Idioma: Español
Fecha: Subida: 2020-12-04T00:00:00+01:00
Duración: 1h 23m 35s
Lugar: Conferencia
Visitas: 165 visitas

Bases ecológicas para la salud planetaria. Biodiversidad y ecosistema urbano en tiempos de la COVID'

Charla del ciclo: "Las ciudades frente al reto de la sostenibilidad"

Descripción

La actual pandemia de Covid-19 deja al descubierto la estrecha relación entre saludo pública, aglomeraciones urbanas y deterioro de los ecosistemas. En esta charla se desvelarán las bases ecológicas de esta relación y se mostrará la urgencia de actuar en consecuencia.

Ponente: Fernando Valladares, Ecólogo. Profesor de Investigación del CSIC. Director del grupo de Ecología y Cambio Global en el Museo Nacional de Ciencias Naturales.

Presenta: Miguel Ángel Ruiz, periodista de La Verdad especializado en medio ambiente.

Transcripción (generada automáticamente)

A esta sesión esta es la última, la última charla del ciclo -que de programa obsesiones en Odense, 11, me ha llevado la ciudad de frente al reto de la sostenibilidad, pero antes de comenzar Inés López, que la coordinadora de obsesiones nos va a dirigir la palabra, y cuando quiera es muy buenas tardes a todos, tanto los panelistas como los lugares y encuentren en primer lugar, quiero disculparme, ausencia del vicerrector de Ginés Marín, que tenía interés por estar hoy aquí pero en este mismo instante tiene que estar más. Por eso aquí lo hiciesen expresamente, como ya ha mencionado esta a este seminario, jueves, sesiones que a lo largo de más de dos años abordamos la agenda 30. Este mes de noviembre ha jugado en el oeste, unidades sostenibles y para la que tenemos como anfitriones a la Facultad de Informática, como bien ha señalado, la sesión de Moraes Turismo, y quiero destacar que a lo largo de todas las bobinas ponentes han sido de primerísimo nivel. El éxito ha sido bastante importante y, como no podía ser de otra forma, lo vamos a hacer con Fernando Valladares, de primerísimo nivel y a quien agradezco que haya colaborado para compartir todo lo que conoce nosotros también. Evidentemente, quiero dar las gracias y a todo el equipo de Turismo organizar estas magníficas sesiones a lo largo del mes de noviembre. Yo no me quiero mucho antes una palabra, y tan sólo quiero decir, para estudiantes conectados. Ahora mismo, si están interesados en estas actividades, la asistencia a estas actividades y se les reconozcan como único que tienen que hacer es cumplimentar una encuesta muy breve que vamos a poner ahora, y a partir de ahí podemos recuperar todos los datos como estudiantes de la Universidad de Murcia de modo que si son evidentemente hemos y despedirlo y por tanto las que hemos organizado sin más, de nuevo, dar las gracias al ponente por venir a darles y al turismo, siempre con el apoyo dentro nos guía adelante. Muchas gracias. Muchas gracias. Pues Maribel Sánchez Mora, la decana de la Facultad de Turismo y Maribel adelante oxigenada bien pues efectivamente parece que no pero el tiempo pasa tenemos base hace muy poquito tiempo, estábamos presentándolo de DC 11, la Facultad de problema, y ahora ya estamos. Yo solamente quiero dar la bienvenida a todas las personas que esta tarde están de nuevo con nosotros, en esta charla final, en este colofón del ciclo de reto de las ciudades sostenibles, y, sobre todo, bueno, puedes hacerlo a mucha gente, por ejemplo, Miguel Ángel Ruiz, que esté con nosotros desde la Verdad de Murcia. Pues eso, un honor, que importantísimo para nosotros, por supuesto, a todo el equipo de DVDs que nos ha ayudado a llevarlo todo adelante, a Herminio Herminio todo lo que hemos presentado en la Facultad. Pues no hubiese sido lo mismo en la toma un interés personal, como se ha podido ver a lo largo de todo este ciclo, importantísimo, y ha implicado enormemente. Para nosotros es una satisfacción saber que contamos con personas así en nuestro centro y, por supuesto, encantadísimo de conocer a Fernando, Valladares, profesor de Investigación del csic; a mi profesor de la Universidad Rey Juan Carlos y bueno, que con su prestigio y su saber hacer o a ser un broche de oro extraordinario para este ciclo y, por lo tanto, pues creemos que hemos dado el clavo en lo que lo que queríamos. No quiero terminar sin darle la enhorabuena al equipo de Odense, al rector Marín, al Ciudad de Murcia -Orense; del Premio Corresponsables, tan importante para la universidad y para el buen trabajo que ellos hacen, para que se sientan orgullosos y para que estén contentos, por lo que han sabido poner a la Universidad de Murcia en un sitio importante en lo que se refiere a la, al desarrollo sostenible y a la responsabilidad social corporativa en general, como podido ver a lo largo, no solo de deseo de deseo, sino de todos los demás y, por lo tanto, es decir, que como profesora universitaria y como amiga puedo ser. Yo me siento muy orgullosa y muy contenta con este premio y darle las gracias a todos, a Fernando por estar aquí por haber accedido a este buen final, como yo decía al ciclo Miguel Ángel, Inés a Roberto, a que también está clara a todos los demás gente del equipo, y deciros que, bueno, que se acabarán los hombres porque son 17, pero estamos dispuestos para trabajar en lo que haga falta de seguir manteniendo este espíritu, que es importante. Muchas gracias y que salga con mucha gracia, Maribel. Bueno, pues ya conocéis. Yo creo que todos los espectadores y panelistas conocen a Miguel Ángel Ruiz el experiodista de la verdad, muy especializado en información ambiental, conocido de casi todo el mundo, y él es quien va a presentar a Fernando Valladares, Miguel Ángel. Adelante tu turno con las buenas tardes. Buenas tardes a todos. Muchísimas gracias a la Universidad de Murcia, y, especialmente al profesor de la Facultad de Turismo Herminio Picazo, por confiar en mí para que presente al ponente que cierra este ciclo. De lo de ese número 11, que nos toca muy de cerca. Cada vez que hablamos de Cambio Climático, de calentamiento global, de los retos de futuro, no asociados a la supervivencia, digamos llamarlo así de la especie humana en el planeta, parece que hablamos siempre de grandes magnitudes, parece que hablamos de asuntos que pertenecen al futuro y no al presente; sin embargo, el cambio climático y los estragos de esta crisis digamos ambiental y que ahora digamos de alguna manera se ha trasladado también una emergencia sanitaria que nos tocan de cerca, nos tocan en el presente, y comenzamos a ser conscientes de que tenemos que tomar medidas y y afrontar decisiones que seguramente van a cambiar nuestra forma de vivir y de relacionarnos. En este sentido, se agradece muchísimo que existan científicos como Fernando Valladares, que hayan dado un paso adelante y, además dedicarse a de dedicarse, a producir conocimiento, a producir ciencia, a facilitar con su trabajo diario el avance y el progreso que queden, dado un paso más allá y se han dedicado a divulgar, hacer un esfuerzo suplementario, que seguramente nadie les ha pedido expresamente, pero que la sociedad demanda, y también está agradeciendo muchísimo. Como ya habéis comentado, Fernando Valladares es profesor de Investigación del Consejo Superior de Investigaciones Científicas y director del Grupo de Ecología y Cambio Global en el Museo de Ciencias Naturales, pero yo creo que es algo mucho más importante. Es un científico que ha sabido conectar hablando claro, hablando sin pelos en la lengua y trayendo a la Tierra, bajando la hora que todos echamos un poco de menos a Maradona, ha bajado la pelota al suelo y algunos de esos problemas que todos sabemos que están ahí les ha puesto nombres y apellidos y con mucha habilidad, con mucha sensibilidad pero también con mucha firmeza, los ha puesto encima de alguna manera. tuvo una frase feliz en el inicio de la pandemia, cuando de alguna manera desnudó a la sociedad avanzada y dijo algo así como que disponíamos de una vacuna buenísima contra contra la pandemia contra el coronavirus y en general contra otras pandemias que vendrán, y es una naturaleza en buen estado, unos ecosistemas bien conservados pero que todo esto nos lo hemos cargado, hemos maltratado el medio ambiente. Bien, yo creo que el mensaje muy claro. Los espacios naturales, naturaleza, el medio ambiente es nuestra primera barrera defensiva ante emergencias como el cambio climático, que ya sufrimos contra pandemias como el coronavirus, que no nos son, digamos, guiones de películas de ciencia ficción, sino que ya lo tenemos aquí nos cayó como un mazazo y, en este sentido el mensaje de de Fernando Valladares tiene que hacernos reflexionar claramente en este sentido también el tema sobre el, sobre el que nos va a hablar esta tarde. Las ciudades, los ecosistemas urbanos, la ciudades como tienen que ser las ciudades para que podamos vivir mejor más cómodamente para que seamos más felices. Es muy interesante y una conversación larga que tuvimos el martes de la semana pasada casi una hora y que luego resumía en una entrevista que publica el domingo en La verdad algunos de vosotros la leíste Fernando. Decía algo muy, muy, muy sencillo. Decía. Los las zonas verdes de las ciudades son la naturaleza que tenemos más a mano; es nuestra naturaleza doméstica cotidiana la que nos acompaña más a menudo y más teniendo en cuenta que el 60 por 100 de la población del planeta vive en ciudades. Por lo tanto, tenemos que prestarle mucha atención, tenemos que cuidar mucho más y seguramente ahí tenemos nuestra una primera barrera y una primera medida importante que adoptar que reflexionar para hacernos más fuertes, y vamos a hacerlas las emergencias y los retos de futuro que tenemos por delante, como hemos empezado, con un poco de retraso y todos estáis deseando escuchar a Fernando sin más de la palabra, y Fernando encantadas a Duarte de nuevo ya que estamos todos pendientes de lo que viene a decirnos. Gracias, muchas gracias, Miguel Ángel Ruiz. Por esas palabras, cuando le presentan a uno de esta manera ponen el listón tan alto que es difícil no defraudar. Espero estar a la altura gracias por esas palabras y también bueno, gracias a la Universidad de Murcia y a todos los que me han precedido por hacer posible el evento de hoy creo que es muy pertinente. Espero que resulte además fructífero, pero desde luego la oportunidad es cuestionable los obesos están en la mesa los