Idioma: Español
Fecha: Subida: 2021-05-03T00:00:00+02:00
Duración: 1h 05m 11s
Lugar: Conferencia
Visitas: 833 visitas

Presentación del libro ganador del Premio de Poesía "Dionisia García" del año 2020.

Día del Libro 2021 en la Universidad de Murcia.

Descripción

XVIII Premio de Poesía Dionisia García - Universidad de Murcia

Transcripción (generada automáticamente)

Buenas tardes a todas las personas presentes, Soy Francisco Javier Martínez vicerrector de calidad, Cultura y Comunicación; según el señor resto. Esta semana soy vicerrector de la Facultad de letra porque llevábamos, llevábamos toda la semana Javier Bueno, no nos hemos visto nunca tantas veces o ya lo hemos visto. Dos veces, la pasado miércoles tuvo toda la mañana en la jornada de violencia o juez a la sociedad española, ha sido clásico como un homenaje a la profesora Francisca Moya del baño y bueno, pues me corresponde, es para mí un honor inmerecido totalmente me corresponde dirigir el acto de presentación del libro ganador del decimooctavo, Premio de Poesía, Dionisio García, la poetisa, la autora, la escritora que nos deja la Universidad de Murcia, su nombre con el premio y que nos acompaña en la mesa. Esta tarde en la presentación tenía que estar el señor rector José Luján pero bueno, pues los tres trabajos, ese lugar, con todo su cargo. Magnífico rector, excelentísimo llama también profesor y dando clase dando clases por la tarde, tiene clase, tiene concentrada todos los bienes por la tarde y bueno, pues no ha podido asistir y me ha dejado venir. Porque yo a todas las presentaciones de poesía ha estado como vosotros de público público porque siempre la presenta, porque además de buena muchas cualidades que tiene, su apasionado, de la poesía sonora, la poesía no, no, no hay otra palabra; tiene abajo en su despacho. Libro de poesía; cuando la entra, si ganas de ponerse nervioso abre 1, le y luego si no hace memoria porque se sabe. Capítulo entero del libro de Borges; o sea que realmente es una pasada de la poesía y para él es una terapia y bueno pues haya dicho que nos acompañas. Desea García profesor, Francisco Javier Díez de Revenga, presidente del jurado? Del jurado, que da el premio y Bueno catedrático emérito de la Ciudad de Murcia; y, si no me falla la memoria, era vicerrector de Cultura o cuando hay otro profesor en esta universidad, sino de falla la memoria, y es decir que también tampoco hace tanto estamos centrando Javier Bueno, profesor persona, es un ejemplo para todos nosotros, y además un ejemplo en estos tiempos. De pandemia que ha sido raro no ver al profesor Javier Díez de Revenga de la Merced y hace poco publicó un libro. Es decir, que estamos hablando de una persona totalmente identificada y activa en el seno nuestra universidad en el patio de butacas. Buena parte de esta apertura no sé si voy a decir bien que sea o que esa nada Madera, escritor, ganador del decimooctavo Premio Dionisio García- Universidad de Murcia, que luego intervendrá y también está Isabel García Molina, secretaria del jurado y técnico del servicio de Cultura y directora de la obra de poesía por el cual estamos en este premio, que ya alcanza en este caso la decimooctava edición, y me corrigiera luego si me equivoco, pero creo que no, ya nos hemos puesto al día. Es decir, tenemos convocada la decimonovena edición del premio hace unos días y, y hemos conseguido presentar el libro más o menos la paraíso, pero ahora las cosas adecuadas nos conocimos, vamos a intentar ponernos al día, pero hoy lo hemos conseguido, tres años y cuatro días después de tomar posesión del equipo del equipo restaurar vigente, a quitar todo el período de la pandemia, obviamente, pues hemos conseguido poner al día porque dábamos un poquito de retraso y, bueno, pues o dicho ya creo que yo hubiera alguna cosa más, pero estamos en una entrega de premios, y lo que sé lo que procede es que se vele García Molina, secretaria del jurado, pues intervenga y de los datos del fallo del jurado. Buenas tardes a todos. Voy a ser muy, muy rápido, puesto que el premio se falló el pasado 14 de diciembre del año pasado y digamos que este acto es para presentar el libro una vez que el autor, pues sí ha disfrutado de un largo período, de poder ser el último premiado, premio de esa García -Universidad de Murcia; el jurado; lo recuerdo; estaba de presidente, Francisco Javier Díez de Revenga, Torres y de vocales; estaban Eloy Sánchez, Rosillo, poeta y profesor jubilado de esta universidad, José María Álvarez; poetas Aurora Luque, poetisa, Juana Castro, poetisa y yo estaba haciendo las labores de secretaria jurado en cuanto a los participantes; fueron 668 a concurso y quedaron aprovechó la ocasión fuera fuera de concurso por una serie de incidencias; en torno a unos 80 participantes se pueden hacer una idea del volumen de gente que se presentó y la procedencia puede toda la comunidad autónoma de España de Hungría Alemania Bélgica Estados Unidos Canadá Argentina Chile etc etc o sea es un premio muy asentado y desde luego, internacionalmente reconocido. Alberto Chiesa, que fue el ganador con el libro Anatomía de una sombra tuvo que enfrentarse a otro 11 finalistas cuya procedencia fueron de Valencia, de Canadá de Murcia, Palma de Mallorca, Estados Unido, Uruguay y Orihuela, y el libro finalmente, como bien ha dicho el señor Vicerrector, después de un período un poco extenso y dificultoso, se ha podido presentar dentro de plazo, aunque nos hubiera gustado verlo incluso adelanto de un poquito para que la convocatoria de la siguiente edición, la decimonovena, hubiera coincidido con la presentación del libro pero por los plazos, que vamos muy justo para presentarse de nuevo como participante la convocamos el día antes del Día Mundial de la Poesía el 20 de marzo, y coincide con el cumpleaños