Idioma: Español
Fecha: Subida: 2020-11-26T00:00:00+01:00
Duración: 37m 24s
Lugar: Facultad de Química - V Encuentro de Ingeniería de la Energía del Campus Mare Nostrum
Lugar: Conferencia
Visitas: 123 visitas

Barrera M, Rafael-Anpier_La transición energética pilar de la recuperación econ. y social post-COVID

Transcripción (generada automáticamente)

En este caso tenemos con con unos, con nosotros haga. Rafael Barrera Morcillo. Perdón es el director general de la Asociación Nacional de productores de energía fotovoltaica. Es noventa y cinco la Escuela Internacional de Protocolo Master en Dirección de Marketing y Gestión comercial y también tienen la suficiencia investigadora en Derecho del Trabajo y otro máster en Relaciones Internacionales, Rafael. Un placer, un placer que forma parte de este claustro universitario y científico de la Universidad de Murcia y sin más dilación, tienen la palabra. Muchas gracias. Muchas gracias. Mariano, enhorabuena por este quinto encuentro a la ingeniería de la energía, gracias, Universidad de Murcia y Campus Mare Nostrum. Bueno, en mi exposición, que viene a ser la transición energética como pilar de la recuperación económica y social, pues se sitúa un poco en otro plano, en el plano, ya no tan ingeniería, sino un poco como marcha, esa transición energética hacia lo eléctrico y hacia lo renovable. En primer lugar, presentar la asociación que dirijo, es una asociación que cumple diez años este año y que su finalidad es apoyar y dar servicio a los productores e inversores fotovoltaicos, a los que han sido pioneros en esta revolución energética y social, que es producir energía de forma natural, sin contaminar, autóctona, eficiente, barata eso es eso lo que representamos y somos productores muchísimos de la Región de Murcia, con esa dimensión ética y de compromiso social y medioambiental. Bueno, el reto de esta generación o de la generación, que en este inicio del siglo xxi no es otro que lograr una transformación urgente de nuestra forma de vivir, producir y consumir bienes, sin que ello condicione nuestro nuestro bienestar, será el reto. Tendríamos una dependencia importantísima de los combustibles fósiles del casi y del petróleo, y no teníamos alternativa. No había otra opción si queríamos seguir progresando en bienestar y económicamente que seguir usando esos recursos fósiles, porque las tecnologías renovables estaban todavía inmaduras. Afortunadamente no lo están; los cambios que experimenta nuestra estructura socioeconómica, sin lugar a duda van a influir van a ser un elemento dinamizador en esta dirección. No, no van a ser trascendentales, pero sí si nos nos van a dinamizar y van a ser muy importantes, sobre todo para recuperarla, la economía y la clave de todo este proceso es la capacidad que tengamos sobre generación renovables de ordenar nuestro consumo de energía, que muchos casos estaban siendo muy poco, muy poco eficientes. Ese debe ser el afán de las administraciones, de las empresas y sobre todo, de los ciudadanos, que somos los que tenemos la última palabra a España en horas de sol no nos gana nadie en la zona de la Región de Murcia con más de tres mil horas de sol. Hay pocos puntos en el globo terráqueo que tenga ese número de horas de sol y además, esa calidad de horas de sol, sobre todo en zonas que están un poquito más elevadas y que, por lo tanto, el panel se puede refrescar un poquito más. Eso es un gran potencial de España, es un gran potencial de la región, pero la mala noticia es que pocos países no ganan en sufrir los impactos del cambio climático. Tenemos la cara que estamos muy bien posicionados en esta transición energética, pero también tenemos la cruz que estamos siendo los más afectados. Estamos en primera línea de daño del cambio climático. Lo notamos con esas olas de calor que son intensificó muy intensas en los últimos. Las últimas décadas es Antanas, que ante la cota frías era bueno, eran cíclicas, pero había, era un ciclo de diez años, quince años y sin embargo, ahora empiezan a ser muy muy habituales. Esa preocupación que tenemos por la subida del nivel del mar son preocupaciones para la Región de Murcia y vamos a tener que afrontar, porque si logramos contener este incremento de temperatura en el grado y medio o dos grados será cuestión de adaptarse, pero hay sospechas en la comunidad científica de que no nos movemos muy rápido o fácilmente alcanzaremos hasta los cuatro grados de subida de las temperaturas, y eso sería