Idioma: Español
Fecha: Subida: 2022-05-18T00:00:00+02:00
Duración: 1h 45m 07s
Lugar: Espinardo - Centro Social Universitario - Salón de Actos
Lugar: Mesa redonda
Visitas: 148 visitas

Segunda mesa redonda

Descripción

La Escuela de Práctica Profesional de Educación Social pretende desarrollar una mesa redonda en la Facultad de Educación de la UMU en el marco del congreso que va a realizar el Consejo General de Colegios Profesionales de Educadores y Educadoras Sociales de España.

Transcripción (generada automáticamente)

Buenos días y bienvenidos a la segunda mesa del Congreso que celebramos hoy aquí en la jornada de Murcia. Esta mesa se llama se denomina ejes estratégicos y Educación Social. En la Ley de Servicios Sociales está englobada dentro de la jornada del octavo Congreso Estatal de Educación Social , que celebramos hoy, 12 de mayo en Murcia. Bien, pues en primer lugar soy Pedro vicepresidente de colegio profesional, de educadora y educadores sociales, y voy a tener el placer de presentar esta magnífica mesa. Antes de presentar a las ponentes, pues me gustaría darle las gracias también a los ponentes y a la organización, tanto el Congreso como la entidades que han colaborado y, sobre todo, el equipo de gestión del colegio profesional. Para nosotros fue un honor contar con esta jornada. Una vez dado la la, la gracia, me gustaría plantear un poco como ha sido el proceso de gestión de la mesa. La mesa. Tenemos representante de las administraciones que hay en España, el Ministerio, la comunidad autónoma, también representante de la Federación, y así también tendremos ponentes como él, la formación que viene del grado de la Universidad de la Universidad y de los colegios profesionales. Bien, pues en primer lugar, esta mesa de una mesa de debate vamos a formular un una pregunta que previamente se han consensuado y conforme el orden de presentación contestando luego, después abriremos el turno de debate para que podamos reflexionar y compartir experiencias. En primer lugar, nos va a acompañar. Nos acompaña la marca barba, que viene de la Secretaría de Estado de Derechos Sociales del Ministerio, doña María Lucía Hernández Martínez, directora general de Servicios Sociales y Relaciones con el Tercer Sector. Tiene una amplia trayectoria de más de tres décadas dedicada a la coordinación de los Servicios Sociales del Ayuntamiento de Cartagena donde desempeñaba actualmente su labor, así como, como en la Unidad de Inmigración y Cooperación al Desarrollo, y en la Unidad de Prevención y Promoción Social. Bienvenida exaltadas y doña hay más Sánchez Roca, alcaldesa de Santomera y presidenta de la Comisión de Sanidad, Asuntos Sociales y Cooperación al Desarrollo, Igualdad y Familia de la Federación de Municipios de la Región de Murcia. Bienvenida nos acompañan también, doña Ana del Carmen Fernández, educadora social, pedagoga y profesora de la Universidad de Murcia. Cuenta con un Máster Universitario en Investigación e Innovación en Educación Infantil y Educación Primaria y un Máster Universitario en Gestión de Recursos Humanos, trabajo y organizaciones tengo que excusar la ausencia. Pero, bueno, me vaya a permitir que me salga del guión. Voy a presentar también a toda que estaba en esta presentación. Buenos días. Soy Fernando fantasma y muchas gracias por esta oportunidad. Ahora lo presentó el educador social doctor en Ciencias Políticas y Sociología, consultor especializado en Diseño y acompañamiento y estrategia de organizaciones del sector público en el ámbito de las políticas de bienestar y específicamente los servicios sociales. También es miembro del Consejo Asesor de Sanidad y Servicios Sociales del Gobierno de España y me gustaría dar también la bienvenida a esta presidenta. Carmen Lozano Garrido, presidenta del Colegio Profesional de Educación Social de la Región de Murcia. Ella es educadora social, especializada en absentismo y abandono escolar, coordinadora de aula, de acogida y convivencia social. Trabaja como educadora en los proyectos de Refuerzo Educativo y Convivencia del Excelentísimo, Ayuntamiento de Archena. Bueno, muchas gracias y bienvenida y bueno, hemos estado viendo en la primera la primera mesa el tema de las paradojas, reflexionando acerca de los retos que tenemos, y esa paradoja es que hay en la educación social y ahora es el turno de plasmar la vivencia, el desarrollo legislativo y en distintos contextos en los que trabajamos, un poco cual viene siendo el desarrollo de servicios sociales, tanto a nivel nacional como a nivel regional. Actualmente vivimos en una, en una situación en la que se están gestando bastante jornada, congresos y mesas de experiencias y mesas de trabajo acerca de los servicios sociales es un tema de amplísima actualidad. Le gustaría recalcar, antes de empezar a las preguntas, pues solo da cita en los servicios sociales y las profesionales de intervención social. Ninguna de estas profesiones puede pretender en solitario, acometer una atención integral y ninguna de ellas superior y más indispensable que las otras, entendiendo el modelo de servicios sociales como proclamaba el cuarto pilar del bienestar social y engloba un modelo de atención basado en la promoción de la autonomía, el empoderamiento y la inserción, la equidad, la universalidad, la atención personalizada e integral, así como la igualdad efectiva o el respeto de los derechos legalmente reconocidos a las personas, y dicho esto, me gustaría empezar ya con el turno de la mesa de debate. Vamos a aprender todo de y vamos a escuchar. La primera pregunta viene sobre todo las que ha muerto unidad, de ofrecer la ley nacional de servicios sociales y retos a los que se enfrenta. Si hablamos de atención integral, hablamos de disciplinaria, edad. Toma la palabra Liliana Marcos de la Secretaría de Estado de Derechos Sociales. Muchas gracias por invitarnos. Es un placer estar aquí acompañada también por estas tres ponentes. Un panel no es muy común, es una alegría, Patricia Ortega, directora general, de Servicios Sociales y Diversidad, manía del Ministerio, quien iba a acudir a esta ponencia. Le hubiese encantado venir y se disculpó, pero por problemas de agenda de última hora, pues me toca a mí estar con vosotros. Lo siento por vosotros. Sé que está agravado, así que lo que pudieran decir ahora no tiene mucho sentido. Se está grabando, pero sí me gustaría que cogiera todas mis palabras con palabras que se lleva el viento. La ley, hasta que no se publica en el boe, por lo que digan sus señorías los diputados y diputadas no es una ley que lo que yo voy a compartir con vosotros es cómo están los estadios de reflexión colectiva del equipo de profesionales que está trabajando en el primer anteproyecto de ley, que luego se elevará a discusiones en el Congreso de los Diputados, con lo cual nada de lo que yo voy a decir está escrito en piedra, esto es como nos gustaría las humildes personas, que las servidores públicos que estamos trabajando en esto pero bueno, crucemos los dedos, esperemos que se haga b, se abre ahora mismo un turno de palabras y hablaremos entre todos los servicios sociales públicos. Queremos que el cuarto pilar del Estado del bienestar queremos desarrollar de aquí a final de esta década. Seguro que nos saldrían entre todos los adjetivos como normalizado, Servicio de Ciudadanía, no de pureza, vinculado a la exclusión. No saldría atención realmente centrada en la persona empoderamiento o construcción de esas proyectos de vida, decididos por las personas y no decididos por las instituciones y, por supuesto, con unas condiciones laborales dignas, profesionales y profesionales de los profesionales. Podéis decir, otros adjetivos no lo vamos a estar juntos un rato más, así que me podéis decir más para el trabajo colectivo que estamos haciendo. Si a esta pregunta le añadimos luego la siguiente, de si esa visión de servicios sociales públicos lo vamos a conseguir únicamente con una ley estatal que regule el derecho subjetivo a los servicios sociales. Me temo que la respuesta es. Me habéis llamado, si es que no hay muchas cosas, tienen que cambiar y tienen que cambiar en distintas en distintas partes de esta cadena, que es desde la regulación estatal a los reglamentos, la gestión y el diseño de los servicios a la práctica de los profesionales. Una cascada que además no va solo de arriba a abajo, ni mucho menos, sino que pasan cosas, los márgenes y de abajo arriba. Pero entonces, qué es la ley? Para qué vamos a hacer una ley, si no, si no es lo que va a determinar esa esos servicios sociales, esa visión de futuro, porque la ley es una condición, digamos, cumple transfusiones, se me va la cabeza. La primera es sentar las bases de las condiciones habilitantes, que debe tener un sistema para que cumpla estas características y que lo haga sin dejar ningún territorio atrás. Podríamos aquí algunos compañeros de algunos territorios podrían decir. Bueno, pero es que en mi comunidad autónoma esos adjetivos que has dicho y otros estamos avanzando en ello, y estamos yendo si una ley estatal, bueno, la función, una de las funciones que tiene el Estado central es garantizar la igualdad entre ciudadanos. Entonces, se trata de lograr o promocionar o poner las bases el primer pilar, unas condiciones habilitantes para lograr esa visión de servicios sociales con un mínimo homogéneo para el conjunto del Estado. El segundo de las funciones que tendría que cumplir esta ley de servicios sociales es una brújula, es marcar esa visión que servicios sociales públicos queremos tener futuro, y el tercero es dar el primer paso a un primer paso. Podrá ser más o menos modesto y ya veremos lo que sale en el boe, pero desde luego tienen que ser un primer paso en la dirección correcta y un primer paso decidido hacia a esa brújula que necesitamos. Hay una condición, si es si la ley es una condición de necesidad para esos servicios sociales que queremos, hay una condición de necesidad de la condición de necesidad, la cual obviamente la ley no, no puede salir, y es el máximo respeto a las divisiones competenciales del Estado y las a los artículos que hacen referencia a los servicios sociales. Desgraciadamente, con asistencia social, pero buenos servicios sociales en nuestra Constitución y esto se hagan constitucionalmente no solo desde el artículo 140 4.849. Hay que hacer reparto competencial entre el Estado de las comunidades, sino en el artículo 1, que sitúa la soberanía nacional en el Congreso de los Diputados. Que otorga y define derechos desde la otorgar indefinido, derechos de la representación de los ciudadanos y los ciudadanos a través su voto en el Congreso y en el Senado. Esta ley, porque es el Congreso el que tiene la potestad de definir un derecho subjetivo. Cómo será el derecho a los servicios sociales. Un derecho que además, siguiendo otro artículo constitucional, a 149, tiene que garantizar un mínimo de igualdad entre los ciudadanos y las ciudadanas, independientemente del territorio en el que sitúa una cosita más y Acedo. La palabra siguiente se compone