Idioma: Español
Fecha: Subida: 2021-05-28T00:00:00+02:00
Duración: 1h 26m 25s
Lugar: Conferencia
Visitas: 1.223 visitas

Presentación del libro "Sira" de María Dueñas.

Reabrimos el Paraninfo UMU para recibir a María Dueñas y a "Sira".

Descripción

La escritora y profesora UMU, María Dueñas, presenta su nuevo libro, "Sira", la continuación de su afamada obra "El tiempo entre costuras".

Transcripción (generada automáticamente)

Buenas tardes, bienvenidos todos. Hasta la Universidad de Murcia su Paraninfo, su uno de sus edificios, ese maravilloso volver, está volver a estar aquí es maravilloso, no solo por el hecho en sí de presentar el libro, era con María Dueñas, sino la posibilidad de ir recuperando progresivamente aquello que casi habíamos olvidado y que llamábamos normalidad, volver a ver una aula progresivamente llena con la esperanza de verla muy pronto, llena y echando por tierra cuando se pueda esa perversa del distanciamiento social en el que nos hemos visto sometidos, por el bien común, nada que objetar. Les hemos convocado esta tarde con motivo de la presentación del libro sida, la escritora María Dueñas presente obra que es continuación de El tiempo, entre costuras recientemente publicadas. Nos acompañan hoy, además de la propia autora, y las personas que estamos en la mesa. Tenemos la suerte de contar con el profesor doctor José Luján Alcaraz. Rector Magnífico. Muchas gracias por venir. José Antonio Campillo Paredes, presidente del Consejo Social, que asistirá telemáticamente. Alguien saludamos también de este aquí la profesora Sonia Madrid, Cánovas, vicerrectora de Estudios el profesor Francisco Javier Martínez vicerrector, de calidad de comunicación, que para hoy una valiosa colaboración encargándose de gestionar las intervenciones al final de la tarde que se hagan online en el turno de preguntas y respuestas. Muchas gracias y perdón por el atraco. Francisco José Molina, coordinador de innovación y aula virtual; doña María Cristina Sánchez López, profesora del Departamento de Investigación y Diagnóstico en Educación; muchísimas gracias no sólo a los presentes sino también a las personas que acabo de nombrar, porque la gestión y las obligaciones que siempre son graves e importantes en tiempos de pandemias son mucho más y es de agradecer el sacrificio tan bien que se hace al estar en este acto. Qué es, salir y agradable salir muy agradable. Hemos pasado por muchos actos solemnes y graves. Este debe ser solemne y agrada. Nos acompañan en la mesa la profesora María Dueñas, Vinuesa, escritora y profesora del Departamento de Filología Inglesa de la Universidad de Murcia, que nos habla de su libro, y yo personalmente tenía muchas ganas de conocer en persona, porque había cuando yo entré en la universidad, ella ya se había marchado, pero había oído hablar mucho de ella y me di cuenta de que realmente no se había marchado exactamente si existía su presencia en la universidad y luego en sus obras. Se ve esa esa impronta humanista que se adquiere en la enseñanza universitaria, y esa de esa prosa y la forma de construir se podía ver que seguía siendo una persona de la universidad. Así que en esta presentación también me gustaría decir que es muy gozoso para mí y a mi izquierda Doña Rosario y Garino Ortega; coordinadora del aula de palabra y pensamiento y profesora del Departamento de Filología Clásica de la Universidad de Murcia y compañera en muchas batallas. El acto va a tener lugar ya a continuación hace uso de la palabra. La señora coordinadora de la y palabra y pensamiento de esta institución docente. Profesora, doctora Doña Rosario Porte. Buenas tardes a todos, personalidades académicas, presentes, física o virtualmente, en este acto lectores en general y amistades de la escritora que hoy nos regala esta tarde del miércoles, para presentar en la Universidad de Murcia su última novela siga publicada por Planeta hace escasamente un mes, el 14 de abril, de este singular 2021. Me cabe el honor de presentar brevemente a María Dueñas Vinuesa de la que podría decir mucho y muy bueno, pues durante unos años ambas fuimos profesoras en activo, y continuó en esta Facultad de Letras de la Universidad de Murcia, dentro del Departamento de Filología inglesa, como ya se ha dicho yo, en el de Filología Clásica e incluso. Compartimos despacho durante la remodelación de la faculta a finales del pasado siglo en un compartimento que tenía más de camarote de los hermanos más que de despacho universitario, al que llamamos coloquialmente la pecera por los paneles instalados que constituían el cubículo donde clásicas y modernas incluido un varón. Javier Valenzuela, que también profesor de inglés en ese despacho, en el que más de una vez tuvieron que ser rescatados nuestros libros y apuntes del naufragio de los cafés. Que depositado desde fuera, ocasionalmente de forma accidental se derraman a través del mostrador, que circundan las paredes improvisadas que hoy es la conserjería de la planta baja de la Merced resumiendo, para cederle cuanto antes el uso de la palabra que todos están esperando y con la que sin duda nos va a habilitar, haría una breve semblanza de su persona, tal vez innecesaria dada su celebridad pero de rigor como preámbulo formal, a manera de presentación nacida en Puertollano, Ciudad Real, en una familia formada por ocho hermanos, se licenció en 1987, en la Universidad Complutense de Madrid, como filóloga inglesa y tras cursar un Máster of Arts en la misiva University. Realizó estudios de doctorado en la Universidad de Murcia, donde alcanzó el título de doctora en 1997. También el mismo año en que yo alcancé ese grado, aunque su vínculo con el Departamento de Filología inglesa como profesora de montaña ya remoto quién lo diría, 1991, maría, dedicó casi dos décadas de su primera juventud a la labor docente e investigadora compaginado con su faceta de madre en el curso, de las cuales se ocupó especialmente de la Lingüística Aplicada a la didáctica de lenguas, dirigiendo o formando parte de proyectos de investigación e innovación educativa, y publicando tanto en solitario como junto a otros compañeros de su departamento, entre ellos Aquilino Sánchez Pérez o María Lourdes, Cerezo García. No es lugar ni momento para extender una relación de sus numerosos y fructíferos trabajos científicos. Sólo diré que María ha sido una excelente profesora universitaria, tanto en su vertiente docente como investigadora, que ha dejado huella en sus alumnos y entre sus compañeros y colegas su inquietud intelectual y creativa. La llevó a embarcarse en la escritura de una novela, que en 2009 publicó en la editorial, Planeta, bajo el título de El tiempo, entre costuras y que pronto, contra sus expectativas, se convirtió en un éxito de ventas. Haciendo que su vida experimenta un giro inesperado, un sueño hecho realidad tal vez incluso antes de ser soñado tras una solicitud inicial de excedencia para poder atender lo que cada vez le demandaba más tiempo y varias prórrogas, sucesivas María, ha escrito y publicado cuatro novelas, más la segunda Misión olvido, con la que, según sus propias palabras más identificada, se siente recrea, el ambiente universitario con el que es obvio que está más que familiar y familiarizada a día de hoy con 5.000.000 de lectores y considera su quinta novela en el mercado vuelve de algún modo, siquiera simbólicamente a sus inicios literarios, de la mano, de la protagonista de aquella novela primera convertida en la escritora por excelencia, no ya para un público femenino español, según ha podido leer entre los muchos elogios que se le dedican, sino para un público amplio en el que también los hombres están representados por más que sus protagonistas femeninas tengan una fuerza especial que las hace dignas de convertirse en modelo de. Permítanme aunque porque no son términos que me resulte agradable, por los reiterados de su uso, que lo llegué a hacer bancos, pero el empoderamiento y la resiliencia, sus novelas digo trascienden el papel y también las fronteras, dos de ellas El tiempo entre costuras y más recientemente. La templanza, esta última en Amazon Video, se han convertido o van camino de hacerlo en series de gran éxito protagonizadas por Adriana Ugarte y Leonor Watling respectivamente, y además de ser récord de ventas, han sido traducidas, nada menos que 40 idiomas, todo un sueño para cualquiera que se dedique a la escritura creativa, que María se ha hecho realidad los ingredientes de sus obras; son unos personajes bien construidos, creíbles y humanos, unas tramas atractivas y documentadas, donde tiene cabida la historia por sus momentos únicos para bien y para mal, sus secretos políticos, enfrentamientos bélicos incluidos, con las nefastas consecuencias que esto conlleva, y los cambios de peripecias que acarrea la entrega y el misterio es ritmo en ocasiones, trepidante, en otras pausado, los giros inesperados, las ilusiones, los desengaños, como la vida misma, a fin de cuentas. Su manera de mostrarnos el mundo y los