Idioma: Español
Fecha: Subida: 2022-02-01T00:00:00+01:00
Duración: 1h 12m 51s
Lugar: Espinardo - Facultad de Economía y Empresa - Salón de Actos
Lugar: Institucional
Visitas: 733 visitas

Acto Académico Festividad de Santo Tomás de Aquino

Festividad de Santo Tomás de Aquino 2022

Descripción

En esta ocasión, la celebración de la Festividad de Santo Tomás de Aquino se dividirá en dos partes diferenciadas: a las 10:30 h., en la que se impartirá una lección magistral y se entregarán los premios extraordinarios fin de grado, los premios a la excelencia académica en programas conjuntos de estudios oficiales y el premio 'estudiante del año' del CEUM, y a las 12:30 h., en la que se entregarán los premios extraordinarios de doctorado, se investirán a los nuevos doctores/as, y se entregará el premio 'José Loustau 2021' al Espíritu Universitario y Valores Humanos.

Transcripción (generada automáticamente)

No en. A. La la. Blanco a. La. Hora. La. A. Doctores y doctoras sentados, y, si así lo desea. Se abre la sesión. Tiene la palabra la profesora, doctora Doña María Dolores Flores, catedrática de Escuela Universitaria de Enfermería y decana de la facultad de Enfermería de la Universidad de Murcia, quien pronunciará una lección magistral que lleva por título. Enfermería, cuidados y pandemia, retos y horizontes. Excelentísimo, Señor Rector Magnífico, de la Universidad de Murcia, Excelentísimo, Ilustrísima, autoridades, estimadas compañeras y compañeros de toda la comunidad universitaria y asistencial queridas y queridos estudiantes, señoras y señores, desde 2010, año en el que fue creada la facultad de enfermería por transformación de la Escuela Universitaria de la misma denominación y que a su vez ésta se integró la universidad en el curso académico, 1991, 92, nadie del profesorado de esta facultad había tenido la oportunidad de participar de manera tan destacada en este solemne acto de Santo Tomás. Tal circunstancia añade trascendencia y supone una mayor responsabilidad en mi persona. Si bien he de manifestar que no estoy sola tengo el privilegio de ser la voz del magnífico equipo directivo docente y administrativo que conforman la facultad a todos, los cuales agradezco de corazón las sugerencias y aportaciones recibidas a la hora de abordar esta importante intervención. En el desarrollo de esta elección se pretende ver el modo de acercar el conocimiento de la enfermería a esta académica audiencia y, de otro lado, mostrar mi pasión por el ejercicio y la docencia de la práctica enfermera. Sobre todo en este tiempo tan convulso a causa de la pandemia de acuerdo con este planteamiento, el objetivo fundamental de mi discurso es establecer cómo los cuidados son el objeto de nuestra disciplina, cuál es la situación actual de la práctica enfermera y qué perspectivas se vislumbran en un futuro. Para ello hemos seleccionado los contenidos que quedan resumidos en los epígrafes, en los epígrafes siguientes, advirtiendo que las referencias históricas han de interpretarse como un breve recorrido y aproximación a la evolución de los cuidados y enfermeros, puesto que la contracción del contenido ha significado una exigencia para ajustar el tiempo de exposición. El siglo xxi supone un cambio radical en la disciplina enfermera muy diferente a la que se ejercía con anterioridad, y se espera que su evolución continúe a lo largo de este siglo. Para comprender la situación actual y el futuro de la profesión enfermera es necesario analizar, aunque sea de forma muy resumida, los orígenes de la actividad de cuidar del examen de la historia. De la enfermería se deduce que las circunstancias que rodean el nacimiento de la profesión justifican la inicial función de auxiliar al médico; no puede olvidarse que ambas disciplinas, medicina y enfermería son tan antiguas como la humanidad y comparten su objeto de estudio la persona. La enfermería está considerada como la más antigua de las artes y la más joven de las profesiones, y como tal, ha atravesado numerosas etapas y ha formado parte de todos los movimientos sociales; se cometería una precisión si se considera el nacimiento de la enfermería a partir del siglo decimonoveno, fecha crucial como punto de partida para la extensión y profesionalización de esta disciplina. Puesto que la actividad de cuidar y atender al enfermo se remonta a los orígenes de la humanidad, si bien lo que hoy llamamos estructuración de las funciones sanitarias no tiene consistencia hasta el siglo decimonoveno, una enfermera reconocida universalmente, dice al respecto que hemos de considerar nuestro pasado nuestra historia, situándonos siempre junto a la persona, ya que esto es, en definitiva, lo que la sociedad espera de nosotros. En cualquier texto relativo a la génesis de la enfermería, una parte considerable del contenido aborda la historia de esta como un episodio de la historia de la mujer. De hecho, Robinson ha descrito este fenómeno mediante una afirmación clara y categórica. La enfermera es el espejo en el que se refleja la situación de la mujer a través de los tiempos. El papel de la enfermera se fue ampliando progresivamente desde el de madre, cuya función biológica incluía amamantar a los recién nacidos y la crianza de los niños hasta otro de mayor alcance, el cuidado de enfermos, ancianos y desvalidos, que junto con la promoción de la salud, se convirtió en el componente vital de la enfermería global; los cuidados, y todo lo que ayuda a vivir representan la esencia de la enfermería y depende de la iniciativa de la enfermedad. Ningún tratamiento puede sustituir a los cuidados, estos no pueden ser secundarios, puesto que son vitales y se acentúan en los grandes momentos de la vida, como el nacimiento, la enfermedad o la muerte. En los comienzos de la humanidad. La responsabilidad de estos cuidados recae principalmente en la figura de hechiceros brujas y magos, ya que la enfermedad se entendía como algo sobrenatural, producido por espíritus malignos, a los que había que ambientar