia y todo esto marcó también la historia, como toda excepción es confirmada como una regla. También existe, por supuesto un Nobel de Economía, 1, sobre lo que recibió una mujer Elinor Ostrom, en el 2009. Veréis la economía no solo se queda en la universidad, sino que ahora también es tan secundaria que al estar en secundaria con estos enfoques sesgados lo que estamos haciendo es condicionar también el modelo de aprendizaje de las estudiantes. Si tenemos una economía sin grandes teóricas que tenemos una economía sin grandes empresarias, sin mujeres que toman decisiones, las alumnas, las chicas no van a tener modelos de referencia y, por tanto no van a aspirar también a convertirse en unas de ellas. La economía tiene además otra característica. Y es que. Perdón, la economía tiene además otra característica, y es que todo está todo lo que está bajo el sol es en cierta manera. Economía en la sociedad contemporánea, en occidente. Tenemos la suerte de que mujeres y mujeres somos iguales ante la ley, pero es que no somos iguales ante la economía, existe un claro desequilibrio, el feminismo y si alguno no quiere hablar de feminismo porque es su partido político porque su equipo de fútbol no se lo permite y no puedo decir la palabra Efe, que crean que todo esto se hace por economía. Si logramos una economía más igualitaria, vamos a lograr un mayor crecimiento. Vamos a incorporar talento a fin de cuentas. Vamos a lograr que el ipc crezca, que es lo que todos nos interesa, y para eso tenemos que hacer varias cosas. En primer lugar, eliminar la brecha de género. La brecha de género es un concepto que nos mide la diferencia relativa entre salario o la de mujeres, la de hombre no es un concepto féminas, que no incluye, no es la brecha de género, es un número, un número que, según el Ministerio de Hacienda, se cifra en 5.000 euros. 5.000 euros es la brecha de género en España y si seguimos a este ritmo, que, claro, todos llegan os preocupéis. Tardaremos 87 años en eliminar esta barrera. Es verdad que al ser un dato agregado esto significa que estamos poniendo en el mismo saco a todos los salarios y todos sabemos que las mujeres tienen los salarios más precarios, los contratos más precarios. Pero si miramos a la cúspide, si miramos a aquellas que ganan más y ahí también encontramos un gran problema y es el techo de cristal y esto significa que a igual cualificación, ellas llegan en menor medida, es decir, comparadas con sus pares masculinos. Tienen menos salario y también ocupan menos cuotas de responsabilidad. En las empresas que están en el Ibex se cuentan en total 454 Sillones. De estos 454 sillones, 107 estaban ocupados por mujeres y solo cinco por ejecutivas. La economía, como digo, permite todo esto, pero no solo llega a hablar de hoy. Es importante también tener una perspectiva histórica y Claudia Goodwin, que es una, una investigadora muy relevante de la Universidad de Harvard, ha sido pionera en el estudio de la brecha de género y en el estudio de la brecha, haciendo un análisis de largo plazo, llama al siglo XX El siglo de la revolución silenciosa, porque ha sido maravilloso para las mujeres durante el siglo XX, particularmente en la segunda mitad. Hemos sido capaces de incorporarlos al mercado de trabajo, que hemos sido capaces de incorporar la universidad y se dado el hito histórico de que en los muchos países occidentales, entre ellos el nuestro, hay más estudiantes en la necesidad de mujeres que hombres, y aun así dice ella. Esa brecha está ahí y es que no sólo está ahí sino que la podemos localizar. Mujeres y hombres ganan más o mismo mis manos, más o menos lo mismo cuando salen de la universidad, pero cuando llegue el primer hijo, el salario de ellas baja y el de continuase igual, y esta desigualdad continúa Economía de cuidado, crianza, cuidado de los mayores. Ahí está el problema. Bien, ya tenemos el problema, buscamos una solución. Buscamos una solución, queda mucho por hacer en el debate de las últimas elecciones generales. Esta imagen se volvió viral y al volverse viral, rápidamente. Todos los partidos políticos sacaron más igualdad, más diversidad a todo se solucionó pero todo se solucionó pero es que los gestos son vacíos, no valen para nada. Hace tan solo una semana, en un prestigioso pro, en un prestigioso periódico de Economía preguntaban a un panel no de tres ni de 4, ni cinco ni de 6. Si un panel de 18 expertos sobre qué tenía que hacer el futuro presidente de este país en este ponente y 18 expertos, 0; diversidad, cero mujeres en un país que está horneando actualmente, miles y miles de economistas, miles y miles, miles y miles de gerentes. Yo estoy convencida que estos expertos le recomendarían al presidente tener en cuenta lo que dice el sector empresarial, tener en cuenta lo que dice el sector financiero. Cuidar el lugar de España en las organizaciones internacionales, haberlas alas. Creo que tenemos que hacer es lograr la igualdad, lograr el puesto que las mujeres meritocracia se merecen ni más ni menos, debido a esta necesidad de digo. Lograr. La igualdad, si no queréis decir la palabra, es, digamos, mejorar la diversidad de la economía. Distintos países lo que han hecho es pasar leyes de igualdad en España. También se hizo en 2007 con una amplia serie de recomendaciones, una amplia serie de recomendaciones que también al sector de la empresa, pero para la empresa se hicieron, como digo, sólo recomendaciones, recomendaciones de que las mujeres estuvieran en igual medida en los, en los consejos de dirección. En aquellos países de Europa en los que en lugar de una recomendación se impuso una cuota lo que se ha logrado es una igualdad, no hay una efectiva pero cercana y esto es importante de ambos de dejemos. Por tanto, iremos paso a un suave empujón para que de una vez por todas esta igualdad sea efectiva, una igualdad que, como digo, es meritocracia. Una vez que las cuotas de manera temporal nos permitan alcanzar un 50 por 100 en puestos de representación entre hombres y mujeres, estas cuotas ya serán totalmente innecesarias y, como digo, hagámoslo por la economía, hagámoslo por la mayor producción, una mayor productividad y, por supuesto, por satisfacer a nuestro señor que es importante que sea grande y contento para terminar esta intervención a mí me gustaría volver al principio y volver a Madrid. Mary. P decidió libremente por su propia voluntad centrarse sobre todo en la carrera de su marido, porque consideraba que le aún así también siguió siempre. Su pasión, de enseñar y su pasión de enseñar la llevó a asesorar a jóvenes. En su carrera a animarlas, y ya no se convertiría en una relevante profesional, aunque, desde luego, tiene un papel importante en la economía como precursora. Pero si lo que hizo fue vivir esto en La Paz, través de sus estudiantes, durante su matrimonio tuvo momentos de tensión con su marido, y entre ellos uno muy destacado es que Alfred Marchal, que un primer momento fue incluso profesor de Economía en estos colegios de mujeres Alfred Massa. Llegó un momento en que dijo que no, que las mujeres no deberían acceder a una universidad, y esto creó una fuerte tensión entre ellos, porque ella Mary Pell era realmente conocedora y creyente de que todas las mujeres tenían la misma capacidad que los hombres y, por tanto, debían tener acceso a la formación cuando llegó el momento, cuando llegó el final, ella decidió que no quería pasar la eternidad con su marido. Ella decidió que en lugar de estar enterrada en el panteón, sus tenistas, se partirían en su jardín, en aquel jardín en el que asesoró a tantas jóvenes, en aquel jardín en que las aconsejó seguir y perseguir sus sueños, porque ella sabía que aquí jardín tarde o temprano la vida. Muchas gracias.