lugares. Que se incorporan a través de su mirada a la lista de sitios, que conocer o revisitar constituyen la esencia de un éxito que le auguró permanente, sin que me augurio sea, sino una constatación de esa realidad que a través de su esfuerzo le ha hecho ganarse el favor de crítica y público. Deseo sinceramente que así siga siendo. Sólo me resta asomarme a quienes me han precedido a quien me ha precedido el uso de la palabra, mi compañero y colega José Antonio Molina Gómez vicedecano de Estudios para darte una vez más la bienvenida a María a. Esta es tu casa contigo también, así que te llevo de aquí en buena hora y que en buena hora detrae. Muchas gracias. Muchísimas gracias. Después de tan elocuentes palabras, hay que leer el protocolo. Seguidamente, para presentarnos el libro hará uso de la palabra de escritura, y es ahora de la Universidad de Murcia, María Dueñas Vinuesa. Muchísimas gracias por esta acogida, por estas palabras tan gratas, querido rector, vicerrectores, dice de carne, no se me olvidan los cargos académicos; si os digo a todos sin equivocarme y querido echar muchísimas gracias a todos, porque la verdad que esto es como volver a casa, y no en el sentido metafórico, sino en el sentido más real, en estar sala, en este campo, es en este entorno. He pasado muchos años de mi vida, momentos magníficos, y este reencuentro con los lugares con las personas que usan esta sala con espacio limitado tenemos antiguos profesores míos que son amigos divas compañeras colegas que siguen siendo grandes amigas me acabo de reencontrar con un antiguo alumno, que era lo que yo me lo imaginaba, hoy Akbar por Campillo que andaba por aquí. Así que María Lourdes leyes que está por aquí María Teresa Muñoz Zielinski y seguro que hay alguna más que como la, llevó a las gafas ahora mismo no, no distingo. Pero y a los que estáis al otro lado del streaming, verdad que para mí es un honor esta invitación a presentar si da con vosotros y una alegría volver a este entorno tan familiar y tan querido? Para mí además tenía razón José Antonio. Lo que dice es que la impronta de la vida académica y de haber sido profesora de verdad es que no, no se va. Esto debe ser, como no sé como el sacerdocio o el ejército, o algo así supongo yo, no, porque a mí hay veces que la escritora y yo me vuelvo la cabeza no va conmigo, como digan profesora cerca de mí y yo vuelvo a la cabeza, automáticamente, quizá porque es no ser, se quedan las las cosas a lo largo de que hemos vivido tantos años, tantos día a día, aunque te no se van del todo, porque además la la universidad para mí ha sido un entorno magnífico, no de aprendizaje de cosas que yo jamás imaginé que me iban a servir después a lo largo de mi vida, en otras, en otras batallas no, y en otras historias. Desde que yo llegué aquí como Charo. Recordaba antes, y nos quedamos en la pecera, que yo ni siquiera estaba con titularidad, en aquella pecera, que era como el camarote de los hermanos Marx no, os podéis imaginar cómo estaba todo el Lario en obras y allí los privilegiados, y tenían un sitio en la mesa. Yo solamente me colaba allí porque me iba asentando por donde podía, porque yo venía de la antigua Escuela de de Empresariales y estábamos haciendo el trasvase, hasta aquí hay que ha estado bien, pero viniendo poco a poco y entonces yo no tenía ni un sitio de estar, porque eran aquellos años de obras y de reformas. En fin, no quiero ni pensar cuántos años han pasado desde entonces, pero pero muchísimos y bueno, como cómo iba diciendo todo lo que se aprende todo el aprendizaje que yo he hecho a lo largo de los años que estuve aquí ya que además de impartir docencia y ser nosotros quienes damos, recibimos muchísimo también, por supuesto, aprendizaje académico pero también vital, y también personal y también humano, y todo eso, después te va cargando una mochila que a la hora de enfrentarte a otros mundos muy distintos van sacando cosas de donde no crees que te van resolviendo miles de miles de asuntos. Bueno, no quiero seguir con esto, porque entonces empezamos con las batallitas y no avanzamos. Lo que yo quería compartir con vosotros es la la reciente publicación de Sira, y para ello lo que he pensado es retrotraer como a ver si consigo mover. Esto no puedo, hay alguien ahí con el ratón, no sabe nada. Antes se movía con el ratón, va a usar con esto. Ahora ya está arreglado. Perdón! Bueno! Pues lo que voy a hacer brevemente, en la medida de lo posible, lo digo lo de brevemente porque luego me haré un poco más de la cuenta es un reto traerme a cómo empezó toda mi aventura literaria para después, llegar a asir, a ir viendo cómo cómo ha evolucionado todo el asunto. Novelesco a lo largo de estos ya 12 años desde la publicación de El tiempo entre costuras hará próximamente, y todo arranca con un territorio, con un mapa, un territorio, con cuya evocación y con cuyo legado yo crecí porque es el norte de África el antiguo Protectorado de España en Marruecos, que es el sitio donde vivió mi familia materna durante décadas donde nació mi madre y donde residió hasta hasta su juventud hay perdón, está aquí y con estas estampas, con estas memorias con recuerdos con evocaciones crecí yo, si la memoria no me falla todos los días de mi vida! Mi madre y yo es un pequeño homenaje a ella, que ya no está con nosotros. Cada cada vez que yo recuerdo a mi madre. Hablar de su infancia, de su juventud, de su colegio, de sus amigos de sus veranos, de todas las cosas que los que todos hacemos referencia en algún momento a lo largo del día, de lo que se comía de lo que se bebía de todo todo aquello pasaba por por Marruecos, por África, a veces estaba el Santa Tánger por el protectorado, y aquí están algunas imágenes de aquel mundo que yo conocí años después y que llegó a presionarme tanto como para querer escribir una novela situada en aquel territorio, porque lo que yo tenía constancia perdón de lo que yo tenía constancia era de que quería escribir una novela, yo nunca tuve la ambición de convertirse en escritora, ni siquiera casi la ilusión, hasta ya cumplidos los 40 algunos, con mi plaza de profesora titular conseguida y durante una estancia en Estados Unidos como profesora visitante. Allí fue donde pensé que iba a aprobar a escribir la novela y no sabía qué iba a hacer. Solamente tenía clara esa esa idea, y antes de que llegara a mi mente una figura de protagonista, ni siquiera un esbozo de protagonista o de trauma o por no histórico -político, lo que sí tuve claro fue el escenario, el momento y las circunstancias y las coyunturas geográficas administrativas, y algo históricas también en las que iba a situarme mi novela, pero aquí vuelvo aquí que son esas referencias a Marruecos, a Tetuán, a Tánger, a las calles que piso, mi familia, los rincones en los que vivieron. Ahí está la Iglesia y ésta lo que entonces era calle, Generalísimo Mohamed sexto, que antes fue calle República, fue calle Alfonso 13 porque ha pasado por todas las vicisitudes históricas. Eso era lo único que yo tenía claro en principio que quería volver. La mirada, que el mundo de mis mayores, porque era consciente de que se había tratado muy poco en la narrativa contemporánea, y era consciente de que yo al ser hija y depositaria de las memorias y de ese legado, tenía en un privilegio en mis manos que y en cierta forma era consciente de que esa memoria se estaba perdiendo. Mi madre, que era de las más jóvenes de aquellos tiempos, pues murió hace unos años; los demás son muy mayores o nos han dejado en tres casos, que queda algo de memoria en los libros de historia y en el recuerdo que hemos heredado los los hijos y los nietos de aquel mundo, pero poco más, y entonces pensé que insertar todo esto dentro de una novela. Dentro de una ficción, a mí mentalmente me podría ser de gran validez porque así ya tenía mi escenario, y ella tenía mi, digamos mí y mis coordenadas de tiempo y despacio, pero también podría servir para, además de la ficción, trasladar a los lectores cómo fue aquel mundo que hacían los españoles en el norte de África, cómo se vivía entonces, qué pasó en círculo para allí? Así que arranque con con esta novela y una vez que ya tuve claro el escenario de unas cuantas cosas más. Decidí que la protagonista iba a ser una mujer que en principio aparece como una silueta que no tenía nombre, hasta que decidí ponerle Sira, y ahora una señora aquí me acaba de decir. Aquí está que se hallaba también. Si era la primera era murciana que conozco, pero me alegra mucho cuando me dicen que si alguien se llama Sira o que y eso me dicen muy a menudo, que le han puesto a su hija, se irá por por la novela, a veces me dices que se han puesto a una perrita una gatita, tenemos todo el abanico, pero para mí es un honor. Es un honor enorme porque, bueno, pues porque eso es señal de que la lectura ha dejado algún tipo de huella. Bueno, para esta, esta joven, que sería si era yo en principio tuve que crear un pasado, que es que fuese una joven madrileña de barrio castizo, con pocas