holandeses encapsular esperanza encapsular futuro encapsular una agenda para los desafíos más importantes que enfrenta la humanidad y creo que de una manera u otra nos tenemos que ir abrazando incorporando e impulsando, así que encantado de apoyar hoy un poquito más el 11 pero que traiga todos todos los v6 entre sí se hablan bastante en la transversalidad que tienen los obesos es uno de los las propiedades. Así que sin más, me voy a asistir de una presentación para enfocar mi, porque el tema y la cantidad de cosas que me encantaría compartir son, son muchas, y entonces la presentación me va a ayudar a ayudarme un poco y no irme demasiado por las ramas. Luego, en las preguntas Podemos podemos entrar en los aspectos que más nos hayan llamado la atención; aspectos que no hayan quedado claros o lo que queráis. Yo encantado de llegar a esa fase, pero ahora voy a desarrollar un poco el concepto general de la salud planetaria, y lo voy a hacer desde la ecología, porque soy ecólogo y es lo que mejor entiendo. Pero espero dar los argumentos para que vosotros entendéis como una de las patas fundamentales de salud planetaria. Es la ecología y lo voy a ir poniendo ejemplos, y, en fin, a hacer mención explícita al ecosistema urbano, donde donde, como decía Miguel Ángel, en la introducción, vive más del 60 por 100 de las personas, y es donde tenemos puesto el foco y nuestro día a día muchos no voy a dar demasiadas cifras, pero para contextualizar dónde estamos. Me gusta poner 2. Dos ejemplos, dos números que me parece que hablan por sí mismo suficiente. El impacto que la especie humana tiene en la naturaleza, por ejemplo, lo resumen mucho pensando que en tan solo un PAR de siglos hemos pasado de ser el dos por 100 a ser el 98 por 100, el dos por 100 el 98 por 100 de que la biomasa de mamíferos, que hay en el mundo a nosotros y nuestros animales domésticos, nuestros animales de compañía y todos los animales hemos aprendido a explotar. Digamos, éramos apenas un dos por 100 hace unos siglos y ahora somos el 98 por 100. Ahora solo le dejamos un tres por 100 a las gacelas elefantes y ballenas para contribuir a la biomasa de mamíferos, y otro dato así digamos en corto que nos pone en contexto, es que el 40 por 100 de la superficie de la Tierra está artificial izada, bien sea por ciudades que hoy nos ocupan, como bien sea por terrenos agrícolas, etc. Nos queda un poco más de media tierra en un relativo buen estado de conservación. Es un típico caso de medio vaso lleno o medio, vaso vacío. Nosotros impactan al medio ambiente y nos vienen tres amenazas, como una especie de bofetada ambiental. Esas tres bofetadas serían el cambio climático o la contaminación, que a su vez tiene formas de plásticos o de nitrógeno y las pandemias; las voy a mencionar un poco, las 3, aunque le voy a dedicar un poquito más a las pandemias, porque efectivamente es donde estamos ahora, quizá más preocupados, pero las tres están muy interrelacionadas, y de hecho ilustre algunas de esas interrelaciones. La palabra salud es lo que nos preocupa ahora a todos. Pero además, una de las palabras clave de la presentación de hoy y cuando pensamos en apenas hace unos años lo que entendíamos por salud en aquel entonces nos venían imágenes de riesgo de infarto, colesterol, cáncer o diabetes. Sin embargo, ahora todos, con nuestras mascarillas, somos muy conscientes de la dimensión ambiental tan tremenda que tiene, que tienen la salud, medio ambiente, que empieza en nuestra nariz. No ya en nuestras fosas, nasales coexiste en multitud de organismos; algunos de ellos son patógenos, pero hay un montón de microorganismos, un montón de insectos un montón de virus bacterias hongos protozoos protestas en fin es todo un ecosistema ya en nuestra propia nariz. Por supuesto, tenemos ecosistemas más íntimos en zonas a veces de dudosa no confesables. Los ánimos están por todos sitios, y de hecho, ellos son más que nosotros. Hay más células de ellos que de células de nosotros. Así que nuestro dni no refleja a en número a quien realmente lo posee. Pero eso sería otro tema para otra conversación. Realmente la salud tiene cada vez más una dimensión ambiental incuestionable. La medicina tradicional, por ejemplo, sólo puede hacer frente al 80 por el perdón al 20 por 100 de los cánceres infantiles. El otro 80 por 100 de los cánceres infantiles tienen una causa, tiene una señal, tienen una conexión con el medio ambiente. Así que la medicina se tiene que reinventar para ir incluyendo aspectos ambientales, y tenemos muchos ejemplos de experimentos directos cuando la cuando el medio ambiente está mal, nuestra salud está mal, pero también y es muy interesante y refuerza la estrecha conexión. Existen experimentos sin versos, que es que cuando la naturaleza se recupera, nosotros nos recuperamos también nuestra salud, mejora, y yo voy a poner dos ejemplos. Los otros de ciudades y los dos de China, porque ahora con el coronavirus pues estamos todos con los ojos. En China llevamos con los ojos puestos en China de hace mucho tiempo por el cambio climático y su nivel de emisiones, pero también nos ponemos con la producción de un montón de materias que compramos toda la humanidad en fines. Un país que tiene un efecto desproporcionadamente grande en lo que nos pasa al resto, pero quería llevarlos al año 2008. Si recordáis, en aquel entonces estaban los Juegos Olímpicos. En Pekín estuvieron a punto de cancelarse porque la contaminación atmosférica de la ciudad de Pekín los hacen viable según muchas federaciones deportivas. Sin embargo, el Gobierno chino, que de armas tomar, decidió que se iban a celebrar y que si había que hacer un programa urgente y gigantesco para descontaminar, Pekín se haría y se hizo y se se jugaron los Juegos Olímpicos, y, como resultado de aquello, los bebés chinos aumentaron 24 gramos de peso en promedio al nacer, lo cual les aumentó bastante la esperanza de vida y la calidad de esa vida, y ahora tenemos un experimento inverso, parecido en los primeros dos meses de confinamiento durante el coronavirus en China. El doctor Marshall calcula que se salvó la vida de aproximadamente 4.000 niños menores de cinco años y de unos 73.000 adultos mayores de 70 años, pero esto es lo que nos lleva a ese concepto de salud planetaria, un concepto que ha dicho parece un poco exagerado. Parece como de ciencia ficción, pero realmente era la Fundación Rockefeller y la revista The Lancet, que es una de las mejores revistas de Medicina del mundo, lo vieron muy claro, hace ya cinco años y lanzaron el concepto y, desde entonces han hecho muchos, números especiales de la revista, han hecho proyectos, han hecho talleres, y las Naciones Unidas retomaron el, tomaron el relevo y continuaron con la idea y tienen ese programa tan, tan interesante, tan multidisciplinar que es, o Ángel una salud donde la salud de las plantas, los animales, los ecosistemas y las personas son todos parte de la misma cosa, no se distinguen aludes de plantas ni de animales, sino todo forma parte de una salud, y instan a que los paneles de estratégicos, los incluso los hospitales, todo lo que tenga que ver con la salud humana, se enriquezca con especialistas de disciplinas complementarias para abordarlo de una manera mucho más integrada. Lo peor de nuestra salud es cuando nos morimos, así que entender de qué nos morimos, es una especie de retrato robot un poco drástico si queréis de nuestra salud, a quienes pongan un gráfico del año 2017. Pero que no ha cambiado mucho en los años venideros, donde nos muestran las razones de fallecimiento, y hay tres enfermedades que se llevan mayoritariamente la Palma, las enfermedades cardiovasculares en la parte superior, con casi 18.000.000 de fallecimientos al año; los cánceres, con más de 9.000.000 de personas que mueren en todos los años, y las enfermedades respiratorias, con casi 4. Así que esa imagen que teníamos de la salud hace unos años no está del todo desenfocada y todavía tiene su su actualidad, no yo también, que os fijáis en la parte central de la gráfica, donde se observan las enfermedades y los los eventos y las situaciones que causan del orden de un 1.000.000 de fallecimientos. Por qué me centro en ese 1.000.000 aproximado de fallecimientos, porque es ahí donde está el covid 19 aproximadamente. Como sabéis, lleva uno con 3.000.000 de personas fallecidas por causa del covid 19. Bueno, pues en esos números está el sida. Por ejemplo, cada año se mueren aproximadamente ese orden de 1.000.000 de personas, o las Enfermedades del Riñón, o del hígado o la tuberculosis, o incluso los accidentes de tráfico o el suicidio y la diabetes. Andan por ahí para que nos sitúe vemos distintas causas que tienen una magnitud parecida a la covid 19 mí mi punto es enfatizar, intentar justificar y explicar que la mayoría de estas muertes de estas causas de fallecimiento guardan una relación directa con el estado del medio ambiente. No voy a ilustrar, en primer lugar, por una de las tres bofetadas ambientales que recibimos, que son autobús, vetadas, que nos a nosotros mismos. El cambio climático mata; la Organización Mundial de la Salud calcula que este año morirá un cuarto de 1.000.000 de personas por el cambio climático de forma directa, y como venimos con los datos frescos nueve de esto, pues es aproximadamente la cuarta parte de lo que de lo que ha muerto por el coronavirus, pero estos son muertes directas. Las muertes indirectas -disparadas por el cambio climático son decenas de millones de personas todos los años, y eso es así porque el cambio climático afecta a un montón de cosas, en este gráfico. Los ritos y los nombres nos nos hablan de diversidad; el cambio climático por clima extremo, por ejemplo, provoca heridas y muertes, también impactos en la salud mental, pero la interacción con la contaminación del aire provoca asma enfermedades cardiovasculares, alergias y luego el cambio climático. El calentamiento, por ejemplo, influyen; los vectores de enfermedades infecciosas, la malaria, el dengue que causan, millones de muertes todos los años se ven amplificados por el cambio climático. El cambio climático afecta también a la calidad del agua y el suministro de agua y de comida, y esto a su vez genera muertes prematuras por malnutrición, por por dosis, y no debemos olvidar las migraciones forzosas de la humanidad que más de la mitad de la