Idioma: Español
Fecha: Subida: 2012-06-27T00:00:00+02:00
Duración: 9m 28s
Lugar: Facultad de Veterinaria - Museo Anatómico Veterinario
Lugar: Videotutoriales
Visitas: 19.143 visitas

Columna vertebral en conjunto

Anatomía veterinaria: aparato locomotor

Transcripción

En la columna vertebral se definen una serie de regiones para localizar, situar las diferentes vértebras Las regiones de la columna vertebral enumeradas en sentido cráneo-caudal son en primer lugar, la región cervical. La región cervical de la columna vertebral la integran siete vértebras, son la base ósea del cuello. Son vértebras que se caracterizan por dar una movilidad grande a la región del cuello. Van a tener una serie de particularidades que permiten un deslizamiento de unas sobre otras, que confieren esa gran movilidad al cuerpo. La siguiente región es la región torácica. La región torácica es aquella que se sitúa entre el cuello y la región lumbar, y tiene como característica que va a relacionarse con las costillas. De tal forma que esa región torácica forma la base ósea, integra la base ósea del techo de la cavidad torácica. A continuación viene la región lumbar. La región lumbar la integran un número variable de vértebras lumbares, que se sitúan entre la región torácica y el hueso sacro. Estas vértebras lumbares tienen como característica que presentan grandes superficies o salientes óseos para fijación de masas musculares. Además, estas vértebras lumbares forman la base ósea del techo de la cavidad abdominal. El hueso sacro resulta de la fusión de las vértebras sacras. Ese hueso sacro lo que hace es dar una compacidad a la región sacra de la columna, ya que el hueso sacro se va a articular con el esqueleto de los miembros pelvianos y esto debe dar un soporte óseo fuerte que pivota en gran medida sobre ese hueso sacro. El hueso sacro a su vez, es la base ósea del techo de la cavidad pelviana. Finalmente, la región más caudal, región caudal o , la integran vértebras caudales en un número variable según las especies y que son la base ósea de la cola. El conjunto de vértebras que integran la columna vertebral cambia según las especies domésticas. El número de vértebras en cada una de las regiones se refiere como la fórmula vertebral. La fórmula vertebral en los équidos es la siguiente: 7 vértebras cervicales 18 vértebras torácicas 6 vértebras lumbares, 5 vértebras que integran el hueso sacro y hasta 18 o 20 vértebras caudales o coccígeas. En la columna vertebral se definen cambios en el trayecto de las vértebras. Es lo que se denomina las curvaturas de esa columna vertebral. Las principales curvaturas, que son tres, son en primer lugar, la curvatura nucal, situada lógicamente en la nuca y que afecta al hueso occipital de la calavera y la primera vértebra cervical o atlas Esta curvatura nucal es convexa en situación dorsal, tiene una convexidad dorsal que también se puede denominar cifosis nucal. La siguiente curvatura es la curvatura cervical situada entre las últimas vértebras cervicales y las primeras torácicas. Esa curvatura cervical es convexa ventralmente, formando lo que se denomina la lordosis, lordosis cervical. Se aprecia en el esqueleto que la curvatura nucal y la curvatura cervical son opuestas, y esto confiere una movilidad particular a la cabeza respecto a un tronco. De tal forma que las curvaturas nucal y cervical con su diferente orientación acompasan los movimientos de la cabeza de manera armónica respecto a la posición del resto del cuerpo. La tercera de las curvaturas de la columna vertebral es la que forman las vértebras lumbares, la curvatura lumbar, que en los équidos, grandes rumiantes no es muy marcada, apenas se marca de hecho como se aprecia en los équidos. Sin embargo, en los carnívoros esa curvatura lumbar es mucho más marcada. La integran las vértebras lumbares, y es convexa en sentido dorsal, es lo que se denomina la cifosis lumbar. Esa curvatura es tanto más marcada cuanto la especie está más capacitada para el salto y para galope saltatorio. Refiriéndonos a la columna vertebral debemos también tener en cuenta el canal vertebral. El canal vertebral que es el canal óseo que se define en el interior. de toda la columna vertebral. En el canal vertebral Se aloja una parte importante del sistema nervioso central como es la médula espinal y sus membranas protectoras, las menínges. El abordaje, el acceso al canal vertebral mediante punción es importante en determinadas actuaciones clínicas, y para ese abordaje se utilizan los denominados espacios interarcuales. Los espacios interarcuales son espacios que se describen en puntos estratégicos de la columna vertebral dorsalmente entre vértebras contiguas. Los principales espacios interarcuales de interés clínico son el espacio interarcual atlantooccipital que se aprecia también bien esta preparación del perro. Espacio atlantooccipital que va a permitir la punción y el abordaje a un espacio subaracnoideo. Otro espacio importante es el lumbosacro que apreciamos bien en esta preparación entre la última vértebra lumbar y las primeras por hueso sacro. Ahí está el espacio interarcual lumbosacro, que permite el abordaje, la punción, el acceso al espacio epidural. Finalmente, entre el sacro y la primera vértebra caudal en las grandes especies también tiene interés el abordaje. Es el denominado espacio interarcual sacro caudal que también se utiliza en determinadas actuaciones clínicas con fines anestésicos.

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Octavio Miguel Lopez Albors

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Osteología: Columna vertebral, costillas y esternón (+información)