Este sitio usa cookies para mejorar su experiencia de uso del sitio web. Si continua navegando, usted acepta el uso de nuestra política de uso.
Idioma: Español
Fecha: Subida: 2020-06-26T00:00:00+02:00
Duración: 1h 30m 43s
Visitas: 215 visitas

2020-06-24 20-00-20

YOGA

Transcripción (generada automáticamente)

Buenas tardes una vez más aquí con el gusto de poder compartir y así agradeceros vuestro momento, de atención, pues esto aumenta la atención de todos y quería agradeceros de todo corazón. Esta posición de vuestra práctica es vuestro momento, pues es un Estado en ese lugar donde nada más que tú puedes hacerlo, desde esa soledad conectar, con la solidaridad universal, hacer ese sembrado de auto observación, aunque a veces seamos inconscientes, incluso de que lo hacemos, pero nada caen en saco roto, todo queda en ese poso que poco a poco esa siempre irá dando nuestro fruto. Muchas gracias. No reconocemos nuestro verdadero potencial. Reconocemos nuestra dimensión, cuerpo mente, respiración y nos dedicamos un momento para nosotras un tiempo. Al ser las posturas grabadas tienes la suerte de poder repetir para reproducir el vídeo tantas veces como quieras e incluso hacerlo varias veces para poder aprender. Vamos a colocarnos en postura de su casa una postura sencilla de piernas cruzadas. Para ello utilizamos nuestros ajustes. Es el cruce de las tibias de la forma, contraria que te sale para así hacer que puedas observar más detalles cuando lo hacemos de una forma automática, pues la mente le cuesta más salir de su zona de confort y advertir más detalles que las la mantenga, despierta y consciente en el cuerpo mente y cuerpo y respiración, se para los pies entre ellos buscando el cruce de las tibias, poniendo los pies casi paralelos, sacando el talón. Tenemos la costumbre muchas veces así sacarlos desprotege mucho las rodillas. Queremos que este ajuste sacar los talones, ajustar la arista externa del pie en el suelo, una vez que ha cruzado las piernas y buscas los gemelos encima de los talones, metiendo incluso un poco más el pie donde queda el talón? Fuera, es un poco más para que caiga encima de tu pie? Haces ajustes como el que se pone unos guantes, la piel del cuerpo a través de tus pies y piernas. Una vez que has cruzado bien, las piernas sacamos la carne de las nalgas, sacamos la carne de las nalgas en diagonal, para descubrir el hueso de la nalga, apoyado y sentada en un blog que te recomiendo sentarte en un bloque, en un ladrillo o algo duro para los practicantes, un poco o las practicantes, que llevan ya un poco de tiempo, lo duro, descubre más el contacto con el hueso y a través del contacto del hueso empezamos a organizar, tendones, músculos y empezamos a llevar la mente hacia adentro para conducir. Esta mente cada vez más los sentidos cada vez más hacia el centro, hacia el centro de ti, mismo de ti, misma contenida, contenido en ti, puedes empezar a sentir todo a tu alrededor y dirigir directamente a lo que te interesa, donde todo se observa dentro tuya, inspirando y charlando, busca el apoyo a la larga los costados, recogiendo la lumbar, en los guiones anteriores. Los huesos de las nalgas anteriores empuja el sacro hacia las rodillas, un de las singles internas, lo que puedas buscar las aristas de los pies, ensancha los hombros, alarga tus costados, descubre la espalda y busca tener los apoyos de tutsis quienes, que liberan tu columna vertebral, las manos están abocadas y el contacto de las yemas de los dedos te va dar cada vez más. La acción de tus brazos entonces se descubren hacia adelante y los tríceps se alargan bajando hombros y omóplato el pecho tutora se descubre le inspira levanta las clavículas Ensancha los hombros y un omóplato de la cara, apoya tus manos a la mitad de tus muslos y relaja tu cara, mucho. Vamos a cantar tres veces. Te centras en tu respiración, en tu posturas, relajando la piel de la espalda. Cada vez más. En esta sensación de alargar tus costados recogiendo el mentón a veces tendemos a sacar la cabeza hacia arriba. Recoge el mentón, alineando incluso la cervical hundiendo los ojos hacia atrás, solo viviera la cervical. Incluso, y sigue descubriendo la piel del toro. Tomás aire profundamente inspiramos. La O. No o. No. Muy bien de España. Thomas Sainz los ojos ensancha los hombros, al apoyar las yemas de los dedos, para mantener la altura del tórax y observamos de las aristas de los pies. El apoyo en los guiones y aquí extendemos las piernas despacio. Ahorrando movimientos, te vas a poner a cuatro para hacer. La posición de nunca es vana sana. Te pones tu ladrillo delante de ti, hacemos esta postura como una postura de preparación y llevamos a ponernos a cuatro patas. Vas a ponerlo todo cordón de los pies, tocándose los talones, abriéndose y despacio lentamente mentes los metes los pulgares en el centro de tu corva para agarrar bien la carne de la rodilla interna, sacando los gemelos hacia atrás. Te sientas encima de los talones acuerda que si no puedes, por favor busca apoyos. Los apoyos siempre es para apoyar y poder ver el apoyo te ayuda a poder llegar a lugares del cuerpo que están afectados. Entonces, puedes poner tus apoyos, nos inclinamos hacia atrás. Para estirar los peines, separamos los dedos de los pies, entre ellos tiramos del dedo ni que apoyamos las manos los tiros abiertos de las manos como estrellas de mar. El dedo corazón hacia adelante y el dedo pulgar más hacia ti. Tira la piel de las; si de tu codos internos, mirando los codos internos, ensancha los hombros y alarga los costados. Quieres literalmente perder la las arrugas de la piel de las manos, apretando y extendiendo mucho las palmas de las manos. Entras mucho mejor en tu espalda; es algo que tienes que realizarlo para comprobarlo, por ti misma vas manteniendo el retrasar la piel de la espalda. La presión de las manos te lleva a la presión de las nalgas en tus apoyos en los talones; en este caso el dedo corazón hacia adelante, los dedos, muy abiertos, el dedo meñique para tomar una referencia de simetría, está en el borde externo de tu esterilla, y despacio. Sigue llevando la piel de la espalda hacia atrás. Si es adelantando la parte anterior del tronco, toda esa carne de la parte anterior se alarga y se extiende hacia adelante. Te preparas tu, ladrillo; tu apoyo y despacio. Vas bajando sin perder el contacto de las palmas de las manos para llevar la piel de la espalda hacia atrás. De la cara. Relaja la mandíbula sigue extendiendo la piel de los codos internos, girando hacia arriba y alargando actrices, llevando platos hacia el suelo, bajando la piel de las nalgas hacia los talones, e incluso la sala, cara. Relaja la piel apartando los