el derecho a los servicios sociales. Hay cosas que no se pueden poner en una ley, desde luego una ley y sería contraproducente. Poner los ciudadanos y los ciudadanos residentes, o, como como llegamos a la redacción final, tendrán derecho a este catálogo de servicios. Eso no funciona, es irreal, y nos ata de pies y manos, y cercena las posibilidades, o de innovar de las tasas una realidad cambiante que deben tener los servicios sociales públicos entonces a que tendrían derecho a los ciudadanos y las ciudadanas, tal y como estamos reflexionando en este proceso. Os comentaba lo que consideramos, por dónde vamos. Es que los ciudadanos y las ciudadanas tienen que tener cubiertos unas un mínimo de necesidades básicas. Ese mínimo a necesidades básicas estarán cubiertos como derecho subjetivo las comunidades autónomas, idealmente, en el Consejo Territorial definitiva, un catálogo de servicios para cumplir esos, esa necesidades básicas y luego cada comunidad autónoma, una cartera más concreta, más aterrizar el territorio de los servicios. Qué papel tendrían que tener los los profesionales? Recogiendo un poco la pregunta de los equipos multidisciplinares. Cómo se accede a un derecho, no cuando vamos a cualquiera de nosotros, a los servicios médicos o de enfermería. Un profesional tiene la facultad de hacer una prescripción facultativa de lo que necesitas para cumplir o para avanzar. Sin embargo, los servicios sociales no existe, ese profesional autorizado te da derecho a una prestación o acceso efectivo a una prestación o servicio. No tenemos un montón de burocracia y papeles y un servicio que sea regulado igual por la economía, de la escasez que se hacen otras, entre otras cosas, para gestionar los servicios de buena o muy soltando no conforme a la necesidad, sino conforme yo tengo la capacidad no es totalmente contrario al concepto de derechos humanos. Si los profesionales sean profesionales, si las personas profesionales, programas, había un poco raro tienen, está este poder de dar, la prescripción facultativa debe ser quien a quien abre la puerta, en vez de que haya luego un técnico que firme a cualquier autorización. Eso es un gran poder, y quien tiene un gran poder, como aquellos de los de los equis, no tiene una gran responsabilidad que responsabilidad tiene que tener un profesional que hace esto no. Desde luego y aquí poniendo en valor el trabajo de nuestros colegios profesionales profesionales, las profesiones, pero además permitiendo que hay una rendición de cuentas de los ciudadanos hacia esos profesionales a través de códigos éticos, mecanismos de sanción y de rendición de cuentas que tienen que estar y que tienen que cumplir cualquier profesional al que se le da se le otorga tal responsabilidad, poder como poder abrir la puerta al acceso efectivo a un servicio, una prestación que te garantiza un derecho subjetivo hasta que acabó. Bueno, pues yo sigo el hilo conductor de Liliana y vamos a ver, creo que estamos ante un momento histórico, es una oportunidad a una ley estatal, porque es una deuda que se tiene en este país dentro del sistema de protección social. Siempre hablábamos a lo largo de la historia, que éramos uno de los pocos países que no tenían esa ley. De hecho, es una de las medidas que sea requerido por la Unión Europea como uno de los cambios estructurales que se necesitaba, y tenemos que ver que esa oportunidad de construir un modelo de trabajo, un modelo que va a conllevar ya sabéis que la ley ha tenido también ese proceso de consulta pública. En ese trabajo que estáis haciendo donde se ha podido realizar las aportaciones, las comunidades autónomas la hemos realizado, han podido realizar los colegios profesionales, cualquier persona, no como cuando se abre una consulta pública. Por lo tanto, estamos ante un proceso participativo, la propia oportunidad. Asimismo, al mismo tiempo, es un reto, es un reto, porque aquí se está hablando de hacer esa cobertura para todo el territorio nacional donde, como bien apuntaba, Liliana sea el resultado de una legítima de un documento, de una legislación que pueda ser aplicable en todo el territorio, donde las comunidades autónomas en algunos casos ya tienen una segunda o una tercera ley, y una ley definida donde en algunos casos hay muchas cuestiones en común y en otras, pues no lo hay tanto, a lo mejor es el mismo fin en algunos explicado o definido de una forma concreta, pero el proceso y la oportunidad de que haya una ley estatal va a establecer entendemos todos lo entendemos así desde el ámbito autonómico como esa posibilidad de que haya una situación de mínimos, una situación de que haya también un catálogo de prestaciones mínimas para todo el territorio nacional y una definiciones de de temas y abordajes, que en este momento se han estado regulando según ese ámbito competencial, y tenemos que verlo como una oportunidad. Entendemos por qué se ha legislado en otros temas, como ha sido el tema de infancia, el tema de la dependencia, el tema de violencia, no ha habido ese marco estatal que nos ha dado la oportunidades para luego desarrollarlo en el ámbito de comunidad autónoma y trasladarlo a la otra administración creó también ni por qué pienso que también va a ser interesante que desde los diferentes puntos de vista podamos entender en estos momentos y esta comunidad autónoma que acaba de aprobar una ley que la tiene que regular. Normativamente, cuando hablábamos en esas comisiones delegadas que hay, no hay que desarrollar no dormir normativamente y la ley estatal que sabemos cuánto después nos va a marcar, pero entendemos que al final, en esta vinculación todos vamos a tener la misma, el mismo fin para que se cumple ese derecho subjetivo que tiene la ciudadanía de tener unos servicios sociales públicos y mínimos en todo el territorio. Tiene que haber también ese control, ese código ético, esa inspección, esa, esa posibilidad de sanción. Esa Carta de Derechos y Deberes de los usuarios estamos entrando en un mundo y en una herramientas que son necesarias para que el ciudadano que tiene y necesita acceder a los servicios sociales pueda acceder de la misma manera en un territorio, en la Región de Murcia, como como en Galicia. Creo que la cuestión de los equipos es un discurso y un debate que debemos de captar los esfuerzos de energía en otros sentidos, absurdo pensar que en lo social solamente una disciplina va a resolver el tema o que solamente una disciplina, la que sea, está pensada, y capacitada para el desarrollo de esa situación, problema de apoyo y acompañamiento, no se elevaría. Vamos a un nivel más alto y eso nos daría otras posibilidades si alguno de los debates, los abandonaremos y nos uniera que al igual que en el sistema sanitario, se ha ido definiendo las competencias de las diferentes disciplina en el ámbito de los servicios sociales, no sobra nadie, porque la problemática que existe, y no solamente la hemos visto en estos momentos, con la pandemia o con otros momentos de situación que sabemos que tenemos que adaptarnos, que tenemos que convertirlo no solamente lo puede hacer alguien. Por lo tanto, hablar ante esa pregunta que se hacía, si atención, integrar integral, es la creación o la formación de un equipo interdisciplinar, por supuesto, es que creo que deberíamos de nosotros mismos, desde las instituciones, desde los colegios profesionales y desde todos los organismos, hacer ese engranaje; saber que aquí no sobra absolutamente nadie. Dejo muy bien mi primera intervención. Muy bien, pues toma la palabra la alcaldesa de San Inma -Sánchez, la muchas gracias por la invitación. Muchas gracias, Carmen, por contar con con la perspectiva municipal, con la perspectiva de los ayuntamientos en este congreso. Lo primero dar fe de cómo lucha o hecha presidenta por vosotros, porque todas las veces que me he reunido con ella incansablemente ha reivindicado espacios como agentes activos en el cambio en la transformación social y hacerlo de mundo local, así que está muy bien representado de su mano. Bueno, desde el Ayuntamiento decir que no hacemos leyes no nos dedicamos a eso, pero los ayuntamientos sí son la primera puerta que se toca y precisamente cuando los vecinos van a esa primera puerta que se toca, que son los ayuntamiento, no podemos contarle muchas cosas de leyes y de competencia porque no las entienden, y lo primero que hacen pues es decir no somos todos iguales, que no queremos dar ninguna explicación ni ayudarle absolutamente nada. Por eso es tan importante los educadores sociales. Por eso es tan importante la educación y la pedagogía que tienen que hacer los educadores sociales. Cuando hablamos de política pública, en este caso en la primera puerta que se toca, que como digo, son los ayuntamientos, yo centrarme entre cuestione para hacer política pública. Lo primero que se necesita dinero, financiación, los segundo profesionales son persona para conseguir efectivamente eso, el resultado, el cambio que queremos obtener la financiación, pues como sabéis todos a los ayuntamientos, adolecen adolecer de una financiación justa y suficiente para llevar a cabo todas las competencias que tenemos que abordar, y además, cuando intentamos explicar que muchas de ellas no nos corresponden, pues tampoco se entiende, y aunque no nos correspondan, tenemos que darlas. Por tanto, sufrimos eso que yo le llamo el yo invito y tú pagas, en el resto del mundo hace cosas, pero al final quien lo tiene que pagar somos los ayuntamientos y la necesidad de los equipos interdisciplinares, que yo creo que que todos los puntos de vista, como bien ha dicho la directora general, Lucía, tiene que ser un debate superado, porque todo suma y hace falta para sacar adelante la la política pública. Yo creo que vuestro papel, como decía en esa educación, en ese acompañamiento que muchas veces se necesita, es fundamental que saber hacer pedagogía de por qué se se obtiene una prestación o porque hay que avanzar en un itinerario y tener una persona de referencia que pues eso te acompañe en toda toda ese trayecto para alcanzar la transformación social, y yo me atrevería a decir que en esta región, pues hace muchísima falta esa pedagogía para poder explicar las cosas, sobre todo cuando tenemos lo índice de pobreza infantil que tenemos cuando tenemos índice de obesidad infantil, que va muy ligado a esa pobreza infantil cuando conocemos esta semana lo la poco niños y niñas que se pueden acoger a una beca escolar de comedor, pues todo eso, vuestra intervención es fundamental. Yo pongo un ejemplo de financiación. Persona, cómo se consiguió una política pública y Amaia aquí; un vecino si vecina un vecino y una vecina del municipio de Santomera? Que conoce esta este programa y este proyecto? En Santomera? Tenemos un educador social maravilloso fantástico, que es el encargado de implementar todo lo que hacemos a través de un paraguas que se llama Santomera. Ciudad. Educadora a través de este proyecto, implicamos a la infancia en la participación a la adolescencia en un ocio alternativo y sano. La