Idioma: Español
Fecha: Subida: 2012-06-27T00:00:00+02:00
Duración: 7m 54s
Lugar: Facultad de Veterinaria - Museo Anatómico Veterinario
Lugar: Videotutoriales
Visitas: 14.437 visitas

Costillas, esternón y tórax en conjunto

Anatomía veterinaria: aparato locomotor

Transcripción

Las costillas son los elementos óseos que relacionan las vértebras torácicas con el esternón. Integran la base ósea de las paredes de la cavidad torácica, las paredes laterales de esa cavidad torácica son huesos pares a ambos lados, y tienen una morfología que va a cambiar en sentido craneal a caudal. Las más craneales son costillas más aplanadas, mientras que las más caudales son prácticamente cilíndricas, son más finas. El número de costillas coincide con el de vértebras torácicas 18 en el caballo y 13 en los carnívoros. Según su relación articular con el esternón las costillas se clasifican en tres tipos. Las costillas verdaderas o esternales son las primeras de la serie y se caracterizan por articular directamente con el esternón. Son 9 pares en los carnívoros y 8 en los équidos. A continuación vienen las costillas falsas o también denominadas costillas asternales. Son aquellas que no articulan directamente con el esternón sino por medio del arco costal. El tercer tipo de costillas son las costillas flotantes que en los carnívoros es el último par. Son costillas que no articulan de ninguna manera con el esternón, quedan por lo tanto, como su nombre indica flotantes, sin articular con ningún otro hueso más que con el último par de vértebras torácicas. No presentan costillas flotantes los ungulados, en el caso del caballo, no vamos a tener y es el último par en el perro. En la costilla se diferencian dos partes principales el hueso costal y el cartílago costal que viene a continuación. Hablando del hueso costal en el extremo más dorsal, encontramos dos relieves la cabeza que es el relieve más prominente y el tubérculo que es un relieve situado caudalmente a la cabeza. Cabeza. Tubérculo La cabeza presenta dos carillas articulares para las foveas costales de las vértebras y el tubérculo presenta una fovea costal que va a articularse con la de la apófisis transversa. Distalmente, el hueso costal presenta en su borde caudal un surco. El surco costal para el trayecto de los vasos y el nervio intercostales. Distalmente al hueso costal, el cartílago costal proyecta la costilla hacia el esternón, bien directamente o bien a través del arco costal. El arco costal se define como la reunión de los cartílagos de las costillas falsas de las costillas asternales. Arco que va a articular con la última estérnebra y que es una referencia visible y palpable desde el exterior para poder delimitar la cavidad torácica. Nos referimos a continuación al esternón. El esternón es un hueso impar situado ventralmente en el tórax y que está integrado por una serie de elementos denominados estérnebras. El número de estérnebras varía según la especie y conviene decir que con la edad las estérnebras se van fusionando para integrar una pieza ósea única. De las diferentes estérnebras, conviene señalar que la primera proyecta cranealmente un saliente denominado mango o manubrio. El mango o manubrio en el esternón es un punto de origen de músculos que van a actuar sobre el cuello y la cabeza. En la parte opuesta, en la parte más caudal, la última estérnebra forma un saliente que es la apófisis xifoidea a su vez proyectada mediante un cartílago cartílago xifoidea. En la apófisis xifoidea y en el cartílago xifoideo se fijan músculos como los músculos rectos del abdomen. El esternón del caballo, como es este caso, es bastante aplanada por ambos lados, de tal forma que su borde ventral es bastante fino. En el caso del perro, el esternón es bastante más cilíndrico que en los équidos. El conjunto de las vértebras torácicas, las costillas y el esternón, forman, lo que es la base ósea del tórax. El tórax que va a presentar una abertura craneal estrecha y una abertura caudal mucho más amplia. La forma general del tórax en conjunto es como un tronco cono estrecho cranealmente y más abierto caudalmente. En el tórax se aprecian los espacios intercostales entre los huesos y los cartílagos costales y costillas vecinas. La altura del tórax, la distancia desde las vértebras torácicas al esternón y la anchura o amplitud del tórax, la distancia entre dos costillas del mismo número, pero en ambos lados, esos diámetros vertical y horizontal que son la altura y la amplitud, nos definen cómo es el tórax en cada una de las especies.

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Octavio Miguel Lopez Albors

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Osteología: Columna vertebral, costillas y esternón (+información)