Idioma: Español
Fecha: Subida: 2011-06-03T00:00:00+02:00
Duración: 6m 10s
Lugar: Facultad de Veterinaria - Sala de Disección de Anatomía Veterinaria.
Lugar: Curso
Visitas: 29.562 visitas

Musculatura intrínseca del Miembro Torácico del perro: plano topográfico lateral. Principales estructuras vasculares y nerviosas

Área de Anatomía y Embriología Veterinarias

Transcripción

Una vez hemos seccionado gran parte de los  músculos extrínsecos, se exponen por la cara lateral los músculos intrínsecos del miembro  torácico, que son los que vamos a estudiar por dicha cara lateral. Para ello, contamos con esta preparación donde todavía mantenemos fijado el miembro al tronco y con esta otra preparación, donde tenemos el miembro torácico aislado. Vamos a comenzar el estudio topográfico de estos músculos desde la región de la espalda, continuando hacia la región del brazo y terminando en la región del antebrazo. En la región de la espalda, una estructura ósea que podemos palpar corresponde a la espina de la escápula. En relación con esta espina, sabemos que se describen las fosas supraespinosa e infraespinosa. Pues bien. En estas fosas o estas fosas van a estar ocupadas por los respectivos músculos supraespinoso e infraespinoso. Hay que tener en cuenta que este músculo infraespinoso queda mayormente cubierto por la porción escapular de este otro músculo, que es el músculo deltoideo o deltoides. Al levantar el músculo deltoideo, observamos la prolongación de este músculo infraespinoso. En este mismo plano, proximalmente, también  podemos apreciar el origen del músculo redondo mayor. Un músculo que, principalmente, vamos a analizar por la cara medial del miembro. Cuando continuamos hacia distal, una  vez rebasado el acromion de la escápula,   nos encontramos con la porción acromial del músculo deltoides. Levantando completamente el deltoides, podemos apreciar los ramos del nervio axilar, que inervan este músculo   y principalmente oculto, el músculo redondo menor. Este músculo redondo menor podemos apreciarlo mejor en esta otra preparación donde, al levantar el músculo deltoideo, vemos cómo ocupa el tercio distal de la fosa infraespinosa para alcanzar su inserción en el tercio proximal del húmero. Si continuamos hacia la región del brazo,  topográficamente, el músculo más craneal que   nos encontramos cubriendo el húmero c orresponde al músculo cleidobraquial. El músculo cleidobraquial, como hemos comentado anteriormente, es una porción del músculo braquiocefálico que, desde la intersección clavicular, se va extendiendo por toda la cara craneal del húnero. En la región del brazo, el principal  componente muscular que nos encontramos es   el músculo tríceps del brazo o tríceps braquial. Sin embargo, este músculo en el perro consta de cabezas, cuatro vientres musculares. La mayor de todas ellas es la cabeza larga que,   como podemos ver, se origina en el borde caudal  de la escápula y cuyo tendón confluye hacia la tuberosidad del olécranon. Cranealmente a la  cabeza larga, nos encontramos con otra cabeza de gran importancia, que es la cabeza lateral. Y al levantar esta cabeza lateral, podemos apreciar la existencia de lo que conocemos en el perro con el nombre de cabeza accesoria.   Asimismo, esta cabeza accesoria va cubriendo el trayecto del músculo braquial, que hay que tener muy presente ya que sobre su superficie discurren los ramos tanto  sensitivos como motores del nervio radial. Ramos que podemos ver que quedan muy en superficie. Los ramos cutáneos acompañan al trayecto de la vena cefálica y que son ramos susceptibles de ser rotos  cuando el animal sufre un trauma a este nivel.  Próximo ya a la región de la articulación  del codo, nos encontramos ocupando la fosa   del olécranon un pequeño músculo que estabiliza esta articulación y que es el músculo ancóneo. Si seguimos el estudio topográfico pero ya a  nivel del antebrazo, nos encontramos que por la   cara craneolateral del antebrazo se sitúan  los músculos extensores del carpo y de los dedos.   Vamos a describirlo de craneal a caudal. El músculo más craneal que estamos apreciando en esta preparación es el músculo extensor carpo radial. Todos los músculos extensores o casi todos ellos   parten de lo que sería el epicóndilo lateral  del húmero y estructuras relacionadas como el   ligamento colateral lateral de esa articulación.  Y se dirige mediante tendones a insertarse a la región del carpo o bien a  insertarse en la región de los dedos. El músculo extensor carpo radial es un músculo muy voluminoso que queda situado lateralmente en la región del antebrazo y, como vemos, cubierto parcialmente por  el trayecto de la vena cefálica. A continuación del músculo extensor carpo radial, nos encontramos con este importante músculo extensor que es el músculo extensor digital común. Como su nombre  indica, se trata de un músculo que se tendoniza antes de llegar al campo y que alcanza las  falanges distales de los dedos segundo a quinto.   Caudalmente al músculo extensor digital  común nos encontramos con un músculo más   pequeño que corresponde al extensor digital  lateral. Este músculo extensor digital lateral   alcanzará también las falanges de los dedos  tercero, cuarto y quinto, pero no alcanzará   las falanges distales, sino que se quedará  en las falanges medias. Y ya más caudalmente, nos encontramos con el músculo extensor carpo cubital. Un músculo que, desde el epicóndilo lateral del húmero, alcanza la región más lateral de los huesos carpianos.

Intervienen

Cayetano Sanchez Collado
Francisco Gil Cano
Francisco Martinez Gomariz
Gregorio J. Ramirez Zarzosa
Jose Maria Vazquez Auton
Maria Dolores Ayala Florenciano
Rafael Manuel Latorre Reviriego

Postproductores

Lorena Paula Velasco Rueda

Realizadores

Lorena Paula Velasco Rueda

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Francisco Gil Cano
Octavio Miguel Lopez Albors

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Sistemas Neuromusculares (+información)

Regiones espalda, brazo, antebrazo y mano

Relaccionados