lectura, incluso los jóvenes también forman parte de los presupuestos participativos a través de este proyecto, y gracias a eso también somos ciudad amiga de la infancia. Teniendo a ese objetivo de que Santomera sea un lugar en el que los niños y niñas de esta región puedan tener todas las oportunidades, no centrándonos solo en el ámbito educativo, sino también sacándolo de ahí hacia otra esfera. Muchas veces nos olvidamos de esto, porque los niños y la niña no votan, pero nosotros queremos hacer las cosas de manera diferente y para hacer este programa, para hacer este proyecto, esta política pública tenemos la financiación, tenemos el la persona y a partir de ahí vamos trabajando. Agradecer vuestro trabajo y mi colaboración en todo lo que pueda ayudar. Mucha gracia. Toma la palabra la presidenta del Colegio. Claro. Perdón, pero nada más, tomar la palabra a Ana del Carmen. Muchas gracias a todos por la asistencia los compañeros de mesa y desde que comencé en la universidad yo voy a hablar desde mi perspectiva de educadora social como profesora también en la Universidad de Murcia, impartiendo clases desde que comencé precisamente en el grado de Educación Social en una asignatura que está en el currículum de Educación Social, que se llama política social educativa en Educación Social, donde hablamos de la Ley de Servicios Sociales, de esa ley de servicios sociales, tanto a nivel de comunidad autónoma en 2003, donde hablamos precisamente de la parte especializada de la servicio primario. Para nosotros es un hito que esta modificación que hay en la ley que aborda ese servicio, integrar a las personas; ese ese cambio de fase no de la historia de la Educación Social, de la Caridad desde el siglo XV o 16 algunos de los que están por aquí sabéis que hoy remarcado siempre el tema de la beneficiencia, de la asistencia, del derecho social y de la Educación social precisamente como derecho social, pero ya no solo como derechos sociales. Esta nueva ley de servicios sociales a nivel nacional o la que se ha aprobado en 2021 de comunidad autónoma habla de un derecho integral de la persona. Habla de derecho subjetivo, habla de derecho social, y eso eso sí ya lleva una palabra importante, que es el derecho a la educación social, el derecho a la psicología, el derecho a la pedagogía, el derecho a todas esas disciplinas que son partícipes precisamente de la persona del ciudadano, gracias a las instituciones políticas por esa lucha y por ese cambio y ese granito que que que es ir hacia una ley de servicios sociales nacional que va a abordar en ese sentido un derecho más importante, no que por fin se está reclamando desde hace décadas y parece que va a llegar. Pero también es una oportunidad y un reto hablar de Derecho integral para aprovechar y no quedarnos simplemente en esos derechos básicos, en esos derechos superficiales, sino ir a la integridad de la persona, precisamente porque la persona es un ser vivo psicosocial, y eso exige una intervención íntegra y hace indispensable, precisamente, el trabajo interdisciplinar, y por eso en esas leyes no podemos quedarnos. En lo superficial, si no ir más allá la intervención sobre la persona, se aborda en todas la las dimensiones y no se debe reducirse a coste de gasto económico ni básico. La ley debe de ser un instrumento, una herramienta de trabajo, y no podemos olvidar la necesidad de intervención en diferentes niveles, en el individual, en el familiar, en el A, en la comunidad, y no podemos olvidar esas disciplinas que deben estar ahí. Es lógico que en una ley de servicios sociales a nivel nacional no se pueda recoger todo. No se puede rectificar todo, pero si contribuir realmente al objetivo principal, que es la atención integral de los ciudadanos y nada. Buenos días. Empiezan por la primera pregunta, oportunidades que ofrece una ley nacional de servicios sociales y reto a los que se enfrentan. Bueno, creo que sin duda es una oportunidad, porque nosotros, que llevamos Diego como colegio y compañero y yo llevamos unos tres años, verdad, mago, más o menos en el grupo, el grupo de preparación de la ley autonómica y creemos que una ley nacional es una oportunidad porque lo hemos visto estudiando bueno, leyendo y releyendo las leyes que hay en otra comunidad autónoma, mimo por desgracia, gran disparidad no en cuanto a cómo queda recogido el derecho subjetivo a las prestaciones que deben de tener a la configuración del equipo de trabajo o incluso a la propia naturaleza de los programas que se van a llevar a cabo o de cómo se organiza cada uno de los centros municipales o de la zona de servicios sociales. Viendo esta disparidad y leyendo la naturaleza y el objeto que marca la ley, al principio no y toda la legislación que que otorga esa la oportunidad de tener una ley nacional, veíamos que había gran disparidad. Entonces nos preguntamos. Votar verse una oportunidad, una ley nacional que evidentemente tiene que jugar con esa competencia exclusiva que tienen la comunidad autónoma en servicios sociales, como la educación y en otra materia, pero sí que creemos que una ley nacional puede como ley marco, homogeneizar o dar cierta homogeneidad, perdonar, por la repetición, en la garantía de su derecho subjetivo y la garantía de que los ciudadanos, independientemente del territorio, puedan tener unos servicios sociales y no iguales, sí por lo menos igualitario en cuanto a derecho, evidentemente, cuando te pones a Carmen, evidentemente, cuando te pones a leer la ley la ley nacional no es ése, es el primero, es un borrador que no llegó a los colegios profesionales. Sobre la ley nacional. Ese anteproyecto se borrador de anteproyecto pone muy contento, no porque la naturaleza de esa justificación o ese preámbulo de esa ley nacional evidentemente hablan de derecho subjetivo o hablan de una serie de cosas que a todos nos nos embarga. La emoción cuando lo leemos, porque decimos. Bueno, por fin, sino por fin semana reconocen una serie de derechos. Por fin, lo ciudadano, independientemente de las, de no solamente de la geografía, independientemente de su situación o de la casuística, van somos iguales, no te crees un poco esa esa y esa idea no tan tan fantástica, que de que todos somos iguales, cuando luego te pones, aterrizan en las leyes regional en todas las leyes regionales, pues te das cuenta de que seguimos siendo ciudadanos de primera, de segundo, de tercera, y cómo se identifica y se estigmatiza la figura de el ciudadano, no solamente por su zona geográfica. Es una desigualdad, pero ojalá fuera la única, sino por la situación. Es como una situación determinada o la de una denominación que evidentemente caso a usar, porque no y casual, porque no siempre somos excluido, pasamos por distintas situaciones, las personas, pero como nos identifican y a partir de esa identificación entramos en una red de identificaciones que nos llevan a unos circuito sociales determinado y cómo se circuito. El circuito de servicios sociales tiene un recorrido que no es muy agradable. Cómo podemos salir de ahí? Una ley debería a lo mejor no entendemos que esta ley marco no solamente uno mínimo. Yo cuando puedo hablar de mínimo, Lucía perdóname, pero a mí se me encoge el alma porque yo estoy de hablar de mí me gustaría hablar de máximo porque siempre los servicios sociales tienen que ser una ley de mínimo, es como si yo voy al médico y ya lo ya me pasa cuando voy al médico que si eres la Seguridad Social ya tengo una ley de mínimo, porque si quiere una radiografía en la Seguridad Social voy a tener que esperar mucho tiempo, no. Si tengo dinero de pago, entonces yo creo que el ciudadano, los ciudadanos de hoy en día pasamos por muchas situaciones. Cada vez que pierde el trabajo soy excluidas socialmente porque no tengo trabajo, con lo cual pasó la red de desempleo en el mejor de los casos y si no, para ayuda familiar a veces he tenido dificultades para pagar la luz y el agua, formación académica y la universidad, y tengo mucho bagaje, me busco la vida y he trabajado muchas cosas. No solamente he trabajado educador social, pero quiero decir que yo paso por los circuitos de la exclusión muchas veces y como lo he vivido, no solamente como profesional que atiende, sino como usuario vale esa palabra tan bonita de un usuario. Todos somos personas de ser usuario no me gusta tampoco mucho la palabra paciencia y la de usuario y me gusta menos a mí me gusta llamar a la gente cuando viene a ser atendida por mí como educador social. Me gusta llamarlo persona y, si puede ser por su nombre, por su nombre. Entonces, a partir de ahí la Ley de Servicios Sociales, independientemente de que sea nacional o de que sea regional, debería ser garante de unos máximo, y además que estuvieran blindados por ley que no se pudiera permitir que no se diera al niño, al menos esa atención, esa atención máxima que toda persona, por el hecho mismo de nacer y de estar aquí de ser ciudadano en este mundo entender territorio, pero también somos ciudadanos del mundo no solamente por estar aquí tendría derecho a tener una atención máxima, lo máximo que se pueda conseguir. Esa es la ley que yo quiero. La ley que yo creo que los educadores sociales tenemos una ley de máximo hasta donde se pueda llegar prefiero quedarme larga quedarme, lo mínimo, porque si ya partimos de lo mínimo, ya estamos dejando muchas personas fuera y luego interdisciplinar por qué no se detuvo. Ojalá supiera. Entonces yo sé por lo poco que he podido aprender de mi padre, de lo aprendí todo, lo tienen trabajo o decir yo si a día de hoy soy mejor persona y creo que mejor profesional. Mi trabajo me ha gustado es gracias a las personas que atendido más que gracias a mis compañeros tengo que decirlo he aprendido mucho de las personas que atiendan, porque yo creo que en la educación social, como en cualquier profesión, no es que tengamos que ser humilde, es que tenemos que reconocer que no sabemos, y eso no es humildad, es simplemente yo que sigamos el sentido de coherencia, de saber que sabemos poco y que aprendemos mucho de las personas que atendemos y yo he aprendido mucho de las personas que ardiendo entonces, porque son personas como yo han salido del mismo sitio, que yo estamos aquí en la vida para aprender. Porque un equipo interdisciplinar, porque yo no lo sé todo, entonces quiero que las personas que vienen a ser atendidas por mí tengan la oportunidad, el derecho eso sí el derecho subjetivo, lo demás queda en la ley, el derecho a poder ser atendido por el profesional que mejor lo pueda entender, y si no soy yo y mi compañero que es trabajador social o en mi compañero que sigo luego otro profesional con el que yo me coordinó que está en el centro de salud o está en la universidad o está en el centro educativo vendido sea. Dio claro que si la persona que mejor lo puedo entender y luego las necesidades no son única, las personas, vamos cambiando la necesidad de cambiar y a veces hay varias necesidades en el mismo momento de esa persona, y eso lo sabemos todos los que hemos trabajado, que no solamente