tremendo. Por lo tanto, transición energética es casi sinónimo de Transición Ecológica. Por qué? Porque el setenta por ciento de los gases de efecto invernadero que producen el cambio climático provienen de la forma que tenemos, de extraer transportar y, sobre todo consumir, consumir energía. Claro, la mala noticia es que tan solo el dieciocho por ciento de los consumos energéticos que realizamos provienen de fuentes renovables, tan solo el dieciocho, mientras que el grueso de nuestra demanda de energía sigue cautiva de la generación de origen fósil. Eso es fácil, eso es muy intuitivo con ver cuánto pagamos en la factura de la luz y cuánto destinamos a pagar. Para llenar el tanque del depósito, para calentar nuestros hogares. Nos damos cuenta de que, efectivamente, de que tan sólo un veintisiete por ciento del consumo total de energía provienen del sistema eléctrico es muy poco, un veintisiete por ciento es poquísimo claro. Hay que considerar. Hay que tener en cuenta que las renovables básicamente residen dentro del sector eléctrico, por lo tanto, tan sólo un treinta y cinco por ciento de la energía eléctrica que consumimos de origen renovable, y es un poco un conjunto de cifras que es importante fijar. Si del sistema eléctrico sólo el treinta y cinco por ciento de la energía que consumimos de origen renovable y de nuestro consumo totales, sólo un veintisiete por ciento es energía eléctrica, pues tenemos como resultado que actualmente sólo un dieciocho por ciento de los consumos energéticos provienen de tecnologías renovables. Hay mucho hecho, pero por supuesto hay muchísimo viento, datos, nos damos cuenta de que hay muchísimo que tenemos que volver a producir renovables, y puede sonar paradójico decir. Tenemos que volver. Pero es que en esta línea del tiempo de hace ochocientos sesenta mil años, esta imagen es precisamente la Región de Murcia, de la Cueva Negra, de Caravaca de la Cruz, que es el primer vestigio de uso de fuego para calentarse y alumbrar en Europa, pues eso no era ni más ni menos que utilizar energía biomasa para calentarse. Hemos utilizado siempre la eólica, el transporte, los molinos en la La Mancha, la hidráulica, la biomasa, el ser humano ha producido su propia energía desde la noche de los tiempos y tan solo si vemos al final de la barra esa parte minúscula en rojo, que incluso hemos tenido que agrandar porque realmente es una parte que sería imperceptible; del mil setecientos sesenta al dos mil diecinueve es cuando hemos sacado del subsuelo la energía fósil y nos hemos dedicado a quemar fósil para nuestros abastecimientos de energía, que además los hemos centralizado claro, ahora podemos volver a producir y consumir energía de origen renovable y además hacerlo nosotros mismos. La pieza que faltaba es que esas tecnologías de generación no están maduras, como decía en un principio, cuando en Kioto la comunidad internacional es consciente de que tenemos un grandísimo problema, ahí no había alternativa energética, por lo tanto, la misión, la misión era madurar estas tecnologías de generación y singularmente la eólica y la fotovoltaica, nuestra asociaciones de productores fotovoltaicos, esta imagen que habéis aquí de nuestra última asamblea bueno, pues esto es una pequeña parte de esas sesenta mil familias valientes que decidieron emprender, la aventura de madurar una tecnología fantástica, que la tecnología fotovoltaica de alguna manera han sido los que han obtenido esa vacuna para frenar el cambio climático, porque las renovables vienen a ser eso, el antídoto frente a esos efectos devastadores del cambio climático, ya que evitar y se emprendió en ese momento una revolución tecnológica como decía, una revolución también industrial, porque esas primeros paneles, esos primeros inversores que fueron poniéndose en marcha en los huertos solares de estos productores entorno a ello, creció una industria solar que ahora, desde nuestro país, desde España y singularmente también de Murcia con importantes empresas, pues tienen importantes réditos a nivel a nivel internacional. Pues este colectivo fue promotor también de esa revolución industrial y luego una revolución social, porque cambió el paradigma. Ya no, no, no nos resignamos a ser meros consumidores de energía, sino que también empezábamos a ser consumidores productores de energía para suministro a los hogares, murcianos y españoles. Es un colectivo, y tengo que hacer la que ha sufrido, que ha tenido como triste recompensa más