Idioma: Español
Fecha: Subida: 2021-12-23T00:00:00+01:00
Duración: 9m 59s
Lugar: Curso
Visitas: 478 visitas

Seguridad alimentaria para pacientes oncológicos

Curso de educación nutricional para pacientes con cáncer

Descripción

Lorena, que trabaja en ciencia y tecnología de los alimentos nos habla de seguridad alimentaria para pacientes oncológicos. Algunas de las preguntas que responde este video son: ¿cómo asegurar la seguridad alimentaria en la lista de la compra?¿cuál es el mejor modo de conservar los alimentos en casa? ¿y de manipular y cocinar los alimentos? ¿cómo comer seguros fuera de casa? Además, conoceremos algunas cuentas de Instagram que nos ofrece buena información al respecto.
Este video forma parte del curso de educación nutricional para pacientes con cáncer, como parte de la Intervención de Salud Pública llevada a cabo por las alumnas de Nutrición: Sara Alegría, Mª del Mar Cánovas, Lorena Sánchez, Encarni Sarabia, Cristina Sfatuica y Sandra Méndez

Este es el octavo video publicado en tv.um.es. Puedes seguir la información del curso en: https://nutricionlorca.wordpress.com/curso-nutricion-y-cancer/

Transcripción (generada automáticamente)