de las migraciones que todos los años hacen millones de personas en el planeta, están disparadas por razones climáticas. El cambio climático, de forma indirecta, tiene un efecto brutal gigante. Colosal. Sobre nuestra salud y por poner algunas cifras más. La contaminación atmosférica, que se da principalmente en las ciudades, aquí tenéis una fotografía de la Ciudad de México, pero fotos muy parecidas se pueden tomar en Madrid, en Atenas, en Los Ángeles. Pues estas estas atmósferas tan cargadas de contaminantes, se llevan por delante a casi 5.000.000 de personas cada año, y esto tiene ya un impacto directo, por ejemplo, sobre el Producto Interior Bruto del orden del tres con tres por 100 del producto interior bruto del mundo. Está impactado negativamente por estas muertes concretas debidas a las atmósferas, difíciles de respirar. No la contaminación atmosférica mata incluso en países desarrollados, porque se puede pensar que son sobre todo endémicos estas contaminaciones, pues hemos puesto el ejemplo de Pekín o la Ciudad de México, países que todavía tienen unos estándares ambientales un poco un poco por mejorar, vamos a decir, si bien, pues en Europa muere mucha gente e Italia, que es uno de los países que se lleva la palma, en esto tiene 91.000 muertes prematuras al año por contaminación y Alemania tiene 80 tantas 1.000, os hablamos de cifras gigantescas. En la propia Europa desarrollada y del teórico bienestar claros. Aquí tenemos una foto de un experimento inverso. Este experimento inverso que supuso el confinamiento en todo el planeta. Pero esto es una foto de Europa, y veis todo el norte de Italia. Como disminuyó drásticamente en ese mes de marzo a las concentraciones de dióxido de nitrógeno, que sabéis que es un potente contaminante atmosférico. La contaminación en España es bueno dependiendo de las estadísticas, que esta es otra de las cosas. No nos va a sorprender viendo el lío que nos traemos con los datos de la de la pandemia no que no, no hay dos comunidades que lo ven en las mismas unidades, nos entregan a tiempo y hay un lío con eso, pues por eso hay un hay un rango al menos mueren 10.000 personas, pero se calcula que podrían ser casi 30.000 personas en España. Cada año que fallecen por causa de la contaminación que, como digo siempre se da mayoritariamente en las ciudades, aquí tenéis que en España ocurrió lo mismo que en Italia, durante el confinamiento a la izquierda. Tenéis los días antes del confinamiento a la derecha, apenas un PAR. De días después. Los satélites demostraban que el dióxido de nitrógeno había bajado radicalmente, sobre todo mirar los núcleos de Madrid, y también de las ciudades de costa de Valencia y, sobre todo, Barcelona, como en apenas dos o tres días. Esos niveles de contaminantes habían bajado, el polémico Madrid Central, que si Madrid Central arriba para abajo aunque sí lo quito que si lo pongo por suerte para 500 madrileños cada año está funcionando, le salva la vida directamente a 500 personas cada año, y todos pensamos que se queda corto, que tendría que ser un Madrid Central más grande para salvar más vidas. Qué ocurre? Qué pasa con la contaminación? Por qué es tan terrible? Bueno, los aerosoles, que ahora ya estamos todos familiarizados con los términos estos, con el coronavirus ya estamos todos entendiendo, y sabiendo de Epidemiología y de aerosoles y de un montón de cosas pues los aerosoles, si estas partículas de diámetro aerodinámico de dos con cinco micras son lo suficientemente pequeñas como para cruzar la membrana pulmonar; cuando los respiramos y lleguen a la sangre y una vez que entran en la sangre puede, no pueden viajar y a veces llegan a órganos tan, tan delicados y tan sensibles como el cerebro, y allí generan inflamaciones, cuando generan inflamaciones tenemos problemas. También somos todos ya expertos en inflamaciones porque sabéis que muchas de las muertes por el coronavirus están provocadas precisamente por la reacción inflamatoria de algunas personas ante la, ante el virus que ha entrado en algunos en algunos órganos, como ahora estaba ilustrando para el caso del cerebro. Bueno, pues esa es la inflamación, lo que acaba en muchos casos matando, bueno, las interacciones entre cerebro y contaminación también pueden tener lugar en la propia nariz. Existen en la propia nariz una capacidad de traspaso directo a la sangre. No tienen por qué llegar a los pulmones y en cualquier caso, como digo, estas partículas son, son peligrosas porque generan general, inflamaciones y pueden causar problemas muy serios de salud, incluso problemas de pérdida de memoria antes de llegar a generar fallecimiento, y aquí por primera mención que haré que luego haré más en los árboles y la vegetación en la ciudad de. Son eficaces, barreras acústicas, con todas las ventajas psicológicas que se obtienen, pero también contra la contaminación, y ahí hay bastantes datos que podéis consultar por ahí atenúan típicamente un uno por 100 de forma pasiva, pero en algunos casos pueden llegar a un 15 por 100 de atenuar la contaminación, esas barreras verdes en las ciudades de Estados Unidos hay mucha estadística y, por ejemplo, se calcula que una vez más cada año hay del orden de 850 personas que no mueren, que dejan, digamos de entrar en esa en ese factor de riesgo debido, pues a estas estas zonas arboladas y verdes en las ciudades y los mecanismos os los podéis un poco imaginar. Por un lado, las plantas capturan esos gases contaminantes y, por otro lado, los retienen físicamente en la superficie de las hojas, actúan de barreras físicas pero también de barrera biológica, capturando activamente las las cosas, y, como no podía ser de otra manera, ya un ecólogo no nos sorprende nada, porque los ecólogos vivimos en el mundo de las interacciones, las interacciones entre organismos entre procesos, pues la contaminación atmosférica y el cómic interacción están muy relacionadas. Traigo solamente los datos de un estudio muy completo que se hizo en Estados Unidos al principio de la pandemia se publicó a principios de la pandemia y que revelaba que unas ligeras con incrementos en la contaminación atmosférica, muy ligeras, tan ligeras como solamente un micro gramo de esas partículas, dos con cinco por metro cúbico de aire, solamente un micro más, provocaba un incremento de un 15 por 100. En el número de muertes por coronavirus, haber estado respirando esas atmósferas antes del coronavirus, ligeramente más contaminadas, ha un 15 por 100 más tu riesgo de morir por el coronavirus. Ahí tenéis una interacción interesante y compleja, ya que estamos hablando de pandemias, no voy a dedicar ahora, pues 10, 15 minutos, pues a desarrollarlas un poco ya a refrescar las y a verlas desde la mirada de la ecología y la biología. Una pandemia es el resultado de nuevas y viejas actividades humanas. En realidad las pandemias son enfermedades de nuestro tiempo, pero del tiempo de castaña, porque en realidad ha habido siempre pandemias. Lo que han cambiado es no solo de del vector y del patógeno es decir de los agentes principales, sino de las circunstancias históricas y ecológicas que rodeaban a la pandemia, sin entender esas circunstancias históricas y ecológicas no no podemos explicarlas y, por tanto nunca podremos prevenirlas, las pandemias. En la actualidad tienen una dimensión de globalización que nunca se ha dado antes. También tenemos una intensidad de deforestación y de manipulación de especies que tampoco han sido habituales hasta hasta ahora y esto le da novedad, aunque las pandemias como digo han estado siempre, especialmente desde el Neolítico, que nos dio, como sabéis, por domesticar animales, y ahí comenzó seriamente nuestras dosis. Las enfermedades infecciosas en general los riesgos de pandemias van siguiendo la degradación en el mapa de arriba, los puntitos rojos muestran dónde se originaban las enfermedades infecciosas. En el siglo XX, sobre todo a mediados del siglo XX. Iban, como veis, hay muchos puntitos rojos en Europa en Europa Central y el norte de América en zonas templadas. Allí durante el siglo XX. Fuimos muy eficaces, destrozando el medio ambiente. Teníamos una alta tecnología y una gran avidez por machacar todos los ecosistemas. Hacia finales del siglo XX los empezamos a restaurar y centramos en nuestro afán destructor, en los trópicos, y efectivamente en el gráfico de abajo se puede observar cómo los riesgos de enfermedades infecciosas emergentes se trasladan a los trópicos y que todo el sureste asiático era una zona muy, muy conocida por sus riesgo para hacernos insiste. Este mapa es del 2017 no sabían qué iba a venir, la covid 19, pero era muy probable que por allí surgiera cuál es la conexión entre las pandemias y la biodiversidad? Bueno, pues es una relación muy estrecha, yo lo resumo. La literatura científica, todos los estudios y demás en tres grandes paquetes. Qué tienen que ver con tres niveles de biodiversidad. Los niveles de biodiversidad, más más, más amplios, más generales, más genéricos, tienen que ver con lo que se conoce como grupos funcionales, especies grandes o pequeñas, predadores y presas animales, de sangre fría y caliente estas grandes estrategias vitales. Estas grandes formas que se llaman grupos funcionales, pues se establecen entre sí toda una red, que es lo que intenta ilustrar el gráfico de arriba a la derecha. Toda una red de la vida, una red de conexiones entre las especies y otras porque unas se comen a otras, otras compiten con otras, otras necesitan de una tercera para cerrar su ciclo vital, toda esta red de interacciones lo que acaba haciendo es muy improbable que ninguna de esas especies se salga del control demográfico. Ninguna de esas especies es fácil, es probable que aumente rápidamente su tamaño poblacional, y es que algunas de esas especies tienen patógenos, que pueden saltar a la especie humana lo que se conoce como una zona oasis, una zona oasis es una enfermedad infecciosa de origen animal, que acaba asaltando que puede saltar a la especie humana. Bien, pues ese control poblacional que ejerce la diversidad de grano, grueso hace que las especies portadoras de esos patógenos no sean en ningún momento, no estén, no se encuentren en números muy grandes y por tanto, no sea un peligro real para la especie humana es el primer nivel grosero grande genérico de protección que ejerce la biodiversidad