aspiraciones vitales; hija, de una costurera, madre soltera trabajando en un taller desde muy jovencita sin sin ninguna gran ambición que en un principio piensa que su vida pasará entre costuras entre las costuras y patrones, y poco más, y de pronto alguien entra en su vida que le trastoca todo, y es ese nombre, Ramiro-Arribas, a ser un amor apasionado el que se se desata en Sira de la mano de este. Hombre, abandona Madrid en los momentos anteriores unos meses antes del estallido de la Guerra Civil. Con él se va Tánger en busca de un futuro supuesto, una serie de sueños y de aventuras que mete en la cabeza de ella porque en el fondo este tipo va a resultar un canalla, como veremos, los primeros capítulos de la novela, y a partir de ahí ella se va a encontrar con circunstancias históricas, con personajes históricos que van a hacer que el rumbo de su vida se trastoca por completo no se verá estrechando su amistad con Rosalinda Fox, que era una, señora inglesa, un joven, porque entonces tenía veintipocos años, pero ya estaría mucha vida a las espaldas, que entonces era la amante del Alto Comisario de España en Marruecos, Juan Luis Beigbeder, lo tenemos en la fotografía, la visita que el cuñadismo, como se le conocía coloquialmente, hizo a Marruecos durante la guerra y a partir de ahí se verá implicada también en el mundo del espionaje tendrá contacto con las a mujeres las esposas de los nazis, las altos sería antes la palabra más concreta. Bueno, agentes nazis que entonces habían España. En nuestros años de primera posguerra y en paralelo al desarrollo de la Segunda Guerra Mundial, y finalmente a través de un taller de costura ella emprenderá toda una serie de acciones clandestinas a favor de los británicos en contra de los alemanes con el fin de que España, con el fin último digamos de que España, que es lo que pretendían los ingleses, entonces, permaneciera al margen de la Segunda Guerra Mundial. Bueno, pues esto, todo esto que yo acabo en El tiempo entre costuras en mi primera novela, que como ha dicho antes, fue publicada en junio de 2009, mientras yo estaba todavía en la universidad con mis clases, con viscosas. Reconozco, Señor Rector, perdone unos cuantos folios a la universidad, porque imprimía que unas cosas de trabajo, también he de confesar y pero bueno, se se disculpa porque porque lo hará. Vengo aquí encantada y reconozco que me he pecado, pero bueno, es cierto que aquí no escribí la novela, la escribí en mi casa, pero yo seguía trabajando aquí y, bueno, compartía despacho. Entonces, si ella sabe de cómo iban las cosas por entonces y aquí sí fue estando en mi despacho. Lo recuerdo perfectamente. En la segunda planta del edificio de la facultad del ala izquierda sí fue, cuando cuando supe, cuando recibimos muy buenas noticias, supe que iba a ser publicada la novela; supe que la primera traducción fue el italiano, porque todo eso se empezó a suceder a lo largo del año, de manera muy muy imprevista y muy rápida. Empezaron entonces a llegar las traducciones, pues también unas cuantas portadas como podéis ver, a veces se se ha repetido la portada de española y otras veces se han utilizado otras distintas esta es holandesa y si no inglés francés turco unas cuantas unas cuantas lenguas por entonces todo esto iba a sucediendo. Mientras yo seguía viniendo de Cartagena, Murcia a diario, con mis clases llegó la. Mis causas llegó a la serie con Adriana Ugarte Bueno, la serie viene un poquito después, pero ya estaba en ciernes, todo iba a pasar el traslado al audiovisual. En fin, bueno, pasaron todas estas cosas. Paso, Marruecos y su evocación. Pasaron los alemanes y los nazis, para los que me documenté con los que trabajé, pasó la serie, pasará a la abstracción es pasaron las firmas, pasó todo eso por mi vida y llegó un momento en el que me quedé así como Mafalda. Estoy exhausta, estaba exhausta. No, bueno, un poco físicamente también he de reconocer, pero sobre todo estaba un poco un poco cansada en el buen sentido. Es muy contenta, como lo digo, para no quedar mal. Estaba muy satisfecha. Con todo. Estaba muy ilusionada, estaba muy contenta pero estaba también un poco sobrepasada por todo lo que estaba ocurriendo, y, entonces aquí fue el momento de empezar a tomar decisiones, no, y una de las decisiones fue la mencionada Dexter -Ward y no pedir una excedencia en la universidad. El curso siguiente, sin saber menos mal que tenemos la suerte de que al ser funcionario nos protege la normativa y nada, no hubo ningún problema. Fue un trámite sencillo y Simó y yo me fui sin saber si iba a volver de nuevo hacia el despacho siquiera, y después ya tuve que venir mucho tiempo después a vaciar, sin saber si me iba o me quedaba dos años, que después fueron dos más que después uno último y que ahora mismo estoy en una situación que creo que se llama, como es excedencia sin reserva de plaza o algo así los lados del rector, y ninguno de los dos llegamos a saber muy bien. Pero yo sé que el balear a por mí si algún día tuviera que volver o decidiera volver a reencontrarme, yo ahora mismo, sinceramente lo veo un poco difícil porque no me llega la vida para lo que hago, así que hacer ya doblete con la Universidad sería complicado, pero bueno, quién sabe, para mí desde luego es un honor seguir pensando que no estoy desvinculado del todo, porque entonces esa fue la primera decisión que tome pedir una excedencia, y la segunda fue pensar que mi segunda novela no iba a seguir. Considera en aquel entonces me lo pedían los los lectores? Me lo pidieron editores, me lo pidieron los productores de 3, pero yo decidí que no, que no, no. Nos convenía seguir juntas porque había sido tan intensa y tan estupenda las haber estado juntas, tanto tiempo que más valía de las cosa en alto no y distanciarnos un poco y porque además no no creía que fuese capaz entonces de haber escrito unas segunda parte buena y en condiciones, y entonces me lancé a otras aventuras en primer lugar a Misión olvido, que hemos referido antes. Como eso es lo que a mí me gustaría marcar en la tradición contemporánea española hay poco novela de campos, pero en la anglosajona de la que yo vengo, si hay mucha más y y bueno, y me apetecía escribir una novela situada en un campo norteamericano que es un entorno que también conozco porque he estado años de mi vida, de mi formación y después, como como profesora visitante después, y fue donde surgió la idea de empezar a escribir, y bueno, me apetecía volver a aquel mundo a recorrer las las misiones del camino real que establecieron los franciscanos españoles. En la costa californiana me apetecía revisar la España de los años 50, cuando empieza a finales de los 50, cuando empiezan a llegar los primeros becarios, y cuando España empieza a abrirse y Franco se abraza con el Senado, y todos parece que nos ponen otra vez en el mapa, aunque en fin todavía seguíamos un poco borrados. Bueno, pues esto fue Misión olvido en el año 2012. Después vino la templanza, mi tercera novela. En el año 2015 yo seguía aquí sin pensar en volver. Considera que hablaba de minas de plata, en México, recién independizada de la Corona española, hablaba de la banda todavía en aquella Cuba colonial, le faltaban unas décadas para su independencia y hablaba sobre todo de de vino, de Jerez y de su su producción, sobre todo su comercio, y todo el vínculo entre Jerez y los británicos, que es algo muy muy me parecía que era muy, muy entrañable, muy vinculado a la literatura inglesa, que hay muchísimas referencias a lo largo de montones de escritores, a la cultura inglesa, que ahora es está que lo vean las citas hasta ahora no, y ahora se está volviendo a poner de moda, al Xerez entre los jóvenes otra vez en Gran Bretaña, que es algo que me agrada muchísimo bueno y perdón y de allí nos fuimos a 2018 con las hijas del capitán, que es una novela sobre la emigración española a Estados Unidos. Me interesaba mucho sobre todo a la situación de las mujeres que se veían obligadas a emigrar siguiendo un padre, siguiendo un marido o siendo un sueño, o simplemente para quitarse el hambre, porque huía de una España empobrecida atrasada oprimidas en muchos casos, según qué niveles que sectores sociales es una emigración, sobre todo de jornaleros, de campesinos, de obreros, de gente que vivía y que pasaba auténticas penurias no es una emigración económica en todos los sentidos y bueno, estamos acostumbrados a oír hablar de esta emigración, pero sobre todo con destino a Latinoamérica; gente que emigra a Argentina en las primeras décadas del siglo XX gente, emigra a Cuba, Venezuela, fina distintos sitios, pero de la emigración a Estados Unidos sabíamos poco y yo pero pero fue muy interesante. Hubo muchísima gente, y yo me centre más concretamente en la ciudad de Nueva York donde hubo zonas enteras enclaves calles muy muy españoles hubo un periódico en español Aquellos años hubo entidades como de socorro de ayuda de beneficencia para esta gente que llegaba sin seguros de ningún tipo, sin apoyos, sin