vienen por un problema o por una necesidad, vienen por un montón de cosas y hay que atenderlo, y eso se llama, y eso no podemos hacerlo un solo profesional entonces sin por favor derecho subjetivo los máximos que puedan ser y los todos los profesionales que podamos estar. Vamos a como un gran, luego ya veremos cómo pagamos. Pero vamos a hacer la fiesta por lo alto y luego ya veremos si podemos. El acompañamiento social, educativo como propuesta para una ley de servicios sociales de carácter integral y blindar el trabajo, el concepto y la participación activa de las personas objeto de intervención. Si no hacemos sin. Venido arriba y estaba apagado y antes de contestar me gustaría hacer un inciso sobre qué significa derecho subjetivo. Derecho subjetivo quiere decir que yo, como ciudadano, como ciudadana, si lo necesito, lo recibo, independientemente del presupuesto que tenga la administración o del diseño del servicio que fuera y si no se cumple hay una tutela judicial que garantiza que la administración debe hacerlo en ese sentido, pues yo no puedo tener derecho subjetivo a un educador social, no voy a ir a un juez y le voy a decir. Yo. Necesito un educador social síntoma. Cuarto mitad, y no para tu casa. El derecho subjetivo es otra cosa, no es esa la cobertura, como decía. Pues en esta ley, que no va a ser de mínimos, ser de esencias, vamos a decirlo es a cubrir esas necesidades para el conjunto del Estado. He venido en tren, lo cual son cinco horas desde Madrid. Me ha dado tiempo a escribir esto con un montón de metáforas, pero espero que os guste. Si hacemos un símil de los servicios sociales, cómo se han entendido servicios sociales públicos? En las pasadas décadas lo que se quería, lo que se buscaba es tener una estructura, un sistema fuerte, una casa robusta en estas debilidades del cuarto pilar del Estado del bienestar o la casa nos ha quedado como así, pero todos queremos tener una casa, y como nos ha quedado como si, pues le hemos puesto unas venta nucas y unas puertas pequeñitas para que pasen los puestos, no haya allá metemos. Condicionantes a las prestaciones y a los servicios más unas puertas incómodas para que te cueste pasar a ti, como como ciudadano, como ciudadana, y además siguiendo con la reflexión de Carmen, unas puertas con formas y categorías. Entonces tienes que pasar de lado y así y si no encajas en esta forma no hay una puerta para ti; como persona única hay una puerta para este colectivo, para el otro, para el otro resulta que una persona que un montón de adjetivos categoría no existe una puerta para ello. Creo que si hablamos de los servicios sociales, del futuro innovador y si realmente se centrasen las personas tenemos que tenemos que pensar que hay que destruir las casas y que destruir esos edificios más las puertas y que no tenemos que ser arquitectos que diseñamos y construimos estructuras, lo que tenemos que hacer es ser más bien como sastres que moldean me ha quedado bien las las metáforas de los trajes ajustados, concretamente a una persona y además una persona que sabe coser y que decide, que quiere y que quiere ir, y actuamos, y acompañamos a esa persona en función de sus deseos y de su proyecto virtual, vital, elegido de forma autónoma y no desde sus incapacidades o sus dificultades de ese momento creo que si nos planteamos desde luego es una labor ingente, como decía, supera lo que podamos escribir o no en una ley sino esto es más un cambio cultural que que que no se excediera todos los que estamos en esta mesa pero están. Vamos a dejar nuestro granito de arena en ese cambio cultural. Creo que sería un error si en vez de hacer traje a medida de las personas, de las personas usuarias de los ciudadanos sujetos de derecho lo hiciéramos, y aquí igual Perdóname sí nos gusta mi respuesta a medida de las procesiones. Sin duda alguna habrá otro tipo de profesiones en los trabajadores, en los trabajos, los servicios sociales públicos, pero el trabajador o trabajadora social, el educador educadora social y el psicólogo son esenciales, lo que acceda o quien trate y acompañe en este proceso y apoyen el proceso de desarrollo personal a las personas y los usuarios será la que defina el traje perfecto hecho a medida y no una composición periodística de cómo tienen que ser los equipos de intervención. Por supuesto. Luego todo esto choca con la realidad de un servicio municipal en el que tienes que hacer una planificación, y eso conlleva hacer malabarismos con recursos, pero, bueno, vamos a ver un punto medio de lo que tienes que planificar y el recurso que tienes que sacar de gestionando y esa visión de hacer trajes adaptados a las personas, sino que las personas entre por puertas pequeñas incómodas y de formas inexistentes. Y bueno, vamos a ver, yo creo que para quiero seguir un hilo y además creo que lo que puede resultar interesante es que veáis los otros o las otras que no, más allá de que preparemos algunas cosas tenemos alguna capacidad de ir dando respuesta para seguir el hilo conductor. Vamos a ver, no es una cuestión de que no conforme con unos mínimos que en este sistema de servicios sociales no tenemos ni establecido los mínimos en salud hay unos mínimos en educación hay unos mínimos y tenemos que ser conscientes de que estamos construyendo entre todos un modelo que va mucho más allá y el modelo es el paraguas estatal por supuesto que no, solamente es que inviten y entremos, todo, invitando y entremos todos. Pero pongamos también esa situación de orden y no ya veremos quién lo paga, sino que ya veremos quién lo paga ahora o si le dejamos el en tercera generación la deuda, pero fijados porque bueno todos sabéis, ya lo ha comentado, tengo una trayectoria soy mayor tengo mi año en el ejercicio profesional y he visto toda esa evolución de los de los tiempos. Cuando hablaba hace un segundo, en la ley del 2003, la ley de 2013, Servicios Sociales fue recibida como una propuesta de poner en marcha los equipos de trabajo, etc, etc. No lo regulaba tanto, pero estábamos en un momento donde los equipos de la atención primaria, de servicios sociales seguían entonces creciendo, no desde ese momento hasta ahora seguimos en estos momentos con ese mismo, con ese mismo debate, por lo tanto, me lo que apuntaba Liliana de estamos ante un cambio de estructura de sí sí sí sí que haya y que se entienda que, por ejemplo, en el tema de la Educación social se apunta que aprendemos, claro, aprendemos, aprendemos de las personas que acuden, aprendemos de las propias instituciones, aprendemos de los equipos, que funciona, pero también tenemos que aprender a través de una formación. Esto es una cosa clave que tenemos que tener en cuenta. Existe una responsabilidad desde el ámbito de cualquier disciplina, de la que sea, pero especialmente no nos puede valer todo, y entendemos que este cambio y esta situación hacia esta casa, que tendremos que tirar y que tendremos que volver a construir pero para construir no podemos estar solamente sobre lo que uno cree y aprendido a lo largo de la trayectoria, sino a través de lo que las disciplinas los conocimientos nos dicen. Mira yo desde esa experiencia también técnica y profesional creo que efectivamente el papel lo aguanta todo. El plan concertado de Servicios Sociales, el que ponía en valor la Ley de la Atención Primaria, hablaba de programas -desarrollos, todo el mundo tenía cabida y os puedo asegurar que en el año 91, a lo mejor alguno vez recién nacido en el año 91, los equipos se constituyan así después. Efectivamente, como ha dicho la alcaldesa, cuestiones de financiación, cuestiones de que el sistema de servicios sociales no era el momento, la respuesta no tenía ese apoyo. Esa respuesta fueron dejando cuestión, fueron dejando la posibilidad de desarrollar programa. Pero si somos todos conscientes de lo que a mí me gustaría entrar, porque creo que donde daremos el salto cultural de relaciones, de ser capaces de construir, no solamente porque alguien en el Ministerio o eleve una propuesta de ley estatal bajo la, el mayor consenso, sino como lo vamos a hacer inherente. Porque si yo sigo pensando que el profesional de un equipo me está quitando el papel del trabajo, el rol o sea, cosa en la que de verdad o lo elevamos y lo superamos, y lo construimos y da lo mismo que sea a como diría el lenguaje de utilización que sea el de Massimo mínimo. Lo que estamos hablando es que las problemáticas sociales cambian. La, la persona tiene y, como dice la propia ley está de servicios sociales de nuestra comunidad. En esa campaña que le hemos llamado vitales de que el apoyo y el acompañamiento a las personas en cualquier momento de la vida se hablaba de la experiencia, de que en un momento determinado no puede estar en una situación de exclusión y puede necesitar. Yo tengo una madre mayor de 90 años y puedo tener un hijo o yo misma. Ante una situación de De Gea, claro que todos debemos de garantizar esa opción de Derecho, de una carta de servicios que sean un derecho subjetivo, pero le vemos el paso, demos uno masa adelante, pongámonos a construir construyamos de forma conjunta, hagamos que de cada una de las disciplinas los conocimientos, las prácticas, las herramientas, sean una realidad, una un documento que recoja el abordaje de la situación de necesidad, que la persona o grupo necesita las leyes en la comunidad autónoma, en las comunidades autónomas, las tenemos de todos los tipos, por lo tanto, es importante que haya un mínimo en algún sitio que establezca que no, que no puede valer absolutamente todo. Entonces el avance para mí y lo sigo diciendo desde la Consejería, lo sigo diciendo también desde la propia experiencia profesional que arrastró y también habiendo sido formando parte de otro colegio profesional. Creo que está en ese salto. Todos tenemos cabida en este sistema de servicios sociales que tenemos que hacer Liliana la punta, hay disciplina que no son discutibles y esas disciplinas son las que tienen que ponerse y tenemos que ponernos a trabajar para construirlo. Yo, recogiendo un poco lo que lo que comentan mis compañeras de mesa y intentando fue poner el punto de vista más cercano de cómo mejorar todo esto que estamos hablando me parece que es fundamental que la ley recoja la flexibilidad que se hablaba para que den efectivamente respuesta a las problemáticas, las necesidades del contexto, y me parece fundamental, porque desde la perspectiva municipal ahora mismo de los ayuntamientos os puedo decir que el contexto social que tenemos y si trabaja en estos ámbitos y tener la oportunidad de trabajar en Ayuntamiento del municipio lo sabréis, y es que ahora mismo estamos atravesando un un contexto de malestar de malestar, un contexto de la sociedad de malestar. No todo el mundo se encuentra mal y mucha gente no sabe porque se encuentra mal. Yo, por ejemplo, recibo cada semana vecinos vecinas que quieren hablar conmigo que me trasladan este tipo de cosas, y yo no soy una profesional de este ámbito, como como ustedes, que me siento totalmente desarmada, porque no sé ni cómo