de Dionisio García iba a estar abierto hasta el 16 de junio. Por lo tanto, aquellos que estén aquí que son poetas y los que no están viendo a mí me enseñó porque la convocatoria lleva ya un mes y tienen mucho tiempo todavía para presentarse. Gracias. Y yo creo que ya os he llamado a reflexionar, me refiero. Bien, pues una vez leído lo bueno y creo que ya somos todos, pueden perder nivel que tiene que tener la obra ganadora siempre. Es el premio que desea García, porque estamos hablando de 588, pero ha dicho no sé si es cierto bueno, pero luego había exclusiones aproxima el cálculo y ambientalmente 580 originales presentados en un premio. Yo yo la verdad que desconocía ese dato, tengo la cabeza el dato del premio Vargas Llosa de novela, que son 320 obras que se presentan, que también era muy alto, y ahora sí estoy preparada, que me dijeron que había y bueno, una de las cosas que ocurrió el año pasado con el tema de confinamiento masivo que estuvimos sometido no solo españoles, sino de todas las personas del mundo. Bueno, pues aumentó la participación en los concursos aumentó pero como un 30 o 40 por 100 de la creatividad, el pensamiento, la todo pensamiento, la poesía en este caso la literatura no ha decaído, todo lo contrario, es decir, podemos pensar no por el mundo está deprimido, basura. La época gris no va a haber ningún sitio luz, pues no ha sido el caso; no ha sido el caso, por lo menos en los premios que ha convocado Murcia y supongo, Ábalos elevó una excepción de asilo, si bien, pues una vez una vez presentado el fallo del jurado, pues le voy a ceder la palabra al profesor Francisco Javier Díez de Revenga, presidente del jurado, que no va a hablar del desarrollo de la desarrollo de la, de este tema y hacer una presentación global de todo el libro. Muchas gracias, señor vicerrector, querida Dionisio García, querido Alberto, señoras y señores, yo ya veía, en efecto, es una ilusión, un día muy feliz, el Día del Libro, veintitres de abril. Aniversario del Cervantes, de ese espíritu del Inca Garcilaso, y esta mañana hemos hecho un acto que ha salido muy bien y muy hermoso, de homenaje a Cervantes y al libro, y aquí seguimos y esta tarde nos toca presentar el libro de Alberto hsa, que voy a leer lo que tengo, lo que tengo escrito, porque en el caso de la presentación de un libro de poesía siempre lo mejor lo que esto que tengo escrito de reseñar, la piña; o sea que se quedará para la historia. Bueno, Alberto hsa, que fue un novio de la Facultad de Letras claro. Nacido en Murcia, en el año 976, es licenciada en Filología Hispánica y diplomada en Cinematografía y Artes Audiovisuales, y estuvo obtuvo con su libro Anatomía de una sombra el décimo octavo. Premio Internacional de Poesía, Dionisio García -Universidad de Murcia, que ahora publica edite en su colección. Habla de poesía, merecidísimo galardón para un gran libro, un cancionero de amor, y de lucha frente a la adversidad de la fe en la victoria, porque la mala sometida cruelmente a la noche oscura del cuerpo encarnará la victoria, la victoria de la luz y de la verdad. La palabra poética se ha convertido en su tabla de la revelación, dice la autora, pero desde luego la tabla de salvación, porque la palabra ha transmitido la verdad, la luz y la vida; mientras las sombras son vividas, día a día, semana a semana, semana tras semana al tiempo, la luz de la fe y el amor han decidido adoptar hasta alcanzar los frutos de esa victoria, con Alicia y con Lucía frutos de un amor, inextinguible, decido en las contrariedades la adversidad, los desaliento, el devenir vital ha convertir el cuerpo, como se dice en algún momento, en un campo de batalla, pero sí si es cierto que siempre hay una grieta o una abertura por donde entra la luz evocando a Leonard Cohen, esa es la del amor para concluir con gran fama. El deseo de ver la sombra en que se ha convertido en Amar descubre, Alberto Chiesa. En este libro, muchos perfiles y multitud de matices de intimidades que ha surgido de las armas siniestro de la existencia, la suerte está echada y los designios del futuro se escriben con renglones patéticos; mientras se Volga el lento y turbador transcurrir de unos días tras la palabra poética se convierte en liberación, ya está. Comparece convertida en esa Una palabra tuya que surge en una oración envuelta en la ansiada fe del futuro. El libro se estructura en tres secciones que revelan etapas de un mismo los versos son enteros, elegantes y llevan consigo el ritmo de una palabra poblada de esperanzas, bien bien construidos, avanzan sobre el tiempo y vencer con sus argumentos, jornadas que fueron de mucha inquietud, pero también de evasión y inextinguible. El poeta argumenta y ordena la vida y la estructura, como si de un libro se tratase un libro que se convierte en símbolo en un momento de la amada y de la vida. La mala es el libro El árbol, la música del verbo, la palabra en la música, pero también está el silencio. Contiene este libro de Alberto Chiesa, tan Riga su palabra, sin embargo, muchos silencios y silencios que se cierran en la sombra y en la noche silencio sin soledad, silencios en compañía, pero sin nombres Pedernales, solo piedras, lo que es muy evidente es que este amor tiene un objeto, la llamada real en su cuerpo, la estimada y un protagonista y el protagonista, como siempre es el poeta, es muy cierto que cada poema es un viaje hacia el interior desde un exterior adverso y dolorida hablar nuestro dolor de un espejo y de una poesía es recular y es verdad que en el reflejo del cristal leído junto a la amada y su detenida historia, aparece la imagen del poeta del creador que realiza su demorada y rendida confesión, como asegura el propio Alberto, que esa que es toda poesía, lo convincente es lo que ha quedado claro en sus palabras, que la verdad