por medio de diferentes ritos esta creencia de lo sobrenatural como causa desencadenante de las enfermedades arraigó fuertemente en las culturas ancestrales, y fue el punto de partida para ir delegando algunas responsabilidades a los sacerdotes que llevaban a cabo sus prácticas en los templos. Tanto en la cultura griega como la romana han influido en la práctica de atender a los enfermos. Las nobles rota, matronas romanas, se dedicaron a la atención de enfermos y desvalidos alcanzando su máximo apogeo durante los siglos cuarto y quinto. Durante durante largo tiempo. Los principales cometidos de enfermería para las mujeres seguían siendo los de cuidadora de niños, y sin duda, la enfermería adopta un nuevo planteamiento con la llegada del cristianismo. La doctrina de Cristo, la del amor y las y la fraternidad. No sólo transformó profundamente la sociedad, sino que además facilitó el desarrollo de la enfermería. Las obras de Misericordia daban soluciones a las necesidades humanas básicas, por lo que el cuidado de los enfermos y de los que sufren cobró un significado espiritual. En España. Destaca en este período la obra asistencial de San Juan de Dios, de la que existen documentos que detallan la normativa para guiar el ingreso del enfermo en el hospital, las tareas que deberá realizar el enfermero, así como la programación de los turnos de trabajo de todo el personal. Aparecen también en esta época de un modo oficialista por la necesidad que se tenía la figura de la madre, matrona o partirá en Europa, a raíz de las cruzadas. Se crean las órdenes hospitalarias con matices religiosos, militares que se ocupan, entre otras cosas, de atender a los peregrinos que van a Tierra Santa, al cuidado de leprosos y en general a obras de beneficencia. Estos cuidados están basados fundamentalmente en la buena alimentación, higiene de los ingresados, del mismo modo comienza también a incluirse como personal de los hospitales al personal laico. Manteniéndose esta tendencia hasta el siglo MMMMMMMMMMMMMMMMDCX. Brahms en Francia, San Francisco de Sales, crea una organización de enfermeras considerada como la semilla que impulsó a San Vicente de Paúl para crear la organización religiosa de Hijas de la Caridad, cuyos principios fundamentales fueron considerar la familia comunidades, servicio, y realizar una evaluación periódica de las actividades San Vicente de Paúl, crea obras bien planificadas y está considerado por algunos autores como el precursor de la enfermería moderna, ya que sus actividades se dirigen tanto al campo hospitalario como como en Europa. La enfermedad, la enfermería y los cuidados atraviesan un período oscuro, donde los cuidados prestados por mujeres sin cultura y de ambiente dudosos permaneció durante algún tiempo con altibajos en la calidad de la atención a los enfermos, en el siglo decimonoveno en Gran Bretaña, se produce el Gran Santa, el gran salto hacia la profesionalización de la enfermería. Algunos historiadores subrayan la influencia decisiva que las órdenes de enfermeras anglicanas ejercieron sobre la profesión porque las mujeres que se unieron a esta iniciativa eran todas ellas de exquisita cultura refinadas y de gran capacidad. Esto significó el resurgimiento de la enfermería, no solo como apostolado, sino como profesión digna. Estas órdenes, en realidad fueron las que señalaron el camino. Para una reforma que no tardaría en efectuarse, y cuya líder fue Flores en 1.860, se creó bajo su dirección la escuela para enfermeras en el hospital Santo Tomás de Londres, sentando así las bases para la profesionalización de la actividad. Sin duda nadie logró transformar el sentido académico de la enfermería, a través precisamente de la educación, los avances científicos y tecnológicos, que se van produciendo a lo largo del siglo XX culminarán en una alta tecnificación de la medicina y consecuentemente de la enfermería el nombre de técnicas, cada vez más sofisticadas que se van delegando en los enfermeros, tendrá un doble efecto. De un lado, un aumento en la dependencia de la profesión con respecto a la medicina, y de otro, una cacique deriva que tiende a separar la enfermería de sus orígenes su razón de ser los cuidados. Durante este siglo se produce una involución sin precedentes de la enfermería en España, poco a poco. Las enfermeras van dejando los cuidados en manos de otros profesionales al considerar que las técnicas mejoran su imagen social. El interés ya se centra en el manejo de complicados aparatos y en tareas delegadas por los médicos, un ejemplo definitorio de la alta tecnificación y subordinación médica son los estudios de artes implantados en España en los años 50 que contemplaban dos tipos diferentes de formación en función del género; nos hace ese masculino, y las artes femeninos, con la eliminación de la enfermería pierde dos aspectos fundamentales, el nombre y el objetivo profesional; algunas enfermeras que en la actualidad ejerce la profesión fueron educadas en este plan de estudios, cuya orientación consistía en asumir un papel suplementario puramente técnico, ya sea puramente técnico; la docencia impartidas por médicos y basada en libros escritos por médicos imponía los valores que debía reunir; el buen valores, mal llamados femeninos, como la subordinación, la negación y la obediencia; ya se comprende que en una sociedad moderna estos valores no son precisamente muy recomendables. Pese a esta subordinación de la enfermería, los aspectos biomédicos y valores patriarcales, las enfermeras formadas edad, se fueron capaces de liderar el camino de la enfermería hacia la recuperación, de su esencia y por ende hacia la universidad. Con el tiempo, las escuelas de arte se convirtieron en escuelas universitarias de enfermería y comienzan su camino hacia la normalización de la disciplina y el fin de la subordinación de género. En el año 1977 la formación enfermera se hace universitaria modificando el plan de estudios y el nombre dejamos de ser ts para ser diplomados