Idioma: Español
Fecha: Subida: 2012-06-27T00:00:00+02:00
Duración: 9m 39s
Lugar: Facultad de Veterinaria - Museo Anatómico Veterinario
Lugar: Videotutoriales
Visitas: 14.333 visitas

Articulaciones de los huesos de la cabeza

Anatomía veterinaria: aparato locomotor

Transcripción

Las articulaciones entre los huesos de la cabeza son articulaciones que mayoritariamente se clasifican como suturas. Articulaciones de tipo fibroso que con el tiempo suelen evolucionar a sinostosis. Una unión total ósea entre los huesos. Excepcionalmente se describe en otros tipos de articulación como la sincondrosis o articulaciones de tipo sinovial. Vamos a enumerarlas todas ellas, si bien para las suturas dado que son muy numerosas, estableceremos un patrón general para nombrarlas. Empezamos, por lo tanto, con las suturas que afectan a casi todos los huesos del esqueleto del cráneo y de la cara. Esta suturas se nombran de manera genérica mencionando en primer lugar el hueso que se sitúa en posición, caudal o dorsal, y en segundo término se introduce el hueso que se sitúa en posición, rostral o ventral. La mejor manera de entender esto es mediante ejemplos. Si consideramos las suturas, por ejemplo, del hueso frontal con el hueso nasal pues es el hueso que está más caudal, el frontal y el hueso más la rostral, sutura frontonasal. En el caso de la relación entre el hueso frontal y lagrimal, se hablará de una sutura frontolagrimal. Y extendiendo ese criterio podemos hablar de una sutura una nasoaxilar, una sutura nasoincisiva, una sutura maxiloincisiva y así sucesivamente. Excepción a esta norma para la nomenclatura son las suturas que establece los huesos parietales. Los huesos parietales tienen suturas con nombre propio. En la parte más caudal los huesos parietales se articulan con la escama del occipital y esta sutura amplia se denomina sutura lambdoidea. Rostralmente los parietales se articulan con la escama del frontal, con las escamas de los huesos frontales. Esta sutura es la sutura coronoidea o coronal. Y lateralmente los huesos parietales articulan con el temporal, concretamente con la escama del temporal, y esta es la sutura escamosa. Terminando con la apartado de suturas, pasamos a continuación al correspondiente a sincondrosis. Tenemos en los huesos de la base del cráneo dos sincondrosis o sea, interposición de cartílago entre los huesos basiesfenoides y occipital. Esta es la sincondrosis esfeno-occipital a este nivel. Y también entre los huesos basiesfenoides y prefenoides Concretamente, esta es la sincondrosis interesfenoidal. Esta sincondrosis, al igual que las suturas, con edad suelen evolucionar a sinostosis. Además de las articulaciones descritas, existen articulaciones que afectan a otros huesos como las mandíbulas. Las mandíbulas derecha e izquierda se articulan entre sí en sus caras articulares de sus porciones incisivas mediante una sínfisis intermandibular que en algunas especies, como es el caso del caballo y de los suidos, evoluciona a sinostosis prontamente, tempranamente en la edad. En cambio, en el perro, como es este caso o también en los rumiantes, está sínfisis intermandibular no evoluciona con la edad a sinostosis. Se mantienen las dos mandíbulas siempre con un cierto grado de desplazamiento de una sobre otra. Mostramos en este caso también la sínfisis intermandibular ya sinostosis en el caballo poco después del nacimiento. Una de las articulaciones más importantes de la cabeza es la articulación que se establece entre la mandíbula y el cráneo. concretamente, entre el hueso temporal. En lo que es su apófisis cigomática encontramos los relieves articulares para la articulación temporomandibular. Articulación entre el arco cigomático, concretamente la apófisis cigomática del temporal y la rama de la mandíbula concretamente su cóndilo. Su cóndilo que incluye la cabeza y el cuello. Referimos las superficies articulares dando la vuelta a esta preparación para lo que es la apófisis cigomática del temporal. Tenemos la fosa mandibular en posición ventral. Rostralmente el tubérculo articular y caudalmente la apófisis retroarticular. Esta fosa mandibular es donde se va a adaptar el cóndilo de la mandíbula. El cóndilo de la mandíbula lo mostramos en esta pieza donde se ve la perfecta adaptación de ese cóndilo a la fosa mandibular. No obstante, entre estas superficies articulares no existe una congruencia total. De tal forma que los movimientos de depresión y elevación de la mandíbula van a necesitar de la interposición entre estas superficies óseas de un disco articular. Hay un disco que favorece la congruencia entre estas superficies y que no solo es la congruencia, sino que matiza las posibilidades cinéticas de la articulación, que no solo es depresión y elevación, sino también lateralización o lo que denominamos diducción de la mandíbula. La articulación temporomandibular es una articulación sinovial. Es una articulación sinovial que presenta una cápsula articular que mostramos en esta pieza plastinada donde se aprecia perfectamente una cápsula fibrosa en su estrato externo, en su estrato fibroso, muy reforzada sobre todo en la parte caudal y en la parte lateral. Esta parte de la cápsula lateral y caudalmente da lugar a los ligamentos lateral y caudal de la cápsula o de la articulación. Este es el refuerzo caudal y este es el refuerzo lateral. Si abrimos la cápsula articular, lo que conseguimos es mostrar la situación del disco. Por el otro lado de esta misma pieza se ha abierto la cápsula y se ve la situación del disco articular. Para terminar en las articulaciones en este apartado de articulaciones de la cabeza mencionamos las que se establecen con el aparato hioideo. El aparato hioideo integrado por numerosos huesos desde proximal a distal, se articula mediante una sincondrosis con la base del cráneo cráneo. Esta articulación sincondrosis se va a establecer entre hueso temporal, concretamente la apófisis estiloidea de la porción petrosa de ese hueso y el hueso timpanohioides que es el primero, el más proximal de los huesos del aparato hioideo. Ese tímpano hioides que en sí mismo ya es cartilaginoso, se une como tal hueso cartilaginoso a la apófisis estiloidea. Esa es la articulación que denominamos temporohioidea. Una articulación que permite un cierto desplazamiento o movimiento del aparato hioideo cuando se mueve la lengua y que supedita esos movimientos a su relación con la base del cráneo.

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Octavio Miguel Lopez Albors

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Articulaciones (+información)

Columna vertebral, tórax, cabeza