hombros de las orejas desde la acción del pulgar y el índice de tus manos. Las mandíbulas tomamos aire, sin perder manos ni codos al inspirar, levantamos a 4, mira el dedo, corazón hacia adelante, tira más de los pulgares hacia ti y llega a alargar cada vez más los costados, recogiendo los hombros, lejos de las orejas, la acción del pulgar, y el índice de las manos hace que puedas entrar en la doble rotación de los brazos. Los codos internos se miran los bises hacia adelante y los tríceps se alarga, recogemos de los pies a la anchura de tus manos. Más o menos, y desde aquí empezamos a levantarnos. Sigue desde la acción de la piel de las muñecas levantando piel hacia las caderas, observa esto pulgar, índice apretando. El rodillo, del índice, sigue entrando en tus brazos y los brazos le elevan incluso los trapecio relaja la cabeza y el cuello. Ensancha los hombros. Mira los dedos de los pies y los ensanche sigue queriendo sacar desde las muñecas. Los guiones, los huesos de las nalgas por los pantalones, mira a las manos, puedes incluso entrar más en la espalda y levantando talones estirar las piernas, manteniendo desde las muñecas las caderas elevadas, los hacia el techo y empiezas a bajar talones empujando. Los muslos sigue empujando. Los muslos sigue empujando, los muslos lentamente hacia el suelo, tus talones. Relaja la cara relaja cabeza y cuello y sigue trabajando con tus piernas. Siguió trabajando manteniendo desde el pulgar y el índice que no se levanten, tu pulgar índice de las manos. Prueba y extender las palmas de las manos. Mira. Cómo cambia. La postura desde las manos lleva la postura manos y brazos hacia las piernas y carga tus piernas. Empuja a los muslos e insiste en extender la piel de las curvas. Para salir lentamente, caminamos hacia las manos. Juntamos los pies, si podemos, si no separados, pero paralelos, en el centro de tu esterilla, y desde aquí te agarras con el pulgar bien el pulgar queda en el tobillo! Todo va a tener su sentido, todo te va a servir, los dedos, detrás, la otra mano detrás, y desde aquí es, tiran los brazos, adelante, el peso hacia las caderas, hacia adelante y alarga la espalda. Sigue entrando desde las cuatro esquinas de los pies. Extender los muslos hacia atrás, llevando el peso de las caderas, muy despacio para alargar tus costados. Ahora dobla los codos. Si puedes un poquito la de los hombros de las orejas para ir bajando cada vez más el tronco hacia las piernas, no pierdas el contacto con la piel de la espalda; levantando los hacia las nalgas, cuidado que no queremos sepas, queremos seguir alargando piel, encontrando nuestras dificultades. Entrando en nuestras contradicciones e intentando solucionar con la respiración sin forzar ahora, es tira de nuevo todo el cuerpo. Mira hacia el cielo y inspira y sube. Salas baja. Muy bien de espacio. Desde aquí vamos. Hoy hacer un calentamiento que nos viene muy bien. Nos sentamos con piernas cruzadas. De nuevo cruza tus tibias saca tus talones. Apoyar las yemas de los dedos. Apoyar a las manos encima de tus muslos en el centro de los muslos con los codos un poco hacia atrás, relaja la cara. Ensancha los hombros y, b, dejando caer en la piel de las nalgas. Un de las singles moviendo el sacro dentro del cuerpo tienen una relación cada vez más de tus nervios, sensores hacia los motores. Escucha para esto, tu instrucción, las aristas de los pies como cuchillas, empujando la rodilla externa hacia las caderas, hundiendo las singles internas, recogiendo el sacro, al inspirar el esternón, se levanta muy, muy claramente, salar la piel de la frente, coge el mentón y relaja la piel de la espalda alargando tus brazos hacia las manos pilar sirva y movimientos de cuello inspirando cabeza arriba salas vértebra vertebra recoge el entorno hacia adentro y. Y a tu ritmo. Bajan los hombros, se observa que estás apoyado en los guiones anteriores. Inspira las miras hacia la derecha. Esa las centro, inspira izquierda. Esa las centro. Y. A tu ritmo de un lado, hacia el otro inspiró Spirou establece tu respiración, cada vez más, y no automatizar los ejercicios, intentando que a través de tu respiración observar, cuello hombros y todo el conjunto de tu cuerpo. El az a la cara y no es muy serio. Muy seria, paramos inspiramos de la coronilla y. Dejamos caer una oreja hacia el hombro. Sin levantar el hombro e inspira subes a las bajas y. De un lado hacia el otro. Aquí tu mente receptiva, que está a la escucha, recogiendo esa capacidad sensible de captar el mayor número de sensaciones, e incluso capta las sensaciones en la parte alta de tu espalda, todo lo que tú cartes aumenta tus beneficios. Tomás aire a las salas, Sala, muy bien de espacio. Tomamos aire y dejamos caer la cabeza abajo. Ahora vamos a hacer rotaciones y inspiradas estás en el cuello. No llevas mucho la cabeza hacia atrás, sino desde el uno al otro inspirando -saldando, observa que ritmo de respiración tienen movimiento, no al contrario, no pongas el movimiento, primero, sino que sea la respiración, el movimiento sincronizado con esa respiración no, muy lento, no muy rápido. Dinámica, cambia de dirección hacia el otro lado. Observa diferencias y capta el mayor número de sensaciones, imponerle nombres sin titular las cosas sin tirar. Abre los ojos con los ojos abiertos, tomas aire; eleva toda la columna vertebral y a gira, y. Es que la mano que agarre Alexa la mano que agarra por encima del muslo, completa la exhalación y tu torsión es concluida y eleva columna vertebral y a tu ritmo acuérdate de agarre y con la exhalación, vaciando el final de la torsión, sin forzar siendo gradual con tu respiración sincronizan, movimiento con la respiración y. Es muy bien, cambia ahora el cruce de las tibias. Llevábamos mucho tiempo encima de algo paja al suelo, yo estoy aquí y dejamos una no vamos a alargar los costados, dejamos una mano en el suelo. La otra inspira, se acerca el brazo hacia la oreja sin hacer. Estos gestos queremos al inspirar ganar la perpendicular y da primero inspirando como algo que se eleva hacia arriba y Àlex. Salar. Desciende por su propia inercia. Sobre la mano inspiró, el brazos levanta sala. Bajo y. Y con la tracción del brazo, que está apoyado, subo y axa. Lo bajo y. Y y una larga hacia arriba no te inclinen antes de tiempo se lamente siempre. Bueno, siempre. No es una palabra muy adecuada muchas veces, pero muchas veces lamente. Va por delante de todo del cuerpo momento presente y anticipa las cosas a la mayoría de veces de una forma equivocada o poco acelerada. Si ves cómo va el mundo, aros que el mundo está dentro de nuestro corazón. Entonces es nuestro corazón el que tiene que comprender las cosas inspirando, lo