universitarios en enfermería; sin embargo, a pesar de constituir un gran paso para la profesión no es suficiente por sí misma para colocar a la enfermería en la situación que le corresponde. La incorporación de la enfermería a la universidad convierte a esta en una disciplina científica, con cuerpo de conocimientos propio y el reconocimiento de su gran aportación en el campo de la salud, los cuidados en sus comienzos, la enfermería universitaria no tuvo acceso al segundo y tercer ciclo. Esto es, sin posibilidad de cursar estudios, de Máster y Doctorado. Los estudios de enfermería eran, pues, una titulación finalista de diplomado universitario no es hasta 2005 cuando se posibilita alcanzar el máximo grado académico, electorado ya de lleno en el siglo xxi. La enfermería se caracteriza por desarrollar fundamentalmente cuatro funciones básicas. Asistencial docente, administradora e investigadora, sin contar con lo que algunos autores, además, consideran nuevas funciones como la que tiene su base en la política y en lo que pudiera entenderse como en lo social y solidario humanitario. Estas funciones se integran en el grupo de funciones independientes de la enfermería, las cuales realizan las acciones programadas por los diferentes equipos dentro de su área de responsabilidad en la función asistencial. Las enfermeras llevan a cabo el cuidado integral del paciente, familia o comunidad teniendo como responsabilidades promover la salud, prevenir las enfermedades, restaurar la salud, aliviar el sufrimiento, además de promover una muerte digna, todo ello mediante la aplicación del proceso de enfermería, un método racional, lógico, sistemático y ordenado que en la actualidad ha desplazado totalmente la práctica, basada en la realización de tareas sueltas e improvisadas utilizar una metodología de trabajo, como ésta tiene muchas ventajas y las implicaciones que se derivan tienen una vertiente tridimensional, afectando en primer lugar al paciente cliente, puesto que es el primer beneficiario al recibir una atención de calidad individualizada e integral. Para la enfermera aumenta la satisfacción personal que se deriva de un trabajo más eficaz, más organizado y más científico, y en la enfermería como profesión la utilización del proceso enfermero contribuye a clarificar y definir el papel de la profesión, porque permite saber lo que hacen las enfermeras, cómo lo hacen y evaluar la calidad de sus servicios. Respecto a la función docente, cabe citar que, mediante una serie de programas educativos, la enfermera se responsabiliza de promover la salud de la prevención de la enfermedad y del cuidado. Ante la misma. Los profesionales enfermeros en la acción educador en salud, están considerados como agentes poderosos cuya labor es introducir hábitos saludables en la población, favoreciendo la modificación de los no saludables para que dicha población consigan mejorar su calidad de vida. Esta función incluye, además de la educación para la salud de la comunidad, ya descrita la formación de enfermeras en todos los niveles, la formación continuada y también la formación, postgrado en la función de administración, gestión. Se trata de gestionar el cuidado mediante un proceso turístico dirigido a movilizar los recursos humanos y los del entorno, con la intención de mantener y favorecer el cuidado de la persona que en interacción con el entorno, vive experiencias de salud. Alude a la responsabilidad y la toma de decisiones en la enfermería. Las enfermeras y enfermeros tenemos capacidad para planificar, organizar y evaluar la oferta de servicios de enfermería en coordinación con otros servicios de salud; por ello la enfermería está capacitada para una dirección eficaz en diferentes cargos administrativos del ámbito asistencial, educativo o de investigación. Con relación a la función investigadora diremos que se centra en el estudio objetivo de los fenómenos que rodean el ejercicio de la profesión y de la transmisión de este conocimiento, persigue incrementar el cuerpo de conocimientos, enfermeros en relación con su marco de referencia teórico como disciplina aplicada de investigación, enfermera. Pone especial énfasis en la capacidad transformadora del conocimiento, como consecuencia de la pandemia. Todas estas funciones se han visto afectadas en la misma medida, que lo ha sido el entorno social, pues hemos de recordar que las pandemias sufridas a lo largo de la historia, en ocasiones, transformaron profundamente las sociedades que padecieron. Asimismo, la pandemia también ha dejado al descubierto la vulnerabilidad de los sistemas de salud, así como el déficit de profesionales de enfermería, para afrontar la situación desde la primera línea de atención en relación con la función asistencial, hemos sido testigos del riesgo que han soportado y siguen soportando nuestras compañeras y compañeros enfermeros debido a la precariedad de los medios con los que han trabajado los niveles asistenciales, así como las consecuencias sufridas, pues se han visto obligados a maximizar el limitado tiempo que les dejaba la sobrecarga asistencial para cuidar de las personas. En su faceta más personal y emocional se han llevado de camino a sus casas, tanto el dolor de los pacientes como el de sus familiares, porque los enfermeros eran y son los únicos que podían estar presentes en toda circunstancia y siempre celebrando con entusiasmo, todos y cada uno de los casos resueltos con éxito en pleno, confinamiento, cuando nadie podía salir de sus casas, excepto para ir al supermercado a ser atendido en un centro sanitario. Los profesionales y enfermeros de los centros de salud han seguido yendo a los domicilios de quienes lo necesitaban, porque saben que una buena atención enfermera disminuye las tasas de mortalidad. El 16 de abril de 2020 se celebró el homenaje nacional a las víctimas del coronavirus, y todavía no teníamos datos cuantitativos que demostraran que la conmoción emocional era mayor en los enfermeros, pero de alguna