y la luz son las que preside en todo el libro, y le dotan con su autenticidad de una singularidad indiscutible, porque surge en su palabra porque surge su palabra del propio amor a la palabra y a la vida. Si algo es decididamente convence de este libro es que de ese testimonio de existencia y de su sinceridad surge suponer de convencimiento, cierra este libro Alberto Chiesa filo al fin con un texto en prosa revelador de realidades y que, además de una gran confesión, se convierte en un ejercicio de filología, porque destila en el amor a la palabra el sentido de todas las que han integrado en su libro. Es un vilo a la estructura narrativa qué ha venido observando su cancionero desde el principio? La palabra estimada, en la que ha dado la vida a su historia y la liberación por la palabra es la que ha conseguido. Vendida sea la victoria final la palabra en la mañana o se llevando en cada letra suficiencia. La anatomía de la sombra se fundamenta en el conocimiento de la verdad y de la vida. Mientras la noche envejece se construye el idioma de la luz, para, con sus palabras de cubrir la luna pálida, serena y solitaria, la fuerza de una pasión viva lo ponen a finales del libro; descubrí descubren el fin de la sufrida pasión y surge entonces el triunfo de la vida, y cantan con savia nueva las brasas los retornos las adivinación. Muchas gracias. Y encima, gracias, gracias. Bueno, pues en este momento toca darle el uso de la palabra a Dionisio García que nos acompaña esta tarde, en este acto tan entrañable y, bueno, con agradecer tu presencia, y todo lo que hace por la Universidad de Murcia, tiene Isa cuando quieras. Buenas tardes, queridos amigos, para mí es una satisfacción inmensa encontrar caras caras, conocidas y que había, habéis tenido el gesto de acompañarme en esta tarde. En primer lugar, quiero dar las gracias a Don Francisco Javier Martínez Méndez , Vicerrector, al profesor Díez de Revenga y a isabel García Molina, por llevar todo esto del premio que voy a decir algo que no he dicho nunca, pero ella sugirió que el premio llevara mi nombre porque vamos a ocultar eso y, por tanto yo le digo siempre el premio, yo tengo un trocito, pero tú tienes el premio. Entonces, bueno, yo estoy contenta de estar aquí; me ha costado mucho porque mi circunstancia ahora es un poco ensombrecida, pero quería venir. Quería estar y aplaudir al premiado por un libro que ya he conocido; por Francisco Javier Díez de Revenga, ella lo he conocido y ahora entró en él para disfrutarlo, porque un libro primero tienes que entrar en él y conocerlo; y después una segunda lectura para disfrutarlo, y poco más tengo que decir, darle la enhorabuena al premiado y decir que el premio de poesía, que la Universidad ha acordado mantener, porque ya lleva muchas ediciones. Creo que a los beneficia a los poetas jóvenes y a los menos jóvenes porque la poesía aflora y hemos visto ya la cantidad. De de presencias que ha tenido en la manifestación que ha que ha dicho Isabel, y voy a leer el libro con, con mucho gozo, y con de verdad, el libro, de verdad, porque a veces a mí me da pereza, por ejemplo, leer los míos. Cuando me dicen que haga algo, pues me da como pereza porque los los versos propios, los poemas acaban olvidándose, acaban olvidándose, y yo a mí ni a mis 92 años, creo que son 91. Pero bueno, un año arriba o abajo no tiene importancia. Trabajo, igual que una persona digo joven porque me acompaña, ya me acompaña una claridad mental que no sé si me durará mucho, pero que de momento tengo y sigo trabajando y ahora saldrá un libro mío, que estará a disposición de ustedes el 25 el veintiseis de mayo escribir. Es un acto de amor y también es una moral; a veces la poesía está algo denostada, pero no yo insisto, y lo ha dicho alguien antes de decirlo yo es un acto de amor. Lo único que tenemos, quienes escribimos y quienes escribimos poesía, sobre todo porque la narrativa, yo también he escrito narrativa la narrativa, es trabajo, es ponerse todos los días un poco de tiempo y ajustarse a unos horarios. Sin embargo, la los versos poéticos vienen cuando quieren y no avisan y tú tienes que estar esperando, como quien espera algo que necesita no sabe si va a ser importante o no, pero lo necesita y yo pienso que el acto de escritura, el momento. Ese es el beneficio, el único beneficio que recibe el poeta, todos los demás cosas, los honores, las velas, los reconocimientos, sirven para de alguna manera, mantener esa escritura. Pero luego todo es efímero, eso pasara y se ha dejado en la mesa del mundo, algo que merece la pena será lo que quede, pero tuya no estarás, o sea, que pienso que el acto poco ético es lo que es lo más importante para la persona que escribe el hecho de escritura, y poco más tengo que decir agradecer de nuevo que estéis aquí y que la Universidad yo pertenezco a esta universidad de una manera o u otra 74 años, o sea, desde que entré a estudiar, Filología Románica hasta hasta nuestros días y llevo en esto de la escritura no, no mucho, no mucho, pero siempre es poco para revisar y hacer de alguna manera visible ante los demás, lo que tú has escrito y nada más. No tengo más que decir. Si alguno de ustedes quiere preguntar algo, yo no sé si el protocolo lo admite, pero lo pueden hacer. Muchas. Muchas gracias y muchas gracias a Francisco Javier y al Vicerrector. Muchísimas gracias. Bueno, pues ya ha llegado al momento en que tía va a hacer entrega del diploma acreditativo del decimooctavo Premio de Poesía, Dionisio García lleva su nombre, Universidad de Murcia a Don Alberto Sedesa por su obra, Anatomía de una sombra y seguidamente premiados desde la actriz por tema de. Lo normal es que aquí en la mesa también por el tema de este de la distancia de la medida de seguridad por el coronavirus, puede adquirir la lectura a alguno