estás haciendo inspiró? Pirlo muy bien. Paramos haciéndolo por el lado contrario de espacio, desde aquí no vamos a primero hacer este ejercicio varias veces como podáis, dentro de la medida que podáis, sin dar golpetazo bien, voy a ver si puedo hacerlo con el aparato, éste, mirar, vecinos se hace mucho ruido. Es para flexibilizar esta tarde un poco la columna vertebral entonces. Desde aquí voy a primero a estirar mis piernas, a inspirar como un elevar mis brazos y una pinza dinámica y de piernas hacia atrás, y le elevó y echado varias veces. Y arriba caigo. No olvidarnos de subir hasta el final de la inspiración! No? Bajar hasta que no termina en sí y en toda la instalación hacia atrás! Y seguir bajando, doblando la rodilla para flexibilizar la espalda y a tu ritmo. Y es y para Amos la. Todo el cuerpo. Sin mover un ápice, nada ni ningún una pestaña. Nada, todo inmóvil hace eso. Ahora es tu momento de hacer unos pequeños movimientos, pues te encuentras incómodo incómoda, te centras en Twitter y te relajas unos instantes. Capta a través de ese apoyo que es la respiración, el mayor número de sensaciones que, puedas que están sucediendo para volver la mente a lo que es real. Apoyamos la mente a través de la respiración, apoyada en ese balcón de tu respiración, para mirar el cuerpo desde los huesos hasta la piel, con sensaciones múltiples. Cómo? Incluso la actividad que tú has hecho todo empieza a calmarse, la mente y el cuerpo. En primer lugar, el cuerpo empieza a calmarse. Muy bien de espacio, haciéndonos siempre hacia un lado, apoyamos una mano y apoyando su una mano, nos ponemos sentado sentadas para realizar hoy. Vamos a realizar las 12 postura, te vas a ir preparando. Voy a poner mi cronómetro para que no se nos haga tarde. 12 posturas de la pah cruzamos las tibias. Nos ponemos en una postura cómoda de piernas, cruzadas vamos a estirar las tibias. Esto nos asegura al poner al Tour y tener las caderas salir con las rodillas, esto nos protege, rodillas y caderas de sentarnos en sillas, pues pensemos que los orientales, todos la mayoría, se sientan en el suelo desde niños, hasta que son mayores imaginarnos nosotros a una señora de las nuestras, una de las nuestras, una abuela ya de las nuestras, yendo hacia el suelo y levantándose del suelo ni imaginable ni ellas mismas se lo imaginan que puedan hacerlo. Entonces, un ejercicio de sentarnos al suelo ya es un ejercicio de mucha paz, nos da paz, y el suelo es una cosa, que es la tierra donde nos acogemos, nos sentimos seguras. Entonces, todas las personas que se sientan en el suelo da ya un gesto de paz. El gesto de es paz o es un gesto que cierra muy bien un símbolo, que es la paz. La paz la tenemos encontrar. Si no la tenemos, no pasa nada, pues no hemos dado cuenta que cosas que no tenemos podemos. Esto es importante. Si no tienes paz pueden cultivar la paz, pues luego después puedes dar la paz; si no tienes paz no puedes darla a los demás. Primero incluso debemos de dar la paz a los demás para encontrar la paz en nosotros y nosotras mismas vale. Entonces bueno, no es fácil, y cuando a veces se nos va, pues es más difícil. Por eso practicamos esta semilla del yoga, para encontrar la paz. Cada vez más en los espacios que luego se van a repetir en la cotidiana con las piernas cruzadas se lleva su tiempo con un mismo cruce cambiado. Si lo vamos a hacer para no las piernas, cruzar las piernas en el centro; sacar las carnes de las nalgas y empezamos con los gestos. 12 gestos de la paz llamado en sánscrito Santi, recogido del libro de un libro que encontré hace muchos años, que me recomendó un profesor de Murcia, llamado Juan Ortiz, de Diana; con el estuve practicando ya que los practicantes de yoga nos vemos como diríamos adictos, necesitamos, practicar y encontrar zonas que practiquen y entre cruzar nuestras vidas. Empezamos después de tanto rollo, disculparme; hablo mucho, pero me parece muy interesante compartir estos conocimientos. Comenzamos con la primera sana o gesto. Llama Dro programa. Voy a explicar un poco también esta tarde el significado alguno de los significados, pues tiene, como toda la simbología, tiene muchas interpretaciones. Forma parte de las tres deidades en el hinduismo, que no es Rahman Brafman, es Dios, el absoluto, pero drama igualmente. Sin final indica el absoluto dentro de las tres de edades que conforman como dijéramos su misterio entonces tienes programa que es el absoluto vale si va digno sería el preceptor el que hace que las cosas se guarden, se proteja y si va completa el ciclo, siendo el texto doctor para comenzar de nuevo en absoluto. Entonces, hacer en esta etapa cíclica y nosotras aquí en esta posición de piernas cruzadas o pierda de postura de meditación que a ti te guste la espalda, o también ya al borde externo de la silla, con las plantas de los pies a la anchura de tus caderas y no hacia atrás, las sillas. Por eso nos ponemos al borde las manos encima de tus músculos. Puedes también hacerlo en una silla todos los gestos, muchos de ellos que vamos a hacer; los que no sigue es en una posición estable, con piernas cruzadas o, como más cómodo te encuentres para seguirnos comenzamos inspirando, y comenzamos con muestra. El gesto del absoluto ensancha los hombros y por los antebrazos paralelo al suelo, inspira si el ex salar baja las manos. Apoyan tus muslos hombros hacia atrás; los codos un poco hacia fuera un pelín hacia fuera y un poquito más atrás de tus costados. Eso libera el tórax y eleva la piel del tórax. Estas, apoyada, apoyado en los anteriores con los ojos abiertos Thomas Aire. Profundamente y Aleksandar gira la cabeza hacia la izquierda. Mira un punto fijo delante de ti sin parpadear y empieza a escribir mirando ese punto fijo que has elegido concentrada. En ese punto concentrado en ese punto, empiezas a mirar cosas que ves por formas colores, personas e incluso que estén practicando contigo cosas que ves sin mirar. Comienza mantendré un tiempo para registrar el mayor número de cosas que ves, sin mirar. Inspiro y vuelves aquí. Tomando aire profundamente con los ojos abiertos y Alex Salar, va cerrando los ojos y girando la cabeza hacia el centro. Llevas tu mirada interior hacia el entrecejo, visualizando en el entrecejo. La llama de una vela, un símbolo o una imagen que a ti te recuerde algo que te apetezca. Tomamos aire profundamente alargando los costados y salar, abriendo los ojos, gira la cabeza hacia el otro lado para realizar un programa muy dura por el lado contrario, con los ojos abiertos, sin parpadear, busca un punto fijo en la pared y empieza a escribir cosas que ves sin mirar cosas que vemos sin mirar, por colores, formas todo lo que ves, mirando