manera se sabía, y quizá por esa razón se eligió a una enfermera para dar voz a los profesionales de la salud. Ese jueves del mes de julio de 2020 Haro López, una enfermera supervisora de Urgencias del Hospital del Vall dHebron dijo lo siguiente. Hemos dado todo lo que teníamos, hemos trabajado al límite de nuestras fuerzas y hemos vuelto a entender, quizás mejor que nunca, porque elegimos esta profesión, cuidar y salvar vidas, aunque muchos compañeros tuvieron que dar su propia vida. Para eso hemos cubierto necesidades básicas y emocionales; hemos sido mensajeros del último adiós para personas mayores, que morían solas, escuchando en la voz de sus hijos a través de un teléfono hemos dado la mano y nos hemos tenido que tragar las lágrimas cuando alguien nos decía no me dejen morir solo refiere esta enfermedad, que muchos compañeros fallecieron en el ejercicio de su profesión según los medios de comunicación el pasado mes de noviembre ya habían muerto por más enfermeras y enfermeros que los que cayeron en la Primera Guerra Mundial, siguiendo con el impacto de la pandemia en la función, funciones enfermera. Nos encontramos con la función docente de ésta en su aplicación a la formación enfermera. Tenemos experiencias propias para compartir, puesto que las hemos sufrido en nuestra universidad, con las suspensiones, aplazamientos y cambios en las prácticas durante dos cursos académicos. Sin embargo, esta situación hizo más fuerte al estudiante. Pues además de impregnarse de todo el buen hacer enfermero, también adquirieron el sentir que caracteriza a nuestra profesión los resultados de un estudio realizado mayoritariamente por profesores de nuestra facultad. Al inicio de la pandemia recoge la visión de los estudiantes, justo en el momento de mayor incertidumbre en el mismo pudo observarse en un primer momento el shock inicial, que derivó en un gran estrés que afectó a los estudiantes y que fue disminuyendo paulatinamente cuando se iniciaron las clases de modo online, y que éstas de alguna manera pudieron sustituir a la formación presencial. En este sentido, cabe destacar que nuestra universidad y su alto nivel de digitalización ha permitido una adaptación bastante rápida. Los estudiantes destacan que la formación práctica suspendida durante varios meses no ha tenido medidas supletorias ni tan siquiera con los actuales sistemas de simulación de alta fidelidad, con respecto a la función administradora y de gestión cita como la enfermería durante las sucesivas olas de la crisis, cuando no había posibilidad de vacunación, ha doblado turnos, no ha disfrutado de vacaciones, ha decidido no volver a su caso tampoco después de la jornada laboral para evitar la propagación del virus. Un dato interesante de la función de gestión de recursos que merece ser conocido es el siguiente. Cuando llegaron los primeros viales de la vacuna de fallecer a principios del año pasado la compañía calculaba que se podía vacunar a un máximo de cinco personas con cada frasco, las enfermeras españolas sacaron una dosis más en enero la Agencia Europea del Medicamento tuvo que reconocer que era posible hacerlo con la jeringa y aguja adecuadas. Así que la farmacéutica cambió la ficha técnica y empezó a contabilizar. Si dosis por vial la multinacional se ahorró mucho dinero gracias a la pericia de las enfermeras de nuestro país en la función investigadora, la actualización y formación continua de los profesionales de enfermería será relevante para conseguir una mayor calidad y la atención sociosanitaria. Las enfermeras y enfermeros son conscientes de que la percepción social sobre esta profesión es paradójica de una parte. La valoración general es positiva, pero la población desconoce cuáles son sus responsabilidades y capacidades. Sin embargo, la investigación ha demostrado que el perdón, que las enfermeras y enfermeros bien preparados acortan el tiempo de hospitalización disminuyen el número de eventos adversos y además identifican de forma temprana las complicaciones. Un aspecto a tener en cuenta en lo que se refiere a esta función es la capacidad de difusión del conocimiento, enfermero para que tantos profesionales como personas interesadas puedan conocerlo y utilizarlo véase como ejemplo el gran trabajo realizado durante la pandemia del Covid 19 para generar infografía basadas en la evidencia distinguir también el aumento considerable de investigaciones, enfermeras realizadas tras una búsqueda bibliográfica, en paz, se observa un incremento de publicaciones con los escritores de ahí covid 19 desde el comienzo de la pandemia hasta ahora, tal y como refleja la figura que mostramos. En relación a esto también es interesante hace referencia a las sucesivas notas de corte por la que, por las que los estudiantes acceden a la universidad respecto a enfermería en el último año la nota de corte requerida fue de 12 con cinco sobre 14, una de las más altas y casi al nivel de la requerida para la titulación más acreditada. Esto nos da noticia del alto nivel académico aportado por los estudiantes de enfermería, y de ello debería la sociedad tomar nota a fin de valorar cómo se merece nuestra disciplina. Además, según un informe elaborado por jefe de la asociación para consumidores especializada en estudios de mercado, en 2016, el grado de confianza de los españoles en la enfermería fue del 93 por 100, muy siempre, muy superior a otras disciplinas para enfrentarnos a los desafíos que hoy se presentan y que se presentarán en el entorno social durante los próximos años. Con respecto a la salud, parece oportuno examinar dos orientaciones relacionadas con nuestra profesión procedentes de organismos relevantes en el campo social y de la salud, que tratan de impulsar el crecimiento de nuestra disciplina, así como aumentar el valor del trabajo que realizan diariamente las enfermeras y enfermeros de todo el mundo. Por un lado, citamos la campaña denominada campaña mundial, promovida por la Organización Mundial de la Salud y el