de los poemas de su libro Alberto. Cuando quieras. El segundo quiero sentarme, señora que me siento, no quería quedarme y yo me levantaba a acompañar. Sí señor gracias. Ahora sé no me puedo quitar la mascarilla, y ya antes de dar paso a la lectura, yo voy a hacer como como Javier voy a leer también te puedo robar el vaso Javier no las ha utilizado o no porque me vendría bien un poquito de agua, la verdad. Esto esto no pasa ni en Alcalá de Henares cuando el Cervantes la señora a la hora de darle un poco de pimienta al acto? Muchas gracias. Ahora sí buenas tardes. Quisiera agradecer, en primer lugar, el hecho mismo de que estemos celebrando este acto. El azar, que siempre es un bromista, ha creído que el lugar que nos alberga lleva, por nombre convalecencia, nada más oportuno. Todos llevamos más de un año, aquejados ensombrecidos, convalecientes, sí de una vida, que se quedó en suspenso por culpa de una nunca suficientemente; maldita; pandemia vaya a mi recuerdo, pues antes que nada a cuantos han padecido en sus carnes la peor manera imaginable, este Zama Razón, incluso quienes por suerte hemos podido venir sorteando cualquier tipo de contratiempo grave no nos hemos librado de la distancia, la lejanía, la soledad; yo mismo hoy primera dura serie de confesiones personales. Vuelvo a ver tras ocho meses, ocho meses a un ramillete de seres muy queridos, que están presentes en esta sala. Por eso ya riesgo de retorcer el protocolo quiero expresarles a ellos, con mi familia, al frente mi infinita gratitud por el reencuentro. Extiendo de inmediato las gracias como no a la Universidad de Murcia, representada aquí por una de sus máximas autoridades, el vicerrector Martínez Méndez, que ha tenido la gentileza y la generosidad de presidir. El acto, los poetas no estamos muy acostumbrados, señor Vicerrector, de Calidad, Cultura y Comunicación a que nos concedan una clase tan diferente de atención. Bien sabrá que somos la cenicienta de la literatura, al menos en lo que concierne a su vertiente institucional y mediática. Le ruego, pues, que reciba a estas palabras como una sincera muestra de reconocimiento. La universidad que usted encabeza tuvo hace ya unos cuantos años, la feliz idea de hospedar, un premio de poesía de ámbito internacional a una feliz idea. Como digo, sólo le faltaba una denominación acertada y cuál mejor que la de Dionisio García -maestra es un honor para mí llevar su nombre en un libro mío desde que leí usted dice a mí me gusta mantener esa tan griega por primera vez con 18 años yo lo leí por primera vez con 18 años. No he dejado de admirar el vigor léxico de sus versos, el pulso firme en el trazo de cada poema y abandone la estancia, evitando los pasos después en obras como El engaño de los días a menudo título o la apuesta. Aprendí que somos en igual medida nuestros olvidos como aquello que recordamos todo acaso depende de ese oficio de mirar como también reza el epígrafe de una de sus composiciones todo es sueño y verdad milagro que acontece nos ha ilustrado usted Dionisio permítame a sí mismo una pequeña confesión la segunda de hoy le he robado una palabra ya conoce que los poetas podemos ser muy vampiros en nuestro caso el mismo día que le leí un vocablo que presume muy de su gusto lo emplea con sospechosa frecuencia usted decidí que no tenía más remedio que para uso y disfrute en mis propios versos me estoy refiriendo a hacer le entender que como usted bien sabe pero yo ignoraba nada tiene que ver con lo lento y si todo con lo blando lo muy esponjoso la idoneidad de este premio bautizado con su nombre se justifica también y en menor medida precisamente en la elección del jurado quiero dar las gracias desde aquí a mi amiga Isabel García Molina por su labor en esta Liga y en el resto de contiendas poéticas que la tienen siempre a ella como bien hecho ahora por una vez esa labor se merecen verdad que la califica de infatigable quiero dar las gracias Aurora Luque y Juana Castro porque son dos poetas que, con cada libro nuevo, antes que el tiempo fuera los últimos, nos hacen mejores poetas a los demás, pues nos azuzan, hasta el punto de embarcarnos en pos de esa excelencia. Por cierto, a quien aún a estas alturas de baile o desconcierto que las haya llamado poetas curso, porque hoy aquí se ha dicho no a esa otra cosa poetisas que me vuelva a excusar, a mí me suena, se emplea que Luis le aclare que es un debate cerrado en nuestra lengua. En griego no digamos apenas hace cuatro siglos, cuando un tal Lope de Vega, en un célebre soneto, dedicado a la noche la Motegi, entre otras cosas de solicita poeta enferma fría, poeta poetisa, quiero dar las gracias a Eloy Sánchez, Rosillo y José María Álvarez, que son el futuro de la poesía española, habida cuenta la cantidad de módulos de sus versos que siguen asomando, la textura cada año. Mi deuda con ellos es eterna. Pero si me remonta a mis primeros compases, entonces no me queda más remedio que referirme a ellos como una suerte de surtidores, que a la vez que emanaban y proveían de imágenes y reflexión, ni puedes ir incipiente, acababan también por encharcado cada composición que se de mi mano, irremediablemente ya vicaría para un murciano. Además, esto detener a Eloy y José María en la misma alineación titular. Es como si el Madrid y el Barça se en un solo equipo. No creo que haya otra otra ocasión donde estén juntos el Sánchez Rosillo y José María Álvarez. Te quiero, por último, dar las gracias a Javier Díez de Revenga, no sólo en calidad de presidente del jurado, que ya es de hecho; fue él quien me llamó por teléfono para darme la alegría de un año, necesitado de ellas, tampoco solamente en su condición de de todos los libros que ha ido publicando un servidor, ni una sola vez, ha faltado a la cita, ni siquiera en tanto que presentador del