ese punto fijo, mantener el tiempo que tú quieras; si tienes que parpadear, no te preocupes, pero intenta mantener la mirada concentrada en ese punto fijo. Tomamos aire, profundamente y Alex salar giramos la cabeza hacia el otro lado y cerramos los ojos llevando la mirada de nuevo a la entrega visualiza la llama de una vela, por ejemplo, o una imagen o símbolo que. Tomamos aire profundamente y abres los ojos, nos preparamos para la siguiente. Sana y inspira costados y gira, hacia el lado izquierdo, apoyando la mano izquierda, detrás en un apoyo si te vas muy, muy atrás, Pontus un apoyo te levantas si estás en una silla, puedes agarrar el respaldo, poner una mano en uno de los soportes de las sillas, y te quito más, aire a largas, costados una vez más y Álex salar, gira y inspira. Alarga costado, si el la gira y inspira, observa que no se tire adelante. Rodilla derecha. Sigue atravesando la rodilla derecha y levantando la torsión desde la pelvis y derecha y por último cabeza y cuello mantenerte tomás aire profundo y salar observas tu respiración y tu mirada. Tomamos aire a costados y Aleksandar, giramos, hacia el centro, palmas de las manos, y te observas unos instantes, una mente activa advirtiendo un pasado, un presente y un futuro de una forma activa, inspira de nuevo a la larga costados. Abre los ojos, extiende su columna vertebral y apoya a tus manos. Mirando primero al frente, sin todavía torcer la cabeza y inspira a largas costados, y vas girando desde los hombros y omóplato y inspira varias veces. Y Alex Alar gira. Que no se sale adelante la rodilla izquierda y levanta al inspirar desde la izquierda y, por último, cabeza. Más aire: profundamente: hacia la coronilla y salar gira con las palmas de las manos encima de tus muslo. De. Observa. Relaja la cara. Siguiente Astana postura, la flor del Lotto vas a ponerte cruzando las tibias de forma contraria quien pueda practicar la flor de loto, porque así lo haga la puede hacer. Nosotros seguimos en una ya extendiendo las cuatro esquinas de los pies, aguantando que quizás mucho tiempo en el suelo sentadas de un ladrillo de un cojín pues no estamos acostumbradas y empiezan a doler. Nos todo no. Esos dolores e incomodidades empiezan a despertar cosas, que también empezamos por sar de nuevo. Su casa; ana y postura de flor de loto; o medio Lotto, más sana, o más sana; y salar palmas de las manos en el centro del pecho. Ensancha los hombros, tira de los pulgares hacia ti. Ve bajando las manos, vamos a repetir después La flor de loto y apoya. Mano izquierda que recoge tu mano; derecha, te colocas justamente las manos dos dedos, por debajo de tu ombligo entre tu ombligo y el pubis que los dedos pulgares, casi se toquen. Pero no se tocan postura de manos de las manos, y cualquier gesto en tu cuerpo influye a tu sistema nervioso. De eso ya se dieron cuenta los sabios de la antigüedad en yoga. Trabajamos en un nivel sin ensancha los hombros, se inclinan de un poco en los huesos, de delante nada relaja la cara y practicamos la tercera sana. De las 12 posturas de la Paz a Axa, muestra el gesto que disipa. Todo miedo. Te preparas, ensanchando los hombros, relajando la piel de la espalda, observando que estás apoyada, apoyado en los huesos de las nalgas, cogiendo la lumbar-ojos abiertos, cara relajada y con una quizás pequeña, sonrisa en tu rostro. Con el codo izquierdo, apoyado de una forma imaginaria al inspirar desde ese codo apoyado el antebrazo, se gira y se pone a salar. Perpendicular con la palma de la mano, mirando hacia el frente. Pero un poco en oblicuo hacia ti, relaja los hombros, manteniendo hombros, lejos de las orejas, y mantiene en este gesto el tiempo que quieras. Pues es el gesto que disipa. Todo miedo. Ojos abiertos, que no miran a ninguna parte con los ojos hacia atrás del cráneo. No dejéis que tu mente te puedes hacer, la pregunta, al repasar el cuerpo y dibujarlo observando tu respiración y cómo te sientes en este momento, porque a ti, a ti, en esta postura, llama a el gesto que disipa. Todo miedo, tú eres nosotras, nosotros no hacemos posturas. Somos la postura. Relaja los hombros, toman aire y el salar la mano para ir lentamente desde el codo, que está apoyado imaginario codo izquierdo a pocharse, de nuevo, a recoger la mano derecha, al inspirar sin preámbulos el codo derecho va a subir así de un lado con la inspiración y Álex salar. Mantener la postura observa por el otro lado. Tomamos aire, profundamente despacio, inspira ese código imaginario; derecho que está apoyado, y vuelves a recoger las manos en el regazo. Cambias el cruce de las tibias. Hacer todos tus ajustes, como cuando te pones un guante te lo pone bien la piel ajustada en el cuerpo, sí ahora sí flor de loto recordamos- pulgares, que apuntan hacia la base del esternón sin tocarlo los codos un poco más altos para poner los antebrazos paralelos al suelo desde la acción, desde la base de las manos a la punta de los dedos al inspirar, sientes la presión en las palmas de las manos, ensanchando, los hombros y llenando el tórax aún más y al soltar. El aire te das cuenta cómo sube la presión desde la base de las manos a la punta de los dedos, ácido y inspira presión desde las manos hacia los hombros como platos hecha a las de la base de las manos, a la punta de los dedos. Flor de loto es el símbolo. En yoga la flor de loto es la flor que nace en los pantanos, una flor que justamente está en aguas estancadas, y ahí quiere que sus raíces flota una hoja, y de esa hoja nace un tallo de unos 10, 15 centímetros, dónde nace una flor, una flor que está recubierta, de una película, La flor de loto. Puedes estar con tus ojos cerrados la postura y así las palabras que estás escuchando van a entrar dentro de ti mismo, dentro de tu alma la flor de loto eres tú y la flor de loto, aunque salpicada por las aguas de los pantanos, se mantiene impoluta y cuando abre sus pétalos Sala una fragancia que de esa forma solidaria y generosa, como son tus cualidades que desarrollan para todos los seres, para todos los seres, sin igual al inspirar, levantamos los brazos por el centro del cuerpo como una montaña que se eleva inspirando buscando el cielo y al salar. Los brazos en cruz. Cierra los ojos y pon. Los brazos en cruz. Abre bien los brazos. Extendiendo desde las axilas anteriores y ensanchando las palmas de las manos se ensancha las palmas de las. Y mantendré inclinada un poco hacia adelante y inspira hacia la instalación, cierra los puños, dejando pulgares hacia arriba. Ensancha los hombros y relaja la piel de la espalda. Tomamos aire y el salar. Abres los ojos y relaja los hombros cada vez más; vamos a trabajar con nuestro nervio óptico en Azagra