Idioma: Español
Fecha: Subida: 2012-06-27T00:00:00+02:00
Duración: 9m 21s
Lugar: Videotutoriales
Visitas: 13.962 visitas

Columna vertebral en cánidos

Anatomía veterinaria: aparato locomotor

Transcripción

La columna vertebral del perro, también del gato presenta la siguiente fórmula vertebral. 7 vértebras cervicales, la primera atlas, la segunda axis y las restantes por su número correspondiente tercero, cuarto, quinta, sexta y séptima. 13 vértebras torácicas todas ellas relacionadas con las correspondientes costillas. 7 vértebras lumbares. Un hueso sacro integrado por tres vértebras sacras y un número variable de vértebras caudales hasta 18, 20 según las razas. Los detalles de las vértebras en sus diferentes regiones, los vamos a explicar de manera comparativa respecto a la especie tipo que es el caballo. En primer lugar, la vértebra atlas El atlas, que se caracteriza por unas alas amplias y proyectadas horizontalmente. Estas alas del atlas van a tener como característica la presencia del agujero vertebral lateral, la presencia del agujero transverso y la presencia de una escotadura en el borde craneal, que se denomina escotadura alar que viene a sustituir al agujero alar que se describe en équidos y otras especies, siendo un carnívoros una simple escotadura. Presenta profundas foveas articulares craneales y sus correspondientes foveas articulares caudales. El axis tiene un diente prácticamente cilíndrico con un vértice que no es muy puntiagudo más redondeado, va a presentar las apófisis transversas con una proyección ventrocaudal. Esas apófisis transversas mantienen su agujero transverso. Y una apófisis espinosa que es larga, es indivisa no tiene ninguna división, presenta un borde elevado, bastante fino y, sobre todo, una proyección en sentido craneal. Esa proyección en sentido craneal se aprecia muy bien como proyecta la apófisis espinosa sobre el arco dorsal del atlas. Las restantes vértebras de la serie cervical presentan una morfología parecida al caballo aunque conviene destacar las apófisis transversas son muy amplias y el tubérculo ventral se expande mucho, sobre todo en la sexta. Ese tubérculo ventral de la sexta que denominamos lámina ventral se aprecia perfectamente como una expansión laminar en esta vérterba. También conviene mencionar la altura de las apófisis espinosas que va aumentando desde la tercera a la séptima, siendo la séptima bastante elevada. Las vértebras torácicas número D13 son vértebras con cuerpos cortos y cabezas y fosas bastante aplanadas. Destaca en ellas la elevada apófisis espinosa que es muy alta en las primeras de la serie y que se reduce progresivamente, armónicamente en sentido caudal. Todas las vértebras torácicas presentan foveas costales, para articulación con las cabezas de las costillas, foveas costales. Y también hay que mencionar en las apófisis transversas de casi todas, excepto probablemente en la última o penúltima foveas costales de las apófisis transversas. Muy claramente definidas sobre todo en las primeras vértebras de toda la serie. Una nueva apófisis a incorporar la columna vertebral es la apófisis accesoria. Una apófisis específica de los carnívoros que se aprecia en las tres o cuatro últimas vértebras torácicas. Esta apófisis accesoria de proyección dorso caudal sirve para fijación muscular. El segmento lumbar lo integran siete vértebras lumbares. Estas siete vértebras lumbares presentan todas unas apófisis espinosas bien definidas, siendo las menores la primera y la última. Las apófisis transversas, como se aprecia perfectamente, son inclinadas. Son apófisis que se orientan ventrocranealmente. Estas apófisis transversas también denominadas apófisis costales o apófisis costiformes son una característica muy particular de los carnívoros de esa proyección ventrocraneal. También se describen apófisis accesorias en las cuatro primeras vértebras lumbares, al igual que habíamos hablado en las últimas vértebras torácicas. El sacro es un hueso integrado por tres vértebras con una morfología más bien cuadrangular, más que triangular. Presenta las alas verticales orientación vertical y en esas alas están las caras auriculares para articulación con los huesos ilion. Las tres vértebras sacras presentan apófisis espinosas fusionadas, aunque se aprecian sus tres proyecciones en una cresta sacra media. Presenta unos agujeros a los dorsales y agujeros a los ventrales. Dos pares por la cara dorsal dos pares por la cara ventral. Es frecuente en animales viejos que la primera vértebra caudal o coccigea se fusione al sacro con la edad. Finalmente, en cuanto a las vértebras caudales mencionar que presentan una morfología muy desdibujada. Las primeras todavía pueden formar pueden presentar las apófisis articulares y transversas aunque ya la última de la serie únicamente son cilindros como ya habíamos explicado en el caballo.

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Octavio Miguel Lopez Albors

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Osteología: Columna vertebral, costillas y esternón (+información)