atenderlo, ni que decirle ni bueno puede dar lo mejor. Esas personas que vienen a que simplemente las escuche, no necesitan una prestación o no necesita tampoco ir al psicólogo o al psiquiatra, a lo mejor necesitan hacer algo, un acompañamiento con ustedes, con con los profesionales que que ustedes representan aquí entonces. Creo que esa aportación que hago desde allí también puede ser importante que en esta sociedad del malestar que estamos atravesando, saber qué nos pasa o saber enfocar nuestra potencialidad, como poder ayudar a la comunidad a superar ciertas dificultades, pues también vuestra profesionalidad y vuestra perspectiva en este contexto puede ser importante, y si ahora tenemos esa sociedad en la que no nos encontramos bien este contexto, en el que no nos encontramos bien, a lo mejor dentro de un año tenemos uno en el que nos encontramos maravillosamente, y tampoco me imagino que podremos estar cambiando una ley cada tiempo. Entonces me parece importante que esa flexibilidad, sede de todas maneras, también decir que el Ayuntamiento, a pesar de que las cosas son como son, siempre se intentan hacer trajes a medida. Siempre hay cosas, situaciones que se plantean. Qué que que dice cómo le doy encaje a esta persona esta situación para que pueda salir adelante y, aunque no esté escrito en ningún lado, se retuerce lo que haga falta, y se hace, pero, bueno, es mejor que no haya que retorcer las cosas y hacerlas con garantía, lo mejor para todos, tanto para las personas, los profesionales y los políticos, que al final somos. Tenemos que trabajar conjuntamente y nada más grande. Bueno, pues sumando a lo que ha comenzado el Indiana y hay más, estamos ante un nuevo concepto de servicios sociales así y estamos precisamente ante un contexto también de cómo promover esa autonomía de la ciudadanía, contribuir al ejercicio de esos derechos y deberes y ofrecer al apoyo el apoyo de compensar esas limitaciones que con las que se pueden se puede encontrar el ciudadano totalmente de acuerdo con todo eso, pero la intervención requiere potenciar recursos personales y fomentar la participación más allá. Los servicios sociales tienen que ser un recurso en sí mismo y ahí aparte de eso también activar esa ese fomento y aprovechando este año he impartido la asignatura de creación de redes, fomentar el desarrollo de redes sociales también, porque eso es muy importante, el trabajo en equipo, potenciar esa visión integral y lo va el trabajo en equipo y esa interdisciplinar y edades de ahí desde el desarrollo de las redes sociales, en suma, con los servicios sociales y nada ni por mí. En la segunda pregunta, que decía. El acompañamiento socioeducativo, propuesta propuesta del acompañamiento socioeducativo en una ley de servicios sociales, porque hace falta educación o porque hace falta la visión socioeducativa en una ley de servicios sociales, porque hace falta pedagogía. Hace falta educación es muy necesario porque es el motor para el cambio sin educación, y cuando hablamos de educación o de pedagogía o en un sentido amplio incluye la cultura, influye lo itinerario incluye todo tipo de formación, incluye la trayectoria de vida. Por eso es necesario que haya un aporte específico que lo que es el socio educativo vale. Si hablamos de pedagogía en la Ley de Servicios Sociales, y eso tiene que estar reflejado en la ley nacional, porque, si no nos dibujamos, nos perdemos lo que no se define o lo que no se explica. Lo que no quede escrito no, no se sabe si interpretativo puede estar o no puede estar, no se sabe quién lo hace. Por qué no solamente hace falta que se defina y que se diga que hace falta la muerte de la pedagogía en servicios sociales o que hace falta que la Ley de Servicios Sociales haya haya un profesional, que trabaje el ámbito educativo y que trabaje desde la pedagogía social y que haga un acompañamiento o hay agua itinerario o apoyo desde el ámbito socioeducativo. Eso hace falta ver qué tiene que quedar escrito en la ley. Es importante que quede escrito en la ley. Y por qué? Pues porque venimos a sumar o implementar el trabajo que desde lo social, porque trabajadores de lo social somos varias profesiones no es una sola profesión. Entonces, si hablamos de esa interdisciplinariedad, o si hablamos de esa, ese enfoque integral en la ley, en una ley, además, como la estatal tiene que quedar por escrito y tiene que quedar reflejado, y la educación es muy importante, es el motor de cambio en cualquier proceso. La educación es fundamental y más la educación que nosotros, nuestra profesión intentamos desarrollar que es una es la parte de una transmisión cultural de una mediación con la cultura, una mediación social, familiar y educativa que permite al sujeto al sujeto no solamente colocarse en el centro de la intervención y participar activamente activamente si no sea él el que decide por eso no del traje a medida en el que decide qué itinerario, qué apoyo necesita, qué pasa en los servicios sociales. Cuando atendemos a la persona que hacemos entrevista, muy corta, en la que le pasamos casi casi un recetario, y no es porque no es un profesional muchas veces por las prisas que tenemos, la urgencia no y la necesidad de entender y quedar reflejado, y el tiempo que se quede de la Administración o de las empresas nos dicen no, que tenemos para atender a una persona pocas veces tenemos tiempo de escuchar. Si tuviéramos tiempo de escuchar y cuando escuchamos podemos establecer un vínculo que no es una relación vincular, porque somos amigos y nos queremos mucho, no yo la relación que tengo con las personas que tienen una relación profesional. Claro que se les coge cariño, se les coge cierto cariño, pero eso no es malo; cariño les coge también a mis compañeros de trabajo, no desde el cariño de la profesión, pero necesitamos crear un vínculo si no creamos un vínculo con la persona, que es un vínculo profesional, y si no ponemos algo en medio está muy bien definido. Cuando hablan los educadores sociales, no de cómo se cómo se hace, nuestro trabajo es muy sencillo, tenemos que poner algo la relación de tú a tú a tú porque no nos no en una relación de poder sin una redacción igualitaria, pero evidentemente no soy yo con mis encanto, la que consigue que la persona con la que trabajo cambie mucho menos es poner algo, y si hay algo que se pone es algo educativo. Hay que poner algo educativo, y si hago educativo pueden ser muchas cosas, pero es mucho más fácil. Si dejamos que la persona se primero a decir lo que yo pienso como sujeto tiene validez, hay un criterio de veracidad, porque muchas veces nos pasa en nuestro caso, como miente. Bueno, yo creo que un ambiente cuando piensan que no puede decir la verdad, sino quien puede decir la verdad miente menos entonces primero como autorizarlo no solamente que se atrevan a decirlo, sino que lo que dicen tiene sentido y a partir de ahí hacemos un trabajo conjunto sin liderazgo. Alfonso tiene una posición igualitaria, pero hay un acompañamiento porque claro, a mí se me presupone como educadora social, un saber técnico, simplemente si eso me presupone un saber técnico, y dentro de ese saber técnico manejar no solamente una metodología de trabajo, sino una serie de herramientas, que son las que voy a poner a disposición del sujeto de la educación, que se huía, no soy yo, y le acompañó en ese proceso. Ese es el traje a medida. Si somos capaces de hacer eso, hacemos el acompañamiento socioeducativo o por lo menos intentamos hacer una parte, y eso tiene que estar en la ley de servicios sociales, porque cuando las personas vienen a servicios sociales vienen a muchas cosas, pero principalmente vienen para hacer un proceso de cambio y vienen para entrar y para poder salir no vienen para quedarse. Cuando se quedan. Es que no estamos haciéndolo bien como vienen para entrar y para qué y para luego marcharse. Tenemos que acompañarle en ese proceso de cambio y, evidentemente, el sujeto de la intervención es quien lidera su propio proceso de cambio y nosotros tenemos que facilidad a través de herramientas, a través de metodología y otra vez de apoyo. Por eso la Ley de Dependencia habla de autonomía de las personas. Tenemos que facilitar ese tránsito. Si eso lo tenemos claro, tenemos claro muchas más cosas. La interdisciplinariedad que los servicios más o menos sean homogéneo en todos los territorios para garantizar esa ayuda en la atención y intentar, porque muchas veces la financiación es súper importante. Evidentemente, si no hay financiación no se pueden contener, no se pueden continuar los programas ni los proyectos ni los profesionales, pero también tener claro que la Ley de Servicios Sociales tiene que reflejar un cambio en la persona, y eso tiene que ser nuestra prioridad, y muchas veces los cambios, que son procesos de aprendizaje, que son educativo, no cuestan dinero, no cuestan dinero, cuestan tiempo y el profesional que se dedique. Pero no estamos hablando de prestaciones económicas, estaba hablando de prestaciones de servicio y muchas veces son más cortas de la que nos pensamos si sabemos hacer con cierta agilidad, que es una de las de la pretensión es que tenemos los trabajadores en cualquier empresa o en cualquier administración de ser de actuar con celeridad y con eficiencia. Entonces, no mucho los tiempos, pero sí que los tiempo son necesarios y en vez de marcarlo nosotros, ese catálogo donde le decimos un poco que necesita, necesita una renta básica, una ayuda a domicilio b de ese paquete de servicios que están muy bien y que algunas personas lo necesitan y y es necesario que estén en la ley, pero también escucharle, porque muchas veces la mitad del trabajo nuestro no lo dan ya hecho, la mitad o las tres cuartas partes de acuerdo. Por eso hace falta creo yo la este esta propuesta, esta metodología o el acompañamiento socioeducativo, servicios. Muy bien, ahora hemos dado el paso al video de Fantomas y voy a ir adelantando las siguientes preguntas para que vamos un poco más de tiempo. La siguiente pregunta la vamos a hacer seguida, si os parece bien y entonces pues mientras vemos el vídeo le damos también un poco a reorganizarse también a los ponentes. Le pida disculpas. Buenos días. Soy Fernando Fantomas y muchas gracias, expuesta oportunidad de contribuir, aunque sea de esta manera un poco herida que se suele decir a esta reflexión que a mí me resulta muy interesante, pues me apasiona. Voy a comentar de unos pocos minutos, algunas ideas y también siempre a través de las redes sociales y a través de Twitter, los ojos, nuestra disposición para que no pueda ser hoy de forma presencial. En principio mi mi perspectiva sobre la legislación, sobre el hecho de legislar sobre los servicios sociales, pues es el fruto de la experiencia, un poco de alguien que no es jurista, pero que a través de la consultoría y de la presencia como responsable político en administraciones o es algo de experiencia tienen eso, y yo empezaría por decir que realmente legislar sobre cualquier materia no es vano, santa es decir no es que