Idioma: Español
Fecha: Subida: 2017-11-14T00:00:00+01:00
Duración: 4m 59s
Lugar: Videotutoriales
Visitas: 8.181 visitas

Cavidad torácica del perro. Lado derecho (II)

Transcripción

Continuamos con el estudio de las vísceras que se encuentran alojadas en el interior de la cavidad torácica.   Para ello, lo primero que vamos  a hacer en esta preparación es extraer el pulmón derecho. El pulmón derecho, que ya vimos en un plano  superficial, consta de un lóbulo craneal, un lóbulo   medio y un lóbulo caudal. Veíamos también que entre  el lóbulo craneal y el lóbulo medio quedaba una   amplia escotadura cardiaca que dejaba expuesto el  corazón. Pues bien, extraemos ese pulmón derecho y al verlo por su cara contraria observamos la disposición del lóbulo accesorio. El lóbulo accesorio del pulmón derecho sabemos que se aloja en el receso del mediastino. En esta preparación también podemos ver como el corazón ha dejado   una importante huella entre el lóbulo craneal y el lóbulo medio. Toda esta huella donde apoya el lado derecho del corazón es lo que se llama la impresión cardíaca. Podemos ver también lo  que es la raíz del pulmón. Para separar el pulmón   del cadáver lo primero que hemos hecho ha sido  seccionar el bronquio principal derecho, uno de los bronquios en que se bifurca la tráquea.  Asimismo, aparecen seccionadas las venas pulmonares. En este caso replecionadas con látex rojo venas que van a desembocar al atrio izquierdo del corazón. Y por otra parte, vemos la sección de la arteria pulmonar. La arteria pulmonar derecha es una rama   del tronco pulmonar que como sabemos emerge  del ventrículo derecho. Si volvemos al cadáver, retirando lo que es toda la pleura parietal, tanto la pleura mediastínica como la pleura que recubría al corazón, la pericárdica, la pleura diafragmática,    nos queda expuesto el interior de la cavidad torácica y podemos apreciar diferentes estructuras. Vamos a centrarnos primero en el órgano central de mediastino que es el corazón.   En este caso, al retirar la pleura pericárdica observamos el pericardio. Este se compone de un pericardio fibroso que es el que estamos viendo en superficie y de un pericardio seroso. Si abrimos  el pericardio, dentro de este pericardio sedoso vamos a encontrar una lámina parietal que es la que está íntimamente adherida a ese pericardio fibrososo   y una lámina visceral que va recubriendo el  corazón y es lo que se conoce también con el nombre del epicardio. Al retirar este pericardio  podemos apreciar algunas partes del corazón. Vemos lo que es la base del corazón, vemos en concreto lo que es el atrio derecho, vemos mayoritariamente la pared del ventrículo derecho y vemos que la zona de atrio y la zona de ventrículos están separadas por un surco   por dónde van discurriendo los vasos cardíacos, los vasos del corazón, que es el surco coronario. Indicar que este pericardio va a terminar unido al diafragma por un ligamento que es el ligamento   pericárdico frénico o frénico pericárdico.  ¿Qué estructuras nos interesan reconocer por este lado derecho? Pues algunas estructuras nerviosas  y algunas estructuras vasculares. Significar que lo que principalmente vamos a ver por el lado derecho de la cavidad torácica  son grandes troncos venosos. Así observamos la conformación  de la vena cava craneal. Esta vena cava craneal   vemos que está recibiendo sangre, por supuesto, de la vena yugular externa, ya la vimos en   el anterior vídeo del cuello. También recibe sangre de un importante tronco venoso costocervical   y también está recogiendo sangre de esta vena procedente del suelo de la cavidad torácica   que es la vena torácica interna. Así mismo, como colector venoso importante, destacar en esta especie el enorme   desarrollo de la vena ácigos derecha. Esa vena ácigos derecha va recogiendo sangre   de las paredes del tórax a partir de las  venas intercostales, tanto las del lado derecho como las del lado izquierdo. Además de esta estructura venosa, conviene significar que la base del corazón está recorrida   por este nervio. Este nervio que  estamos viendo aquí es un nervio que emerge de las raíces del plexo braquial, que penetra por la abertura craneal del tórax, que va discurriendo   por la base del corazón pegado al pericardio,  que discurre por este otro gran tronco venoso   que estamos viendo caudalmente que es la vena cava caudal y termina inervando al diafragma. Se trata del nervio frénico derecho. Conviene significar que este nervio, junto con la vena cava caudal, quedan envueltos por un pliegue pleural que es lo que se conoce con nombre de pliegue de la vena cava. En la preparación también podemos apreciar cómo en la base del corazón han quedado expuestos las venas pulmonares, la arteria pulmonar derecha  y la sección del bronquio principal derecho.

Intervienen

Francisco Gil Cano

Propietarios

UMtv (Universidad de Murcia)

Publicadores

Francisco Gil Cano

Comentarios

Nuevo comentario

Serie: Vídeos de sistemas viscerales de Anatomía Veterinaria (+información)