libro que hoy nos reúne y para el que ha tenido palabras tan agudas y generosas, escribo esto antes de que se celebre el acto claro está y por tanto no puedo saber cuáles son las palabras exactas que habrá pronunciado ya Javier, pero él siempre es agudo y generoso, no sólo por todo eso, que no es poco, quiero darle las gracias, mi mayor gratitud hacia ti, Javier es como profesor mío, que fuiste. He cometido hasta ahora con toda la intención que este premio Dionisio García de la Universidad de Murcia, es para su receptor, un doble o triple premio. Pues esa Universidad de Murcia que lo convoca, fue y es también la mía profeta. Ya te ocupas tú Javier de desmentir el latina y hasta la propia palabra de Dios. Va a hacer exactamente 21 años que en la Facultad de Letras de esta casa, especialidad en Filología Hispánica; no fue lo que se dice un estudiante ejemplar si consigue completar un expediente notable. Esto último con literalidad, más que nada gracias al promediar, las notas, buenas y alguna excelente, las materias que me entusiasmaba con las ramplón las calificaciones en las asignaturas que recibía. Aunque aún sigo sin creerme aquella matrícula de honor en Lingüística Aplicada. Nada menos. No obstante, ni siquiera aquellas disciplinas dignas de mi arrebato tenían garantizada mi asistencia a clase, no al menos con la regularidad que les hubiese correspondido ya entonces bromeaba en serio acerca de cuáles eran los dos campus donde me hallaba. Yo cursando la carrera uno claro el de la Merced, el otro, el café librería y verdadero epicentro de escritores, en ciernes, alguno nos acompaña también hoy aquí y al que sólo una luz y ferina se le pudo ocurrir, ubicarlo a tiro de piedra del hablar y humanístico. Cuando ahora pienso en todas las lecciones magistrales, que me perdí a mi conciencia, me entran ganas de salir descalza, en procesión, y sin olvidarse de cargar con tres cruces en cada flanco suponiendo que las conciencias tengan flancos que es mucho suponer, pero metáforas, más tontas han salido de poetas más listos que yo. En cualquier caso, de poco sirve ningún tipo de atracción, contrición, o resto de palabras gruesas que terminen en cion, incluidas contestación y electro -coagulación; cuando pensaba en lo mismo la conciencia tampoco se libraba entonces de una buena lapidación. Estamos, pero servía todavía de menos. No hablo de oídas en todo caso, de vistas, pues he vuelto a leer tras una eternidad, una suerte de carta abierta. Carta abierta así en el año del señor de 1997, escribí a mi profesor de poesía del barroco textos, así se llamaba la asignatura en cuestión Don Francisco Javier Díez de Revenga , Torres. Si no recuerdo mal, nos había pedido una memoria del curso como por los motivos aducidos. Mi memoria al respecto era, más que frágil, resolvió optar por un escrito de naturaleza, algo diferente rescató para todos, tercera confesión del día los fragmentos menos sonrojantes. Por fin llegamos al asunto de las clases, ya que tengo dos cosas que decirle. Por un lado, que me perdone lo que llaman en el mundo, ausencia otra vez lo añado yo hoy en el Espanyol de las cifras. Es falta de asistencia a clase, claro, está por otro que aún no habiendo asistido mucho, tengo una idea cabal y creo que justa, de su configuración. El desarrollo del primer punto sería largo y trabajoso. Ya está, supongo que perdone la afonía infructuosa. le diré que si de mí hubiera dependido en mayor medida de la que dependió, usted, tendría una perfecta asimilación entre mi nombre y mi rostro, y no habría tenido que buscar mi ficha al empezar a leer esta memoria, como supongo que habrá hecho; era todo paja. El segundo punto merece una pequeña pausa para la meditación. Sigo leyendo la carta que escribí es difícil y sé que lo sabe. Abordar el tema es en que esto parezca una dedicatoria del libro del Siglo de Oro, así que me andar con cuidado mis más sinceras felicitaciones. Doctor Francisco Javier Díez de Revenga, por haber roto es de los pocos de los únicos con el esquema tradicional de impartir las clases, por haber hecho realidad un a priori misterioso título de la asignatura Poesía del Barroco textos era el comentario general al oírlo recién escrito dando cuerpo a una verdad sobre la que se ha mentido mucho, y es que antes del crítico, antes del manual, antes del estudio del estudio está la obra, el texto, el poeta y el poema mis más sinceras felicitaciones por habernos descubierto los tópicos del barroco, del tiempo de los contrarios, de las apariencias partiendo de un ejemplo concreto porque uno viciado por tantos años de estudio académico se hace un lío y llegué a pensar que Quevedo escribió lo de. Solamente lo fugitivo permanece y dura porque está en el punto tres de los apuntes y no al contrario. Me explico. Aquel muchacho que llevaba tantos años de estudio académico, acababa de rebasar por uno la veintena que largo se nos hace el pasado, cuando solo tenemos ojos para el futuro lo más admirable de esas líneas. En cualquier caso, y es que a pesar de las dos décadas que con respecto a estas de hoy, a pesar claro está de todo ese narcisismo, apenas disimulado que ahora me avergüenza dicen. Vienen a decir exactamente lo mismo que en la actualidad determina mi relación con la lectura. Con la literatura sigo para mi inmensa satisfacción disfrutando de los textos, sí los textos de la misma, que diría Mourinho, sin que eso represente óbice alguno todo lo contrario para aplicar a continuación una mirada rigurosa escruta que, al cabo multiplica el placer de la lectura, y esto que estoy diciendo se lo debo en buena parte a algunas de las personas que están en esta sala, cuyo magisterio de letras y de vida que goza cuando se confunden tesoros como oro. En paño. Ya está aquí los agradecimientos avisó que, al contrario de