ristre a Saná La Sagra es limpieza del nervio óptico en sánscrito, sacando mucha vista hacia adelante; sin tensión; en los ojos; los ojos acumula mucha tensión que producen jaquecas e incluso problemas de cervical; muchos problemas de cervicales vienen de pro de problemas ópticos, relaja los hombros, y estamos haciendo todo ese trabajo, descargando hombros y relajando tu nervio óptico, tomás aire, profundamente y aspiras y girar los ojos y mover la cabeza para buscar, el pulgar izquierdo fija la mirada muy clara por el rabillo, del ojo izquierdo tu dedo pulgar izquierda, relaja la cara tomás, aire profundamente y desplazando extendiendo el brazo sigue mirando el pulgar lentamente, al salar, con la exhalación, en ese ritmo de la exhalación, sin dejar de mirar el pulgar apuntas como si quisieras hacer diana, o sacar el traste de un cuadro mirando. Desde ahí toman aire profundamente y giras. Los ojos no la cabeza relaja. Los hombros se extiende los brazos y busca fijamente. Tu mirada clara con los ojos abiertos, virando por el rabillo del ojo, derecho; el pulgar derecho una vez que tienes, fija la mirada en el pulgar derecho y inspiradas alexa, larvas, lentamente, desplazando el puño hacia el frente; muy despacio; mira a los pulgares delante de ti, relaja los hombros, junto a las manos, sacando las puntas de los dedos y inspira, si sin levantar la cabeza, los ojos fijados en los dedos pulgares, se siguen levantando hasta que se pierden, los pulgares de tu vista baja, los hombros sigue buscando los pulgares y Alexa lar sin forzar; aparecen los pulgares tú los mira relaja la vista mirando tus pulgares, y sigues bajando las manos hacia los pies y piernas. Sin bajar la cabeza, solo bajan los ojos. Cierra los ojos por final y cerrando los ojos, relaja la cara y frota tus manos para los escépticos escépticas a veces de la energía. Esto mismo, este calor que produce el brote de tus manos. Esto es energía y frotando tus manos para sacar el calor, hacerse una oquedad para los ojos y apoyas para dar este masaje esta propina a tu nervio óptico otra vez. Vez lo vas a hacer con los ojos abiertos y las manos muy cerquita de tus ojos. Sin tocarlos. Muy bien de espacio baja, los hombros, ensancha los hombros y te quedas; aquí ahorrando; movimientos va Palacio hacia la postura del perro y el gato de la vaca y Kato por las rodillas, a la anchura de tus caderas y las manos más o menos debajo de tus hombros, la distancia entre tus manos, entre tus manos y los las rodillas da, te da tus costados, o sea que desde las manos a la rodilla tenemos los costados ex a, Lando, vamos a meter la pelvis, arqueas la espalda, y miras un poco incluso hacia el ombligo; si quiere, despacio vas abriendo las caderas la espalda apretando pulgar índice las manos girando los bises manteniendo los codos en su sitio, miras hacia el cielo, la mirada es importante. Si puedes darle ritmo y con la inspiración subimos es y hablo a tu ritmo ex a Lando metes como un perrito y arqueas miras hacia el cielo. Como un gato es y. Y varias veces. Muy bien paramos después de haberlo hecho a tu ritmo varias veces y un gato, un perro evolucionan a un felino mayor en este gesto y hacemos la postura del tigre entonces despacio o tigresa -Alexa, la base a acercar la rodilla derecha hacia la cara e inspira mira, hacia el techo extendiendo la pierna. Es y es y varias veces la mirada. Muy bien, por el otro lado. Cuidado de no dar con la rodilla la cara a mí me pasó un día, me emocioné darle ritmo a las respiraciones, y es como una bomba de aire que quiere llenar una rueda de bicicleta. Es y es, y muy bien paras y despacio. Te vas a ir lentamente, lentamente con las manos. Tirando los brazos a sentarte espacio encima de tus talones. Te sientas encima de los talones, y esta postura la llamamos en esta secuencia de las 12 posturas de la paz. La postura de la liebre uno es una liebre que está descansando de espacio, la liebre lentamente dobla los codos y se pone; a descansa, observa la acción de tus manos, apretando las en el suelo, desde el pulgar, y el índice, como ahora sí que notas que el codo va hacia dentro, y si aprietan los antebrazos observarán los hombros hacia atrás, hacia abajo y omóplato social, hacia dentro descubriendo. El pecho todo está en contacto de las manos, en el suelo apoya las nalgas, en algo, si no te llevan a los talones, buscarte una manta y a la postura de la liebre. 1. Postura de una liebre. Descansando en el campo. Relaja la cara repasa la postura. Intenta que los dedos gordos de los pies coincidan los talones, estén hacia fuera, el mayor número de detalles que puedas que están sucediendo en ti. No dejes que la mente se disperse. Ahora solamente sin descargar las nalgas de los talones, la presión de las manos claras desde el pulgar y el índice de las manos se estira solamente los codos manteniendo los hombros bajos, los codos internos que se miran todos, internos, que se miran hacia adelante; tristes, que se alargan bajando hombro y omóplato hacia adentro y te mantienes en una liebre. Aquí eres una liebre que se quiere poner a saltar. Te estás preparando como una liebre que salta en el campo. Aquí eres la liebre, 2. Entra a comprender la postura desde los contactos observa todos tus contactos. El mayor número de contactos que puedas las manos extendiéndose desde la piel de las manos. Te da los brazos comprendiendo tus brazos. Alargar los costados, bajando incluso la piel de las nalgas hacia los talones; observa la curvatura, de tu sacro y relaja el sacro, extendiendo hacia bajo tu columna vertebral bajando trapecio; y ahora desde aquí nos ponemos a cuatro directamente. Sin hacer muchos movimientos y vamos a la liebre, tres dejas caer la cabeza, como un péndulo, y dejando caer la cabeza como un péndulo. Cómo bascular tus brazos vas a apoyar la coronilla cerca de la coronilla; pues queremos hacer un gran estiramiento en la zona cervical. Llevamos los ojos hacia atrás nos quedamos aquí en esta posición. Extendiendo la zona cervical. Tomamos aire y inspiramos y al salar de espacio, te vas yendo muy despacio, a cia, sentarte muy lentamente, y esta vez nos vamos a sentar entre los talones; entonces, formas de cómo sentarnos entre los talones fijados. Nos ponemos, me voy a poner, lo voy a hacer, como el otro día. No voy a hacer de espaldas. Entonces, bien, me puedo poner cosas que me puedo poner para no hacerme daño, pues en esta postura vamos a estar durante un tiempo si tengo problemas de tobillo peines tobillos en peines tomate tu tiempo e tomás esta instrucción haces un rulo con una toalla de baño, personal, poner dos toallas, que son de estas pequeñas, para diferenciarlas mejor, y las pones ahí y