de diez recortes retroactivos, abusivos, que les ha colocado en situación hace unos años prácticamente de ruina y que obligó al grueso a refinanciar sus instalaciones para no perder la instalación y el hogar que tenían, como como garantía para pagar las instalaciones; una triste paradoja a los que han legado el antídoto han sido partícipes de este antídoto frente al cambio climático. Se les ha castigado con durísimos recortes. Bueno, pues España tiene en este momento una grandísima oportunidad y por primera vez en la historia tenemos esa gran oportunidad que tenemos que saber gestionar. Toda gran revolución energética llevó luego aparejada una gran revolución industrial la máquina de vapor, el carbón; luego vino el momento del petróleo, luego vino el momento de la energía nuclear. Bueno, ha habido revoluciones tecnológicas en el sector de la energía, que luego han tenido como correlato, un gran salto industrial, económico y en muchos casos de bienestar. Bueno, pues España siempre ha estado al margen y no hemos tenido petróleo, no hemos tenido gas, no hemos tenido carbón, pero en este nuevo escenario, si tenemos viento y tenemos sol, estamos en un lugar privilegiado; abajo he puesto una tabla con datos que son muy reveladores. España pagó cuarenta mil millones de euros en productos energéticos en dos mil diecisiete, tuvimos que desembolsar esa cantidad de dinero para nutrir de energía y luego ingresamos una cantidad similar en exportaciones de productos agroalimentarios, es decir, todo lo que ha venido a través de este gran motor que tenemos económico que sea agroalimentario. Prácticamente todo se nos fue para comprar energía, una energía que tenemos aquí que es autóctona, por lo tanto, las renovables son autóctonas, son infinitas y son baratas, o sea, no hay tecnología de generación energética que sea capaz de producir energía a un precio tan tan tan bajo como es capaz de hacer las renovables y singularmente la fotovoltaica. Por lo tanto, esto va a ser competitividad. Para nuestro país, y va a dar una balanza de pagos muy muy saneada, eso unido al factor humano, porque los costes laborales en nuestro país desgraciadamente no son altos y sin embargo, si tenemos un capital humano extraordinario nos hace pensar que podemos ser razonablemente optimistas de cara al futuro la energía barata, balanza de pagos saneado, buenos recursos humanos. Nosotros somos optimistas, pero pondremos algunas amenazas. Vemos como amenaza la propiedad de quién van a ser esas nuevas instalaciones de generación que podemos tener un cambio de paradigma tecnológico de los fósiles, lo renovable, pero recordemos que la energía, cuando pasó a ser fósil se central hizo, pero ahora tenemos la ocasión de volver a descentralizar la energía y que, por tanto, los beneficios queden en los territorios, y eso es un dilema. El dilema entre el modelo de grandísimas instalaciones, en manos de grandísimos fondos de inversión o de empresas españolas o foráneas en muchísimos casos; o apostar por lo local, por lo pequeño, con lo que se integra mejorar en el medio ambiente y por lo que deja el beneficio en el territorio de nuestra piel de toro. Tradicionalmente se han llevado los minerales del subsuelo a fuera por ferrocarril, pues ahora tenemos que intentar que no se lleven la riqueza de nuestro cielo por por cable, y en eso la regulación es clave. Necesitamos una regulación que apueste por este nuevo paradigma de generación renovable y que, además de renovable, sea sea social. Por tanto, esta regulación es vital y sus resultados sean positivos o sean negativos se van a ver a medio y largo plazo, es decir, es una materia en la que las consecuencias positivas o negativas no se ve al año en dos años, sino que se ven a los cinco o diez años. Desgraciadamente, si echamos la vista atrás, acumulamos un triste historial de burbuja, de malas decisiones, de malas decisiones en el sector energético, que luego al final hemos pagado los los ciudadanos, y eso tenemos que intentar evitarlo. Estamos en un buen sitio, en el buen momento, en un país fantástico, pero si no es una regulación acertada, podemos volver a cometer errores del pasado. Debe impulsarse el proceso de descarbonización con electrificación. Tan importante, o más, como introducir renovables es electrificada. Economía, pues si, como decía, solo el veinticinco por ciento de nuestro consumo eléctrico, aunque en un caso utópico el cien por ciento de nuestra generación eléctrica fuera