sobre sobre el ser humano; el segundo nivel sería por el mecanismo que se conoce como dilución y tiene que ver con un nivel más fino de biodiversidad, con una diversidad de especies parecidas entre sí; por ejemplo, roedores no tener una alta diversidad de roedores o una alta diversidad de aves. Ahí ya nos centramos en diversidad. Dentro de un grupo funcional, especies parecidas entre sí en esa diversidad de especies parecidas hace que compartan. Por ser parecidas, compartan al patógeno. Por ejemplo, un virus no lo pueden compartir, pero no todas. Las especies son igual de buenas para el virus o para el patógeno en general, y entonces se establecen barreras, cortafuegos, naturales, al contagio, o se reducen los riesgos de contagio de unas especies a otras, y el resultado neto de toda esa diversidad funcionando, compartiendo el patógeno, pero que no el patógeno es igual de bueno y eficaz en todos, pues es que se diluye. Por eso, el nombre del mecanismo se diluye, la carga vírica o la prevalencia de la enfermedad o, en cualquier caso, la cantidad de patógeno que hay en una determinada zona. No. El tercer mecanismo es la diversidad genética, es la forma de diversidad más fina que hay la diversidad genética dentro de una especie el sabemos que no hay dos personas que sufran el coronavirus de la misma manera; sabemos que hay una gran variedad de respuesta de personas que son asintomáticas, a personas que fallecen por coronavirus con todos los casos intermedios, que queráis en parte debido a la estado de salud, a la dieta o a la edad, pero en buena medida también es debido a diferencias genéticas dentro de nuestra especie, y esa diversidad genética opera igual que estábamos hablando antes para la dilución entre especies parecidas, pues dentro de una especie del que seamos genéticamente diferentes. Establece también. Esa es esos barreras al contagio. Esas amortiguación es de la enfermedad que por eso se denomina mecanismo de amortiguación. Voy a poner un PAR de ejemplos ilustrando estas este tipo de situaciones. El caso del virus del Nilo Occidental, que nos ha preocupado mucho este verano, recordaréis en la prensa, que salieron algunos brotes del virus del Nilo Occidental en el Valle del Guadalquivir, en Sevilla, en alguna zona de Andalucía murieron cinco personas. No es una enfermedad tremendamente, digamos explosiva para la especie humana, no somos bueno y favorable para el virus, pero a algunas personas les causa una encefalitis que son mortales y por eso es una enfermedad potencialmente peligrosa, y nos pone nerviosos que haya brotes de esta enfermedad cerca. Lo que pasa es que lo habitual es. Son las aves y necesitan de un vector. En este caso, un mosquito, el mosquito picar, las aves, nos pica nosotros y nos transmite el virus es el ciclo vital de la enfermedad y del virus. Bueno, pues se vio en un estudio en Estados Unidos también un estudio muy concienzudo, que se hizo hace casi 20 años, que se repitió durante tres años. La gráfica cada línea en la gráfica representa un año en 2002 tres 4, se vio como la incidencia de este virus en humanos, disminuía radicalmente con el ritmo de la diversidad de aves. Pensar que la gráfica son los mismos aunque no sepamos muchas matemáticas, pero si quitamos los ritmos, las relaciones todavía más más estrechas se representa el hogar, y precisamente para que se pueda haber más más claramente, pero es una relación creedme matemáticamente muy robusta, que quiere decir que si hay fuera tenemos 700 pájaros. No es lo mismo que los 700 pájaros sean de una especie que sean de 15 especies distintas, si hay 15 especies se otorga el mecanismo de la dilución y al final al riesgo de que ese virus llegue a la especie humana es muy bajo, lo que es curioso cuando se cuando se analizan las especies en este caso el ejemplo que os voy a poner es de mamíferos. Antes os hablaba de aves para el virus del Nilo, pero hay muchas enfermedades transmitidas por mamíferos, tenemos las pestes porcina; tenemos el ébola, tenemos el mismo coronavirus, son zonas que vienen de mamíferos, bien, cuando miramos en distintos grupos de mamíferos en lo que representamos, pues es primates o o que son murciélagos o roedores etc. En distintos colores y el tamaño del circuito es tanto más grande. Cuanto más virus tienen cuando más virus de esos, que pueden saltar a la especie humana tienen entonces las especies tan divididas en 5, en cinco categorías. En La 1, 2, 3, cuatro cinco de arriba abajo y para todos los colores los círculos más grandes están en las especies de tipo tres 4, que son esas especies tres 4. Son las especies de hábitats degradados de hábitat explotados por la especie humana. Son especies que se han acostumbrado a vivir cerca a nuestro sin embargo las especies Unidos por ejemplo que son espacio especies en peligro de extinción, en declive, etc, son son menos portadoras de virus, es decir, que nos rodeamos, consciente o inconscientemente, de las especies más peligrosas que más riesgo de infección. Tiene y otro estudio en este caso de colaboradores que se publicó en verano de este año, que revisó un montón de datos de todo. El mundo de muchos grupos animales revelaba de otra manera, pero revelaba la misma. El mismo patrón, en este caso tal. Os traigo un ejemplo para las aves y para los roedores se expresa la abundancia de especies en verde las que no son huéspedes de zonas peligrosas para nosotros y en marrón los puntitos representan especies que sí son peligrosas para nosotros y lo que va de izquierda o derecha son ecosistemas hábitats degradados secundarios o gestionados, y finalmente urbanos, y para el caso de los roedores no hay datos muy fiables por eso están en blanco, pero para otros grupos animales y para las aves por ejemplo hay veis como en zonas urbanas disminuyen las especies que no portan que no son huéspedes de dosis y aumentan los puntos marrones significativamente en las ciudades las especies que sí son huéspedes de zona oasis. Esto es una pequeña matización al efecto de la dilución que os contaba antes, la diversidad nos protege, sí; pero hay estudios que mostraban algunos resultados, un poco discrepantes y entonces Hollywood y colaboradores una serie de investigadores hicieron este estudio que tenía una parte experimental y que recogió muchos datos, un estudio muy serio que se publica una de las mejores revistas de ecología del mundo, en el cual comprobaban que independientemente de la diversidad inicial el tiempo tiene un efecto muy importante en el nivel de inflación de infección media que existe en la comunidad. Los resultados discrepantes era que a veces comunidades con una biodiversidad muy alta o muy baja, tenía una infección muy alta o muy baja y no terminaba de haber consenso. Había una tendencia que cuanta más diversidad, menos infección. Pero los típicos estudios esto es, que te rompen un poco los esquemas. Bueno pues en lo que vieron estos colaboradores es que si deja suficiente tiempo para que la comunidad de bichos y plantas se estabilice con el paso del tiempo, los sitios que tenían biodiversidad inicial alta, que serían los tres cuadraditos de abajo, acaban dando lugar a niveles de infección media, que serían los puntitos negros dentro de cada especie que está representada por esas figuras. Bueno, pues acaban dando lugar a infección baja y los los sitios que empezaban con poca biodiversidad con el tiempo acaban teniendo niveles de infección altos, hay una dimensión temporal que hay que darle tiempo para que el proceso de dilución para que estos mecanismos de filtro de amortiguación, de tal o no, si bien el cambio climático ni enredar las cosas es hablar al principio de las interacciones son. Yo lo he reducido a tres grandes. Bofetadas ambientales, las pandemias, cambio climático y contaminación y las tres interaccionan entre sí este ejemplo que está ahora. Estos datos y estas ideas tienen que ver con la interacción entre el cambio climático y el riesgo de infecciones. Las interacciones es doble, porque hasta hasta ahora prácticamente hasta hace unas semanas pues teníamos muy claro que el calentamiento global afectaba a los vectores; por ejemplo, al mosquito de enfermedades tropicales o a las garrapatas y teníamos más riesgo de tener enfermedades infecciosas, porque el calentamiento hacía que estos vectores de enfermedades infecciosas se expandiera bueno, esto sería un efecto indirecto del cambio climático a través de los vectores de las enfermedades. Bueno, pues este trabajo reciente de Cohen y colaboradores nos muestra que también hay un efecto directo sobre el propio patógeno. El efecto para los virus no es muy fuerte, pero también es significativo y en el mismo sentido, pero sobre todo muy fuerte se encontró para para gusanos que usan los parásitos, que Europa es algo prácticamente impensable, pero que en África, en Asia, en sitios tropicales es una, un problema grave para la población humana. Bueno, lo que se vio en el gráfico de abajo, lo que se muestran es que el desempeño cómo les va al patógeno y al huésped por separado. Si se sigue curvas muy diferentes en función de la temperatura. La curva en rojo es más amplia. Es la del patógeno. Los patógenos en general tienen una curva más amplia, la temperatura, que quiere decir que temperaturas cálidas lo hacen proporcionalmente mejor que las especies huéspedes. Esto hace que en zonas frías o templadas, como por ejemplo, España o Europa, la fauna salvaje pueda ser mucho más afectada por infecciones, y si esa fauna salvaje está más afectada por infecciones porque los patógenos directamente se ven favorecidos por el calentamiento global. Al final eso acaba aumentando los riesgos de que salten enfermedades a la especie humana, como decía, es muy importante en las pandemia es entender el contexto ecológico y también histórico. De hecho, este estas pinceladas que extremo ahora vienen de un trabajo de Mónica Green muy interesante en la revista centauros, en las cuales hace un análisis ella es historiadora y es un análisis que casi, en fin, clava perfectamente desde el punto de vista ecológico y viene a convencernos de que no tiene mucho sentido centrarnos exclusivamente en las características del patógeno del virus, nos por decirlo de alguna manera, sí me permitirá simplificar la situación. Nos sobran un poco virólogos y epidemiólogos para atajar una