Consejo Internacional de Enfermería, al objeto de impulsar y fortalecer y desarrollar la enfermería a nivel global. Como consecuencia de esta campaña, la oms declaró el año 2020 Año Internacional de la enfermería para difundir la importancia de elevar el estatus y el perfil de la esencia de las enfermeras, a la vez que influir en gobiernos políticos y gestores a fin de aumentar la inversión en enfermería, de modo que pueda mejorarse el nivel asistencial, social y de salud de la población, debido a la pandemia. Esta campaña se prolongó hasta diciembre de 2021, las propuestas que se derivan del trabajo realizado en España se centran en los siguientes necesidad. De aumentar la dotación de enfermeras, así como potenciar la formación en práctica avanzada, que incluye el incremento de las de la especialización, fortalecer, la capacidad de compilación, análisis y uso de datos sobre prestación de cuidados y de sus resultados en salud y también reforzar el liderazgo, enfermero en cuidados, así como fue como favorecer su investigación. La siguiente referencia a la que aludía hemos anteriormente resultado de un informe publicado en mayo de 2021 por parte de la Academia Nacional de Medicina de Estados Unidos sobre el futuro de la profesión enfermera. Como en el caso anterior, este informe identifica una serie de prioridades que la profesión de enfermería deberá ejercer para cubrir las necesidades de la población estadounidense en la próxima década resulta significativa la similitud de sus propuestas con las derivadas de la campaña anterior, puesto que con otros términos están recogidas todas, y solo habría que añadir lo siguiente, como es promover la diversidad, la inclusión y la equidad en la educación de enfermería y en la formación continuada de los profesionales, proteger la salud y el bienestar de las enfermeras, preparación de enfermeras para desastres y respuesta a emergencias de salud pública, y, por último, aumentar el número de enfermeras y enfermeros formadas con doctorado. Puesto que hablamos de desafíos citaría algunos de los retos que se nos presentan de cara al futuro y que, someramente hemos mencionado, en el desarrollo de esta lección, distinguir más especialmente que nuestros cuidados habrán de ir dirigidos a paliar los efectos adversos y duraderos en la salud de las personas afectadas por la pandemia del covid 19. Del mismo modo, nos tendremos que enfrentar a otras demandas derivadas del aumento en la esperanza de vida de una población cada vez más envejecida y numerosa, y que requiere atención especial para tratar las comorbilidades propias del envejece del envejecimiento mediante los cuidados geriátricos. La proliferación de las enfermedades crónicas a su vez, repercutirá en la prestación de unos cuidados que irán dirigidos al abordaje y a la prevención de las realizaciones. Asimismo, ante el incremento de los problemas de salud mental, también se requerirá un aumento del número de especialistas de enfermeras en salud mental, y para impulsar la política de atención sanitaria se tendrá que invertir en la formación de enfermeras, especialidad especializadas en gestión. El sistema de salud necesita que las enfermeras y enfermeros sean reconocidos y apoderados para desarrollar sus funciones, de modo que adquieran un papel relevante en las mejoras asistenciales de forma rápida, rentable y con un alto nivel de calidad, pues ello repercutirá en beneficio de la salud de la población y termina recordando que debemos confiar mucho en la enfermería y sus profesionales, cuyos conocimientos resuelven en el campo de la salud, aquellos problemas que afectan a las personas, familias y comunidades mediante la práctica de una profesión que posee un alto nivel de competencias. Muchas gracias. La. Cantante. Se va a proceder seguidamente a la entrega de los Premios Extraordinarios. Fin de, Grado, correspondientes al curso académico 2020. 2021. El señor secretario general va a efectuar el llamamiento de los mismos. Belén pnas se graduó en educación infantil y su centro universitario, Nerea Gálvez Vilar, graduado en educación primaria y centro universitario, José María Gil Garre grado en seguridad y su centro universitario megan Lewis, que es el grado de Enfermería Cartagena, Paula Sainz Rodríguez grado en turismo. Sara Quiles Ferrer grado en Enfermería Lorca. Claudia Pérez, Carles graduó, en Nutrición Humana y Dietética Lorca, Alicia Sánchez Dolera grado; recoge el premio Alicia Dolera Iniesta Manuel Gallego grado. En Enfermería, Murcia recoge el premio María Dolores Munuera Crespo Carolina grado en Enfermería Murcia ana María Toledo Belmonte grado en Enfermería Murcia recoge el premio Ana María Belmonte Sánchez Bagdadi grado en Trabajo Social. Juan Jesús Atencia Martínez graduó en Ciencias de la Actividad Física y del Deporte Isabel Lozano Sánchez. Graduó en Relaciones Laborales y Recursos Humanos, Eva Martínez, Saurín, grado en Relaciones Laborales y Recursos Humanos. Daniel, Daniel Muñoz Castañeda, grado en, Relaciones Laborales y Recursos Humanos Virginia Pérez Nieto , graduó en Bellas Artes. Celia Sánchez López grado en Comunicación Audiovisual. Nadie hacía ni Jan maná grado en información y documentación graduó en Periodismo. Enrique Ros Martínez graduó, en Periodismo. Paloma González Ballester, graduó en Publicidad y Relaciones Públicas. Rocío Hernández Sánchez grado en Educación Infantil. Alicia Sánchez graduó en Educación Primaria. Lorena, Ballester, Palazón grave. En Educación Primaria. Carmen García Lanvin graduó en Educación Primaria áfrica Marín Rubio graduó en Educación Primaria Silvia Fernández Carrasco graduó en Educación Social María del Pilar Martínez Rodríguez. Graduó. En Educación Social Rocío García Campillo. Grado en Pedagogía. Marina Ruiz Sicilia grado en pedagogía. Fernando Ballesta Yagüe Grado en Matemáticas Concepción Sánchez Torres grado en logopedia. María Carmen Manzanares, Zamora grado en Psicología. Recoge el premio María Carmen Zamora Mateos martín José los