no legisla, ya prácticamente sucede lo que está fundada; más bien al contrario, creo que hay que ver la legislación como una herramienta, una herramienta, entre otras que puede ayudar a abandonar, a desarrollarse, a avanzar, a determinados ámbitos de la vida real Sociedad, no en este caso pues yo programas no, mi experiencia más directa con una ley vasca de servicios sociales aprobada en 2008; muchos de esos aspectos más interesantes prometedores pues finalmente no se nos han desarrollado todavía no se han aplicado apenas. Esto es bueno, pues siempre hay debates en los que no entrenaré hoy por falta de tiempo y por otras circunstancias sobre la, la oportunidad o la competencia, establecer una legislación, otra. En todo caso. Yo me voy a referir en general a algunos objetivos y algunas estrategias, algunos elementos que consideraría hoy y aquí a ganar el legislar sobre los servicios sociales, no, yo, el primer elemento sería el de la universalidad, no creo que es una idea que ha ido calando en las gentes de los servicios sociales, en las personas con responsabilidades políticas, en las personas con responsabilidades técnicas, pero yo creo que hay una derivada de la universidad, una idea tan importante como la universalidad, conectada con ella, que a veces no se nos nos reafirma a la vez. No, realmente se ha firmado la universalidad de los servicios sociales, automáticamente hay que definir el objeto. Se tiene que decir, bueno que miren y garantizamos de forma universal a las personas desde los servicios sociales, no, yo creo que hay que hacer una opción. No entiendo que los servicios sociales tienen una historia y a estar esa historia han ido asumiendo algunas misiones y que hoy en día es un momento de dar un paso. Nos dan un paso yo personalmente mi propuesta, la expresión de una palabra interacción, entender que los servicios sociales se ocuparían; de la autonomía, funcionar para las decisiones, actividades de la vida diaria, del seno de relaciones primarias de carácter familiar y comunitario, y eso entiendo que es un giro surgió porque estoy afirmando que no se ocuparía de la subsistencia material de las personas que algún día algunas leyes contemplan que separar la interacción de la subsistencia; yo intentaría avanzar en esa línea. Eso no quiere decir que temporalmente o parcialmente algunos servicios sociales no se siga trabajando, no se abandone todavía las prestaciones para la subsistencia material, pero en cualquier caso intentará ayudar a que la definición de la rama de los servicios sociales sean servicios cuya finalidad es ésta, no complementar, promover en las personas su autonomía funcional para las decisiones y actividades de la vida diaria en sus relaciones familiares y comunitarias. Por tanto, si este es la idea, separar nítidamente y poder ser realizar desde otro lugar, la necesaria garantía de subsistencia, material, la necesidad garantía de ingresos para necesidades, como el alimento, la suministros energéticos o el vestido etc como digo incluso extraño por ejemplo la ley de selección del País Vasco a servicios sociales legisle en esta línea, pero eso no quiere decir que automáticamente todas las prestaciones de garantía de ingresos se sacan. De hecho, en el País Vasco se han sacado algunas con una renta de garantía de ingresos que se gestionan el servicio de empleo, pero se mantienen y eso es una opción más de tipo Ia, organizativo y de gestión. De alguna manera la pregunta que nos haríamos a continuación es. Bueno, sí sí sí éxito, si hacemos ese giro, si ayudamos desde la legislación, hacer ese giro, cuál es el contenido, prestación de los servicios sociales que les queda y quién no les queda. Efectivamente, sí si se hiciera ese giro a fondo, las personas no vendrían a los servicios sociales, cuando lo que les sucede es que no tienen dinero para comer o para alimentarse, para suministrar energía, o para, o no vendrían los servicios sociales, porque entendería otro lugar al que ir cuando tenga esa necesidad de subsistencia no vendrían en ese ámbito. Lógicamente, yo entiendo que la definición que yo he hecho interacción es tremendamente abstracta, contenidos de los actuales de los conocidos permanecen en los servicios de lesiones como los pueblos fundamentalmente. No se pueden extraer una frase que sería. Frase cuidarnos en comunidad, pero que, evidentemente, la apuesta haría sería que los servicios sociales, el sistema público de servicios días, sea el sistema de los cuidados y que sea un sistema de los cuidados en la comunidad y, por tanto, la gente entendería que cuando por limitaciones temporales o permanentes, en un momento dado su vida no tienen la capacidad cognitiva o física, en general funcional, para las actividades de la vida diaria básicas, instrumentales, avanzadas y no dispone de unos apoyos familiares primarios comunitarios primarios a su alrededor, es el momento de acudir a los servicios, y los servicios sociales entenderían en clave preventiva. En rodaje que ese es el bien protegido que la gente tenga un ajuste lo mejor posible, su autonomía funcional y su integración nacional. Esto podría pensar a alguien que llevarían los servicios sociales con mucho personal de atención directa vamos a a auxiliar a entendernos? No necesariamente porque de alguna manera, la labor de desencadenar en las comunidades, en los sistemas familiares y comunitarios, y la labor de desencadenar las personas, las capacidades para el apoyo mutuo, para el autocuidado, para la red comunitaria, para el equilibrio familiar, son actividades netamente propias de profesiones como el trabajo social, la innovación social, la psicología de la Intervención Social Science, profesiones de rango universitario, conectadas con programas de doctorado, con la investigación científica, con la tecnología y pronto. Es verdad que los servicios sociales, tal como nos lo visualizo esa evolución, tendrían sin duda personal auxiliar. Es una cacería los cuidados directamente con personas de dependencia funcional, por ejemplo, no habría también mucho personal, es decir, de cualificación universitaria y en otros diferentes bancos, alguna manera, tanto la ley tendría que ser consciente de esta necesaria gestión y construcción del conocimiento de la generación, de un ecosistema de conocimiento de alguna manera este modelo de servicios sociales, que realizaría la integración vertical, es decir, que superemos un poco esta visión tan estanca de las instituciones. Primarias Secundaria, servicios sociales básicos especializados, marc Miró tiene mucho sentido, se cierre, para mí tiene sentido que se considere especializado. En un hospital durante tres días y luego se vuelva a mandar a casa, pero la vida cotidiana de una persona durante años, por ejemplo, en un servicio residencial o por el estilo, no puede ser considerado como algo que puede estar alejado de la comunidad, no tiene sentido esa división y necesitemos, más acrítica necesitamos unidad, unidad de gestión, yo buscaría los ayuntamientos a los entes locales. Son los soberanos en cada lugar, podría ser diferente, porque hubiera la mayor unidad e integración vertical posible y facilitar la ley y también la mayor integración horizontal, sobre todo con el ámbito de vivienda y el ámbito de salud y también con otros como empleo educación etc por último dos cositas más yo creo que la ley tiene que ayudar a entender que las organizaciones solidarias de base comunitaria son presencia en esa función que yo propongo para unos servicios sociales. Es decir, no podemos pensar que es lo mismo que una organización de base comunitaria de carácter solidario actuando en el territorio. Que una empresa que quiera gestionar un servicio no podemos tratarlo de la misma manera. La ley hay que buscar fórmulas diferentes para que se entienda que una cosa es que una administración, un servicio de responsabilidad pública, no quiera gestionarlo indirectamente, que en la emisión de los servicios sociales está esa promoción, la solidaridad organizada comunitaria, y, por último, entiendo que la ley debe ser promotora de la gratuidad de la conciencia de nuestra sociedad. Es el mismo modo que hay otras necesidades que se han entendido su respuesta como bienes públicos y, por tanto, como gratuitos, tendríamos que ir caminando hacia la gratuidad de los servicios sociales. Sería un poco el panorama así a grandes rasgos, de los objetivos de los elementos estratégicos que yo plantearía para parar la cualquier legislación en materia de servicios, acciones aquí. Siempre hay que encender la luz muchas gracias encender la luz de aquí muchas gracias bien pues seguimos y como he dicho voy a lanzar la siguiente pregunta junta, y le ruego brevedad, concisión para para, para terminar en vino en el tiempo, sin dejarse ninguna cuestión importante. Claro, la pregunta sería. Bueno, hablamos de Educación social como derecho de la ciudadanía y la necesidad de contempla la atención socioeducativa en la intervención de los servicios sociales, y luego también hay que hablar sobre los retos y desafío de una servicios sociales de prevención, emoción y autonomía desde la Educación social. Preguntas más difíciles. Quisiera compartir un poco con vosotros qué punto de reflexión estamos relativo a que significa el derecho a los servicios sociales antes que no es derecho a un educador social. No hay ningún señor que tienes derecho a otra cosa. Por un lado, derecho a la tensión de servicios sociales, es decir, todos y todas las ciudadanas o residentes del Estado español tienen derecho a ser atendidos por la misma. Ha apuntado el tipo de atención, significa eso de ser atendidos, no necesita desarrollo nacional como en lo que queremos con la ley también es tratar de ponerlas pasos para ir hacia ese tipo de intervención. Queremos una intervención integral basada en la persona que contempla todas las complejidades de cada uno de los sujetos. Incluimos el derecho a una serie de cosas concretas para fomentar esa integridad. Entonces, una de ellas es el derecho. Como os digo, esto son palabras que se las lleva el viento, no sé si podéis apagar la cámara. El derecho a un profesional de referencia es algo que está sujeto en algunas comunidades autónomas y otras no estaba acogida el derecho a una historia social única. Eso igual estaba desarrolla en algunas comunidades autónomas y en otras no. Esa historia social única, aunque sea como muy raro decirlo en el siglo xxi, tiene que ser digital y regulado en la ley. Cuál va a dejar los servicios sociales? Sí uno de los de las cosas que contemplaría ese derecho subjetivo es el acceso a la toda la información personal relativa al seguimiento de tu casa. No solo es historial no todo el conjunto de la historia también con la idea de que eso podría cambiar; algunas de las relaciones viciadas entre los profesionales y los clientes y los clientes y los usuarios perdón, los ciudadanos y ciudadanas, que cualquier cosa que tenga escrito queda dicho se puede dar. Por otro lado, y como decía antes, cobertura de un mínimo