pandemia. Hacen falta también además, ecólogos por supuesto, para entender estas condiciones ecológicas, pero también historiadores y sociólogos, para poner las circunstancias, porque las enfermedades tipo pandemia son enfermedades de nuestro tiempo, del tiempo de las circunstancias ecológicas e históricas en las que vive el ser humano. El ser humano le ha abierto las puertas a los patógenos, que han sabido aprovecharlas a través de la globalización, la Ruta de la Seda, las grandes rutas comerciales, las migraciones humanas, los cambios en la movilidad, por ejemplo, en la época de bronce. El uso, el caballo puso muy rápidamente la peste en movimiento y el cólera que es el ejemplo que pongo aquí en su primer momento de éxito aprovechó las costumbres locales de bañarse en el río y de tener un riñón en condiciones sanitarias muy dudosas, pero luego vinieron los británicos y con sus canales de infraestructuras, esos movimientos tras continentales llevaron al cólera a todo el mundo. Así que para entender una pandemia hay que ver el contexto histórico, social y ecológico por poner un un tema de ciudades que me parece fascinante. El tema de la evolución. Tenemos ahí un una bomba de relojería que estamos poniendo en marcha por vivir tan juntos hacinados en las ciudades. El hecho de vivir en esta de esta manera de siempre nos ha hecho muy vulnerables a enfermedades infecciosas, pero aquí en este caso el ejemplo que os traigo es a través de la evolución con los mosquitos. Esto es un trabajo muy divertido desde el punto de vista evolutivo y ecológico, pero muy terrible del punto de vista sanitario. Los mosquitos están aprendiendo a oler. Al ser humano son capaces de detectar al humano cada vez mejor en este este estudio del que pongo un pequeño mapa. El área ancestral de una especie de mosquito Aedes -aegypti que deriva su nombre presidente de ser muy común en Egipto no, bueno pues éste, este mosquito que transmite un montón de enfermedades peligrosas. Como la fiebre amarilla y otras. Este mosquito en su área ancestral, ha aprendido a leer a la especie humana cada vez más, y el mapa de África muestra cómo en las ciudades grandes los sitios con más densidad de población donde lo estamos más hacinados, el mosquito tiene una mayor capacidad y además se encuentran hasta una base genética del mosquito para detectar selectivamente al ser humano cuando meten esto el gráfico de la derecha es la capacidad de preferir al ser humano frente a un animal por el mosquito en función de la densidad de la población humana y beige, que el ajuste es bastante bueno. Ellos hacen un modelo y proyectan para las ciudades del 2050 que sabéis que están creciendo muy rápidamente en África, y los los patrones de enfermedades infecciosas en esas ciudades dan bastante escalofrío cuando veamos una pandemia. Por tanto, tenemos que poner detrás un montón de factores. No son el resultado de un único factor, no podemos ver sólo al vector. No podemos volver al patógeno ni a la especie huésped; es todo un cúmulo de procesos. Yo soy ilustrado algunos, la extinción de especies o la deforestación o los vectores a través del cambio climático en la diversidad genética. El mencionado pensar en las granjas de producción de carne al por mayor granjas de cerdos o de aves. Allí la diversidad genética es muy baja. Cuando un patógeno salta la barrera de antibióticos con las que se protegen estas instalaciones industriales, pues cuando salta, logra encontrar un paso o simplemente tiene resistencia a sus antibióticos. La suerte está echada, porque la diversidad genética no va a ser un filtro, porque son todos primos hermanos, viene os voy a poner ahora estoy llegando un poco casi al final y quería dedicar unos minutos más a las ciudades en las ciudades, como decían, han comentado varios al comienzo todo Miguel Ángel, pero todos somos muy conscientes. Cada vez vivimos más personas en las ciudades y las ciudades tenemos una segunda naturaleza, una naturaleza humilde simplificada que muchas veces tendemos a ignorar y que, sin embargo, es muy importante fijarnos cómo de importante es la naturaleza en las ciudades que en este estudio que os traigo aquí sacan de forma muy sólida. En un estudio que se apoya en 8.000.000 de personas de siete países distintos que vivir en un radio de 500 metros, en torno a una zona verde, aumenta del orden de tres o cuatro años nuestra nuestra vida directamente vivimos tres o cuatro años por tener la posibilidad de vivir en un radio de 500 metros de zonas verdes, así que fijaron lo importante que puede ser tener esas zonas verdes, las zonas verdes. Durante la infancia, por ejemplo, disminuye significativamente el riesgo de sufrir trastornos psicológicos, cuando seamos adultos por trastornos psicológicos. En este estudio de colaboradores se entienden esquizofrenia abuso de drogas desórdenes obsesivo compulsivos anorexia trastorno bipolar depresión ansiedad enfermedades de nuestro tiempo no las enfermedades los trastornos psicológicos sabéis que nos están asediando y parte nos están asediando porque vivimos en entornos muy artificiales. Hay que hacer verdes las ciudades, estos cinco gráficos pequeñitos que acompañan a esta imagen muestran, para las zonas rurales de arriba la izquierda, para pueblos, para ciudades pequeñas, para el centro de una ciudad o para ciudades residenciales, exactamente el mismo patrón. Cuantas más. Zonas verdes que van de izquierda a derecha, con un índice concreto de zona verde, el riesgo relativo de sufrir en la fase de adolescencia o de adulto una, una enfermedad de un trastorno psicológico disminuye, con la cantidad de zonas verdes que hemos tenido en nuestra infancia una razón muy potente, y en este otro estudio que os traigo aquí de la ciudad de Barcelona que los autores dicen. Bueno tengamos un poco de cuidado, porque el número que puede extraerse extraer niños y niñas pues fue un estudio, un poco piloto y demás, pero en este estudio me gusta atraerlo, a pesar de que es con un número más limitado de personas. Pero por qué? Porque le pone hasta la base anatómica de los cerebros, de los niños que vivieron en zonas con más zonas verdes; en regiones en barrios, en zonas residenciales con manzanas verdes amarillo están representadas esas zonas que se asociaban a zonas verdes. Esos niños que vivieron en zonas con más zonas verdes tenían un volumen de materia blanca mayor y tenían mayor rendimiento cognitivo mayor capacidad de concentración, mejor memoria sea que incluso aquí vemos hasta la base anatómica en nuestro propio cerebro. Los beneficios directos en nuestra salud de vivir rodeados de esa segunda naturaleza en una de las ciudades más sostenibles y acercándose, como digo ya. Al final quiero quiero poner un argumento que tiene que es un poco de doble filo y los es el argumento económico, pero estamos todavía en una sociedad muy capitalista que si no hablas de dinero, tarde o temprano te pasan por encima. Otra ignoran. Bueno, pues os voy a traer un de piezas que también son fuertes, no sólo la evidencia ecológica de lo importante que es la naturaleza, sino la evidencia económica de proteger la naturaleza. Su trabajo lo son y colaboradores es radical, es concluyente. Prevenir es mucho más barato que curar. Vale así dicho no hay gran sorpresa, pero le ponen cifra a lo que con lo que supondría prevenir pandemias, prevenir, pandemias en general se podría apoyar en tres medidas que no nos va a sorprender. Después de lo que hemos hablado, que sería detener la deforestación en zonas tropicales, limitar el comercio de especies y establecer una red de alerta temprana de pandemias, con estas tres medidas que cuestan la friolera de entre 17 27.000.000.000, con b-de dólares, estaríamos previniendo muchas pandemias; una de ellas la covid 19, que solo esta pandemia cuesta entre ocho 16.000.000.000.000 Conte, así que prevenir cuesta, billones y pagar una única pandemia cuesta trillones, y ahí fuera hay bastantes virus que están esperando entrar en juego con una especie tan golosa como la especie humana. La rentabilidad de proteger la Tierra es es incuestionable. Traigo simplemente un gráfico del informe, igual que se publicó en julio de este año. Es un informe contundente donde en azul, en cada uno de estos escenarios de conservación y la situación actual se representa en azul los 2.000.000, los miles de millones de dólares, que costaría duplicar la protección de la Tierra, pasar de un 15 por 100, que es lo que actualmente está protegido a un 30 por 100, duplicar indudablemente nos va a costar dinero, y ahí tenéis aproximadamente los montos en azul en cada uno de los gráficos, depender de los programas de conservación puede ser un poco más un poco menos, -200.200.000, millones perdón, que las unidades son miles de millones 200.000 millones o 30.000 millones en la situación actual o lo que sea bien cuando ponemos los ingresos y los ingresos más los beneficios, que serían de naranja o amarillo, vemos que recuperamos con creces el dinero que nos cuestan, y si aplicamos un factor de multiplicación por el turismo, los beneficios realmente se multiplican sí que es muy rentable, y esto no lo digo yo, lo dice en el informe cuadro un montón de economistas de nuestro tiempo. Las áreas protegidas valen más de 1.000 veces lo que cuestan por cada euro que nos cuestan, en realidad tenemos solamente en salud y bienestar 1.000 veces en euros, lo que lo hemos puesto. Por tanto, conservar la naturaleza no es un gasto, hay que quitarnos la cabeza conservar naturaleza es la mejor inversión, porque yo no sé vosotros, pero yo no conozco muchas inversiones que nos den 1.000 veces que la rentabilidad sea 1.000 veces. Yo estoy acostumbrado a rentabilidades de un 10 por 120 por 100 ya ya feliz. Estoy con esas rentabilidades. Aquí estamos hablando de 1.000 veces 3. Ceros. El dinero que se pone. Esto también está basado en un estudio que se publicó en el año pasado y que tuvo en cuenta las principales zonas protegidas de todo el planeta. Quiero este trabajo clásico de hace casi 20 años de colaboradores. Muestran que también la calidad de los espacios verdes es importante. Aquí era un estudio en ambientes urbanos, en zonas verdes, urbanas, en espacios protegidos en la ciudad. Bueno, pues encontraron que dos indicadores de bienestar de las podemos comentar si queréis, pero bueno. Ellos utilizan unos