solano Salinas grado en Psicología. Se graduó en ingeniería informática. Recoge el premio y Chopin. Constantino Andrés, Andrés Molina, graduó en Biología, Sara, Esperanza Martínez Lorente graduó en Biología marina García Arredondo. Graduó en biotecnología, Alberto Ortiz Martínez Grado en Ciencias Ambientales, Luis Tortosa Díaz. Grado en Ciencia y Tecnología de los alimentos Clara León Millán grado en veterinaria. Fernando Asensio Alcaraz? Grado de Filosofía. Cual sin graduó. En Administración y Dirección de Empresas, elías mi saludo y graduó. En Administración y Dirección de Empresas Antonio. Ortuño Ruiz. Grado en Administración y Dirección de Empresas -cia, o un grado. En Administración y Dirección de Empresas Francisco José García Martínez graduó en Economía. María Hernández, Palma graduó en Economía. Mario Díaz Madrid. Grado en marketing. Luis Cánovas García grado en farmacia, recoge el premio María Cánovas García. Ana Isabel Avellaneda Camarena, graduado en fisioterapia. Gloria Ruiz Cánovas, grado en fisioterapia. Recoge el premio María Dolores Cánovas Cano, Pablo Sánchez Bernal. Recoge el premio Asensio Sánchez Alarcón. Juan José Guerrero Franco Grado en Bioquímica. Rubén Hernández Serrano grado en Bioquímica. Elena Martínez día grado en: Bioquímica. Gabriel Lucas Crespo graduó en Ingeniería Química, josé Contreras Carrasco, Grado. En Química mera Isabel Ramírez grabó en estudios franceses. Lo Ida Hernández Benito graduó en Estudios Ingleses isabel Clara Sánchez López graduó, en FiLoLogía Clásica Esther García Fernández grado en Geografía y Ordenación del Territorio. Recoge el premio Diego García Lorente. Juan Francisco Martínez López graduó. En Historia, laura Martínez callado graduó, en Historia del Arte, Cristina López -grado, en Lengua y Literatura Españolas. Luis Martínez día Grado en Ciencias Políticas Gobierno y Administración Pública Justo Frutos Grado en Criminología: josé Luis Hortelano Rodríguez, Grado en Derecho claudio López Rodríguez. Grado en Derecho. Juan Pedro Martínez González Grado en Derecho María Dolores Sáez Cánovas. Grado en Derecho. Beatriz Sánchez Martínez Grado en Derecho. Se va a proceder a continuación a la entrega de los premios extraordinarios a la excelencia académica, en programaciones conjuntas de estudios oficiales para el curso académico 2020, 2021. Sánchez, Campillo premia la excelencia académica. En el programa conjunto de estudios oficiales de Grado en Matemáticas y Grado en Ingeniería Informática. Cada año el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Murcia en su tercera edición, el secretario general de esta institución docente dará lectura al acta del jurado, reunidos el 12 de enero del año 2021, los miembros que forman la Comisión de valoración de los premios Estudiantes del año entregados por el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Murcia, tras un debate en el que se analizan los méritos, soleados y perfiles de cada uno de los candidatos y candidatas. La comisión acuerda, primero, otorgar en la modalidad individual el premio estudiante del año 2020 a Lidia García García -estudiante en el programa de doctorado en Historia y Geografía e Historia del Arte sociedad territorio y patrimonio y, autora del hay a través del cual se ha convertido en un referente a nivel nacional en materia de igualdad, de identidad del colectivo del colectivo LGTB plus, y de la importancia de entender nuestra cultura y ponerla en valor, siendo sin duda un claro ejemplo de marca humo y de los valores que en esta universidad trasladamos. Segundo, otorgar en la molestia, en la modalidad colectiva el premio estudiante del año 2020 a los 124 estudiantes del programa de voluntariado de acompañamiento, alumnado con necesidades de apoyo educativo, me apoyo educativo, humo. Acompaña por ser un ejemplo de contribución al prójimo y, a su vez, poner en valor. El ejercicio de la inclusión en el entorno universitario de las personas con necesidades educativas aportándoles una mano para que puedan desenvolverse difuminando la brecha de integración social y facilitando una actitud de progreso y equidad en la comunidad universitaria. De esta forma, el Consejo de Estudiantes de la Universidad de Murcia distingue a estos estudiantes por sus acciones inspiradoras singulares y destacadas con las que han demostrado valores sobresalientes de compromiso social, ético, superación y entrega universitaria, contribuyendo a mejorar y poner en valor nuestra institución. Sin más asuntos que se levanta la sesión a las 10 veintitres del día ha indicado levantando acta la secretaria general del CiU hace entrega de los premios el Señor Rector Magnífico. De la Universidad de Murcia y le acompañan la presidenta del c1, Eva Garcés de los fallos López. Recoge el premio en la modalidad individual lydia García García -. Recogen el premio en la modalidad, en la modalidad colectiva y, en representación de todos los estudiantes, Antonio Aparicio y Ana María López Ruiz. La la, la. A. La A. No. La vamos a ver en. Estos días en. China. La. Señor presidente del Consejo Social de la Universidad de Murcia. Murcia. Señora presidenta del Consejo Escolar, directora General de Investigación e Innovación. Científica, director general de Formación Profesional e Innovación, concejal de Educación del Ayuntamiento de Murcia . 