esencial, esencial, estatal, común de unas necesidades vinculadas al desarrollo de una calidad de vida, en una autonomía y en los adjetivos que seguro que estamos todos muy en la línea. Querríamos. Y contempla, por supuesto, este derecho, el derecho a todo esto en el conjunto del territorio, independientemente de que una persona cambié empadronamiento o éste era una situación muy común en dependencia? No es un la prestación de servicios sociales, es que un padre o una madre frágil vaya a pasar el verano en casa a casa de un hijo, que hija, que vive en otra comunidad autónoma, pues no se puede llevar a prestación. Bueno, eso debería poder ser. Una de las condicionantes o con demandas de acceso a muchos servicios sociales es el tiempo de empadronamiento, tienes que llevar equis tiempo para poder demandar cualquier claro. Eso es contrario a la idea de que tienes derecho en el conjunto del territorio. No es una de las cosas que hay que cambiar, hay que tratar de todas las regulaciones, tanto autonómicas como como municipales en el momento que esto sea y para acabar y perdona, porque qué no te estoy contando las preguntas, pero está siendo muy majo, quería ser optimista con esta ley. No es la primera vez que un Gobierno se plantea tener una ley de servicios sociales. Esta ley ya se ha llevado al Constitucional. Una vez esta ley es un hito pactado con Bruselas un hito sujeto a financiación y debe ser aprobado tal y como está en el plan de recuperación, transformación y residente en el segundo semestre de 2000 veintitres. Tenemos un poco de deprisa, pero eso es algo que hay que aprovecharla y que nos tenemos que aprovechar todos y todas las que estamos personas que estamos vinculadas a la acción social para demandar y hacer posible que esto pase. Os pido un favor y es que nos ayuda a arrimar el hombro y a elevar públicamente la necesidad de que esta ley se apruebe en tiempo y forma con esto esencial definición de derechos subjetivos. Gracias. Bueno, vamos a intentar, porque los tiempos claro que la educación debe de ser la educación social debe ser reconocida como un derecho a la ciudadanía, va en el artículo de nuestra. El artículo nueve de nuestra Ley de Servicios Sociales. Ahora mismo, en la carta de los derechos de las personas que acceden al sistema de servicios sociales ya se recoge el concepto o la definición de recibir una atención personalizada, integral, adecuada a sus necesidades. En el ámbito de los servicios sociales a mí me gusta. Me gusta intentar explicar una Emily bce, que la atención integral está compuesta por a toda una serie de profesionales que tienen que dar respuesta a esa, a esa situación, y entre esa disciplina por supuesto está la educación social y tenemos que reconocer que también en la propia ley nuestra de la Región de Murcia se recoge que tenemos que pensar, desarrollar reglamentariamente lo que van a ser en este caso los equipos de los centros de servicios sociales y lo que va a ser un equipo interdisciplinar. Por lo tanto, espero y lo vamos a ver a lo largo de este desarrollo que tenemos que llevar a cabo. Esas definiciones y esa competencia. Quiero destacar una cosa, lo que corresponde al tema de la prevención y al tema de lo de los retos que tenemos por delante. Bueno, por un lado, yo creo que hay que ser optimista en general, con lo que acaba de apuntarle Iliana es la ley estatal. Creo que vamos a ver todos que va a salir, porque porque si no, como se dice, no, Europa no va reñida todo y habrá que cumplirla, pero también todo este proceso, todo este cambio cultural todo este cambio de de de educar nos todos porque claro hablamos yo soy Lucía directora general soy Lucía madre Lucía trabajadora social se lucía vecina de una comunidad de vecinos. Al final tenemos que hacer un cambio cultural en todos los sentidos y tenemos que ayudar a la población, pero nosotros mismos, como personas, tenemos que hacer como persona en toda esa faceta, hacer ese cambio y uno de los cambios es por reconocer las debilidades, y no pasa nada. Yo siempre pongo un ejemplo. Yo reconozco que me falta, le sobran perdón y kilo no. Pues a partir de ahí me he identificado que tengo un problema. No tengo que hacerlo, tenemos que identificar que venimos de una cultura de trabajo en los sistemas públicos de servicios sociales, donde el tema preventivo en servicios sociales, en salud, en educación, en las relaciones, en los temas de participación y esa debilidad está por lo tanto, es otro de los retos con los que tenemos que trabajar todo trabajo comunitario, que ahora a todos nos suena, y cuando yo estudié la carrera, en el año 83, en Granada estudiábamos el desarrollo comunitario en Latinoamérica y era el no va más que vamos a trasladar nunca hemos sido capaces, sin embargo, ahora estamos ahora me refiero desde hace unos años trabajando los pactos locales participativo, porque una línea es también en Europa los fondos sociales que te dicen y ponen en valor el trabajo en red de trabajo comunitario. Por lo tanto, el tema de prevención es un tema clave que tenemos que desarrollar. No podemos terminar y lo dice y lo digo desde una dirección general que tiene esa competencia en atención primaria. No podemos hacer que el sistema de atención primaria no tenga ese marco teórico y ese marco marco conceptual de lo que es realmente la prevención, la promoción y ese trabajo comunitario. Estamos ya trabajando en esa línea, pero no lo digo desde quedar hoy día, lo digo desde el convencimiento real de que desde el puesto que ocupamos en este momento como responsable pública lo he hecho antes como técnica, tenemos que ir hacia ese camino hacia hacia adelante y además porque eso que viene por ahí nos dice. Para establecer estas líneas tenéis que tener esto empieza por el Estado, continúa por la Comunidad, siga los ayuntamientos y a las entidades del Tercer Sector. Por lo tanto, pero también lo quiero hacer como definitivo. Espero que todo esto que estamos hablando en estos momentos que estamos dando los puntos de vista en un corto período de tiempo que serán años, pero un corto período de tiempo, veremos cómo las piezas de la famosa encajar, entre todo y estaremos contribuyendo a ese cambio en la sociedad y ese cambio educativo, gracia. Yo estoy totalmente de acuerdo con Lucía en la prevención creo que es el gran reto que tenemos por delante. Trabajar la prevención. Lamentablemente es muy complicado, sobre todo hacer ver que destinar recurso económico a la prevención es importante, porque como la prevención todavía no se ve, si no está poniendo recursos para que no pase algo, para que no se ve un problema una situación sino eso previniendo, es muy complicado siempre intentar convencer a los demás de que hay que destinar recursos económico a trabajar en ese sentido. Lamentablemente, muchas veces lo hacemos de bueno, de los gobiernos, tapar los agujeros de los problemas cuando sale, cuando están, cuando están ahí y nos dedicamos principalmente a eso, y adolecen de tener esa visión más a largo plazo para trabajar la prevención. Yo estoy totalmente de acuerdo en esto también tenemos que hacer mucha pedagogía. Tenemos que convencer muy mucho por qué hay que destinar recursos económico a prevenir ciertas situaciones y hay que trabajar muchísimo en esa línea. Me parece que es lo más importante, el reto más importante, mucho más que la promoción o la autonomía que digamos que ella, cuando está dentro de del circuito, sino como que medio poner para que la situación no sea peor y poder salir adelante. Pero, como digo, lamentablemente y esto es una una crítica y autocrítica que hago con la total sinceridad, cuesta muchísimo trabajo convencer de el destino de recursos público a situaciones que todavía no se ven ni son palpables, y para eso también os necesitamos mucha gracia. Lo que voy a decir después de la intervención de itma y Lucía, por supuesto que totalmente en la misma línea y un poquito a la pregunta. Educación social como derecho de la ciudadanía, y la necesidad de contemplar la atención socioeducativa, no puede quedar como asignatura pendiente la acción socioeducativa en el ámbito de servicios sociales. Por qué? Porque la no problemática del cambio, todo eso, que se está ahora latente que cada vez hay más necesidades, más problemáticas diferente. Precisamente, y unido a esa prevención es necesario. Aparte que los servicios sociales son por excelencia la primera fuente de información. Cuando alguien necesita, necesita apoyo y acompañamiento social y educativo, recurre a servicios sociales. Entonces, en ese sentido, es muy necesario facilitar a los profesionales esa elaboración de la que hablaba indiana social digitalizada, que esté presente que esté que esté ahí también esa coordinación institucional necesaria, pero no podemos olvidar ese amplio concepto del bienestar social; no. La prevención y la promoción es necesaria, es obligatoria en un ámbito escolar, en un ámbito de Primaria, en un ámbito de secundaria, es obligatorias en los ámbitos, adultos porque desde ahí y es un gran reto que tenemos. Se puede hacer y se pueden reducir al máximo los problemas, precisamente un tratamiento precoz, un diagnóstico precoz. Vamos, vamos a hacer que mejore en ese sentido la asistencia y el acompañamiento. Aparte de eso es este nuevo paradigma de de este nuevo concepto de servicios sociales. Este cambio cultural que tenemos que dar tenemos que dar el paso ahí y ahí va a estar también la la Universidad, contribuyendo no desde la formación a los nuevos profesionales. Es importante favorecer la formación permanente de los no profesionales, y eso es muy importante y empezar desde la universidad y desde los que ya son profesionales, porque damos ese cambio cultural en servicios sociales y empujar todo, como decía. Todo necesitamos ahí en ese sentido, como el Congreso de hoy, que facilita que un punto de encuentro no para para reflexionar Congreso, jornadas, seminario, formación permanente en ese sentido, pues es muy necesario, poco más. Se en muy breve reto y desafío de unos servicios sociales. Bueno, cuando hablaba de hacer una gran fiesta no, quién no, no lo puedo, no puedo evitar ser una persona muy optimista. La consecuencia de haber elegido la profesión de Educación social. Si no fuéramos muy optimista, no podríamos trabajar, y para mí los retos y los desafío son siempre un componente esencial para la alegría vital, con la que yo me voy todos los días a trabajar, luego ya salgo a veces menos contenta, pero como yo intento entrar muy contento, creo que los desafíos son una apuesta. Siempre tiene uno que tener, como yo, que soy como el vestirse oye, ducharse por la mañana; eso tiene que estar ; ahí incorpora o no porque si no, si no, no podemos seducir a las personas con las que trabajamos desde el optimismo y el desafío, su propia autonomía, o, o a la a enfrentarse a los miedos que cada uno tenemos. Pues no tenemos mucho más que hace, y para eso nos sirve la pedagogía, evidentemente, porque si no solamente somos poco menos que luz o sí o encantadora, encantador, en