indicadores psicológicos, de bienestar psicológico de las personas, crecían con la riqueza de plantas, con la diversidad de plantas en esos, en esas zonas urbanas. Es decir, que lo primero es poner zonas verdes, pero en cuanto podamos, que esas zonas verdes tengan diversidad, diversidad también otros autores han estudiado la diversidad de distintos grupos de mariposas, de aves, de que haya diversidad a las personas, aunque no son capaces de identificar todas las especies si percibe ni si disfrutan de un ambiente diverso y rico en especies y nos hace sentirnos mejor todas esas ventajas que os decía al principio se ven amplificados por la diversidad, sí que bueno, como como sea, ha comentado Miguel Ángel Esta esta formulación de que la naturaleza es la vacuna, realmente teníamos una vacuna y la estamos estropeando, la hemos estropeado bastante, esta forma de protegernos y pero ir terminando, y ahora sí que si quería hacer esta reflexión, pensar que el planeta tiene límites, no tiene límites físicos, se rige por unas leyes físicas, químicas, biológicas, y este se. Este es el concepto que subyace a los límites planetarios en unos límites que no queremos sobrepasar. Para no salir de nuestra zona de seguridad, esa zona verde en la que queremos estar, sin embargo la forma en la que funciona la sociedad y la economía no sigue ninguna ley física, ninguna ley física; tenemos tendencia a pensar que el capitalismo, por ejemplo como una forma de estructurar la sociedad y la economía es es inamovible, es como si fuera verdad revelada; o es como si fuera no solo el principio de gravitación universal, o algo así pues no es el mero resultado de las decisiones de las personas, así que si constatamos que el sistema económico no funciona, que genera problemas ambientales porque está en el fondo de los problemas ambientales del cambio climático, de la contaminación y las pandemias, generar problemas que no tenemos, luego tecnología, para frenarlos, que genera millones de muertos, muertes prematuras que provoca crisis sociales, tensiones y conflictos bélicos, y además sabemos que se apoya en una acción incorrecta, tan sencillo y tan obvia, que está equivocada, que un niño pequeño puede entender que los recursos son finitos, no infinitos. Así que el cambio es ineludible y creo que todos empezamos a estar bastante convencidos de que debe ser en verde, es el único cambio viable. Sostenible a largo plazo, los obesos se apoyan en esta noción, pero además hay mucho consenso. Esto no es una cuestión ideológica, es una cuestión basada en en ciencia y la afición es perfecta, no lo sabe todo sabe suficiente para decir que el cambio debe ser verde y el Pacto Verde -Europeo, por ejemplo, muestra mucho consenso, algunos grupos políticos que no son nada ambientalistas- apoyaron esta idea porque vieron que indudablemente la salida debe ser en verde, así que por por por finalizar, con una conclusión muy, muy sintética de todo lo que todo lo que he dicho es. Creemos que estamos enfermos de covid 19, pero en realidad sufrimos una enfermedad bastante más grave, las pandemias, el cambio climático y la contaminación son en realidad síntomas de una sociedad enferma de insostenibilidad. Bueno, lo dejo por aquí. Muchísimas gracias. En mis canales podréis, cotillear y aprender muchas más cosas y compartir conmigo, y con nuestros compañeros y amigos, pues, en fin, la información que debemos tener para empujar este cambio. Así que lo he dicho. Muchas gracias. Muchísimas gracias a Fernando. Desde luego no es una sorpresa que haya sido tan interesante, tan bien documentada, tan, tan elegante. Por cierto, la presentación y que haya sido una gran intervención. Muchísimas gracias. Me ha encantado. Yo tengo alguna pregunta para pararla después la de si me toca de bueno, aprovechando que hablaba de sus canales. Fernando, recomiendo muy mucho su canal de YouTube, la salud de la humanidad tiene también el blog Ciencia. Critica todo lo podréis encontrar en su portafolio punto Info que os aseguro que no os va a defraudar. Si alguien quiere hacer una pregunta simplemente con levantar la mano o ponerlo por el chat, lo podremos dar o bien leemos la pregunta, lo que prefiera, o luego le pasamos micro y cámara, y lo hace en directo, pero creo que Miguel Ángel también tenía algún comentario alguna pregunta café de verdad mi imagen bueno yo he asistido con muchísimo interés a la presentación. Muchos de los datos o algunos de los que Fernando ha ido exponiendo los conocía porque pero tuve la fortuna y el lujo de que lo transmitirá personalmente el otro día, cuando estuvimos hablando por teléfono de Madrid y Murcia para la entrevista a mí me gustaría que Fernando, bajar un poco más todavía el balón al césped, y explicará algunas de las de las cuestiones que me que me comentó para naturalizar las ciudades, para hacerlas más verdes, y para conseguir que el entorno en el que nos movemos cotidianamente sea más agradable, más natural, menos duro y más sano. Nosotros hablamos otro día incluso del tipo de árboles que había que plantar en los jardines y luego, como da la casualidad, de que Fernando conoce muy bien la Región de Murcia porque lo puede contar ahora el paso casi todos los veranos de su juventud, con su familia, en el cámping caravana de la manga, conoce el Mar Menor problema obviamente, desastre como te decía, como él conoce muy bien, la situación de la Región de Murcia como como la esquina digamos de la Península Ibérica, más que más está sufriendo el cambio climático, la esquina de Europa, con, con mayor aridez, somos casi una prolongación de África. En este sentido, Fernando sabe cómo, como si fuera alcalde de Murcia el mejor incluso sabe qué tipo de árboles plantearía en los jardines de Murcia o en algunas calles. No es así claro. Bien, la verdad es que a la pregunta de la obviedad lo voy a tomar por varios sitios. Por un lado, lo de elegir las especies es importante desde el punto de vista. Creo de que las aprendamos también a valorar. Tenemos tendencia a valorar algunas especies, estándares de rápido crecimiento de collages muy frondosos, que no son compatibles con un clima seco, como es el de Murcia, y que no es compatible con la mayor parte del clima mediterráneo, que ya empieza a imponerse y hacerse cada vez más árido con el cambio climático, así que tenemos que ir aprendiendo a valorar especies resilientes de uso, en Murcia, pues hay poblaciones de una especie que os animo a que esa sea la familia del ciprés. Es una especie muy interesante, pero claro, es una especie humilde, pues de un porte modesto no es una Secuoya gigante, pero es que el clima de Murcia no es favorable para eso, y tenemos que ser sensatos con eso. El factor, limitando del agua, es un desafío que hay que hay que no hay que negarlo, y el trasvase Tajo -Segura, con todo útil que pueda ser en muchos aspectos en realidad es es, es casi acrecentar el problema, porque es pensar que trayendo todo el agua de un sitio donde ya falta, porque el Tajo no tiene caudal ecológico en su recorrido si ya falta agua allí. Traerte a Murcia, donde donde el agua se evapora rápidamente no hay más que que estar un rato allí ver cómo se te va por el sudor en cinco minutos, pues es un disparate digamos, organizativo, mayúsculo. No es culpabilizar a nadie en concreto, por supuesto, pero tenemos que entender que Murcia tiene que aprender a revalorizar el que dice Murcia, eventualmente toda España, porque está en un clima árido. Pero además quería quería poner el agua en el centro de desafío hasta todos los niveles. Mira, para provocar un poco el pensamiento Murcia. Se sufrió el terremoto de Lorca, el terremoto de Lorca fue tremendamente destructivo para la intensidad que tuvo, la intensidad no fue muy alta, pero el terremoto de Lorca sí fue destructivo y se tardaron varios años; científicamente, en entender qué pasó en Lorca, porque fue tan destructivo siguiendo, siendo de una intensidad modesta, bueno, porque faltaba agua, si había consumido mucho del agua. En el subsuelo estamos utilizando no sólo en Lorca y no solo en Murcia, si no tenemos los Emiratos Árabes, como los campeones de consumir agua fósil, no tenemos los los acuíferos. En Castilla -La Mancha no, ya no, casi no. Queda, ni Las Tablas de Daimiel hay que no somos expertos en consumir agua fósil, el agua fósil, pues, por su definición, es un agua que tardará mucho tiempo en el nyse, acumulando y Lorca. No tuvo en ese momento el la amortiguación de un sustrato que en cierta porcentaje tenía agua. Ese agua ya no estaba porque se había sobreexplotado, y ahí tenemos un una bofetada de estas que, antes mencionaba metafóricamente. No te da el medio ambiente cuando tú cuando tú no te saltas algunos equilibrios y algunos límites, pues tarde o temprano lo acabas pagando muy caro. No, y creo que las ciudades tenemos que aspirar en las ciudades, sobre todo limitadas por recursos, como pueda ser el agua, pues revalorizar una naturaleza humilde, sencilla pero que cumple la misma funciones y que puede ser igual de gratificante y mejorar en eficiencia los espacios verdes que ya existen conectarlos bien, trabajar en que sean amigables para las personas y también para las las plantas y los animales, y en esto hay mucho que se puede hacer sin pretender hacer un jardín exótico, con especies de otro de otro ecosistema que no haría más que causar más problemas, sobre todo, como digo, hídricos. Todo aquello en un momento en el que hay de agua. Fernando, yo te quería preguntar también, como dice Miguel Ángel, bajando el balón al suelo. Con qué operaciones rápidas, inmediatas o de corto y medio plazo podríamos aumentar esa biodiversidad? Porque ya me imagino que me vaya a contestar que con una política de conservación general, etc. Lo vamos a conseguir, pero que hacemos en los próximos cinco años, porque no podemos meter especies nuevas, ir tirando por ahí como, como lo hacemos operativamente. Hay 2, hay dos ingredientes que se han estimado e incluso se han olvidado. El primero es que todos, todos y cada uno de nosotros, de científicos hasta ciudadanos de todo pelo, valoremos la biodiversidad de grano fino, valoremos la diversidad genética, valoremos la diversidad de lo pequeño. No, siempre que hablamos de biodiversidad se nos va enseguida a pensar en el lince o incluso a pensar en el tigre de Bengala o la viola de la