respaldo, sin saber inglés y sin nada, y que sacando coraje y fuerza y capacidad de trabajo sobrevivieron, la mayoría se se quedaron, algunos volvieron, pero la mayoría se quedaron ni pero mantienen sus familias, el orgullo y el legado de esta doble identidad española y norteamericana, gracias a sus antecesores. Bueno, pues esto fue en 2018 perdón y en medio de todos estos años. Yo he estado y vuelvo ahora la evocación marroquí. Yo he vuelto constantemente a Marruecos, a Tetuán, cada vez que puedo ir y, sobre todo, porque es un poquito más cerca a Tánger, y aquí hay un titular de una cosita que hice para pequeña una pequeña guía de viaje, y, entonces, cada vez que vuelvo a Tánger, que y a veces se ha ido con, con familia y a veces con amigas, que algunos estar aquí y a veces ido para alguna cosita de trabajo rápida, casi devolver en el día y a veces sido para el cumpleaños de un amigo y a veces se ha ido para pasearme y comerme un cuscús simplemente porque es un viaje muy breve, pero que te saca por completo de la realidad y te traslada a un mundo como que, como si hubieran pasado tres semanas cuando llevas ahí tres horas. Por entonces, cuando estoy en Tánger, yo voy muchas veces al buscar una foto al cementerio de que es un pequeño cementerio anglicano, junto a la Iglesia, Anglicana y que está lleno de hasta por aquí no es para nada un cementerio español que los nuestros son un poco más lucro, pero es nuestro. Es como un jardín, poco decadente, un pequeño parque, muy encantador y muy; muy decadente, y me dedico a leer a nada, pero con el chico que lo cuida, Leo los epitafios. Las tumbas es muy muy agradable y está en mitad del tumulto de la ciudad, con contable, y de pronto como un remanso de paz, y entonces en una de estas visitas el chico que lo cuidaba me dio, me vendió porque yo dejo donativos y me va dando algo a cambio, un librito que acababan de imprimir sobre las vidas pequeñas biografías, como pequeños obituarios un poco rescatando quiénes eran todos aquellos expatriados que quedaron por allí en sus tumbas. Y quiénes eran qué hacían en Marruecos? Cómo vivieron la que se dedicaron que hicieron por la ciudad que hizo la ciudad por ellos en Tánger, y a mí me me pasó lo que siempre me pasa cuando cojo el avión de vuelta a Madrid, que es sentarme, abrocharse el cinturón, con la idea de que dejó detrás un territorio, con montones de historias, apasionantes, con montones de personajes un territorio que su evolución, que pasaron cosas que se estuvo transformando mucho tiempo. Pero para mí después de haber escrito El tiempo entre costuras tenía la sensación de que era como un territorio casi quemado. Volver a Marruecos otra vez no entraba en mi mis parámetros, pero leyendo este libro y rescatando otra vez la historia de toda esta gente, puede decir a plantear por qué no, porque si yo tengo ganas de escribir sobre Marruecos otra vez, si yo tengo, creo que quedará aquí las aventuras por contar 1.000 cosas, y hay personajes fascinantes, porque me tengo que obligar a mí misma. No volverá a él y. Bueno, y al hilo de este último viaje, que fue el penúltimo viaje. Decidí dejar aparte un quinto libro, que yo tenía empezado una quinta novela, y decidí que iba a volver a Tánger, y lo que tuve claro desde el principio es que si daba ese paso tendría que ser de la mano de Sir a través no podía traicionar buscando otros compañeros de viaje, no me lo perdonaría. Ella ni me lo perdonaría yo misma, y así es como surge la idea de seguir escribiendo sobre Sida y lo que lo primero que hice, como siempre que arrancó con una nueva novela, antes de empezar a escribir, antes de abrir un documento que diga. Capítulo uno nada por el estilo, es hacerme, yo misma, un bombardeo mental que luego ya voy poniendo en orden, y es que tengo que qué material tengo de histórico narrativo geográfico, social de todo. Entonces lo que tenía era bueno para arrancar Marruecos en tiempos de presencia internacional en Tánger, Tánger no fue parte del protectorado. El protectorado se extendió en una franja al norte de Marruecos y Tánger, quedó fuera, excepto los años de Segunda Guerra Mundial, que Franco decidió quedarse con la ciudad a río revuelto, pues se metió a las tropas en Tánger, pero luego llegó todo. Eso acabó una vez que termina la guerra, pero este tiempo mantiene su estatuto de ciudad internacional, que su estatuto, que le daba le confería una identidad particular y era un sitio magnífico para todos, porque había posibilidades y muy pocas responsabilidades, bueno, que más teníamos en este entorno. Teníamos a Franco. En España, con la guerra ya ganada teníamos el fin de la Segunda Guerra Mundial. Esto es todo. Como retomando lo como quedó el final del tiempo entre costuras teníamos la caída del nazismo, teníamos la victoria de los aliados y de Gran Bretaña en la segunda Guerra y teníamos un mundo en reconstrucción, una Europa sobre todo que se tenía que reconstruir, que tenía que curar. Las heridas que todavía quedaban abiertas hay poca, dificilísima para para muchísima gente y, bueno, un entorno sobre el que a mí me que me ha interesado siempre me ha gustado siempre leer sobre este mundo y además para reconstruirlo. He tenido en este viaje la complicidad de mi colega y acompañar al mismo Alfie que está por aquí que leyó eso en su momento. Todas las páginas dedicadas a novela, y le agradezco muchísimo su, su complicidad y su ayuda. Bueno, pues en medio de todas estas circunstancias Marruecos, España, Gran Bretaña, volvemos a tener un personaje femenino, es que será que ya no cose. Esto me ha salido a regular, pero lo que yo quería aquí es que se viese como un taller de costura, como tachando para decir que si ya no es la modista y si siguen las dos manos juntas, que no sé si tampoco se ven bien, implica que mantiene todavía una relación sentimental con quien la comenzó en El tiempo entre costuras, con Marcus Logan, que era agente del servicio secreto británico, que en realidad se llamaba Markus Logan, pero eso sabiendo después. Bueno, entonces eso es lo primero que tenía yo en mente un mundo en reconstrucción y que más está pasando por el mundo, no donde más puedes ir a encontrar aventuras y más allá de una Europa destrozada y desolada, que empieza a reconstruirse otro territorio complejo. En esos momentos es Palestina -bajo Mandato Británico que ahora, tanto tiempo después y sigue y sigue tan tremenda la la situación. En aquel entonces el conflicto ya estaba ahí pero no era un conflicto bipolar, como ahora era un conflicto, digamos triangular porque estaban los británicos, Palestina todavía no había nacido. El Estado de Israel son de años atrás, y Palestina a ese es un mandato que tiene, es exceso, es la igual, que es el Protectorado de España en Marruecos tenía el estatus administrativo de protectorado, Palestina. No era una colonia exactamente, sino del imperio, sino que tenía el estado de administrativo de bandera, no? Pero, bueno, ahí estaban los británicos y allí ocurrieron cosas tremendas en estos años. Entonces es organizando la novela decidí que éste iba a ser el primero de los territorios a los que iba a acudir. Si era arrastrada por las responsabilidades de Marcos Mar Bonet, Marcus Logan, su, su marido es un territorio que ya está como, como decía antes, muy hostil, muy áspero ya a nuestros son los justo el final de la Segunda Guerra Mundial. Los judíos siguen luchando, porque les permitan entrar a todos los barcos, cargados de refugiados que han sobrevivido al Holocausto y que todavía van saliendo de Europa, pero Gran Bretaña tiene también otros compromisos con los árabes y luego está la Liga de Naciones y luego están los americanos, y unos dicen y otros no hay. El caso es que al final todo se gestionó de mala manera y las consecuencias ahí siguen, pero el caso es que en aquel momento vamos a encontrar allí a así la que sigue siendo la la mujer de siempre, pero con algunos cambios no habla ya no es tan joven, ya ha madurado, han pasado muchas cosas por su vida, ha habido dos guerras, ha conocido a gente de todo tipo. Desde los patrones de pensión como Candelaria la Matute era, o altos diplomáticos o o ministros franquistas. En fin, ha conocido, digamos-que sus ojos se han abierto a un mundo, pero ahora, con todo ese bagaje, digamos que vuelve a una situación poco pasiva, de señora, de una situación en la que ya no se encuentran nada cómoda de ella, que ha estado trabajando desde su más tierna juventud como aprendiz en fin, pero siempre ocupada en algo de pronto. Eso de ejercer de esposa, de un señor sin hacer nada en un sitio donde no conoce nadie, donde es doblemente extranjera, como él dice, no porque es extranjera en Palestina, pero es que ella vive con la colonia británica, para los cuales es extranjera también. En fin, la situación no es nada, nada optimista, pues para ella se queda embarazada y para cubrir a lo largo de estos año y pico que va en Jerusalén todo tipo de circunstancias adversas por lo general, que es invocar una situación muy