renovable, el tope de nuestros consumos estaría en el veinticinco, por lo tanto su regente, nuestros consumos para calentar los hogares, el vehículo eléctrico, el vehículo eléctrico, las perspectivas parecen positivas, pero tenemos que darnos cuenta que nos lanzan por delante el híbrido; enchufable, que no es más que un vehículo de combustión, con una pequeña batería. Eso no, no es suficiente, no es suficiente para la electrificación. Pensamos que en esto hay que ser mucho más ambicioso y tenemos que armonizar, como debía el proceso de electrificación, para evitar colapsos también en el sector eléctrico, porque sector eléctrico está haciendo los deberes, ha hecho los deberes en el sentido de que prácticamente empieza a ser la mitad de la generación renovable, pero esa energía que se genera en la oferta tiene que encontrar también demanda de esa energía, y eso no es otra cosa que electrificación, sobre todo cuando tenemos unos objetivos muy ambiciosos de España y Europa de reducción de o2 el papel es verdad que lo soporta todo ahora la Comisión propone un cincuenta y cinco por ciento de reducción deseos ojalá pero eso objetivo sólo será un deseo si no iniciamos ya ese proceso de electrificación sobre esos renovables conclusión una gran oportunidad para España y para nuestra región si las normas saben conciliar la necesidad y la virtud y se orienta a la sociedad y al territorio porque el futuro inmediato no hay ninguna duda esto va a ser renovable ahora lo importante es que sea social y redistributivo de riqueza y sobre todo aprovechar esos fondos europeos que nos van a ayudar a impulsar esta gran revolución energética que analizarlos con sabiduría para que las generaciones que vengan nos estén agradecida por haber hecho un gran esfuerzo y no haber hecho como han hecho como sí hizo anteriormente una una burbuja no a este respecto a la ciudadanía es clave no son no tienen que ser pasivos porque son los protagonistas tienen que exigir tienen que consumir con responsabilidad tienen que enviar las empresas de las cuales consumen que misiones tienen deseos como se abastecen de la energía exigibles a nuestros veranos las administraciones que se nutran de la energía renovable que tomen medidas ambiciosas para impulsar la electrificación, fijar los que hablamos de electrificación, que renovables, porque las renovables hemos hecho los deberes al gran reto de la electrificación, y vuelvo a la idea positiva del principio. El gran reto de esta generación es la transformación de nuestra forma de producir y consumir bienes y de vivir. La clave. Tenemos grandes horas de sol y rojo, una de las partes de la presentación de la ponencia, que es la sociedad bueno, llevamos solamente desde marzo con el con con esta lacra del cómic, y parece que lleváramos una, una eternidad por lo menos a mí a mi me lo parece y, efectivamente hemos aprendido cosas del el cambio climático nos deparará consecuencias insospechadas; si no, si nos frenamos no solamente es esa subida de temperaturas, sino que serán epidemias, serán insectos que antes estaba en otras latitudes que ahora empiezan a estar cómodos. En otras latitudes que eso también se transforma en problemas sanitarios, es decir, el nos ha hecho ver que la salud es esencial y que el cambio climático frenarlo. Si no queremos vernos en situaciones sanitarias, también alarmante. Que vamos en la buena dirección eso también no lo ha revelado el cómic, vamos en la buena dirección, porque hemos visto que hay una gran concienciación social. Hemos visto que se puede ser más eficiente, sobre todo en las grandes ciudades a través de del teletrabajo, sobre todo aquí en Madrid. El tráfico se ha y se ha reducido enormemente, no solamente durante los meses que estuvimos confinados, sino mucho después el tráfico en Madrid, la mitad, porque ahora mucha gente trabaja. Eso es eficiencia, porque la energía, el óptimo de energía, es la consumir solo la imprescindible y también nos ha enseñado con la caída de demanda de energía, sobre todo en el sector eléctrico, que hace falta el electrificado en el resto de de de sectores que ahora mismo no consumen energía eléctrica, porque, si no, el sistema eléctrico, que ha sido el que ha hecho el gran esfuerzo de transformación, se resiente y que la revolución energética puede y debe ser un motor de recuperación sobre una sabia regulación. Término aquí para venir y grandes fondos de la Unión Europea lo vamos a utilizar en esa transformación radical en