esto te va a dar. Voy a coger la manta, pues la manta también puede ser un apoyo para librar problemas de rodillas. Esto para los tobillos queremos sentarnos directamente entre los talones. Entonces, es la siguiente. A sana de Sat te pones entre los talones, algo, una altura te puede suponer. Si todavía duelen las rodillas esto para las corbatas y desde aquí te sientas. Ensancha los hombros, estaríamos en una postura de vida sana; las manos la vamos a poner como una esfinge. Si tuvieras problemas para seguir manteniendo esta postura, te puedes poner más alturas. Los tobillos suele ser una zona que duele, a veces mucho. Pues hay muchos nervios, Bale, queremos estar entre los talones; entonces también te puedes poner un cogí más alta. Si quieres, vale todo lo que quieras, te alta para estar en este gesto pues este gesto a línea muy bien. La columna vertebral la pone muy bien recta. Muy bien. Ahora me quito yo los apoyos para hacer la siguiente sana, que es mantenida durante tres minutos. Voy a poner mi cronómetro. Veníamos desde liebre 3; recordamos la liebre tres entonces juntamos las rodillas internas, rodillas internas, talones hacia fuera y desde aquí nos sentamos entre los talones entre los talones saca los talones hacia fuera, ensancha los dedos de los pies mantener el dedo gordo de los pies; apretando como el ladrillo, los talones hacia fuera, y se para abriendo mucho, incluso el dedo pequeño, tirando tu dedo pequeño, sacar la carne o la piel desde la cabeza de la tibia. Esto también te alivia e incluso le da sentidos con tus manos a la piel del cuerpo que también hace que tu mente comprenda más lo que está pasando en el cuerpo, y así el sistema nervioso integre cada vez más las cosas cómo solucionarlas, apoya pulgar, índice de las manos y todos los dedos y desde el pulgar y el índice de la mano. Lleva los hombros hacia atrás y descubre las axilas. Queremos sentir el aire en esta zona. Con el anular y el de las manos, con las manos anular y meñique baja la piel de los trapecio. Continúa en ese ciclo de inspirar a apretar de donde los pies sacar talones hacia fuera, hundir inglés, y levantar hacia las axilas. Todo eso es la inspiración repito, inspiramos apretamos de dos de los pies separando talones; hundimos, la singles, ensanchar los hombros y Àlex; hablar desde la frente relaja cada vez más la piel de la espalda; alargando los brazos hacia las manos; manos, apoya tus manos en los muslos encima de los muslos, mantén los codos hacia atrás ligeramente manteniendo hombros y homo. Platos, dentro relaja la cara, vamos a hacer una postura la penúltima postura de Santi, los 12 gestos de la Paz Santi Spa. Desde aquí hacemos una visualización, imaginando desde la punta a base del externo, dibujar un triángulo hacia las caderas desde la punta base del esternón. Otro triángulo hacia las clavículas entonces al inspirar, vamos a imaginar que desde ese vértice común de ambos triángulos al inspirar entre el aire desde ese vértice y llenan el triángulo hacia las caderas inspirando llenamos, el triángulo hacia las caderas y Alex salar volviendo a ese punto común llenas, el triángulo hacia tus clavículas inspirando hacia las caderas. Hacia las clavículas y nos quedamos aquí dos minutos. Comienza la tierra tus ojos. Es muy serio, muy seria y al inspirar el aire, que entra hacia las caderas llenando el triángulo y Álex a la desde ese mismo vértice. Desde la base del esternón hacia las clavículas, llenando el triángulo. Continúa. Vas concluyendo. Tu visualización. Santi. En un sello. Un sello es como un cierre. Antiguamente, los sellos eran hechos, con ese esa cera que se ponía, y el sello era la identificación de ese remitente de la carta. Entonces, hacemos ese sello, dentro nuestro, para enviar esta paz a todos los seres, para salir de la postura. Sacas una pierna vaca es la otra y cómo las rodillas han estado forzadas la rodilla por encima de ella, haciendo un cerco para apartar toda la carne de encima de la rodilla, tirando de la carne hacia ti. Con las dos manos, el talón lo sacas para estirar la pierna y sufrir menos agarras haciendo un cerco por encima de la rodilla para sacar el otro talón, y, así que, vaya entrando la sangre poco a poco a esa rodilla, que ha estado tan exigida, y tanto tiempo doblada muy bien, bajamos hacia el suelo, sentada o sentada en elementos de los apartados, los pones todos bien, quiero Torben y despacio. Nos ponemos en la última sana juntas. Las plantas de los pies, plantas de los pies, juntas a la distancia de tu sacro, más o menos, entre el coxis y pies juntos es la distancia, la distancia. Tu calcula más o menos no tienes que ser exacto, pero ponerse intención de poner la distancia desde los pies hacia el la misma, que tiene tu tronco Bale, nos ponemos las palmas de las manos en el centro, con el dedo corazón, el dedo pulgar apuntando hacia la base del externo, los codos un poco altos, y los antebrazos paralelos recoge un poco el mentor y los Homo platos hacia adentro te coge la vista hacia ti. Recoge los ojos a practicar minutos, y, en este gesto de cierre, gesto de paz. Un mantra llamado. Son al inhalar perdón es aleksandar Jan Ali Alex repito no lo he dicho piden. Perdón. Son Alex salar. Jan al inhalar. Ahora comienza durante tres minutos en esta postura con plantas de los pies. Juntos, rodillas, abiertas, los pies separados del coso y la distancia. Los las manos juntas, en el centro del pecho palmas de las manos juntas en el centro del pecho, gesto de oración con los codos. Tus orejas: cerrando tus ojos: tres minutos. Practicamos el mantra eso. Soja significa yo soy yo soy mi respiración son álex Sala internamente hace el sonido el mantra interior jan Alina la son álex, Sala jan, al inhalar. Inquina un poco el mentón recogiendo la parrilla, poniendo tu cara, un poco mirando hacia el pecho en señal de saludo a tu potencial, que es el que queremos desarrollar tu potencial. Si tu mente se va a sentir el aire entrar, ya estás. Son. Alexa, la soltando el aire al inhalar. Son sala. Sonido durante todo el espacio de tu exhalación. En todo ese espacio de tu inspiración sin forzar cada vez más encontrando tu verdadera naturaleza. Tu respiración natural. Muy bien de España. Mente, toma aire profundo, y vamos haciendo que cogemos los muslos de espacio y te vas a tumbar en postura de. Si necesitas poner una manta para la cabeza, porque la cabeza se te va muy hacia atrás, la pones vas a hacer postura. Postura de relajación entonces muy lentamente, muy despacio. Vas poniendo para que no se te vaya todo hacia atrás. Te tumbas con control lentamente apoyar los codos. Las plantas de los pies en el suelo eso te va a ayudar. Apoyase el sacro