Intervienen

Susana Martinez Rodriguez
Profesora Economía Aplicada-IP FEMEM

Postproductores

Susana Martinez Rodriguez
Profesora Economía Aplicada-IP FEMEM

Propietarios

Susana Martinez Rodriguez

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: TRANSFERENCIA Y DIVULGACION: MUJERES Y EMPRESAS EN ESPAÑA. PERSPECTIVA HISTÓRICA, SOCIAL Y ECONÓMIC (+información)

Women and Firms in Spain (1850-2015). Triangulating History, Economy and Society (FEMEM) RTI2018-093884-B-I00

Descripción

Women and Firms in Spain (1850-2015). Triangulating History, Economy and Society (FEMEM) RTI2018-093884-B-I00 es un proyecto de investigación del Plan Nacional de I+D+i/ Modalidad Retos de la sociedad. Nuestro RETO es la DIVERSIDAD DE GÉNERO EN LA CULTURA EMPRESARIAL, y está definido dentro del Reto 6 "Ciencias Sociales y Humanidades y Ciencia con y para la Sociedad" del Plan Nacional de I+D+i. El mismo reto tiene un lugar claro en el Plan de Acción Emprendimiento 2020 (H2020). El proyecto cuenta con el respaldo de varias organizaciones privadas y en este canal se van a recoger algunos hitos del proyecto vinculados a la transferencia y la divulgación.

El proyecto ha sido financiado por el Ministerio de Ciencia Innovación y Universidades, Fondos FEDER y Agencia Española de Investigación