719 00:57:11,020 --> 00:57:11,980 Alcaldesa, presidente. Concejal de Educación del Ayuntamiento de Alhama de Murcia, presidenta de la Real Academia de Medicina y Cirugía de la Región de Murcia, presidente de la Fundación Caja Murcia. Defensor universitario, señora coordinadora regional de enfermería. Rector Cobacho, tanto más Zamora Medalla de Oro de la Universidad de Murcia tanto más fuertes Doctor Honoris Causa por la Universidad de Murcia, miembros del Consejo de Dirección, decanos de canas, directores de centros, la presidenta y miembros de la Junta, Directiva del Consejo de Estudiantes de la Universidad de Murcia doctora Flores Bienert representantes de entidades financieras empresariales sindicales miembros de las comunidades de la comunidad universitaria, señoras y señores, como emergiendo, de entre los azar osos días de pandemia a caballo entre los rigores de la estación invernal y los justificados temores causados por la última y todavía muy exigente ola. Nos llega un año más la celebración de la festividad de Santo Tomás de Aquino y lo hace como un rayo de esperanza que nos permite afirmar serena y responsablemente la firmeza y vigencia de la institución, que lo celebra, porque entre las muy variadas lecciones aprendidas a lo largo de estos terribles dos últimos años no es la menos importante. La que revela que no todo es tan líquido como el imprescindible Bauman suponía que hay que siempre ha habido instituciones sólidas capaces de enfrentar los desafíos de su época y salir victoriosos y que entre ellas destacan las que las que, como la Universidad, tienen por objeto el cuidado del bien común la Educación, la Ciencia y la Cultura en cuyo cultivo mejora y transmisión. Se afanan la Universidad desde hace ya más de ocho siglos. Son, en efecto algunas de esas condiciones generales que en términos de robots actúan equitativamente, en beneficio de todos, y está bien recordarlo. Precisamente hoy en la festividad de que con tanto acierto vino a desarrollar la idea aristotélico del bien común como fin al que se dirigen los seres humanos y que solo es posible en la comunicación Beni Vivendi, que se realiza en sociedad condición principal y exima de ese bonus, es sin duda la posibilidad de gozar de salud entendida esta como quiere la organización mundial, no simplemente como ausencia de ficciones o enfermedades, sino más ampliamente, como estado de completo bienestar, físico, mental y social, y es mucho lo que las universidades ponen y han de seguir poniendo en la materialización de este postulado, tanto en los ámbitos de la investigación y la transferencia como en los de la formación y capacitación de los mejores profesionales. El turno de facultades haya determinado que la elección de este año corresponde a la facultad de enfermería, no deja de tener un cierto valor de justicia en su sentido, Tomita. Esto es de reconocimiento de los méritos contraídos por enfermeras y enfermeros y naturalmente con ellos. Por los restantes profesionales de las Ciencias de la Salud, a lo largo de la, ya muy larga pandemia en su brillante lección magistral, la profesora Flash Bienert nos ha recordado tanto el origen histórico de la que, como bien ha dicho, está considerada como la más antigua de las artes y la más joven de las profesiones, como el camino recorrido hacia su normalización entre las Ciencias de la Salud y con ellas el fin de la rechazable. Subordinación de género. La entrada de la disciplina en la universidad y la identificación precisa de sus funciones. Culminan ese proceso de maduración profesional y académica, que se añade a la estigma social que enfermeras y enfermeros siempre han tenido y que, en el contexto de la actual pandemia ha alcanzado su máxima expresión. Para la Universidad de Murcia es motivo de gran satisfacción la satisfacción que siempre produce el deber cumplido, el hecho de haber formado a centenares de profesionales de la enfermería que cada día cuidan de nuestra salud, como lo hacen el resto de profesionales de las Ciencias de la Salud egresados, de una Facultad de Medicina que con más de medio siglo de historia a sus espaldas también es orgullo, de esta universidad, todos ellos, todas ellas personas excepcionales que nos han hecho sentir orgullo y admiración. Sirva el protagonismo que en este acto tiene la enfermedad como homenaje a todas y a todos ellos, y aunque estoy convencido de que las empresas por las que merece la pena luchar y que finalmente son cornadas por el éxito, son siempre empresas colectivas. Me van a permitir que en este día en que ponemos nuestra mirada en nuestra facultad de enfermería tenga una palabra de especial agradecimiento para las personas que junto con la profesora Flores han liderado los equipos directivos, primero de la Facultad de Enfermería, perdón, primero de la escuela, de enfermería y luego de la facultad del mismo nombre. Es decir, la profesora Carmen Gómez García y el profesor David Armero. Parafraseando a en sus hojas de hierba podríamos decir que Santo Tomás de Aquino es la celebración en la que la universidad se celebra y se canta a sí misma. En este día celebramos el trabajo y el esfuerzo de todo un año, y nos felicitamos por las metas alcanzadas, por eso, el momento central del acto es la entrega de los premios extraordinarios, fin de grado y de los premios a la excelencia académica. En programas conjuntos de estudios oficiales. Con la terminación del curso 2020, 2021 finalizaron sus estudios de grado y máster algo más de 6.500 personas, todas las cuales pueden apreciarse de un alto honor tener a la Universidad de Murcia como alma mater de alguna manera todos y todas ellas están aquí esta mañana representados por quienes, entre ellos más habéis destacado en vuestros estudios, vuestra responsabilidad, dedicación y trabajo, o sea, conducido en Extra fría, mañana de enero al Salón de Actos de la Facultad de Economía y Empresa para recibir el título que acredita y da fe de vuestro logro. Quién nos lo iba a decir cuando hace poco más de cuatro años iniciaba con ilusión y comprensible temor los estudios, mi más sincera y cariñosa enhorabuena. Quiero creer que, además del natural contento que la obtención de los premios se produce, también sois conscientes de que los méritos que consideran implican a tantas personas como las que en vuestro entorno familiar y en el círculo de amigos y colegas o se han acompañado aconsejado animado y ha ayudado todos estos años, también quiero creer que sois conscientes de la deuda de gratitud que tenéis contraída con vuestras profesores vuestras profesoras y profesores. De alguna manera estos premios también reconocen su empeño en sacar lo mejor