y te vas, tumbando de Espacio Tura, de Saba sana postura del cadáver. Puedes agarrar el borde externo de tu esterilla, agarrando con el pulgar y el índice apretar los codos; levanta el pecho y baja hombros y homo, platos hacia dentro, gira los brazos, alargando y girando las palmas, un poco hacia el Pulga para que así más y mejor la entrada de la idea tutora, apretando el talón, derecho con todo el cuerpo, relajado toda la espalda, estable. En el suelo base estirando la pierna derecha toda la pierna se quiere salir del tronco literalmente un tronco y una cara relajada las dos piernas. Tomás, aire y el salar, regla. Puedes, incluso mover tus muslos, hacer unos pocos movimientos, hasta quedar totalmente. La inmovilidad nos da la oportunidad de ver que, aunque nos paramos nada, se para todo. Sigue en movimiento. Movimiento sobre movimiento. La mente también es móvil y dentro del cuerpo nada se detiene. Lleva tu conciencia táctil a los talones, comprueba y verifica que estás en ellos y recorre plantas de los pies. No piensen las cosas, sino intentar percibir palpar los pies, aunque sigue imaginando, te ponerte un calcetín está entre los dedos de los pies en Peines, tobillo. Te imaginas incluso el interior de tus pies, desde el tobillo hasta la rodilla, toda la pantorrilla gemelo desde la rodilla hasta el muslo, ingle cadera y toda la pierna, y el pie, primero uno peso, la sensación ni el volumen de pie y pierna y luego el otro pie y la otra pierna, ambas piernas por igual y pies tomas aire profundo desde pies y piernas y Alex salar soltando el aire. Piernas, Rey, la observa el apoyo de tus manos, y describe el contacto. Los puntos que pueden sentir, que están en contacto con el suelo. No escatima detalles. Primero una mano y luego la otra. Palmas de las manos dorso, dedos, en señal. Que salen hacia arriba, como unas manos que se hunden relajando tus manos, claramente. Muñecas. Desde la muñeca hasta el codo, lo mismo que has hecho con las dos manos. Primero un antebrazo, luego el otro, no obstante, brazos desde el codo hasta el hombro. Los brazos altos dice. Es triste. Observa qué actividad tienen, los músculos llamados a la acción de tus brazos, como se encuentra en este instante, te lo imaginas tomando aire desde la punta de los dedos, de las manos; hasta los hombros, manos y brazos, respira, y al sentir el aire, soltar, tus manos y brazos, reciben la señal de tu cerebro. Rey, la viajase, hasta las nalgas, percibe tus nalgas, y cómo ser real absorbe en una sensación de la, es fin muscular órganos de reproducción sexuales y de toda esa zona tomando aire, sin forzar, siendo consciente de que el aire visita esa región más fácilmente y Alexa, la. La sientes, el apoyo de toda la espalda y las sensaciones de tu espalda baja tu espalda me envía tu espalda, alta percibes. Ahora una columna vertebral. Imaginando tu sistema nervioso central, tu sistema nervioso central, sin tu pensar ni hacer nada, está integrando todo lo que te ha ocurrido en este preciso instante a cada instante está comprobando, verificando, analizando y metaboliza todo lo que tú haces dice piensas escuchas miras comes el sabor el gusto la vista todo hacia adentro columna vertebral sistema nervioso central órganos internos imaginando la temperatura que tienen tus órganos internos. Y toda la columna vertebral y el tronco reciben un aire limpio y renovado. Lo observas y al sentir el aire. Salir, te repite. Es columna vertebral del sistema nervioso central órganos internos la los hombros el cuello y la nuca como aparece en este primer instante, te interesa no cambiar nada, no quitar, no añadir, no ponerle nombres para captar el mayor número de sensaciones que tengas, en los hombros el cuello, y la nuca. La curva de tu nuca y la garganta; incluso. Tomás aire, de hombros, cuello y nuca; y al soltar el aire hombros cuello, y nunca te dice. La observa en este preciso momento el apoyo de tu cráneo. La sensación, desde el cráneo cabello. Ojos párpados frente mejillas pómulos, a raíz de la lengua mandíbulas, la biólogos y como el aire entra y sale sin tu hacerlo apoyada apoyado por ti. Te quedas ahí observando tu ombligo, como cada vez más, se vacía de aire. Tu cuerpo sin el ombligo empujar apenas un minuto más. Para salir de la postura, sin mover nada, primero haces tres respiraciones profundas un poco más profundas de lo normal. Sin mover los codos, cuando terminan las tres respiraciones una mano busca el pecho a la altura de tu corazón y otra mano busca el abdomen. Espero que el calor de tus manos se funda con el calor de tu interno. Recoge las plantas de los pies en el suelo, y, recogiendo las plantas de los pies en el suelo, te vas a girar hacia el lado derecho, todo el cuerpo llevando la rodilla derecha hacia adelante y codo izquierdo. También te quedas en esta postura prenatal unos, instantes más, sin sujetar nada. Eres capaz, como decía Xabi Alonso. Como los finales de las películas de ver las perlas al romperse el Goya caer al suelo votando en todas las direcciones de la habitación no sujetas, nada, y eres capaz de ver las cosas tal como aparece, incluso a cámara lenta. Muy bien de espacio, apoyando una mano a mano derecha, lentamente. Desde ahí te vas levantando. La mano izquierda, perdón y nos sentamos para despedirnos. Nos sentamos en una postura de meditación. Ya puedes sentarte, es tu sentada como la luna, que se sienta en el cielo y el Sol, que ha dejado paso para tu descanso. Te pones una postura cómoda, de meditación para mantener ya el tiempo que tú quieras. Pues lo que ha hecho el trabajo de Santi o cualquier trabajo de yoga es mantener tu columna vertebral estable para que tu sistema nervioso puede tener una disposición de observador. Una posición de contemplar. Las cosas, tal y como. Vamos a cantar el tres nos vamos a preparar. Te preparas tu espalda, cierras tus ojos en zonas tu conciencia, al inspirar, te concentras en el aire al entrar sin forzar. Alexa, la que iría al salir hasta el final de una forma natural sin empuja. Cantamos tres veces para despedirlo. Inspiramos profundamente. Una o. La O y b. No, o no. Tasas o Santi, o papá; papá, para que, por esta virtud de nuestra práctica, en el agradecimiento. En el cultivo como campesinos y campesinas de nuestra propia tierra, labrando rotura en nuestra tierra el cuerpo de esta tierra para sembrar la semilla que un día ha de brotar. Votar llamado paz, paz en todas las direcciones y para todos los seres, para todos, los eres, para todos los seres. Cuando decimos, todos los seres decimos incluso las cucarachas todos los seres. Muchas gracias. Nos vemos el próximo día que tengamos una noche espectacular de buenos sueños y gracias.