deserción y tenemos que intentar ser algo más. Para eso la pedagogía no hace falta. Por eso tenemos que tener lo que dice Ana, mucha formación y estar formando los constantemente, porque si no las recetas se nos quedan caduca, y el discursivo vale para los cinco primeros momentos del encantamiento, pero después no podemos seguir trabajando con las personas. Entonces, ese importante importantísimo que entre la persona con la que trabajamos y nosotros haya un contexto, y ese contexto tiene que ser educativo, pero la ilusión hay que fomentar la todos los días. El reto es una oportunidad. El desafío es ponernos siempre en una situación en la que, bueno, hay cierta incertidumbre, trabajamos con la incertidumbre, yo creo que son muy necesario, y la prevención es nuestra carta de presentación. Qué tenemos que tener? No sería ideal que pudiéramos llegar a los casos, no a las personas, las que entendemos sean lo comunitarios, de atención a familia, o sea de un caso, la singularidad, un caso individual que pudiéramos llegar en los primeros momentos, cuando es necesario. La prevención a mí me gustaría, y yo apuesto porque eso sea posible, y creo que en la ley de servicios sociales, porque no todo es malo, también vamos a hablar de que nuestra ley regional de servicios sociales tienen cosas buenas, no dentro de esas cosas buenas que yo al principio, cuando empecé a leer la ley a mí me encantó las primeras páginas, me gustaron mucho. Pues yo dije, bueno, vamos a ver, claro que si la prevención y la prevención, si hacemos las cosas pronto, estamos realmente siendo eficiente y eficaz y estamos ahorrando muchísimo dinero. La prevención y la promoción de la autonomía, que en la parte de esa ley de dependencia, que aún queda sin desarrollar, nos da mucha cabida a nosotros como profesionales, pero sobre todo son garante de eso que nosotros, el derecho de la ciudadanía creo que son, no cuesta demasiado dinero, y si lo sabemos hacer bien puede quedar perfectamente reflejado tanto en la ley nacional como queda reflejado en la ley regional, y espero que luego en el catálogo también quede reflejado, y creo que lo vamos a poder conseguir. Eso creo que lo vamos a poder conseguir. Entonces la prevención, porque es tan importante, porque como todos sabemos, si evitamos una situación antes de que haya sido estamos ganando bastante tiempo, y en esa prisa que siempre tenemos por la atención no permite un juego muy interesante de poder acortar los espacios, porque cuando las cosas ya están es mucho más difícil salir de los circuitos y a veces yo siempre digo. Cuando los casos mis compañeras me dicen. En ese caso ya está yo siempre pienso que el fallo sido nuestro, porque somos nosotros muchas veces. Con esa etiqueta y esa identificaciones, las que los casos o los que potencian esa relación de culpa y culpa, que no sabemos muy bien no sé que intentamos o bien tener a los profesionales, no, o bien la culpa es de la persona a la que entendemos que no ha sabido salir, no, a veces la culpa no es culpa, es responsabilidad, y saber un poco qué parte de trabajo que nos corresponde a nosotros no hemos desarrollado bien y para eso está muy bien la legislación, la legislación, las leyes no y luego su desarrollo reglamentario no va a permitir, y eso creo que lo interesante de esta ley nacional a contar un poco los espacio donde nos podemos mover y transitar. Pero teniendo muy claro la centralidad del sujeto, volver. Si interviene un poco eso traje a medida que no cuesta tanto vale, porque los costurero somos los profesionales que ya estamos contratado y no cobramos mucho, y los distintos dispositivos que podamos ir creando, creo que se puede intentar hacer bien, pero evidentemente si no trabajamos desde la prevención y no trabajamos desde la promoción de la autonomía de las personas, nos quedamos en un recurso, en recursos asistenciales, y en lo que yo creo que, en lo que estamos de acuerdo, los profesionales que no queremos, ya hemos tenido en su momento ese tipo de legislación que hacía falta, pero ahora creo que debemos superar eso y a partir de ahí podemos de todo y además, creo que todos los interlocutores son válidos, creo que no tenemos por qué tener la misma opinión, es siempre, porque si no, que el discurso es es igual para todos, para que no. Relacionado, para que Messi no de divulgación tenemos que tener opiniones que generen cierto conflicto, a partir de ese conflicto podemos trabajar mucho, y me alegra muchísimo que tanto los políticos como académico, como los profesionales, estemos de acuerdo en que la prevención es fundamental. Vale? Bueno, pues ya está terminado, son las no. Muchas gracias, Carmen. Bueno, pues yo me quedo con 1, 1, una palabra de para finalizar, ya pasó a la pregunta si hay brevemente que tenemos espacio las redes de trabajo. Entre las distintas administraciones hemos estamos trabajando, estamos en contacto, vamos a trabajar por el Ministerio comunidad autónoma, administración locales, universidad y colegios profesionales, todos a una. Tenemos una fecha, el segundo semestre de 2000 veintitres, tenemos también un grupo de trabajo espacio? Pues vamos a ponernos a trabajar, va muy buena tomarlo como una, una oportunidad y un reto en el que todos podemos salir ganando, y sobre todo en la ciudadanía, y luego me quedo también con esa promesa parte de incluirlo, aspecto social, educativo en el ámbito, sobre todo en el ámbito de la violencia de género. Por ejemplo, podemos incluirlo en los cabe en Los Cabos, por ejemplo, etc. Y bueno, me quedo con ese trabajo de prevención de la promoción y el trabajo comunitario que se está haciendo y que se va a hacer, que y que seguro que una oportunidad, y hay que ponerlo en valor. El trabajo interdisciplinar, trabajar con los trabajadores sociales, con los abogados, con la psicólogo y los profesionales de la educación social para ser más necesario. No hay ninguna precisión más alta que otra y vamos a trabajar todos a una, porque tenemos un reto y tenemos que conseguirlo entre todas las instituciones, toda la gente y todas la personas que quieran involucrar. Pues como falta poco tiempo, voy a decir una pregunta de lo de las redes sociales y después Lourdes. Nuestra presidenta también dirá otra pregunta. La pregunta es posible? Un catálogo de prestaciones y servicios uniforme en aras a la equidad en la atención al ciudadano o ciudadana, independientemente del área geográfica y del número de población? Quién era para cuestionarse? Para mí hay un catálogo de prestaciones que puede estar desfasado, porque el año 2012 o 2013, pero quiero decir existe. Si en ese enfoque yo entiendo desde el ámbito anclar dicho Carmen también cuando como colegios han estudiado todas las leyes de las comunidades autónomas. De alguna manera todas las, todas las comunidades han querido hacer un catálogo que en algunos casos estamos funcionando con el catálogo estatal y que yo me refiero al estatal, el catálogo de prestaciones, que fue lo que se consiguió hacer como el logro más común de todos los que teníamos, porque no va a ser. Yo creo que en este enfoque de participación con comunidades autónomas, habiéndose ya legislado una segunda, una tercera ley, con esa implicación del mundo de la Universidad y de los colegios profesionales a través de los consejos generales diferente, porque no va a ser posible. Si yo. No era hacer un planteamiento que estamos haciendo los tres consejos generales al Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 20 30, que le agradecemos por lo menos Iniesta en este espacio que lleva gobernando, que al menos ya tenemos recibimiento en el Ministerio como profesión entonces, porque yo decía al principio que hay profesiones con poder, insta al poder de las profesiones en todos los ámbitos cine Vamos al Ministerio de Sanidad, se pasará igual y somos conscientes de que hemos llegado a la actividad laboral más tarde y y queremos ver a aprendemos de otras profesiones que tienen más espacio y más participación, pero estamos pidiendo una cosa. Entre los tres consejos, que sería un reto muy importante, conseguir la regulación de los profesionales de la intervención social se nos compara muchísimo. Ha salido el tema de la comparación con el sistema sanitario, pero algunas cosas no todas el sistema sanitario está muy bien regular en cada centro de salud o en cada consultorio médico habrá un médico, una ts une que lo que hay está regulado por número de habitantes. Creo que sería. Sabemos que todo es posible. Este colectivo, por lo menos yo hablo en nombre del honor, le toca hablar en nombre de los 17. Con ello vamos a apoyar que haya una ley estatal, porque es importante, pero se nos gustaría, y se escuchará en las mismas condiciones al resto de profesiones. Entonces y ya estamos trabajando, porque vamos por delante y ya sabíamos que iba a salir y tal, pero sí que sería importante, y otra cosa es el tema de los derechos de la ciudadanía, no de la atención a la ciudadanía, y esto es una autocrítica a los profesionales, a todos los profesionales de la de los servicios sociales. Nos cuestionamos si de ocho a tres podemos trabajar con la ciudadanía, está muy bien. Pues muchas gracias de ocho a 3, no se puede, ya te lo digo yo por motivo de tiempo, no quedar tiempo para más pregunta, porque lo dio en breve, sí gracias. Yo solamente quería que la primera mesa, todo lo que se discutió, se une muy bien con lo de esta segunda mesa bueno primero agradecerá de verdad esta intervención por qué se une bien por lo que ha dicho la alcaldesa. Si se construye de abajo que donde se sabe la necesidad de las leyes, se harán acorde a la necesidad y tienen que ser flexible, y lo que quería aportar en el marco teórico precisamente marcó cuando decimos. La ley marco, habría que cambiarla por la ley, un barreño porque en el barreño entran y salen cosa y se puede modificar las cosas y deje de decir que un marco, las leyes no deben desembarco, ya está muy bien, pues muchas gracias. Antes de finalizar me gustaría agradecer a la componente de la mesa su participación, su, su cercanía y, sobre todo, su claridad en la hora de la las exposiciones y recordaba brevemente que damos por finalizada la jornada de del octavo Congreso estatal de educadores sociales en la ciudad de Murcia, pero que el Congreso no termina. El Congreso quedan 2, dos sesiones más, la sesión del 14 de mayo en San Pelayo, en Valladolid, y la sesión de dos de junio en Sevilla, o invitamos a que nos acompañe de manera presencial y de manera online las siguientes sesiones. Muchas gracias y buenas tardes.

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Patricia Lopez Vicent

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: VIII Congreso Estatal de Educación Social (+información)

Descripción

La Escuela de Práctica Profesional de Educación Social pretende desarrollar una mesa redonda en la Facultad de Educación de la UMU en el marco del congreso que va a realizar el Consejo General de Colegios Profesionales de Educadores y Educadoras Sociales de España.