lo que suele ser habitual, lo que viene a continuación va a ser con mucho la parte más breve de mi intervención. Voy a ser breve en lo que atañe al libro, que reúne anatomía de una sombra por la tajante, razón de que todo lo que tenía que decir lo dije ya ahí y aún alguna cosa más, que quizá debería haber callado de suerte, que lo mejor será pienso yo, que hable el libro por sí mismo en lugar de incurrir en un exceso de glosas o de anécdotas, es lo que me propongo hacer para cerrar mi Parlamento entre sacar de sus páginas unos pocos poemas que poder compartir en voz alta, pero antes casi a modo de telegrama. Pido la venia para confesar la última y estoy bajo juramento un de cuestiones. La primera es que Anatomía de una sombra debe su título a uno de mis libros favoritos; también lo era de la anatomía de la melancolía del clérigo y profesor Robert Merchán, no salimos de la Universidad. Siempre quise escribir algo con esa música de fondo. Una suerte de idea fija por seguir diciéndolo el lenguaje musical, a la que una correcta interpretación aleja oportunamente de toda tentación de patetismo. Solo hay que prestar atención a lo que dice. Demócrito Junior el personaje de 8. En el mismo prefacio, para comprender este propósito yo escribo sobre la melancolía. Para mantenerme ocupado y así evitar la melancolía; la segunda es que ojalá no hubiera satisfecho mi deseo de escribir algo al amparo de Anatomía de la melancolía, por lo menos no por el motivo que inspiró mi mujer victoria aquí presente para felicidad de muchos, empezando por la mía, tuvo algo más que unas palabras con un cáncer de mama, que en sus peores momentos la redujo a ser casi con literalidad, una sombra de sí misma en su particular concepción de la armonía y de la estética; para los antiguos helenos el cuerpo era un fin, una suerte de forma suprema de naturaleza; la vida que nos permite alojar un espacio para el pensamiento y material a la trascendencia, solo se podía llegar desde la contingencia. Podríamos resumir mucho. Puede que tuviera esto en mente cuando escribió que algunas veces la razón me parece ser la facultad de nuestra alma para no comprender nada de nuestro cuerpo. En todo caso, ambas consideraciones me acompañaron como perros labradores a lo largo de toda la composición del libro, que abarcó dos años y medio desde el verano de 2017 a la Navidad del 19 al cabo. Sólo sé que ante la visión de la persona amada, sometida prácticamente a un proceso estacional de cultivo y cosecha, me puse yo la necesidad de esclarecer -desentrañar descifrar ese ciclo, unas veces como quien pinta del natural, y otras como diría Marx, con perdón, abandonado a las aguas heladas, del cálculo egoísta. Me obligue, pues a verso a verso, la anatomía de una sombra y el resultado siempre a la luz de la verdad de nuestras hijas. Lucía Alicia es en parte el siguiente. No me dejé. Es mi amor. Es conocerte, no permitas que el cáncer ustedes nombre salvarte salvarnos entre nosotros la noche siempre nacerá despierta mi vida es hoy un punto suspensivo, una espera del Alba en plena toda mi vida. Ahora es recobrar. Claro que miro con amor tu nuevo cuerpo. Acaso no es amar temer, también lo amado, eres tú cicatrices, el taimado tumor, que se resiste a dar relevo? Déjame así desnuda. Debo aprender de otra vez en esta hora cuando la noche Zama rea a los vivos. Yo acabo donde empieza el cuerpo. Lleva tu nombre escrita, la Alianza que no se ha hecho invencibles. Hasta ahora. En estas estamos casi ya al otro día de la desmemoria al otro de nuestra luz, dichosa. Tu cuerpo ha sido un campo de batalla un grito que ha aventajado a las cenizas, la muerte que no vino el sol, que si la del alba es su renueva; tu cuerpo ha sido lluvia horizontal, voz de casa, encantada, de una vez fantasma y exorcismo la pisada. Yida mate en que sea hueca al miedo. Tu cuerpo una sonata para piano desmonte la música que sueña despierta tu cuerpo, un alfabeto. No ha inventado aire; otra vez azul, trigo vivo de amor. Vivir de irrepetible. El de los días a cuestas, las noches de hojalata en pie de alquimia la tijera del vino. Todo colma con su fe, raya el párvulos, silencio, acaso demasiadas cicatrices, cuerpos que se confunden con las culpas la nube que se y de cápita, el cielo vespertino, los mimbres. Agotado cuotas de Amar porque yo no, pero dice heladas en tu piel tu piel, al llevar los fantasmas tan afuera de noche, me convence de que hoy la luna de un momento u otro se nos va a caer encima. El año en el que el suelo de la casa se debieron al punto, los gusanos, el año más sonámbulo de Dios, pues yo obvio sobre Dios, más que sobre los nombres. El año en que Lucía como Alicia no dejaron ni un día de reír porque no quisieron, no quisiera el año de entre abejas el año -en el que fuiste asunto de hombres más trasunto de Dios sea lo que fuera. Este libro eres. Tú tú eres el libro, la talla dura de este monólogo, a dos voces de este, con varios Samos y un único deseo de verdad es el libro Amor el árbol que engendra la música del verbo, la palabra en la música, sacudida de valgo. Emboscada, en cenizas en dudas y el libro. Tú tú aunque al leer te lo harás, te hayas, es más, en los financieros. El tiempo ha adelgazado entre tu cuerpo. Todo era tiempo, sí ahora es leyenda, tu cuerpo es un instante entre hoy y para siempre. Somos también los cuerpos que gozamos; somos también los cuerpos que nos duelen supongo que es otra que tu cuerpo por fin se hizo de día. Eres también tu sombras reemplazada, es también la misma que te estaba esperando. Tu cuerpo pronto, ya solo verano gruñidos por el sol. Una ventana que absorbe los paisajes; que ingiere el más allá cuerpo; tu cuerpo, que deja pasar la luz. Recuerdos leonados de levaduras, que crecen piel a fuera, hablamos desde el polvo cuántos? Nosotros son