dramática en la que no voy a entrar porque si no, ya digo más cosas de la cuenta. El caso es que si era superada la, su estancia en Palestina es trasladada porque no se vaya por su voluntad, es casi rescatada. En una operación de los británicos, la operación para sacar al personal lo imprescindible de lo que ya se se prevé que va a ser la situación de guerra en Palestina y se traslada a Londres, es en Londres, que mencionaba antes de de los años inmediatos a la Segunda Guerra Mundial. No hay perdón, un Londres donde ya no está ahora está como primer ministro laborista lista. Es un Londres en reconstrucción, con muchas carencias todavía con cupones de racionamiento con mucho frío aquel invierno del año 47 cuando llega Sira y ya anticipando lo que va a ser. El declive del Imperio Británico que faltan meses para la independencia de la India enseguida. Después Palestina y otros territorios vendrán después. Entonces el Este Londres es donde se sitúa Sira viviendo una doble vertiente. No por un lado tener el lado familiar entre comillas familiar no es exactamente una familia lo que hay bajo ese techo, pero casi Eva, vivir de Bolton en una mansión un poco decadente, pero aun así espléndida bajo el techo y el ala protectora de su suegra Olivia la madre de De Marcos y, por otro lado, digamos, esa va a ser su vertiente más doméstica y por otro lado, su vertiente más social la va a llevar a entrar en contacto con con la BBC. Ella ya en Palestina había tenido alguna vinculación con la radio y ahora va a entrar en contacto con la BBC de manera casual, y en concreto con los servicios en español de la BBC lo que entonces se llamaba la voz de Londres. Eran unas emisiones dobles, hacían un servicio para España y otro para Latinoamérica, y ella entra en contacto con el servicio para Latinoamérica porque cosas raras poco incomprensiblemente los españoles casi ningún español retransmitía para España sino para Latinoamérica porque en su mayoría eran exiliados políticos, después de la Guerra Civil, que tenían vetado su voz en España, como en aquel entonces España está en una situación en la que inglaterra Bueno, Gran Bretaña y Estados Unidos ha terminado la guerra y todo el mundo piensa que van a ayudar a derrocar a Franco, ya que vuelva la democracia, pero deciden que no van a hacer nada. Finalmente, o sea, que condenan el régimen moralmente pero no van a actuar, pues todos estos exiliados, pues están un poco vetados para, para no disgustar a Franco y a las autoridades del momento, a diferencia de lo que comentaba antes, de cómo fue la emigración española a Nueva York que eran trabajadores jornaleros obreros proletarios campesinos el exilio en Gran Bretaña todos están cerrados es completamente distinto Es de un enorme altura intelectual, profesional en todos los sentidos, no había gente como bueno. Aquí tenemos Arturo Barea, pero es uno de uno de ellos solo había periodistas, como Arturo Barea, pero había diplomático, sabía catedráticos de universidad y yo estaba José Castillejo, estaba Luis Portillo, que fue después padre de un ministro británico; estaba a Salvador de Madariaga, estaban poetas, como Luis Cernuda, pintores como Gregorio Prieto, en fin, había un exilio de una grandísima altura, y una gente que la mayoría de las veces sobrevivía. Malamente algunos que consiguieron hacer un poquito de carrera en universidades, pero la mayoría pues algunos terminaron catedráticos de Derecho Administrativo, cavando zanjas, literalmente, en un aeródromo para para conseguir un dinerito para dar de comer a sus a sus hijos. Entonces la BBC les brinda sus micrófonos para las emisiones para Latinoamérica, y esto es bueno para ellos, es magnífico, no los contraataca sin ninguno fijo. Pero si les va consiguiendo colaboraciones, porque el dinero y sobre todo porque es gente con tantísima valía que tienen que estar pronto, callados en todo el sentido, más real y más metafórico de la palabra, porque no puede ejercer y no pueden, casi comunicarse. Bueno, pues estos emisiones son de ambos a Latinoamérica; son como una inyección de vitalidad para ellos y además tenían muchísimo éxito. En Latinoamérica estas emisiones y se les conocía, les escribía muchas cartas y era como un subidón para esta gente que lo había pasado y que de pronto cuando creen que van a poder recuperar su lo perdido, pues ven que no va a ser posible. Entonces entre ellos se va a mover, sida entre su vida doméstica compleja y su vida pública, que empieza a hacerse cada vez más más movida, y de aquí va surgir de nuevo de manera más inesperada, una nueva misión como colaboradora de los servicios secretos británicos, que la van a traer de nuevo a España, a la España del año 47, a la España de Franco, donde todavía y allá hambre, muchísima hambre; hay represión, hay cartillas de racionamiento y hay un franco apretando, pero con con un franquismo que va evolucionando un poco, y a la Falange los militares ya no tienen tantísimo peso, ahora están empezando a entrar los propagandista de Acción Católica. Por qué? Bueno, es todo una estrategia para que el régimen evolucione. Por qué los las grandes potencias le han dado la espalda? Las Naciones Unidas ha vetado el ingreso de España y la estrategia del régimen es intentar ganarse el favor de los de quienes no les quieren ni ver al régimen no, y en esta España muy hambrienta, muy muy devastada todavía, que aún no ha cerrado las heridas de la Guerra Civil, lo lo el único país que atender una mano generosa y que va a ayudar un poco a salir de esta situación tan tremenda es, es la Argentina, pero por afinidad histórica entre los dos países más cercanos y sobre todo por afinidad entre los dos regímenes políticos todo ese fin se firma el protocolo Franco pero y a partir de ahí se van haciendo acuerdos para que lleguen a España vídeos de barcos y barcos, y se establece una especie de integran convoy cargados de cereal, de todo tipo de carne, de cuero de huevos hasta barcos de huevos de España, y verdaderamente eso sirve para para paliar el hambre de este tiempo. Espantoso. Entonces Franco invita a en general a que nos visite. No puede venir el hombre sus cosas que hacer, pero manda a Evita, y la visita de Eva Perón a España en junio del año 47 se convierte posiblemente en el acontecimiento más popular de los últimos tiempos y más Saiz, pero existe ese adjetivo pues no es una especie de sainete porque, por un lado, es una visita seria de una tarea de otro país que es recibida con todo tipo de bombo y platillo, y le hacen por todas partes porque podemos hacer fotos; la perdón, la clama la plaga de les Franco, saca aviones, saca ejército bandas de música, todo la llevan a las basílicas, la visa a los obispos, les trabajo palio, en las catedrales, la aplauden y jalean en fin, estado un poco exagerado; en aquella España hambrienta; y por otro lado bueno pues ella se va dejando querer, se va dejando querer como un aliño. Pongo consentida hasta el extremo de que al final empieza a hacer lo que le da la gana y no sabe ya qué hacer con ella. Empieza a llegar tarde a todas partes, pero tarde del 2, tres horas flanco esperando superar y a sus bandas, Carmen Polo, Sur, collares sus pamelas y evitaba media hora. Una hora, una hora y media o dos horas, dos horas y media llega tarde a los toros y a cualquier sitio donde la lleven a haciendas de gala. Todo el mundo esperando muerto de calor, estamos en pleno verano, ella viene con visones, viene muy vestida y entonces, al final, es una. Es una anécdota que en realidad viene el viaje, una anécdota relativa porque duró varias semanas, pero al final viene a mostrar una foto, que es lo que a mí me interesa, sobre todo de de cómo éramos nosotros, de cómo era el régimen, de cómo eran los españoles que salen a las calles. Aplaudir a vitorear la, porque es como artista de Hollywood, abundante, con esos vestidos largos esos escotes esos peinados y bueno, y es todo lo que suelta cada vez que le ponen un micrófono por delante, porque empieza a hablar de los trabajadores, de la igualdad, del perdón en unas cuantas cosas que los que hay cerca les empiezan a correr. Así las los elefantes los chorros de sudor, por por el cuello, porque además hay crónicas. Entonces se decidió al mío que la Pasionaria con acento porteño, quien hemos traído y a quienes estamos poniendo un micrófono por delante en esa ese recorrido histórico de Evita por distintas ciudades españolas. Arranca en Madrid y después a Granada, Sevilla, Huelva, Galicia, Zaragoza termina en Barcelona después ir a Roma y después seguirá por Europa. Entonces ese Tour fue seguido con enorme interés por parte de la prensa española, por supuesto, y de la prensa internacional, y entonces yo aprovechó esa coyuntura para meter, así era como una supuesta reportera del servicio latinoamericano de la BBC de Londres la voz de Londres. Hablando al mundo era como cómo se anunciaban ellos y de la mano de Sira. Vamos a ser testigos a lo largo de la novela, de todo este viaje de todo este periplo y, finalmente, al