nuestra forma de consumir energía y tiene que ser una revolución, una regulación la que implemente estos fondos y la agua y lo haga en beneficio del ciudadano. Muchas gracias. Muchas gracias a y muy interesante. La ponencia ha sido toda, muy, muy rica, a mí me llama mucho la atención y la verdad que me satisface ver que tanto de planteamiento como la solar, pues la Región de Murcia, que bien cierto que tenemos como tú has dicho, hemos importado muchísima energía fósil y, sin embargo, no hemos estado pendientes de todo lo que teníamos. Es verdad que tenían que venir el momento, a lo mejor para hacerlo, pero es verdad que yo quiero destacar la trascendencia que tanto tanto esta asociación como bueno otra compañía, como como la cooperativa La Sónar, pues está haciendo, está aprovechando los recursos de la región para cambiar el modelo productivo y no lo que todo lo que sea en esta línea, yo diría, como como investigadora y como persona preocupada de que lo que va a suceder en el futuro, yo estoy completamente de acuerdo contigo, con que la comida es un fenómeno, pero mañana será otro tipo de virus que venga con otra, con otro animal, o que tengan otra forma. Esto está claro que es así cuando decía que nos hemos dado cuenta que la salud más importante que la economía yo fíjate yo pensaba en ese momento, es una frase muy se está en un momento tan yo pensaba en que yo pensaba en la Edad Media y en la Edad Media yo diría muy claro que si lo que pasa es que se ve que nosotras y nosotros, a partir de esta sociedad súper avanzada y súper desarrollada, hemos pensado que la salud la tenemos controlada, pero cuando la en la que la fiebre y destrozaban poblaciones tenía esa era así es lo que dominaba, era la salud. O pasa? Es que lo que nos ha vuelto a suceder probablemente hemos tenido un lapsus de exceso de vanidad o deceso, de prepotencia, y hemos pensado que la salud que nosotros y con nosotros ya no podía nadie, pero bueno, pues aquí la historia del mundo y la sostenibilidad del mundo nos ha venido a decir que es fundamental. En fin, hay un montón de cosas que ha señalado, que yo destacaría mucho, me han interesado mucho, pero sobre todo felicitó por esa contribución tan grande y por y por demostrar que con vuestra acción, igual que la primera ponencia que Murcia estamos utilizando nuestro recurso de un modo mirando al futuro pensando en una nueva sociedad y sobre todo, estamos pensando en cómo podemos rica nuestra sociedad en el amplio sentido de la palabra, no solamente económicamente sino también sostenible y garantizar el futuro para la final que nos y la obligación moral de que nos sigan. Bueno, pues yo voy a conseguir más tiempo, pero con mi intervención, pero sinceramente me he visto competida decir esto y como moderadora me ha permitido que el presidente, el director del Congreso, no novia. No lo vea mal. Pues abro. Abrimos el turno a la banda muy bien, de tiempo, fenomenal de tiempo. Abrimos el turno a la. Abrimos el micrófono. Bueno, yo quería. Yo quería. También estuvo en pie y aprovechó para decirlo y la verdad es que el tono era muy diferente. El tenor y entonces vino Miguel Ángel Martínez y el turno era bastante diferente, y me refiero a alguien aquel momento, pues estaba todavía las llagas demasiado abiertas de esa penuria que estaban sufriendo muchas familias, que han tenido que hipotecar sus viviendas, propiedades en general algunos vender incluso para la propiedad de las instalaciones fotovoltaicas. Como os comentábamos al principio. Yo he venido yo soy eso siempre, yo lo digo, ha cambiado la situación de esas familias que invirtieron cantó esa y ahora otra perspectivas. Desgraciadamente, no, desgraciadamente se venga a ver. Ha cambiado algo, ha mejorado realmente algo mejorado, había una amenaza de un nuevo recorte adicional, llevábamos diez recortes adicionales encajados y nos amenazaban con un nuevo recorte adicional. El Estado, que fue el que nos invitó a esta apasionante aventura, nos hizo los números. Nos dijo que en diez años estaban pagadas las instalaciones y los números iban saliendo para pagar a diez años porque en teoría el retorno no lo íbamos a ver. Hasta el año once, con el carrusel de recortes que estuvimos soportando, las instalaciones se han tenido que refinanciar y grandes instalaciones. Por ejemplo, en Lorca tenemos una instalación con cuatrocientos propietarios y en Jumilla tenemos varias instalaciones también, que suman cerca de cuatrocientos propietarios. Se han