posibles todavía hoy somos parte luz, que fractura, el silenciando. Silencios como el amor, un cuerpo siempre está inacabado como el amor, la sombra no conoce fronteras. De qué manera ver el más acá, si no es con extrañeza, con distancia, como nos escudriñar los espejos? Si los cuerpos que amamos dejan de ser enigmas, dejan de ser los cuerpos? Que amamos. Tras la quiebra, se calla o se habla para siempre. Yo he decidido hablar, por las fisuras en mi idioma, aún a sabiendas de que no fue con las palabras, con lo que tuve que atar los zapatos. A vida o muerte te amo y custodia. Ha habido muerte rezo por tu vuelta, a la luz, a la sangre, al fin absuelta de esta condena de este oscuro episodio a vida o muerte Postigo acarreó, incordio a ese tumor mordaz, que no te suelta, y a medio abrir de esta órbita y resuelta a vida o muerte, lo odio más que al odio. La enfermedad no grita. No susurra es la alegría la que, con su acta de arena derretida a vida o muerte, ocurra lo que ocurra. Te espero amor. Mi corazón te espera a vida o muerte, avisa, habita. Muchas gracias. Enhorabuena, Alberto Buena premiado, pues ahora mismo porque intervención, la verdad que yo creo que estamos todos un poco impresionado y acongojado y emocionado la palabra bien. Esta mañana, como ha dicho el profesor Javier Díez de Revenga, hemos estado en un homenaje que la asociación Cervantes, 400, el Ayuntamiento de Murcia y la Universidad; hemos ido montando, iba a decir, había un plan inicial pero luego se ha ido aumentando el plan y ha sido un homenaje musical de pintura, de artes plásticas, y también de lecturas y letra de esa figura Miguel de Cervantes; y bueno, pues ha ido creciendo, tanto que el acto que iba a participar yo representando a la universidad y al final he participado detrás del profesor Javier Díez de Revenga. Bueno, pues yo había concejal de Cultura y me voy a decir dos personas que no tenemos mucha importancia a acompañar, a los que debería tener importancia, pero no tanto capacidad, señor alcalde; ha producido el Señor Rector y aquello iba cogiendo; apareció media corporación municipal de todos los partidos. Han apreciado diputados nacionales. La verdad es que, bueno, pues lo he dicho también, que los políticos que aparezcan en esos actos, no solo algunos de ellos me consta que no sólo van de, no salgan para hacer, será foto. Quiero decir realmente tenido, son personas que conozco y son comprometido y bueno. He participado después de ser Díez de Revenga y justo detrás de Julio Navarro actor de la compañía de Cecilio Pineda Juan Tenorio, Luciano y esta mañana creo que he intentado estar a la altura, pero ahora ya me siento imposible, sea ya me siento imposible, me rindo, entregó las naves delante de los tanques, lo que haga falta de acuerdo, es decir, me siento imposible y bueno, pues quiero voy a hacer un pequeño pequeño resumen de esta semana o semana que ha sido vertiginosa. Así y con eso, ha empezado su intervención, con el parón. La pandemia el choque en todos, la verdad que, que, bueno, antes me olvide este acto está siendo emitido en streaming, y será grabado suponer luego los canales de internet de la universidad. Gracias a los compañeros del servicio informática de Ática que, bueno, pues no lo vemos, pero hay detrás de esa pared tenemos las cámaras automáticas, que están ahí y, desde luego hay que agradecerle, porque la verdad que estábamos tan liado, que se lo pedimos poquito plazo, y tienen una programación y se han acoplado su plazo para poder hacer la grabación y, obviamente, este acto y el libro, y todo es fruto del trabajo de las compañeras de servicio de Cultura, a quienes hace ya tiempo, que no he tenido ocasión de decirle lo bueno y maravillosa, que son y lo bien que trabajan y lo mucho que hacen por la Universidad, y, por tanto lo digo y lo vuelvo a repetir y por qué no ha tenido ocasión de estas cosas, que me lo pasaré donde hemos tenido un confinamiento extremo e iniciar el confinamiento extremo, fase de desescalada. Vinimos. Nos atrevemos a venir en julio a presentar el Festival en Sierra Espuña de música en la naturaleza en el que colaboraron, y serie de Murcia y que dirige Jorge Rosana, que es también el director de la Orquesta Murcia, y fue presentarlo y decretar el primer concierto en Totana. Como acuerdo no creo que este año era tan bueno, fue presentarlo y a las cuatro horas estaba aquí estaba aquí no sé si era concejala de Totana y se enteró que se cocinaba municipio y se tuvo antes del confinamiento, presentamos al Festival de Teatro Universitario, que vamos a hacer darlo todo porque me dio la orden de confinamiento y luego vinimos a presentar y, bueno, la verdad que nos quedamos un poco en estado de shock. Estábamos en cultura. Pues vamos a hacer qué hacemos cuando empiece el curso. Ya ha pasado un poco los filamentos cuando empezamos las clases y mi presencia, pues su jefa de servicio inaugural. Aquí presente, dijo. Vamos a hacer con todo el cuidado del mundo lo que se puede hacer en grupos reducidos y seguro, pero vamos a empezar a volver a hacer porque no podemos estar parados y han demostrado en pocas fechas pues estuvimos con Juan Carlos, la Filmoteca, presentando los certámenes ganadora del premio que tenemos para jóvenes cineastas. Para esa fecha se ha marchado. Aquí el ganador del primer libro murciano del año también también colabora la Universidad en ese premio y presentamos otro otro premio del lado de la colección del Premio de Poesía de Pedro Alberto Cruz. Es el hemiciclo, como también con Javier Revenga. Obviamente, la semana pasada tuve la suerte de estar en Molina de Segura en el Teatro Villa de Molina, que no cedieron sus instalaciones para la representación de la obra que íbamos a presentar a nuestro Festival de Teatro Universitario internacional, que queríamos