final, todo lo que yo pensaba, que al principio me llevó al final, pero es como el círculo. Se cierra todo este interés que yo tenía en recuperar Tánger para parar la novela, y volverá a situar a su protagonista en ella. Va a ser el final, la última parte del libro va a volver si a Tánger, con una misión que ya no tiene la esa a través de los servicios secretos, pero es otro tipo de visión no no en detalle y va a volver a Tánger, que también ha cambiado, al igual que que con el fin de la Guerra Mundial España ha cambiado Europa cambiado, tan bien ya no es el nido de espías que conocimos en el tiempo entre costuras ahora es una ciudad mucho más próspera que donde empiezan a llegar. Turistas; empiezan a llegar las escritoras americanos como por Paul; se empieza a ser conocido internacionalmente como un sitio donde se vive muy bien, donde cada cual puede hacer lo que le vaya viniendo bien. Donde no se pagan impuestos entonces fluctúa el dinero y se cambian monedas de un momento, a otro y uno abre y cierra negocios con suma facilidad, y es un entorno muy interesante, muy próspero en el que por esas cosas de la vida acaba de comprarse; un palacete, que tenemos la millonaria norteamericana, la heredera del emporio de establecimientos comerciales, y vinculado a ese entorno de ese tan internacional, en su época dorada y a todo este mundo si daba a vivir las últimas con algunos paseos a Tetuán también tengo que incorporar las fotos. Digamos, el cierre de esta novela, que es en la que se van a reencontrar con algunos personajes de El tiempo entre costuras va a vivir a pisar algunos de los territorios que piso antes y otros no, van a ser nuevos, y, en definitiva ser una mujer con bueno, con un con una madurez, con una solidez añadida a su personalidad, con otras prioridades, porque ahora va a tener a su hijo y porque ahora ya piensa y decide más por ella, porque la vida y las circunstancias que han trascendido le obliguen a que así sea. Pero una mujer que sigue teniendo el carisma y el encanto que sedujo a tantos lectores en El tiempo, entre costuras, así que aquí la la, vamos a despedir, así la en Tánger, arrancando, bueno, pues funda una vida nueva que, que espero que disfrutéis y que os entretenga, los ilustres amena y Dios cautiva, en definitiva, a lo largo de las 600 páginas de la novela y esto es lo que yo tenía que contar. Como siempre he hablado más de lo que preveía, pero, bueno, dejamos todavía un poquito de tiempo para alguna pregunta, no? Pues esto era lo que yo iba a contar esta tarde, y ahora ya, a leer la novela, porque ya. Muchas gracias. Muchas gracias. Es evidente que sigue siendo una gran docente. Bien, vamos a iniciar un turno de intervenciones de preguntas, consideraciones. Se van a hacer también. Si se podrán ver online, hay disponible un micrófono para intervenir y podríamos empezar ya mismo. Buenas tardes, buenas tardes de nada. Primero felicitar por la novela que ha publicado muchas, pero esperemos que no sea la última y quería y agradecer que lo tanto ahora es que nos ha dado lectura. Hace tres meses y medio nació mi última nieta, tengo cuatro mi hija le puso nombre. He sido yo. Entonces no sabíamos que iba a escribir, estaba escribiendo la segunda parte del tiempo entre costuras. Por eso, para mí este libro es muy importante en lo que quería preguntarte qué toda tu novela están publicadas cada tres años, únicamente 2009, 2012, 2015, 2018 esta última en 2021, si hay alguna causa concreta o sencillamente bueno, muchas gracias por la pregunta. Enhorabuena por esa alierta sida, que seguro que es preciosa como como pues aquí y se convertirá en otra mujer magnífica. Bueno, la respondiendo a su pregunta realmente 3, yo estoy muy cómoda en este espacio de tres años, no lo desde el principio, pero entre el tiempo entre costuras y Misión olvido, pues fue casi casualmente así cuando, viendo la templanza por el estilo y después después de publicar La templanza, que fue marzo en el mes de marzo de 2015, quiero recordar que marzo era muy bueno, marzo, abril, más o menos eran. Me di cuenta que era muy buen momento para publicar porque es la época donde tenemos todos los días del libro, llega al día de Sant Jordi y después viene el verano pues vivir un verano relativamente tranquilo, porque ha pasado toda la promoción, porque recuerdo, cuando publicamos El tiempo entre costuras, que fue en septiembre aquel verano. Fue un horror, un error no, pero no fue un verano, no fue un momento y entonces, pues por mis circunstancias familiares de familia fuera, yo prefiero tener unos veranos tranquilos, y entonces aquí se mezcla un poco todo lo que viene bien para el libro que haga todas la la cuesta la buena ola, digamos, las de los mejores períodos. Para para su promoción mis circunstancias personales, familiares, que prefiero tener los veranos poco al margen de las promociones y luego el tiempo que yo necesito para escribir una novela y promocionarla, no porque normalmente yo estoy unos cuantos meses documentando me investigando, trazando lo que va a ser la hoja de ruta, digamos, de la novela entera. Después ya llega un momento cuando me siento escribir y el primer documento que va a ser el primer capítulo y esa escritura, me lleva aproximadamente un año, un año y algún mes, y después vieron una etapa de revisiones de correcciones y después ya tiene que entrar la editorial a hacer su trabajo de producción de lanzamiento y tal. Entonces escribir la novela prepararla a escribirla. Corregir la publicarla y, después acompañarla en la primera parte de la promoción, porque después sigue, pues al final es tres años más o menos lo que se va yo no no no no paro digamos bueno para que paramos todos los humanos en nuestro trabajo no, pero que no es que me vaya a coger un año sabático y medio y lo sepa, que escribir no es un proceso natural con el que yo me muevo con comodidad y mientras pueda y cruzo los dedos, pues seguiré más o menos. Sin prisa, igual. La siguiente novela viene un poco antes, igual, un poco después tampoco es una obligación, ni por parte de mi editorial ni yo me poco, pero estoy me muevo bien en esos márgenes y estoy a gusto. Muchas gracias. Se escuchan si tengo una pregunta de parte de la directora de nuestra obra de poesía, Isabel García Molina, que nos pregunta por chat si había pensado, si alguna vez has pensado en escribir un relato? Pues de momento no lo tengo muy previsto, yo es que me me manejo bien. También en formatos grandes llegamos, no tengo siempre. Quiero contar muchas cosas y un buen relato. Me parece dificilísimo para mí porque tendría que hacer un ejercicio de auto contención que me resultaría bastante complicado, porque yo entiendo, a desbordar menos, y entonces de momento creo que creo que voy a seguir en el ámbito de la novela, pero bueno, nunca se sabe que quizá cualquier día se me cruza un relato por delante, y lo hago encantada. Gracias por tu pregunta. Más intervenciones. Si allí veo. Pero poco a poco. Bueno, primero muchas gracias por darnos un poquito de sida, que yo ya lo devoré y nadie quería preguntarte porque siempre, igual que vemos, así que es una mujer increíble y muy fuerte y igual que hemos visto en la templanza, soledad o a las tres hermanas en Las hijas del capitán, es una inspiración inspirada en algo para hacer esos personajes femeninos tan fuertes. Me refiero, como ha dicho su compañero también poder hablar por allí o simplemente ha sido fruto de la casualidad? Bueno, es un poco gracias por la pregunta, es un poco una mezcla de todo, no, no, no tengo ningún referente concreto de una persona concreta para cada una de mis protagonistas, pero supongo que en todas hay un poco de de mujeres con las que me he ido cruzando a lo largo de la vida, aunque sí sin ser yo misma capaz de decir cuánto sacó de quieren para para después intentar inyectarle cada cual. Pero bueno, son mujeres que al final vienen a por lo menos yo intento que representen, como somos las mayoría de las mujeres, no porque dice esto empoderadas? Efectivamente, al final lo son, pero ellas desde el principio no nacen con con vocación de heroínas. No casi todas son mujeres que tenían un destino vital trazado en una dirección distinta y que algo les sucede en su vida. Algo inesperado puede ser un fracaso. Amoroso puede ser un o la muerte de un padre como Las hijas del capitán, o puede ser una separación matrimonial como Blanca Perea, Misión olvido o puede ser un negocio ruinoso que ir a una enfermedad de un marido que hace alguien volver a Jerez, como es el caso de Soledad Montalvo? En fin, cada una por unas circunstancias distintas. En algún momento se le va a cruzar algo en la vida, que las va a hacer caer de alguna manera no, y a partir de ahí ellas van a tener que sacar las suyas y tienen que sacar fuerza y tienen que sacar coraje para seguir adelante y ahí es cuando se empodera en ellas. No. No, no nacen ya hechas unas valientes y unas audaces, comiéndose el mundo, lo hacen como gente normal, que luego tiene las agallas