Bueno, soy Lorena Sánchez tiene un alimento y voy a impartir la video sesión titulada Seguridad Alimentaria en el paciente oncológico. Durante el vídeo voy a seguir este índice. En primer lugar, abordaremos cómo garantizar la seguridad alimentaria en la lista de la compra; a continuación, cómo conservar los alimentos en casa; algunas pautas, higiénicas, durante la manipulación y el cocinado del alimento, cómo mantener la subida alimentaria cuando, como fuera de casa, y alguna cuenta de Instagram que velan por la seguridad alimentaria. Según la fao, existe seguridad alimentaria; cuando todas las personas tienen en todo momento acceso físico y económico; suficiente alimento, inocuo y nutritivo, para satisfacer sus necesidades alimentarias y sus preferencias. En cuanto a los alimentos, a fin de llevar una vida sana y activa, en este sentido nosotros nos vamos a centrar en los alimentos inocuo, que son alimentos, seguro que no constituyen un peligro para nuestra salud. En primer lugar, para garantizar la seguridad alimentaria. En la lista de la compra debemos comprobar la fecha de consumo preferente y la fecha de caducidad. La fecha de caducidad hace referencia al período máximo durante el cual podemos ingerir los alimentos, porque el fabricante no garantiza la máxima calidad del producto. Una vez superada esta fecha de caducidad, el alimento deja de ser seguro y con su consumo constituye un peligro para nuestra salud. En este grupo se encuadran los alimentos perecederos, como el la carne, el pescado, la fruta o la verdura, mientras que la fecha de consumo preferente hace referencia al período máximo en el que podemos ingerir un alimento y el fabricante no garantiza la máxima calidad del producto. Sin embargo, una vez superada la fecha de consumo preferente, nos encontramos con que hay una alteración de las características organolépticas del producto, como puede ser la lectura, el olor y sabor o el color en este grupo se encuadran los alimentos no perecederos como podrían ser la galleta, la el aceite, la pasta o la conserva. La segunda estrategia sería seleccionar latas en perfecto estado y evitar la compra de latas que estén dañada, hinchada u oxidada, ya que éstas constituyen un peligro para nuestra salud. Cuando la lata están dañada, puede permitir la entrada de oxígeno que favorezca el crecimiento de determinados microorganismos, que pueden ser un riesgo para nuestra salud, mientras que la lata que están hinchada puede indicar la presencia de bacteria, Clostridium que causa el botulismo, además la alteración de las paredes de la lata, por un golpe, como aparece en la imagen general, que se despegue, el material que recubre el interior de la lata, y que el alimento quede en contacto directo con el recipiente. En este caso, se pueden generar reacciones que pueden ser adversas para nuestra salud, por eso es muy importante antes de coger una lata en el supermercado y y asegurarnos que está en perfecto estado. La siguiente estrategia sería seleccionar frutas y verdura con un buen aspecto y sin defecto, porque la piel que recubre la fruta y la verdura es una barrera frente a la entrada de microorganismo como pueden ser los virus o la bacteria, de manera que cuando ésta está alterada por un golpe o por un corte, puede permitir la entrada de estos microorganismos y que proliferen en el interior del alimento una vez que están en movimiento. No podemos eliminarlos, ni siquiera la abandona fruta ni cortando el trozo ingiriendo el recto; por eso se recomienda consumir fruta y verdura que estén en perfecto estado. La siguiente estrategia sería realizar una compra de productos refrigerados y congelado adecuada. En este sentido se recomienda que comprobemos que compremos los alimentos congelados y refrigerada justo antes de pagar en el último producto que vamos a comprar, que además lo almacenado en bolsas refrigeradas que mantengan la baja temperatura durante el transporte, y el transporte en el menor tiempo posible, destacando que no se deben almacenar estos alimentos en el coche y una vez que lleguemos a casa de agua, de refrigerar los alimentos congelados y refrigerado en primer lugar y posteriormente a ordenar el resto de la compra, cómo conservar los alimentos en casa. Pues bien, los alimentos que necesitan refrigeración o congelación lo vamos a almacenar en el frigorífico, en el sector, de refrigerado o de congelado, que estos serían aquellos productos que adquirimos en un supermercado en esta sección, además, se añadirían la fruta y verdura y los huevos que, a pesar de encontrarnos en el supermercado a temperatura ambiente. También se deben guardar refrigerados. El frigorífico en cuanto a la alimentación como cocinado en casa se deben almacenar en el frigorífico y nunca dejarlo fuera de un día para otro, además, antes de consumirla la próxima vez de calentarlo hasta hervir. Por lo general, estos platos preparados en casa podemos almacenarlo de tres a cuatro días en el frigorífico, si se encuentran en temperaturas de refrigeración y cuando lo almacenado en temperatura de congelación podemos incluso almacenar hasta tres meses, cuando vamos a utilizar estos alimento descongelado, de hacerlo lo antes posible y que no se deben volver a congelar, a no ser que formen parte de otro alimento, los cocinamos completamente y entonces sí que podemos volverlo a utilizar y, como aparece en la imagen, todos los alimentos que guardemos en el frigorífico deben estar en un recipiente herméticamente, cerrada dentro de cómo, conservamos lo alimento en casa. Cuando vamos a coger un alimento que se recomienda hacerlo en microondas y en bandeja dentro del frigorífico, lo que está terminantemente desaconsejado sería descongelar estos alimentos a temperatura ambiente, es decir, dejarlo en la cocina de un día para otro, o debajo de un chorro de agua, porque esta estrategia permitirían. La proliferación de bacteria, de manera que las pautas más recomendar eso sí tenemos tiempo de escogerla en el frigorífico dentro de una bandeja, la que aparece en la imagen de un día para otro pero dentro del frigorífico, o si no tenemos tiempo de cogerlas rápidamente, hacerlo dentro del microondas cuando queremos realizar una preparación a base de pescado crudo o poco cocinado o marinado, de congelar previamente este pescado al menos durante cinco días, y que alcance una temperatura de menos veinte grados para evitar el riesgo de infección por anisakis. Para asegurarnos que nuestro frigorífico alcanza esta temperatura debemos comprobar que presenta tres estrellas, y en el caso de que nuestro frigorífico no presente estrellas, lo que tenemos que hacer es comprar el pescado previamente congelado. La fota higiénica durante la manipulación y el cocinado de los alimentos serían la siguiente. Cuando vamos a manipular lo alimento, lo más importante; es lavarnos las manos antes de cocinar y antes de comer. Mantener la bocina y los utensilios limpio, evitando aquellos que sean de Madeira, porque su limpieza se ve dificultada, porque este material poroso además debemos cambiar a bajo y la bayeta mínimo una semana, o incluso si están, si vemos que están deteriorados, pero se aconseja una semana, no podemos esperar a que se deterioren como aparece en la imagen. Yo recomiendo que cuando vaya a fregar los platos primeros, los con agua y después con jabón o cuando vaya a una superficie. Primero quiten los restos de suciedad con un papel desechable y posteriormente la bayeta, pero siempre cambiando la bayeta bajo una sola semana, y en estos casos que yo acabo de comentar podría alargar hasta diez días, cuando respecto a la fruta, verdura, lo que tenemos que hacer es limpiarla antes de pelarlas y de cortarla, cuando sea necesario, pues podemos utilizar un cepillo para limpiar la superficie y posteriormente se carlos con papel de cocina cuando vamos a generar la fruta y verdura, cruda y con piel. Lo que tenemos que hacer es desinfectar, y para ello se recomienda poner una cucharadita de lejía entre el litro de agua, sumergir las piezas de fruta y verdura y posteriormente, aclararlas con abundante agua, y se carla destacar que esta lejía debe ser de uso alimentario y el cocinado de alimento se recomienda que se cocinen completamente, sobre todo aquellos platos a base de carne, pescado o de huevo, y sobre todo si queremos hacer una técnica culinaria, en la que necesitamos un huevo crudo, por ejemplo, una mahonesa o un pastel, lo que tenemos que hacer es sustituirlo por otros productos como el huevo pasteurizado, que al igual que el huevo mantiene las propiedades, pero al estar pasteurizado, ha sufrido un tratamiento térmico que nos garantiza que este alimento sea seguro. Cómo mantener la seguridad alimentaria. Cuando comemos fuera de casa, pues en este sentido se recomienda que cuando comemos fuera de casa seleccione alimentos que están cocinados completamente y evitemos aquellos que se sirven frío, como son las ensaladas, lo encurtido, el embutido o la ensaladilla. También sería bueno evitarlo, puesto ambulante, y cuando vamos a tomar un zumo de fruta, intentar que sea pasteurizado y evitar aquellos que están recién exprimido, cuando nos tomamos fuera de casa respecto a los lácteos, también hay que evitar la leche cruda, entonces debemos seleccionar aquellos alimento a base de leche, pasteurizada, como pueden ser los yogures, los queso, y fijarnos siempre en la etiqueta de que están pasteurizada. Por último, en cuanto a la cuestas de Instagram que velan por la seguridad alimentaria, yo recomiendo a Alba Ramírez Ciencia a Gominolas de petroleo a Mi dieta, cojea y a fifa. Gracias por su atención.

Intervienen

Sandra Mendez Vivancos
Grado en Nutrición Humana y Dietética (Lorca)

Organizadores

Ana Cutillas Tolin
Profesor Contratado Doctor

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Ana Cutillas Tolin

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Educación Nutricional y Cáncer (+información)

Descripción

Este video forma parte del curso de educación nutricional para pacientes con cáncer, como parte de la Intervención de Salud Pública llevada a cabo por las alumnas de Nutrición: Sara Alegría, Mª del Mar Cánovas, Lorena Sánchez, Encarni Sarabia, Cristina Sfatuica y Sandra Méndez.
Puedes seguir la información del curso en: https://nutricionlorca.wordpress.com/curso-nutricion-y-cancer/