tenido que a dieciocho años porque con los recortes el banco hijo bien, usted no me puede pagar, efectivamente, no puede pagar en diez, pero me puede pagar en dieciocho. Entonces, la situación derivó a una extensión adicional de los préstamos que tenemos con la banca para pagar las instalaciones, que todavía las estamos pagando, que ha mejorado porque nos amenazaban con un recorte adicional de un veinte por ciento, y ese recorte adicional del veinte y afortunadamente no se materializó pero mejora lo que viene siendo una mejora que por fin restaure en parte, fíjate ya, no te digo totalmente en parte. El daño causado eso no se ha producido todavía, y luego pues resulta sangrante ver como los fondos internacionales que hicieron exactamente las mismas inversiones que nosotros están ganando los laudos en las Cortes arbitrales, singularmente en Washington. En el Banco Mundial, sobre los otros, nosotros seguimos esperando que efectivamente se dé ese paso. De hecho, el programa político programa de gobierno del Partido Socialista y Unidas Podemos contempla, contempla que es necesario avanzar para restituir los derechos de estos productores, que han legado una tecnología capaz de producir a unos precios absolutamente significantes, y cuando el Congreso de los Diputados se decidió no aplicar ese nuevo recorte en ciernes. Yo no recuerdo o pocas veces se ve en el Congreso unanimidad absoluta de todas las fuerzas políticas ni un solo voto en contra, por lo tanto, el reconocimiento social. Existe. El reconocimiento sectorial existe de reconocimiento por parte de las administraciones, existe el Gobierno, lo tiene en su programa político, pero todavía falta dar ese paso. Lo que pasa es que los ciudadanos no somos como esas empresas, que exigen ya, y si es posible, titular, y la restitución es, en ocasiones ha supuesto daños, en este caso los ciudadanos estamos siendo pacientes, pero efectivamente, exigimos que se dé ese paso y esperemos que más pronto que tarde se ve claro. Muchas gracias y ojalá que sucede! Ojalá una duda sobre lo que. Es ha dicho que pensaba ese no obtener o un retorno de inversión a diez años año y ahora es, han dicho que dieciocho bueno, sí lo digo porque cuanto se espera que dure la vida de las instalaciones que han puesto. Manuel tremendo esto es tremendo, porque porque a nosotros el Real Decreto que impulsa esta nueva forma de generación social fue un real decreto de dos mil siete, el Gobierno de Zapatero, pero como imaginara los socios de piel yo creo que ninguno se sabe el boe. Es decir, ese boe no fructificó entre sobre todo el tejido de agricultores, que suele el grueso de nuestra masa social no se leen, no? Pues eso es muy normal, pero el idae sacó un una campaña que se llamaba el sur; puede ser suyo, donde lo que hacía era animar a esta versión ética y hacia los números, y entonces esas tablas que el idae, hacer un número te va poniendo que durante diez años financiando la instalación, ponerse el veinte por ciento, financia a diez años, supone dinero. Durante diez años el crédito sacase un poco de dinero de la familia y en el año once la instalación es tuya con una instalación fotovoltaica, pues la la vida retributiva ahora está en veinte y veintiocho años, es decir, no, no es mucho el tiempo, pero ahora, cuando te has refinanciado a dieciocho años, a dieciocho años quedan diez años ahí para tener el retorno, que ya está recortado en algunos casos hasta un cincuenta por ciento, pero aquí hay un matiz muy importante. Cuando un ciudadano va al banco ingresó dinero a un plazo fijo, a los diez años se lleva los intereses y se lleva al principal, pero es nuestro caso. El principal es la instalación fotovoltaica que queda inservible. No solamente queda inservible; además la tenemos que reciclar tenemos que acondicionar los terrenos. Por lo tanto, el hemos sido los que hemos hecho, estas, lo que hemos contribuido desde España a esta revolución tecnológica y social, pero al final lo que hemos tenido que hacer es paga religiosamente facturas al banco, bueno, factura pagar el crédito al banco todos los meses, porque el banco tampoco ha tenido ningún tipo de merma para cobrar exactamente el dinero que nos dejó con sus intereses. Por lo tanto, hemos cumplido con el objetivo de la tecnología. Hemos con Padura la fotovoltaica, la factura de la lupa. Bajar significativamente el autoconsumo ya es una realidad, el banco va a cobrar su su letra, pero nosotros hemos sido los paganos de toda la