Idioma: Español
Fecha: Subida: 2011-06-03T00:00:00+02:00
Duración: 11m 11s
Lugar: Facultad de Veterinaria - Sala de Disección de Anatomía Veterinaria.
Lugar: Curso
Visitas: 18.293 visitas

Musculatura intrínseca del Miembro Torácico del perro: plano topográfico medial. Principales estructuras vasculares y nerviosas

Área de Anatomía y Embriología Veterinarias

Transcripción

Una vez retirado el miembro, podemos apreciar la musculatura que se topografía por toda su cara medial. Empezamos con la región de la espalda  y podemos apreciar cómo hemos dejado liberada la cara serrata, la superficie de fijación de los músculos serratos ventrales, tanto del tórax como del cuello. Asimismo, toda la fosa subescapular  que se describe en la escápula, apreciamos que   queda cubierta por el músculo subescapular, un músculo muy estratificado en la especie canina. Este músculo subescapular se encuentra  inervado por este nervio, que es el nervio subescapular, un nervio exclusivamente constituido por fibras motoras. Cranealmente por esta cara medial, también se puede apreciar el trayecto del músculo supraespinoso. Músculo que perfectamente describimos anteriormente por la cara lateral ocupando la fosa supraespinosa. En relación con este músculo, podemos apreciar el trayecto del nervio supraescapular, nervio que se hará lateral para inervar tanto al músculo supraespinoso como al músculo infraespinoso. En la región de la espalda también podemos apreciar ahora completamente el trayecto del músculo redondo  mayor. Este músculo redondo mayor, recordamos que analizamos su porción proximal por la cara lateral del miembro. Sin embargo, advertíamos que veríamos  todo su trayecto por la cara medial.   Podemos ver cómo este músculo termina en un fuerte tendón que se inserta en la tuberosidad que lleva su nombre en el extremo proximal del húmero. A este músculo llegará también la inserción del músculo latísimo del dorso. En relación con ese músculo redondo mayor, podemos encontrar el trayecto del nervio axilar, nervio que impulsará al músculo  cleidobraquial, músculo redondo mayor y al músculo redondo menor y también el deltoides como decíamos anteriormente. Pasamos a la cara medial del brazo y podemos apreciar diferentes estructuras vasculares y nerviosas, además de las propiamente musculares. Como músculo superficial de referencia nos encontramos un músculo muy fino que cubre parcialmente la cabeza larga  del tríceps. Este músculo fino que termina en   la fascia recibe el nombre de músculo tensor  de la fascia del antebrazo. Está inervado por el nervio radial, y como su nombre indica,  además de fijarse en el olécranon del cúbito, principalmente lo que hará será tensar la fascia que recubre a todos los músculos del antebrazo. Por lo tanto, hay que tener presente que dicho músculo nos oculta parcialmente la superficie medial de la cabeza larga del tríceps. Cabeza que describimos también anteriormente cuando analizábamos la superficie lateral del miembro. Es en este en este plano de disección medial cuando también observamos, cubriendo la cara medial del húmero, la porción medial o la parte medial del músculo tríceps del brazo. Por lo tanto, decíamos que el músculo tríceps tenía cuatro componentes en el perro que podemos de nuevo recordar. Por la  cara lateral, la cabeza larga, la cabeza lateral,  la cabeza accesoria y medialmente, la cabeza medial. Los cuatro componentes se insertan mediante un tendón común en el olécranon del cúbito. Muy importante por esta superficie medial de la región del brazo, la situación y conformación de este músculo flexor del codo que es el músculo bíceps braquial. El músculo bíceps braquial parte de un tendón que se origina en la tuberosidad glenoidea de la escápula. Desde esta tuberosidad o tubérculo glenoideo de la escápula, el tendón discurre entre ambos tubérculos  del húmero y alcanza la cara medial del radio. Este músculo bíceps del brazo, podemos apreciar que queda inervado por el nervio musculocutáneo. Nervio que también va a prestar inervación al músculo braquial, que observábamos también por la cara lateral del miembro y a un pequeño músculo que se sitúa entre el hombro o en la región del hombro por la cara medial, entre la escápula y  el húmero, que es el músculo coracobraquial. Completamos el estudio de las formaciones  nerviosas describiendo el trayecto por esta cara del nervio radial. El nervio  radial es el más grueso de todos   los nervios del plexo braquial y ya  advertíamos que se hacía superficial   una vez retirábamos la cabeza lateral del músculo tríceps del brazo. Como formaciones vasculares importantes que  se describen por esta cara medial del miembro, describir el trayecto de las principales  arterias que nutren a estos músculos. En esta preparación que hemos replecionado con látex, se observa seccionada la situación de la arteria axilar. Y como ramas de esta arteria,  nos encontramos principalmente el trayecto   de la arteria subescapular. Debemos tener presente que para visualizar esta arteria hemos