Violeta de Cazorla o no la diversidad, empieza, como decía entonces en nuestra fosa nasal, o sea, hay una importancia de mantener altos niveles de diversidad en todos nuestros entornos, de nuestra ventana, en el jardín de nuestra casa, en los paseos, en los que las corredores, en las vías pecuarias y, por supuesto, en los espacios protegidos naturales, pero desde desde la puerta de nuestra casa si todos somos conscientes de la importancia y lo vamos a los científicos, podemos ir ilustrando lo importante que es para que no tenga que ser un acto de fe, pero tenemos que abrir un poco nuestra mente a que la biodiversidad, de grano fino y que es la omnipresente es muy importante. Entonces, una vez que tengamos eso, bastante apuntalado es el paso 2, el paso dos pasa por no intentar esterilizar todo. Somos una especie que intenta eliminar a todas las demás, pero no solo las que le pueden dar y suponer un peligro directo, sino todas las que te inquietan. Cada vez más tenemos insecticidas plaguicidas, y ya no solo me refiere al uso industrial en un campo agrícola, sino en nuestra casa, en nuestros jardines. Hablamos de malas hierbas, pero como malas hierbas, malas hierbas de que el concepto de malas hierbas es uno de los conceptos como el concepto de alimañas que recordaréis, que hace 70 años 60 años, se pagaban 25 pesetas por pagar por traer un lince muerto, que es que ahora nos gastamos miles de euros millones de euros en que se reproduzcan. No hemos podido dar la vuelta más al concepto de alimaña, que alimaña alimaña era que ella, pues lo mismo, mala hierba, como mala hierba. Esa mala hierba tiene una función de fijación del terreno de fertilización de consolidación de un suelo arenoso horrible, que no hay quien viva allí; esa mala hierba te sirve de alimento entre estaciones para un cumple un montón de funciones, como a la buenísima hierba, que a ti te gusta más un trigo bien limpio y que es más económico; conectarlo así vamos a entonces a negociar la parte económica y la parte ecológica en la parte de salud, pero mala hierba, de la nada y entonces es el cambiar el concepto y no intentar esterilizar, porque el gorrión ha pasado de ser una de las aves más comunes. De hecho, pues era el por excelencia no acompañaba la especie humana ahora mismo en España será una de las aves en declive porque no le dejamos hueco, nos lo comemos todo, lo limpiamos; todo le quitamos todo, ya no tienen ni dónde ponerlos, ni 2, ni 2, ni comer trocitos de pan y casi insectos. Entonces, eso al final es una naturaleza artificial, pobre en especies que, entre otras cosas, no cumple esas funciones que hoy ilustrado un poco de protegernos ante otras cosas. Por ejemplo, los los murciélagos en algunos sitios en los cargan, y en otros sitios les ponen cajas -nido no todas estamos muy tensionadas, porque el murciélago no nos resulta muy amigable, pero el murciélago se come mosquitos, si los mosquitos se los comen, los murciélagos en fase adulta y las ranas y los peces en fase de las varia, pues igual no tenemos que meter insecticidas que además los intoxicados, y que además Mata en otros vídeos que si nos hacen falta, y eso forma parte de un ecosistema en el que hay, pues riqueza, especies, y esa esa, esa visión de la diversidad próxima en la diversidad urbana mundana ciudadana, no la tenemos. Nos vamos enseguida. Hacemos el salto a voy a ir al espacio protegido, al Parque Nacional de. No sé que haber un rinoceronte o el lince, pero no menos tu disfruta con los hongos, que crece en el jardín de enfrente, de tu casa, que son distintos colores, y en octubre se ponen con unos cuerpos fructíferos, que parece que hayan aprende a valorar, y luego a respetar y a potenciar esa micro biodiversidad, que es ubicua. Están todos los lados. Gracias. Landa hay una persona, Verónica, que creo que no podía activar el micrófono, que pregunta por escrito magnífica ponencia mucha gracia una pregunta referente al comentario de vivir hacinados en las ciudades. Quería que Fernando, aumentase un poco. Esto en contraposición a que necesitamos densidades altas de asentamiento no hacinamiento para luchar contra el cambio climático, ya que la dispersión urbana es insostenible, entre otras cosas por movida, decirle a esa contraposición entre que necesitamos más naturaleza, pero, por otro lado, necesitamos hacer ciudades centrales, ciudades densas, para no hacer demasiado huella ecológica. Es un es un ejemplo muy bueno de reflexión que tenemos que hacer de forma colectiva, porque cuál es esa ciudad perfecta? Yo creo que nadie tiene ni un arquitecto tendrá unas visiones un sociólogo otras un sanitario otro un ecólogo otro un ciudadano una persona no es lo mismo que tenga dificultades, de movilización de móvil y de movilidad que una persona que se pueda mover libremente. Las visiones de la ciudad son muy distintas. Indudablemente, se esa esa tensión que ilustra Verónica de de todos juntos no consumimos recursos de transporte. Se pueden tener, por ejemplo, hospitales o supermercados o centros de asistencia al centro; están mucho más eficaces. Eso es eso es así, pero no es incompatible con formas amigables de ciudades con con componer el coche, por ejemplo, con la prioridad del coche, que es lo que se está haciendo en muchas ciudades, que al principio supone rasgarse las vestiduras y que muchas personas se oponen y muchos, incluso sectores de actividad. En Madrid Central se oponían muchos, muchos comercios porque eso iba a suponer su fin y luego no supuso ningún fin; al contrario, incluso muchos comercios vieron que el peatón al final estaba más tiempo en sus tiendas y acababa comprando, a lo mejor hay que acomodar algunos usos, hay que reinventarse y y también hay que mantener población rural. Parece mentira, pero ahora estamos en un acto, en una fase de la historia de la humanidad, muy paradójica. Estamos en un momento en el que abandonamos el campo, en las zonas desarrolladas en Europa, Norteamérica y ese abandono va asociado a la pérdida de diversidad. Normalmente lo lógico era especies, porque no las comíamos no. Así acabamos en la Edad Media, con los tres o cuatro huidos que había salvaje. Nos comimos porque estábamos con ellos porque vivíamos en el campo. Entonces, normalmente irnos del campo era como una tranquilidad para el campo, era como se relajaba la naturaleza. Sin embargo, ahora somos tan eficaces que con una intervención muy pequeñita. Los sobres a distancia entonces ahora vemos disociada el desarrollo de la especie humana y el vivir en ciudades. El abandono del campo, con la pérdida de biodiversidad, en lugar de ir acompañado de una ganancia de Diversidad, acompañado de una pérdida, y esto esto hay que cambiarlo, y una de las formas de cambiarlo es que no se llegue a abandonar ciertas actividades rurales que mantienen usos tradicionales muy sostenibles, muy compatibles con una explotación sostenible a largo plazo de los recursos naturales, y mantienen los ecosistemas que hemos tenido hasta ahora. Es verdad que si dejas a la naturaleza completamente su aire alcanzará un nuevo equilibrio, pero el problema es que no andamos bien de tiempo y si tú dejas a esa naturaleza, por ejemplo con los incendios mucho tiempo libres, pues al final se te queman los espacios protegidos que tienes dos veces tenemos que mantener un cierto nivel de intervención en la naturaleza y eso es a base de poblar las ciudades y repoblar un poco el campo. Todo esto hay que hacerlo muy concertada, mente y con muchas miradas, porque es más fácil decirlo que hacerlo y, efectivamente estaremos cayendo en muchas de estas de estas tensiones de estos equilibrios difíciles porque te pasa eso no llegas y y encontrar ese punto es es todo un arte y por eso hace falta visiones de expertos complementarios, como ecólogo tengo quizás, pues lógicamente hay mucho énfasis en lo verde y sé que no es la única dimensión, hay otras dimensiones que también hay que meter, pero sobre todo un espacio como una ciudad gracias Fernando yo creo que bueno si hay alguien que quiere hacer alguna pregunta fantástico, hay bastantes personas en el chat que te están diciendo. Gracias, Fernando fantástica ponencia Miguel Ángel, alguna pregunta más o algún comentario? Bueno, en principio no. Por mi parte, no sé si es hora, ya se lo digo, porque nos comprometemos con nuestros asistentes hacer sesiones no muy largas y si no hay nada más, pues podríamos ir terminando alguna. Lo que duele con Fernando no hay que preguntarle nada, ya lo dice todo, y la verdad es que yo creo que ha sido muy completa porque además ha tenido cuando hablado de la sostenibilidad de las ciudades y cómo hacerla más verde. Ha tenido la valentía de tocar un tema que no es cómodo en la Región de Murcia, que es el tema del trasvase. En concreto es un asunto que siempre levanta ampollas y que es un melón que hay que abrir, y hay que hablar de ello y sin demonizar a ningún sector económico en concreto y sin negar también unos beneficios importantes que ha producido en la región de Murcia la llegada del trasvase Tajo -Segura. Pero es cierto que estamos hablando de una infraestructura que se pone en marcha hace 40 años en un momento histórico, socio -económico determinado, que ha cambiado mucho. Estamos en un contexto de emergencia climática, de ausencia importante de déficit de recursos hídricos, pues en toda la sur de la península, también en la Cuenca del Tajo, la cuenca es evidente y como decía, como ha dicho Fernando quizás el momento de sensatamente, a ver qué cambios hay que hacer nuestro modelo socioeconómico, porque efectivamente luego un dato espeluznante, que es el tema del terremoto de Lorca, es un asunto que en su día fue una catástrofe tan tremenda que nos centramos en los asuntos más materiales y más clara. Pero fíjate la ciencia que importante es cómo no nos indicó. Hay también ahí lo mal que lo habíamos hecho explotando sobre explotando y agotando Luisa los acuíferos, que han venido muy bien para arreglar los cultivos intensivos, pero que seguramente no podíamos ni debíamos extraer toda el agua fósil. Tenemos que mantener un depósito de seguridad por nuestro propio bien. Por lo tanto, yo de verdad agradezco la claridad con la que habla Fernando, la valentía y la sentida sencillez, también con la que poner sobre la mesa temas que son muy incómodos, pero sobre lo que se pueda hablar tranquilamente