de vosotros en este día de celebración de vuestro éxito exitoso. Paso por la Universidad de Murcia. También quisiera exhortaron sobre la naturaleza de vuestra condición de regresados de esta institución, cuyos orígenes se remontan, nada menos que al siglo XIII. Este año precisamente celebramos el 750. Aniversario de la promoción por Alfonso décimo El Sabio, de la Universidad Universitas, estudiaron murciana datada, datado en 1.272 Vosotros sois ya parte de esa historia. Dice Borges que en un día del hombre están los días del tiempo que entre el alba y la noche está la historia universal; a mí me gusta pensar que en cada uno de vosotros, durante todos los días de vuestra vida, estará la Universidad de Murcia, no solo no solo decir los actos de graduación, y lo repito aquí esta mañana, donde quiera que la vida os lleve Portas con orgullo esa condición y también os pido que siempre siempre que estén vuestra mano dais apoyo y protección a vuestra universidad. También en este acto se ha hecho entrega del premio estudiante del año sumó en sus modalidades individual y colectiva instituido en 2019 por el Consejo de Estudiantes. Este premio quiere distinguir a aquellos de nuestros estudiantes que han sobresalido por sus valores de compromiso social y ético, así como por su desempeño rendimiento estudiantes cuyo ejemplo, fortaleza y mejora nuestra universidad sin duda Lydia García García, es muy digna sucesora de Luis Javier Ordóñez Adam Hanga Marca y de Francisco José Cascales Martínez que obtuvieron el premio en la modalidad individual en las dos ediciones precedentes. Lidia es estudiante del programa de Prado de Historia, Geografía Historia del Arte Social Territorio y Patrimonio y, desde luego es ejemplo de los valores que identifican y distinguen a nuestra universidad de Murcia. También los 124 estudiantes involucrados en el proyecto humo acompaña recogen muy merecidamente el testigo dejado por los estudiantes del Grupo de Investigación, de arqueología medieval vinculados al proyecto de recuperación del yacimiento de San Esteban, ganadores en 2019, por los y las estudiantes del Grado de Educación Primaria -autores del proyecto infantil del museo Teatro Romano de Cartagena, que obtuvieron el galardón en 2020. Un acompaña diversidad es un ejercicio de inclusión en el entorno universitario de las personas con necesidades educativas, un proyecto que dice la capacidad que tiene nuestra universidad para progresar con equidad entre todos los miembros de nuestra comunidad. Enhorabuena a todos y a todas ellas se trata sin duda, de premios muy merecidos y bien ganados por lo que no solo felicitó a quienes los obtienen sino también al jurado que los otorga, y, naturalmente, un año más al Consejo, al Consejo de Estudiantes por la iniciativa. Voy concluyendo Florence. No fue una enfermera británica, aunque nace en Italia en 1.820 que está considerada como la primera enfermera moderna, entre otras muchas y muy serias razones que se han expuesto esta mañana, porque con su vida y con su obra vino a alzarse como antítesis de esa desagradable caricatura de enfermera que es Sarah Graham el personaje creado por Charles Dickens para su novela de 1.843, Martin. Siendo muchos los méritos de Nati, quizá sea la creación en 1.860 de la escuela de enfermería en el hospital Saint Thomas de Londres el mayor de ellos, porque sirvió para dar carta de naturaleza a la profesión enfermera del estima que merece su legado, el hecho de que los enfermeros y enfermeras hacen al graduarse un juramento que lleva su nombre, como lo es el Día Internacional de la Enfermería. Se celebre cada año el 12 de mayo, fecha de su cumpleaños, y también que la Organización Mundial de la Salud eligiera 2020 como el año de la enfermedad, y la parte era para celebrar así el 200. Aniversario de su nacimiento, lo que no podía prever. La Organización Mundial de la Salud nadie podía prever era que el fn, la efeméride, vendría a coincidir con la más espantosa; pandemia vivida por el ser humano, desde la yo creo que inadecuadamente, llamada gripe española de 1918. La covid 19 ha obligado a enfermeras y enfermeros a celebrar su Año internacional, llevando hasta el límite su capacidad y resistencia para ser ejemplo. Vivo de entrega abnegación y servicio y, por eso esta mañana de Santo Tomás. La Universidad de Murcia quiere rendirles tributo. Quiero ya para terminar reiterar mi más sentido y sincera felicitación a las premiadas, que, por cierto y como se ha visto, sois clara amaia, clara mayoría, y a los premiados, y también os recuerdo que las puertas de esta, que es vuestra casa, siempre van a estar abiertas un año más felicitó como es de rigor a las personas del servicio de protocolo y secretaria general, que también han organizado este acto, así como al grupo musical, por la acertada elección de los temas y por su impecable interpretación y a todos y a todos ustedes. Les agradezco su asistencia y su atención. Muchísimas gracias. A continuación, a continuación, puestos en pie, escucharemos. El himno universitario, interpretado por el Ensemble Renacentista de la Universidad de Murcia. La. La. No.

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Francisco Fernando Galvez Martinez

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Solemne acto de celebración de la Festividad de Santo Tomás de Aquino 2022 (+información)

Acto Académico Santo Tomás de Aquino 2022

Descripción

En esta ocasión, la celebración de la Festividad de Santo Tomás de Aquino se dividirá en dos partes diferenciadas: a las 10:30 h., en la que se impartirá una lección magistral y se entregarán los premios extraordinarios fin de grado, los premios a la excelencia académica en programas conjuntos de estudios oficiales y el premio 'estudiante del año' del CEUM, y a las 12:30 h., en la que se entregarán los premios extraordinarios de doctorado, se investirán a los nuevos doctores/as, y se entregará el premio 'José Loustau 2021' al Espíritu Universitario y Valores Humanos.