tenido que retirar, en toda su extensión, al músculo redondo mayor que vemos como la cubre totalmente. Rama de la arteria subescapular es esta otra arteria, que es la arteria circunfleja caudal del hombro. Y ya en la región del brazo, observamos cómo  la arteria axilar desprende su principal componente, que es la arteria braquial. En esta preparación quedan algunas ramas importantes de la arteria braquial, como corresponde a  la arteria profunda del brazo. La arteria braquial continuará su trayecto una vez rebase el codo y nos dará como última rama la arteria interósea común, que posteriormente describiremos algunas de sus ramas. La cara medial del antebrazo está constituida principalmente por los vientres musculares de los músculos flexores del carpo y de los dedos.  Estos músculos flexores del carpo y de los dedos,   también podemos describirlos de superficial a profundo o bien de craneal a caudal. Si lo hacemos desde la cara craneal a la  cara caudal, observamos en primer lugar un pequeño músculo que realmente escapa de los músculos flexores. Se trata del músculo pronador redondo.  Un músculo que parte del epicóndilo medial  del húmero y que alcanza la cara craneal del radio. Este músculo pronador redondo es el  antagónico a un pequeño músculo que se sitúa   cranealmente en el radio y que corresponde al músculo supinador. El músculo supinador queda cubierto por el extensor carpo radial y como decimos, es el antagónico al pronador redondo. Una vez analizado el músculo supinador y el pronador redondo, es cuando podemos proceder a la descripción de los músculos flexores del carpo y de los dedos. Siguiendo ese orden de craneal a caudal, nos encontramos a continuación del pronador con el primer músculo flexor. El flexor carpo radial.   El flexor carpo radial que, desde  el epicóndilo medial del húmero, va a alcanzar   la base del metacarpiano segundo. En un plano superficial y más caudal nos encontramos con el músculo flexor digital superficial. Este músculo podemos apreciarlo en esta otra preparación y podemos ver cómo, a nivel del canal del carpo, se tendoniza para desprender cuatro tendones que van a alcanzar las falanges medias de los dedos segundo a quinto. A continuación, en un plano más caudal y también superficial, nos encontramos con el músculo  flexor carpo cubital. Este músculo flexor carpo cubital se caracteriza porque en el perro presenta dos cabezas de origen. Una cabeza cubital muy fina que se origina en el olécranon del cúbito y una cabeza  más profunda, humeral, que como su nombre indica, se origina en el epicóndilo medial del húmero. Ambas cabezas, como podemos observar, fijan sus tendones en el hueso accesorio, produciendo la flexión de la mano.   Una vez retiramos estos músculos, flexor digital superficial y flexor carpo cubital, podemos apreciar el trayecto completo del músculo flexor digital profundo. Se trata de un potente músculo, ya que  consta de tres cabeza. Una muy desarrollada que   es la cabeza humeral y dos más pequeñas, la cabeza radial y la cabeza cubital. Las tres cabezas de este músculo, humeral, radial y cubital, confluyen en un tendón común que, como podemos apreciar, se divide en cinco ramas que se insertan en las falanges distales de los dedos primero y quinto. Completamos la disección analizando otro músculo pronador que queda ocupando el espacio interóseo del antebrazo. En este caso, por la forma que presenta dicho músculo y por el espacio que  ocupa, recibe el nombre de músculo pronador cuadrado. Estos mismos músculos, podemos también apreciarlos cuando estudiamos las principales arterias que discurren en relación con ellos.   Comentábamos antes el trayecto de la arteria braquial y su terminación como arteria interósea común. Pues bien, esta arteria braquial se va a  continuar por todo el antebrazo como arteria   mediana, que va a quedar cubierta por las de  la cara profunda o la cara más interna   del músculo flexor digital profundo. Al retirar  este músculo flexor digital profund,o apreciamos nuevamente la situación del músculo pronador cuadrado y decir o advertir que este músculo pronador cuadrado va cubriendo a una rama de la interósea común que es la arteria interósea caudal.  La arteria mediana, estamos apreciando cómo sobre la superficie de los tendones del flexor digital profundo termina en las arterias digitales palmares, las arterias que van a llevar riego a todas las formaciones que integran la cara palmar y también la cara dorsal de la mano.

Intervienen

Cayetano Sanchez Collado
Francisco Gil Cano
Francisco Martinez Gomariz
Gregorio J. Ramirez Zarzosa
Jose Maria Vazquez Auton
Maria Dolores Ayala Florenciano
Rafael Manuel Latorre Reviriego

Postproductores

Lorena Paula Velasco Rueda

Realizadores

Lorena Paula Velasco Rueda

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Francisco Gil Cano
Octavio Miguel Lopez Albors

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Sistemas Neuromusculares (+información)

Regiones espalda, brazo, antebrazo y mano

Relaccionados