suficientes para cuando la vida le golpea y se fractura y caen al barro, poder ser capaces de levantarse de reconstruirse y de seguir caminando, y ese es ese tipo de mujeres y de personas en general los que me interesan no más allá de los que tienen unas grandísimas ambiciones, y unas dotes fabulosas de liderazgo y de conseguir objetivos sin grandes metas, que también hay gente estupenda, sí? Pero me interesa mucho más como personajes literarios. Estas mujeres que no tienen vocación de heroínas pero que, al final, como tantísimas otras, acaban convertidas en la gente admirable. Gracias. Bueno, pues tengo una pregunta de parte de Cerezo ejercía nuestra compañera de la Facultad de Letras y Buenos días. Buenas tardes. Quería preguntar a María lo siguiente. Con con el teléfono se corta el texto, si bien está bastante claro por qué el tiempo entre costuras tienen nombre el título que tiene, porque esta segunda parte tiene únicamente únicamente como título el nombre de la protagonista. Bueno, pues mi respuesta para mi querida antigua colega, ex colega y y sin embargo gran amiga, Lourdes Cerezo es que si es un poco un título por descarte, porque hay veces ayer me lo preguntaban en otra entrevista. Si si los títulos de las novelas yo los vienen antes del texto o vienen después, cuando los concibo yo y respondía que que depende que hay, por ejemplo, recuerdo Misión olvido, tuve el título antes de tener nada y en cambio sí era esta novela terminada, y yo llevaba dando vueltas a a tres o cuatro títulos y ninguno me acaba de convencer y recuerdo que fueron una comida con mis editoras estábamos en un mexicano, nos habíamos tomado de margaritas. Quizá por eso surgió con facilidad cosa, y entonces, al final, empezaba a sentir, porque no sé por qué no es si era porque yo les ofrecía los títulos y ninguno nos convencía del todo, y al final hablábamos tanto entre nosotras como así era como si yo seguía escribiendo que, al final, si nos quedamos, considera, y así así fue la cosa, mis respuestas. Muchas gracias. Te quería preguntar de todas las protagonistas quienes como poeta identifiquen más pues bueno muchas gracias María Teresa por tu por tu pregunta. Es que es una alegría que las las amigas que llaman con las compañeras que os veo aquí? Muchas gracias por estar a todas. Bueno, mira si te digo la verdad. La verdad me identifico muy poco con mis personajes. Personalmente, no, porque yo intento conscientemente distanciarme en la medida que puedo, bueno, porque ellos son ficción, ni yo no, y quiero que tengan humanidad, y quiero que sean como somos los humanos, con nuestras debilidades y nuestras fortalezas, y nuestras sombras y nuestras luces. Pero quiero que estén como todos los más, alejados posibles de mí y que sean ficción, nada más, pero por sus circunstancias. Quizá con quien más me identifico con Blanca Perea, la protagonista de Misión olvido, porque es como yo es mujer de mi época, de ese contexto, una novela más contemporánea es profesora, también la vida, y me preguntaba muchas veces si soy yo. Es un alter egos y he querido reflejar en ella y siempre digo que no, no soy yo, pero podría haber sido una amiga, una compañera, una colega de la universidad o una hermana casi alguien muy cercano a mi mundo, y entonces me identifico con su mundo y consumar su forma de de plantarse en la vida, pero no soy yo para nada. No me identifico con con ella como como persona, aunque luego desarrolla tanto cariño a todos los personajes, que al final te identificas con todos y quiero decir que quieren ser todos, capaz de comprender y de sentir una enorme empatía por todos, pero luego ya cada uno por su lado, estas gracias. Bien, pues tengo otra pregunta de Jerónimo. Qué dice María dueñas hizo que la vida de Sira se trastocará hasta qué punto Sira ha trastocado la vida de María Dueñas? Muchas gracias por la pregunta Jerónimo bueno. La trastocado en principio ya lo hemos hablado en el arranque de la charla, no yo deje la universidad y eso fue algo que no trastocará mi vida entera porque tampoco la la tampoco cambió tanto en el sentido de que yo, bueno, seguir trabajando y seguir, siguió ocupada y haciendo cosas que me hacer, pero es verdad que cambia de entorno y en ese sentido sí que ha habido un gran cambio, no, pero más allá de eso yo creo que no es mucho más, porque yo empecé a escribir y todo el éxito de tiempo entre costuras. Todo esto vino cuando ya tenía un digamos, una edad considerable. No, yo creo que esas hubiera pasado con 25 años, pues igual habría sido totalmente distinta a la manera de abordar todo lo que vino, pero, pero, por lo demás, no he cambiado de trabajo, pero en el fondo se parecen bastante más de lo que creemos, una cosa u otra. No? Yo antes hablaba con delante de alumnos en mis clases, y ahora lo hago con lectores. Antes pasaba mucho tiempo de trabajo, como pasamos todos en la universidad, no encerrada con tus artículos o con proyecto docente, o lo que fuese tocara y ahora es escribiendo una novela. Es verdad que luego la proyección es diferente, pero la la en la dinámica no es tan distinta y, bueno, ahora viajó más, pero antes también, en la universidad siempre nos hemos movido bastante y y no ha habido grandes trasto, que, es más, yo creo que si viniera no, porque yo ahora ya sería incapaz con todo lo de Bolonia todo esto que yo ya me lo obstante, y ahora con todos los esfuerzos que habéis hecho, para la, las todas las las clases online y para todos estos para llegar aquí ha sido heroico. Me consta, porque han sido tiempos durísimos. No sé si yo me sabría ya adaptar a las nuevas tecnologías y a tantas cambios, no, pero por lo demás mi vida se ha trastocado poco que si yo me pudiera venir a dar las citas, las daba y perfectamente gracias. Bien, pues tenemos otra pregunta de, Cristina, García Garrido, otra compañera que me escribí esta mañana, que no sabe si podía venir, al final se ha conectado online, y buenas tardes alguna vez ha tenido falta de inspiración, sí; sí; y si ha sido, si, como lo ha gestionado, bueno, pues es que me da mucha vergüenza responder a esta pregunta, porque me pregunta muchas veces, y la respuesta es que no, es que me a ver lo que me dura, yo voy a tocar madera pero inspiraciones que me sobra, porque cada día se me ocurre una novela distinta y cada día me apetecería embarcarme en un proyecto nuevo. Es verdad que luego una vez que ya estás escribiendo, sí que hay momentos de atasco y momentos de frustración, y días que dice hoy no sé que he hecho todo el día y ha valido la pena, y otros días más, más felices, no, pero falta de inspiración de inspiración o de ideas o de creatividad, no podríamos decirlo de momento, no tengo, ya veremos si indebida o me queda tres telediarios para empezar a que siempre se que la creatividad o no lo sé. No me da igual dónde sea, pero de momento está descartado dando fértiles. Gracias, sigo teniendo preguntas de Manuel Cobacho García. Hago esta pregunta, a mí particularmente me me parece muy interesante y dice lo siguiente. En tus novelas. Se nota la formación académica en cuanto a documentación se refiere en la forma de aceptar la biografía, verdad? Y terminó porque lo ha hecho más y dice. Tiene ese embrión de un nuevo proyecto? Bueno, sí que es verdad que la la todo, el bagaje académico a la hora de documentarme de investigar si que lo ve, me resulta muy útil todo lo que todo el aprendizaje previo y además con con una investigación que no es no es académica, en absoluto porque utilizan fuentes muy variadas y porque pico de pico no es tan consistente como una una investigación seria académica, pero sí que esa esa búsqueda, su interés por buscar el rigor, por por por encontrarle respuestas a todo por por que todo esté sustentado, eso sí que es como una autoexigencia que yo me pongo porque ya le atraía de la vida académica no, y en ese sentido, así que mis mis tareas de investigación son prolongadas y son y son muy intensas, y algunas veces yo misma reconozco que no haría falta tanto, pero más que otra cosa que yo traigo aprendida de esta casa es también la curiosidad intelectual. Las ganas de seguir aprendiendo de saber más de llegar hasta el fondo de las cosas y en ese sentido sí que lo lo afrontó así aunque sea para documentarme, para la cosa más mínima. No pueden ser grandes datos históricos o puede ser para que se comía en la época o qué música sonaba o no sé cómo era la ciudad en aquellos años y en cuanto a un nuevo proyecto pues no me ha dado tiempo, todavía estábamos con un pobre muchachito llevaba sólo un mes de vida y entonces aunando, aunando paseando la ella, no sé qué va a venir después, pero Google ya para el verano. Más o menos. Cuando termine la promoción empezaremos a ideas, tengo muchísimas, pero no hay ninguna determinación clara, pero yo supongo que tendré encarrilada en esta área. Gracias, pues seguimos preguntas que nadie a veces creemos que ser filóloga puede facilitar la escritura. Crees que tu carrera ha influido en la decisión de escribir un libro