hacer la comida de los autores de una chispa y por la obra de teatro algo maravilloso quiero decir fue. Fue maravilloso y ha sido el preludio de una semana que todavía tendrá mañana su extensión y donde hemos presentado gran parte de nuestras actividades. Tenemos la exposición de Rosa con tres grandes lienzos aquí abajo, en la sala, capilla que justo detrás de la Consejería, pero además se tiene su mayor exposición, mayor lugar expositivo en los morenos de Río justo al lado, y en la sala -caballería; al lado de Mourinho es una obra de colorido -esplendor, grandiosidad impresionante y luego tuvimos la suerte, además de que la autora una excelentísimo que además es catedrática de pintura y tiene una capacidad comunicativa, no dio una lección magistral al viernes por la tarde; lo único que cayó luego un aguacero cuando salimos, pero no empañó, no empaña para nada, la jornada y haciendo cosita o la Universidad de Barcelona cosita con humildad, con mucho más esfuerzo que presupuestos, pero, pero que estamos aquí Nacho. Nuestros estatutos de la Universidad ya dicen que Servicio de Cultura complementa la oferta que le presionó pequeña de la regional y de la ciudad de Murcia, de Cultura, pero sois vosotros de casa a ver si tú quieres oír, el homenajeado que recibe, el premio para ser los creadores. Lo que de verdad conseguir conseguir que sería como yo llegué aquí está toda la semana pensando en los protocolos de calidad para como hacemos la docencia o si hemos mejorado la docencia o en otro pase buenos, ratos. Se olvida de todo, eso pasa buenos ratos las presentaciones de premios y ver el nivel, el nivel de verdad que que que son capaces de dar, y que si además forma parte de la Comunidad de Murcia puede ser mucho más gusto, no tiene que dar todo eso. Eso está claro y hecho. Memoria, no. Seguro que me he dejado algo. Hemos presentado libro esta semana también han presentado libro, pasando del vicerrector también, que ha habido presentaciones de facultades que han presentado. Quiero decir, yo me veía cuando deje de ser vicerrector he dicho esta mañana que hay una cosa que me voy a llevar, que no van a quitar nadie. Yo he conocido 40 o 50 personas que me siguen su nombre, su vida y que cada vez que me encuentro por la calle, por el campo de la Merced, ese para hablar conmigo y no los conocía casi todos, compañeros de la Facultad de la Facultad de Derecho, por la cercanía, pero mayoría, pero, y eso es bueno, pues se lo lleva en su saldo positivo, pero luego lo que se me había llevado una sorpresa porque creo que soy una persona que tiene un hago lo que puedo, una actividad cultural, de vez en cuando, digo antes, del servicio nocturno, ahora para ahora tomar, y yo no era consciente del nivel que tiene, esta región, no era consciente, y si y si me no era consciente del nivel que tiene esta ciudad, y es que si Miralles no hay un grupo de música puntero ahora mismo, en España salen 2, tres grupo, no más, no voy a dar más intervalo, un tercero murciano, muchas veces murciano. Pero es que el tema de los escritores o el tema de los actores no hay una serie de televisión, no hay una serie de televisión, no hay una película de cine, no hay un premio Goya los últimos años que no hayan nominado murciano. Eso es algo que parece mentira. Creo que yo no he conocido ahora la verdad, pero quiero decir tenemos que empezar a creer, y eso fruto puede ser las personas que estudian en la Universidad de en la Escuela Superior de Arte Dramático, y que es su pasión humana, de Cultura y de toda la región, y desde luego las personas, la persona que tenéis interés si tenéis esas capacidades y que queréis alguna manera poder expresarnos hacia la sociedad, con la que yo solo puedo dar las gracias, igual que dar las gracias a los compañeros funcionarios, los trabajadores de servicios de informática, la región de Nueva, por contar con ella para prevenir actos; que las circunstancias personales a parte de toda la villa guardar, distancia, siempre se nos hace incómodo. La gracia, como siempre, que no veo esto es un acto muy entrañable muy bonito y, bueno, pues vamos a finalizarlo. Pero ahora va a finalizar, pues con un pequeño detalle que, querido querido que se tenga toda la persona que, bueno, pues cabe dicho que me lo ha dicho Alberto persona, me ha dicho Javier personas que quedan, han conseguido que lleguemos a esta décimo octava próxima, decimonovena y siempre seis Matthijs van a que sea nuestro maestro, premio de poesía, pero además porque no se da en la cabeza. Esta publicación es la 41 de la obra de poesía. Cuando quiero decir es. No tenemos un encierro. Nuestro propósito editorial es publicar resultado de investigación, porque es una teoría científica. Tenemos una mejor idea que ésta. La única colección que digamos no es propiamente la investigación y los presupuestos son muy humilde y ya llevamos 41 obra y tenemos en mente pues hay una 42 que está a punto de salir, que va a ser una gran maravilla y un regalo que ya lo anunciaremos debidamente un regalo, y en el que está involucrada nuestra muestra poeta, dicho Dionisio García y te haces. Bueno, pues tanto una foto de subido dos ramos de rosas que tenemos ahí; o no. Para insia y otro, para Isabel María Isabel, ya sabía yo la cara que iba a poner, porque, bueno, pues bases de datos, dos son el alma, alma, sea la verdadera alma verdadera esencia de este premio, y nada más. Pido un aplauso para ella. Le damos por.

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Francisco Javier Martinez Mendez

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Presentación del libro ganador del Premio de Poesía "Dionisia García" del año 2020. (+información)

Día del Libro 2021 en la Universidad de Murcia.

Descripción

XVIII Premio de Poesía Dionisia García - Universidad de Murcia.