Propietarios

Gestión Umu Deporte

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Yoga (+información)

Yoga

Descripción

Mejora tu control postural, la concentración y relájate practicando esta disciplina milenaria.
$autor
$fecha
$texto
  • Enlazar
  • Aula Virtual
  • HTML
  • Facebook
  • Twitter

Para enlazar este video en cualquier página, puede usar esta URL:

Captura

Aula Virtual puede incluir de forma automática Videos de TV.UM.ES en el mini-editor HTML (FCKeditor) de cualquier herramienta (Tareas, Exámenes, Anuncios, Recursos, ...).

Para incrustar el vídeo en el mini-editor HTML del Aula Virtual, debe pulsar sobre el botón "Copiar para pegar" y en el mini-editor HTML del Aula Virtual pulsar en el botón pegar o pulsar la combinación de teclas Ctrl+V.

El video aparecerá directamente como una imagen de resolución , y al hacer click sobre ella, se reproducirá.

Para enlazar con tamaño fijo (click para copiar):

<iframe src="https://tv.um.es/vi?id=142429&idioma=es&res=720x405" width="720" height="405" frameborder="0" allowfullscreen></iframe>

Para enlazar con tamaño dinámico (click para copiar):

<div style="position:relative;padding-bottom:56.25%;background:#000;">
  <iframe src="https://tv.um.es/vi?id=142429&idioma=es&res=720x405" width="100%" height="100%" frameborder="0" allowfullscreen style="position:absolute;top:0;left:0;bottom:0;right:0;"></iframe>
</div>

Para más información sobre cómo enlazar videos o usar la API, consulte esta página.

En breve.

En breve.