siempre y cuando uno lo haga en términos científicos. Claro, yo creo bueno, como corolario, así que que un poco la calma en las conversaciones complicadas viene cuando se pueden poner datos sobre la mesa y uno no puede pretender tener todos los datos, no mero pero bueno, te pone los datos lo es siempre ilustrar lo que digo con algún artículo uno puede ir al artículo original y ver cómo llegó a esa conclusión el experimento. La solidez que tiene entonces creo que tenemos que acostumbrarnos a ese a ese diálogo, sobre todo con con temas complicados como la gestión del agua, pero también lo tenemos con el tema de la agricultura. Yo estoy particularmente enfadado y con esto ya no me veo yo más con este, este bofetón europeo que significa el Pacto Verde y la Política Agraria Comunitaria, la Política Agraria Comunitaria que se está revisando, que se ha revisado recientemente. No es verde. No es nada verde, da una marcha atrás en la digamos, en la no protección de la biodiversidad cuando en paralelo se está desarrollando el Guindi, el Pacto Verde Europeo, y eso es Europa, contra Europa, en un tema verde que no es verde, y no puede ser nada más verde que una lechuga entre yo digo. Aquí pasa algo. Yo adoptó la postura si queréis un poco cínica decir. No puede ser que en un despacho hablando del pacto verde y en el despacho al lado estén hablando de revisar la Política Agraria Comunitaria sin tener en cuenta el cambio climático, sino tomar medidas para la protección de la biodiversidad. Aquí pasa algo y ahí lo dejo un poco, pero creo que creo que hay que acercarse a los cuellos de botella. Los temas duros, difíciles. No poner paños calientes y resolver cosas; parches aquí y allá porque estamos en un momento un poco complicado. Creo que somos todos conscientes y que hay que coger el toro por los cuernos, aunque sacamos un poco escaldados de la experiencia, pero hay que atreverse y creo que con datos nadie se tiene que poder sentir muy ofendido, aunque tenga algo que perder o aunque tenga intereses personales, pues al final creo que tenemos que entender con datos las dimensiones relativas de cada uno de los problemas de los que estamos hablando vale, Fernando. Te voy a hacer una última pregunta de un compañero de un compañero Carlos Pineda no sé si puedo, quiere entrar con micrófono y cámara y si no es así Alberto podido localizar a Carlos Pineda si lo tenemos por ahí por si quiere hacer su pregunta con cámara y micro y si no puedes cómo puede haber algún problema. Te lo voy a formular. Yo, Fernando dice Carlos Pineda. Le preguntaría. En relación con los coches eléctricos y su relación con las ciudades. Por una parte, es evidente que la ayuda a ciudades será más limpio, pero he leído que en más de un sitio que la huella de carbono generada en su producción es muy elevada. De este esto implica que estamos trasladando las chimeneas a otro sitio y ahora esta otra manera es la pregunta de Carlos. Si es una buena pregunta y está bien planteado, efectivamente, si nos enfocamos en las ciudades máquinas que funcionen de forma eléctrica son estupendas; a la ciudad es muy muy bueno porque allí no generan contaminación, no genera muy poca contaminación. Entonces ciudades que tienen problemas de contaminación aguda, como por ejemplo Madrid o grandes centros urbanos, deben favorecer. Eso creo que ganan las ventajas frente a los inconvenientes máquinas en general y medio de transporte eléctricos, pero es verdad que tienen un coste ambiental importante. De todas formas, de todas formas hemos aprendido hace poco a través de los ingenieros que un coche eléctrico tiene mucha menos piezas que un coche de combustión y algo tan tonto como tener menos piezas, pero significativamente menos piezas, hace que la huella ambiental global de todo el proceso de producir el coche y de mantener en cadena de montaje y de suministro todos los accesorios y piezas de un coche con más o menos pieza. Estamos hablando de mucho dinero y de mucha huella ambiental, que se reduce por pasar a un coche eléctrico. Esto es otro. Otro factor que no siempre hemos tenido en cuenta. Yo hasta hace unos meses o un año no sabía de estos detalles, no, y el coche eléctrico y la tecnología asociada a los coches eléctricos tienen tiene grandes ventajas el sabéis que el cuello de botella principal o el punto más débil está en las baterías, que no almacenan bien, que tienen componentes contaminantes, que en origen generan unas minorías poco sostenibles, y estos son las partes oscuras que también hay que balancean. Probablemente lo que se acaba concluyendo. En este tipo de situaciones son modelos mixtos, donde allá donde haya distintas formas de transporte y predomine eléctrico en las ciudades por estás claramente no contaminación local de los precios eléctricos, y esperemos que mientras tanto, mientras vamos mejorando también la movilidad de las personas por métodos alternativos, la estructura de las ciudades, la estructura de tal, pues la tecnología vaya mejorando y en paralelo, en pocos años ya no estamos viendo los los avances tecnológicos que están, quizá mejorando las células de baterías y las formas de los componentes que forman parte de esas baterías que sean menos contaminantes. Muchas gracias, Fernando Bueno, son las siete media y yo creo que ya hay un varias felicitaciones en el chat y comentario generales, cosa que agradecemos, agradecemos a todos los asistentes y, por supuesto, a Miguel Ángel, a Fernando creo que he sido una última charla de este ciclo de ese 11 muy interesante y me gustaría que Maribel despidiera la charla y el ciclo. Más adelante. Gracias al alguien, pues efectivamente lo primero que quiero es felicitar a Fernando por esta charla y decirte que hacía tiempo, que no me deleitaba tanto. No me interesaba que, por supuesto, muy interesante, escuchando a alguien, alguien que sabe lo que está diciendo y que lo dice con gana condena de 10, decíamos al principio de divulgar y que dolor demás nos enteremos también y nos vamos en esta charla -cómo se quedará grabada? Yo me lo pienso en lo bueno, pues enterarme, bien de todo lo que has dicho y la manera que podamos desde nuestros diferentes puestos que nos permiten hacer estas cosas, porque creo que es beneficioso para todos, espero ganando alguna vez más por la angustia. Por supuesto, ella se pudiera ser en persona muchísimo mejor, y deroga la facultad, estaremos encantados de recibir que puedas estar con nuestros alumnos y también, en fin, una cercanía mayor con ello, poder poder explicar todas estas cosas. Y cómo se trata de cerrar el ciclo? Bueno, a agradecer a Miguel Ángel, que ha estado también con nosotros. También. Esperamos Miguel Ángel; cuando quieras, está mucho más cerca, lo puedes. Muchas gracias y bueno, pues reiterar el agradecimiento a toda componente del equipo de las abultadas raquel Moreno. Es el alma de todo esto, a Carlos Pineda, que ha colaborado muchísimo respeto, profesores, la mezcla del equipo de dirección de la apuntar. Bueno, pues también es el que ha sido un placer colaborar en Odense con la informática, compañeros de la Facultad de Informática, y agradecer a todo el equipo de Héctor y de la coordinadora, y les puede ser, todo lo que nos han ayudado y nos han apoyado para que esto, al final, haya llegado hasta aquí. Así que, muchísimas gracias a todos los presentes por estar con nosotros esta tarde, y esperamos que dentro de muy poco herminio empezamos cuando estoy seguro que si bien muchas gracias a todos gracias Maribel gracias Fernando Miguel Ángel participante. Gracias a todos, nos seguimos viendo, en la senda de la sostenibilidad. Hasta luego, buenas noches, buenas tardes a todos ellos.

Propietarios

roberto.fuentes@um.es

Comentarios

Nuevo comentario

Relaccionados

Video-charla de Salustiano Mato (12/01/2021)
Video-charla de Salustiano Mato (12/01/2021)
"El nuevo modelo conceptual de Transferencia del Conocimiento. El Sexenio de Transferencia: primera aplicación práctica".
Taller práctico "Aprende a consumir de manera responsable"
Taller práctico "Aprende a consumir de manera responsable"
Taller práctico "Aprende a consumir de manera responsable"
Módulo 2. Ambiente - Taller Cómo Organizar el Curso
Módulo 2. Ambiente - Taller Cómo Organizar el Curso
ADyV
La integración de la naturaleza en la ciudad: ríos urbanos
La integración de la naturaleza en la ciudad: ríos urbanos
La integración de la naturaleza en la ciudad: ríos urbanos
Job Briefing COIE
Job Briefing COIE
Sesión técnica informativa sobre los servicios de empleo y prácticas del COIE
Economía Circular y Alimentación Sostenible. Un cambio en el modelo de consumo es posible: encuentro
Economía Circular y Alimentación Sostenible. Un cambio en el modelo de consumo es posible: encuentro
Economía Circular y Alimentación Sostenible. Un cambio en el modelo de consumo es posible: encuentro de productores locales, grupos de consumo y consumidores
Derechos y obligaciones del consumidor en el alquiler de vivienda, pisos de estudiantes y compartido
Derechos y obligaciones del consumidor en el alquiler de vivienda, pisos de estudiantes y compartido
Derechos y obligaciones del consumidor en el alquiler de vivienda, pisos de estudiantes y compartidos, subarriendo, alquiler de habitaciones y residencias universitarias
Cifrandemia: con Emilio Morenatti y Ana Bernal Triviño
Cifrandemia: con Emilio Morenatti y Ana Bernal Triviño
Cifrandemia: hacia una comunicación más humana'.
Cambio climático, consumo energético eficiente, ahorro y eficiencia energética en los hogares
Cambio climático, consumo energético eficiente, ahorro y eficiencia energética en los hogares
Cambio climático, consumo energético eficiente, ahorro y eficiencia energética en los hogares
'España Vacía: Despoblados de ciudadanía y frontera del bienestar' | ODS12  ODSesiones
'España Vacía: Despoblados de ciudadanía y frontera del bienestar' | ODS12 ODSesiones
'España Vacía: Despoblados de ciudadanía y frontera del bienestar' | ODS12 ODSesiones
'Embajadores de Medio Ambiente'
'Embajadores de Medio Ambiente'
Embajadores de Medio Ambiente
'El papel del Comercio Justo en el desarrollo económico, social y ambiental de los países'
'El papel del Comercio Justo en el desarrollo económico, social y ambiental de los países'
'El papel del Comercio Justo en el desarrollo económico, social y ambiental de los países'