o es algo innato que podría hacer cualquier persona inspirada? Pues en mi caso concreto, y yo creo que lo puede hacer cualquiera, pero en mi caso concreto el hecho de ser filólogo así que me ha ayudado, ha sido un plus de. Es bueno ser filóloga y venir del mundo de las humanidades, en general, de haber leído mucho a lo largo de la vida de haber. Yo no soy especialista en literatura, pero bueno, si que he estudiado también todos en la carrera, entonces por el bagaje literario, algo tiene, y luego después también mucho por él, como lingüista y además a mí me ha influido también en la verdes el filólogo inglesa, también en las estructuras del inglés, el manejo de la lengua, el haber enseñado a escribir alumnos el haber explorado los textos yo mismo y después, todo eso es verdad que me da, me ha dado mucha facilidad una relativa facilidad para después trabajar con las estructuras lingüísticas, pero he dicho lo cual es mi caso. He hay montones de grandes escritores que no tienen una formación geológica y que son capaces de escribir cosas excelentes, y algunos vienen de mundos profesionales o de ámbitos académicos totalmente ajenos a la filología, las letras y otros incluso, y tienen por qué tener una carrera universitaria, que también hay mucho talento natural de cada cual, supongo muy bien, pues sea la última pregunta del chat. En este caso nuestro jefe de servicio de comunicación para ver a Pascual un saludo que me habéis escrito antes, me abrazó Pascual. No pregunta si usted, que como lectora que ha sido toda su vida, sabe lo que le gusta y lo que no le gusta leer es esa. Una de las premisas en sus escritos darle al lector lo que a usted le gustaría que le diera, pues supongo que algo, si lo que pasa es que yo soy muy lectora, omnívoro, yo leo muchas cosas muy distintas y no un único género ni un único tipo de literatura, y eso supongo que si alguien me trajera si era pues una librería y encontrar a sido, supongo que me gustaría, no, pero tampoco me paro tanto a pensar a la hora de escribir, que es lo que quiero dar a los lectores. Los se me se ve con todo mi respeto, pero se me borran un poco los lectores de la mente. Mientras estoy escribiendo la historia que yo quiero contar y y siempre confío en que los lectores estén al otro lado y que seguramente yo mismo estaría también al otro lado, pero tampoco me vuelco tanto en pensar cómo va a ser recibida como va a ser acogida después. Muchas gracias. Quiero empezar a jugar y no tiene una pregunta, muchas gracias al saberse disfrutado mucho de tu presentación y quería preguntarte en relación con la que, con el hecho de que tú obras, en este caso dos no hayan sido llevadas a la pantalla, supongo que lo recibe con mucha ilusión, porque es algo de darle vida más allá del papel y, por otro lado, la imaginación del lector ya se ve también limitada y en tu caso que la creadora. No sé hasta qué punto lo recibe también con cierto temor a ver hasta qué punto van a ser fieles, con con lo que tú has escrito se quiere salir y el corazón partido tienes razón, porque es ilusionante que apetezca hacer lo que los productores y los turistas encuentren algo interesante, lo que tú escribes, pero es verdad que se genera un producto que ya se escapa de tus manos, que ya no estoy yo lo bueno que tienes que normalmente pasar unos cuantos años entre una cosa y otra. Entonces, ya ha habido tiempo suficiente como para que los lectores hayan disfrutado de las nubes tras hayan hecho suyas las hayan asimilado imaginado, y luego ya cuando llegan a la pantalla, pues ya raramente trastocando lo que lo que todavía se escrito, pero sí que se prestan esos esos riesgos no, y yo me traigo mucho y participó relativamente más. Supervisó los guiones los guionistas, pero tampoco estoy tan tan dentro. Pero yo, por ejemplo, para escribir Sira, yo no he vuelto a leer la novela de posturas y, por supuesto, tampoco he visto la serie, pero lo que yo tenía presente mí en todo momento era el libro que yo escribí en su día. Es bueno tanto que hay un personaje que la serie muere y yo no tengo vivo otra vez, pero estaba muerto y mi libro estaba muerto. No puedo decir quienes se van a la gracia, pero entonces yo voy por, digamos, estoy muy contenta de que las series ballenas fenomenal y que había mucha gente, y además eso es bueno para los libros también, porque genera nuevos lectores, y al revés, no es como una retroalimentación constante. Pero yo, de quien soy responsable de mis libros, la serie ya es unos primos que hay por ahí pero no exactamente, son mis criaturas, pero bueno, de momento va bien y ahora están ya trabajando en los guiones de Las hijas del capitán. También se irá. Tiene algunos novios para ir llamando a la puerta y ya veremos cómo acaba. Hay más preguntas en el público. Una más de la mesa es una tensión complementaria. Se ha hablado mucho de un mundo en reconstrucción, pero al mismo tiempo es un mundo que está formándose a veces de manera violenta. Eso genera un ambiente de conflicto en el que se mueve, en el que se mueve el personaje, además motivado porque hay también una tensión entre el gran momento, el gran discurso, la cronología de los países y de la, el ambiente histórico en sí el pequeño universo de una persona inmersa en ese mundo, para un historiador que también produce de alguna manera un género literario cuando hace historia. Esa parte. Conseguir esa armonía entre lo individual y la época es muy difícil y para una escritora. Es para mí es probablemente más fácil que para un historiador como tu caso José Antonio, porque yo me puedo conceder más licencias que un historiador académico. No puede arrojar un escritor de novela histórica, sí? Pero un académico serio se tiene que dar, por supuesto sus interpretaciones, pero tiene que ser siempre fiel, no? Y yo intento ser fieles a la historia también. Pero puedo decidir dentro de esa historia que me interesa, que no me interesa y por ahí hacer moverme, ni mi ficción entonces digamos que puedo que puedo con todo el componente histórico lo puedo amasar a mi manera y abrir por aquí cerrar por aquí y eso vosotros yo creo que lo tenéis bastante más complicado, aunque lo mío es mucho más sencillo, pero vuestro reconozco y lo hace ante los historiadores serie. Me quito el sombrero totalmente a ver cómo se captan más vocaciones para la historia, a través de la literatura, que a través de los libros históricos propiamente dicho. Son más los estudiantes que descubren la historia a través de la novela. En la mayor parte de de los casos de la literatura es que supongo que tienes que tener como unas aspiraciones históricas muy, muy altos aspiraciones intelectuales, es decir, de muy alto nivel para plantar ante un libro de historia puro y duro. Quiero decir, siendo de fuera del ámbito, y en cambio la ficción es capaz de volvernos de manera que acabas conociendo la adscripción y sea la ficción literaria o la ficción cinematográfica. Las series, mis hijos, todo lo que saben de historias, un poco extraña; España, a todos los chavales de hoy Perdón estrella, España contemporánea lo saben por la serie Cuéntame, que si no aprendieron todo lo que era el franquismo, la Transición, lo que era cómo era España antes, cómo cambió todo? Yo se lo podía contar mi país, lo que está en que eso podía contar nuestra, sus abuelos igual no les interesaba nada, la fuente digamos rigurosa no, pero con la familia Alcántara sus idas y venidas, la abuela y el otro y el otro lo que pasa y la novia y el que viene y el que va lo tienen clarísimo aprendieron que es un conflicto de Gibraltar. En todos esos conflictos que había en Cuéntame es una ficción, pero al final hay unas coordenadas de realidad, por detrás bien hechas y bien llevadas, no, porque otra cosa es que retuercen la historia tu manera no, pero cuando se hace un tratamiento serio del contexto histórico, al final las las ficciones pueden generar un recurso de aprendizaje excelente, sobre todo para gente más joven, ya para alumnos de la titulación de historia. No tienen que hacer un enfoque distinto, pero para gente joven y para gente que no es experta ni se van nunca especializar en historia, es una manera fantástica de abrirles los ojos a otras realidades. Muchas gracias. Hay más intervenciones? No? Pues todo lo bueno se acaba, pero nos queda la esperanza de reanudar lo pronto. Muchas gracias a los presentes por su participación y por las preguntas. Muchas gracias a nuestra invitada, gracias a los 3, a las autoridades académicas que nos han acompañado, y como despedida, pues un último aplauso para nuestra invitada. La cfa.

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Francisco Javier Martinez Mendez

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Presentación del libro "Sira" de María Dueñas. (+información)

Reabrimos el Paraninfo UMU para recibir a María Dueñas y a "Sira".

Descripción

La escritora y profesora UMU, María Dueñas, presenta su nuevo libro, "Sira", la continuación de su afamada obra "El tiempo entre costuras".