fiesta. Así nos sentimos. Bale no entiende, a cabo de dieciocho años haber recuperado la inversión en costes de amortización. Si podría tirarlo todo y volver a construir al cabo de dieciocho años sin ganar ni perder o Sí sí sí; sí; efectivamente, a los dieciocho años, pero tú fíjate que nuestro tejido en una edad media muy alta, la que tiene ante sí tiene claro. Pero claro que es que muchos se han quedado por el camino de la medalla altísima. Los productores, más jóvenes que tenemos, tienen cincuenta años para que te hagas una idea, pero es que eran sus ahorros, y ahí había un coste de oportunidad que es terrible, que si me hubieran metido imagínate en una gran multinacional de la energía, comprando acciones, el retorno hubiera sido mucho mayores que esto es tristísimo, porque nuestra tipología de socio lo que nos decía era. Mira yo esto, la acción y yo no me creo nada, no me gusta eso especulación, yo tengo mis placas en mi tierra, la tocó la peor. Sé que esto es un bien. Sé que esto, bueno, pues eso se les ha ido en que a los dieciocho años, pues han quedado como estaba, y eso es muy triste. Ya no existe tiempo para preguntas o. Bueno, es buena o muy rápida, y es que las subastas de energía que ha hecho el Gobierno ahora ha visto cómo van a influir en la evolución de. El problema que comenta, pues mira a nosotros no nos está gustando. Los diseños que se hacen de subasta ni el anterior, el anterior Gobierno ni vamos a esperar a ver la letra pequeña de este, pero de entrada nota la sensación de que tampoco va a ser el óptimo. Nosotros lo que defendemos es una generación social en manos de los ciudadanos, y, tal y como se están configurando estas subastas, los que se van a llevar las licitaciones van a ser grandísimas empresas que por la economía de escala los números les salen cuando hacen parques fotovoltaicos, que antes un parque fotovoltaico de diez megavatios era enorme, pues ahora están hablando de parques fotovoltaicos. De quinientos ochocientos megavatios son mil seiscientos hectáreas de terreno. Claro, eso para ser lo fueron en la subasta anterior y seguramente por desgracia también lo sean en esta subasta los que vas a los que se van a llevar la parte del león, a nosotros eso no nos gusta, la verdad. Entonces vamos a ver la letra pequeña. Hay una pequeña sensibilidad por parte del Ministerio por favorecer las pequeñas instalaciones de hasta cinco megavatios, pero vamos a ver si sé cómo se aterriza todo eso. Pero, de entrada da la sensación de que esto va a quedar en manos de unos pocos. De nuevo. Bien, pues yo diría que muy agradecida a Raphael, a la intervención con todo lo las consideraciones que se han hecho tanto al comienzo de tu oponente o sean durante tu ponencia como luego que han aparecido a lo largo de las preguntas, de las intervenciones, muy agradecida. Tenemos mi región, tenemos la obligación moral de huir con si hay países que han contribuido a partir de sus energías naturales. Nosotros tenemos nosotros tenemos la obligación moral de ese el foco y la fuente de energía renovable, tanto fotovoltaica como de otra naturaleza que podamos desarrollar, y yo veo como paradigma y exportarla exportarla al resto del mundo para que toda nuestra a nuestro país, para que para que sea esa la fuente que neutra los consumo tanto domésticos como industriales, su matriz, te diré que la Unión Europea pedía daño. Hubiera una interconexión entre países diez por ciento solamente uno o dos países que no estuvieron ahí uno fue Islandia por razones geográficas evidentes y otro ha sido España, no está en el diez por ciento de interconexión, es lo que está que no llega ni al cuatro, y hay un objetivo, que es el quince por ciento. De interconexión en el treinta y ya que estemos por encima del siete es tristísimo, pues nada. Tenemos que unir la fuerza, la las económicas y las intelectuales y académica para que eso no sea así y seamos un país que nos ponemos en un lugar preeminente, porque tenemos esa riqueza, tenemos esa riqueza que no solamente conviene económicamente, sino también social y ambientalmente. Muchas gracias muchas. Pasamos, entonces, ante la interrupción que vamos.

Intervienen

Rafael Barrera Morcillo

Organizadores

Mariano Alarcon Garcia

Propietarios

Mariano Alarcon Garcia

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: V Encuentro de Ingeniería de la Energía del Campus Mare Nostrum (+información)

Descripción

Conferencias, ponencias invitadas y contribuciones libres